Perú: indígenas realizan paro indefinido en reclamo de la protección de sus vidas

Pueblos originarios de Atalaya, en Ucayali, iniciaron paro indefinido

El dirigente Guillermo Ñaco Rosas informó que han estado esperando por mucho tiempo que las autoridades nacionales, regionales y locales protejan sus vidas y ya se cansaron de recibir promesas falsas.

Dijo que la población indígena de Atalaya está sufriendo las consecuencias de la grave contaminación de los ríos Ucayali y Urubamba a causa de la extracción de gas y petróleo en el proyecto Camisea, lo que ha ocasionado la desaparición de peces.

“Tenemos más de 70 % de desnutrición crónica en niños y adultos, hay enfermedades contagiosas como Sida que nos está consumiendo. La titulación de los territorios indígenas está inconclusa, las concesiones forestales en nuestras tierras se dan sin consulta, no hay porcentaje de utilidades por la producción de gas, y la extracción de madera en los bosques que hemos protegido como herencia ancestral”, refirió el dirigente indígena quien agregó que uno de sus planteamientos principales es la emisión de una ley que retribuya el 25% de las utilidades para la protección de los pueblos indígenas y la preservación de la naturaleza.

La decisión de ir a un paro indefinido fue tomada en asamblea de comunidades nativas, barrios, caseríos, juntas vecinales y federaciones indígenas. La medida se prolongará hasta que el presidente Martín Vizcarra llegue a la zona junto a los ministros de Agricultura, Transportes y Comunicaciones, Ambiente, y Educación, según dijo Guillermo Ñaco.

El dirigente hizo un llamado a las autoridades competentes para que no esperen que se produzca un derramamiento de sangre como en Bagua, ni que asesinen a líderes nativos por defender sus tierras como ocurrió en Saweto. Tampoco, que rebrote el terrorismo y el narcotráfico. “Verdaderamente estamos en riesgo, en las playas de los ríos hay 25 pistas clandestinas de narcotraficantes y nada hace el Estado”, reclamó.

Guillermo Ñaco indicó que en Lima están solicitando una reunión con el presidente Vizcarra para agotar el diálogo, pero que si no se respetan sus reclamos y planteamientos se verán obligados a radicalizar el paro.

“No se va permitir la circulación de grandes barcazas por los ríos Urubamba y Ucayali. Son algunas medidas preventivas. Atalaya es el epicentro del paro amazónico pero se está coordinando con las doce regiones amazónicas, porque la política extractivista irresponsable no solo está afectando a los nativos sino a la población en general”, afirmó.

La República


VOLVER