Plan de austeridad en Ecuador: Lenín Moreno recorta ministerios y aumenta la gasolina

El Gobierno hace más ajustes y reduce los ministerios a 20

El paquete de medidas económicas anunciadas la noche de este martes 21 de agosto por el presidente Lenín Moreno busca acelerar la reducción del gasto público y disminuir el déficit fiscal.

“He tomado decisiones económicas que apuntan a devolver la prosperidad a la patria. Vamos a dar soluciones a los problemas que hoy nos preocupan a todos”, dijo el Primer Mandatario en cadena nacional.

Las acciones empiezan por eliminar 20 instituciones públicas, entre ministerios, institutos, agencias y empresas públicas. Al inicio del Gobierno existían 40 ministerios, pero se redujeron a 27 y la meta es que queden 20.

Desaparecerán, por ejemplo, el Ministerio de Justicia y la Secretaría Nacional de Comunicación (Secom). Otros se fusionarán, como el Ministerio de Comercio Exterior con el de Industrias, el Servicio de Rentas Internas (SRI) con el Servicio de Aduanas, y más.

Para las empresas públicas, como la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), Tame, Correos del Ecuador, entre otras, el plan es fusionar, delegar y optimizar. Se estima un ahorro anual de $ 350 millones.

En el área social, Moreno anunció que 101.000 familias recibirán el incremento del Bono de Desarrollo Humano ($ 100) o su restitución.

La austeridad al interior del Gobierno también comprende la eliminación del pago de tarifas de celular a funcionarios de altos cargos, venta de 1.000 vehículos y retiro del personal de seguridad para algunos ministros. Por esta vía el ahorro proyectado es de $ 150 millones.

Otros $ 400 millones se calculan al restringir la contratación directa o el uso del régimen especial.

A través de la banca pública se concederán créditos productivos por $ 1.300 millones. A la construcción se destinarán $ 800 millones, al sector agrícola $ 200 millones y $ 140 millones para las parroquias.

Paralelamente se destinarán $ 235 millones a la micro y pequeña empresa, y a la economía popular y solidaria. “La reactivación del sector productivo está y sigue en marcha”, aseguró Moreno.

Junto a él también intervinieron Eduardo Jurado, secretario de la Presidencia, y Richard Martínez, ministro de Economía y Finanzas.

Jurado expuso que el precio de la gasolina súper se actualizará a $ 2,98 por galón y se mejorará su calidad de 90 a 92 octanos. No se topará el diésel y se optimizará su subsidio para el sector empresarial. El ahorro estimado son $ 100 millones.

Para abordar la focalización de subsidios el Gobierno convocará a “una gran mesa de diálogo nacional”.

Martínez explicó la Ley de Fomento Productivo, con la cual se facilitará la concreción de $ 9.500 millones por inversiones provenientes de 114 empresas. Aseguró que se conseguirá el equilibrio fiscal primario hasta 2021 y un déficit fiscal global a menos del 1% del PIB.

El Telégrafo


Inteligencia dejará de depender del presidente

La nueva visión del sistema de inteligencia nacional no se unifica. La Asamblea y el Ejecutivo tienen caminos distintos que siguen sin articularse. En lo único que coinciden es en la anunciada eliminación de la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain).

La Comisión Ocasional de Seguridad Fronteriza de la Asamblea aprobó, en días pasados, el informe para primer debate de la ley de Seguridad del Estado. La discusión se retomará los primeros días de septiembre cuando termine la vacancia legislativa.

Se trata de un documento, contenido en 63 artículos, que pretende hacer una mirada integral a la seguridad y pone énfasis en inteligencia.

¿Cuál es la propuesta? Reemplazar la Senain por la Dirección Nacional de Inteligencia, que estará adscrita al Sistema Nacional de Inteligencia y ya no a la Presidencia de la República.

El asambleísta independiente Fernando Burbano, titular de la Comisión, precisó que a la actual Senain se la transforma en la cabeza del sistema de inteligencia, pero se le quitarán todas las facultades operativas. “Tenía como 300 personas encargadas de hacer operación de campo, competía con inteligencia militar y policial; la volvemos un ente rector de la provisión de la inteligencia estratégica”, dijo.

El plan de la Asamblea, sin embargo, enfrenta algunos problemas. El principal es que no está caminando de la mano con el Ejecutivo. En julio, el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, anunció que la Senain será reemplazada por el Centro de Inteligencia Nacional (CIN) y que se creará la Secretaría del Consejo de Seguridad Pública y del Estado.

La idea de Jarrín era que se apruebe un Código Orgánico de Seguridad que incluiría cuatro leyes: de la Defensa, de Seguridad Pública, de Inteligencia y de la Gestión de Riesgos.

El objetivo de los legisladores, en cambio, es que el sistema de inteligencia esté sujeto al control político, haya una permanente rendición de cuentas de los funcionarios y que los cuerpos de inteligencia no estén a disposición del presidente de la República.

Otro inconveniente es la desunión interna. La mesa legislativa, que se creó para dar una respuesta a la crisis de seguridad en la frontera, ha pasado por varios problemas operativos. Renunciaron la mitad de sus miembros e incluso se cambió de presidente.

Para saber

Ciberseguridad

Ante las nuevas amenazas de ciberataques que se ha desarrollado a nivel mundial se crea el subsistema de ciberseguridad que tendrá como objetivo proteger a una gran número de áreas estratégicas que podrían ser vulnerables como: hidroeléctricas, bancos, entre otros. El reglamento desarrollará su aplicación.

Movilización

Se crea la Dirección Nacional de Movilización, que es la que prepara a todos los niveles de apoyo para las situaciones de emergencia, que estará y está coordinado por la Secretaría Nacional de Seguridad. Están los GAD, las entidades de seguridad ciudadana (policías metropolitanas, ECU 911, Bomberos).

Expreso


Comercializadoras se alistan a vender la gasolina súper con el nuevo precio anunciado por el gobierno

Tras anunciar la noche de ayer algunas medidas de ajuste económico, con las que el gobierno espera lograr un ahorro de unos 1.000 millones de dólares anuales, se espera ahora que las comercializadoras de combustible comiencen a vender la gasolina súper al nuevo precio de $ 2,98 por galón.

Esta es una de las medidas informadas anoche por el régimen, con la cual se elimina el subsidio que tenía este tipo de combustible en la venta al consumidor final.

El anuncio fue realizado mediante una cadena nacional grabada, en la que intervinieron el presidente Lenín Moreno, el secretario general de la presidencia, Eduardo Jurado, y el ministro de Economía, Richard Martínez.

En la cadena, el Gobierno señaló que se actualizará el precio de la gasolina súper y se mejorará su calidad de 90 a 92 octanos. Respecto al diésel, Jurado aclaró que no se topará el diésel del transporte y se optimizará el subsidio al diésel para el sector empresarial para evitar afectaciones.

Para los usuarios que compraban combustible súper en las gasolineras que vendían el galón a $ 1,99, el aumento sería de un 49,75%; y para quienes lo adquirían a $ 2,33 necesitarán ahora un 27,90% más de dinero para poder comprar la misma cantidad de galones de ese tipo de gasolina.

El Universo


VOLVER