Venezuela: entran en vigencia la reconversión monetaria y el aumento salarial

Nuevo salario mínimo a partir del 20A: 1.800 bolívares soberanos

Ejecutivo aumentó salario mínimo legal, pensiones y asignación de bonos del Carnet de la Patria.

Nicolás Maduro decretó este viernes un nuevo aumento salarial por 1800 Bolívares Soberanos o su equivalente en 0.50 petros.

El nuevo sueldo será: 180.000.000 actuales (180 millones de bolívares), es decir, 1.800 (mil 800 bolívares soberanos)

La medida entrará en vigencia junto al proceso de reconversión monetaria el próximo lunes 20 de agosto.

En consonancia con esta medida, el Estado asumirá por 90 días el diferencial de las nóminas de toda la pequeña y mediana industria que hacen vida en Venezuela, y con ello darle un traste a la inflación ya dolarizada, logrando controlar el impacto de la misma.

“He decidido y he orientado asumir por los próximos 90 días el diferencial de la nómina salarial de toda la pequeña y mediana industria del país”, subrayó.

Panorama


Venezuela asume nueva reconversión monetaria después de diez años

En los últimos diez años Venezuela ha experimentado dos procesos de reconversión monetaria. Una fue anunciada en el año 2007 e implementada en el 2008. Diez años después se anuncia y materializa la segunda reconversión que entrará en vigencia el lunes 20 de agosto. En la actualidad existen expectativas e incertidumbre en la población. Estas se han materializado en colas para la compra de productos de la cesta alimentaria ante una expectativa de nuevo incremento en los precios. El fin de semana se observaron colas para dispensar gasolina en los carros, pues si un tema no ha sido suficientemente explicado es el relativo a la gasolina. Hasta el día de ayer sábado las transacciones bancarias, vía electrónica, han funcionado con normalidad, así como los pagos en los puntos de venta.

¿Qué es la reconversión?

El documento Aspectos fundamentales de la reconversión monetaria, publicado en noviembre de 2007, define la reconversión como “una medida de política pública que simplifica la comprensión, uso y manejo del dinero nacional, mediante su expresión en una nueva y menor escala equivalente”. Consiste en eliminar un número específico de ceros al dinero (tres ceros en el año 2007 y cinco en el 2018) y llevar a esa nueva escala monetaria todo aquello que se exprese en moneda nacional. La medida abarca todos los importes: precios de los bienes y servicios que se venden en el país, sueldos y salarios, ahorros, pensiones, deudas, alquileres y demás compromisos de pago, tipo de cambio e impuestos, entre otros. Significa que todos los precios, bonos, tributos, sumas en moneda nacional contenidas en estados financieros u otros documentos contables o en títulos de crédito y, en general, cualquier operación o referencia en bolívares actuales deberá ser convertida a “bolívares soberanos”, dividiendo sus montos entre cien mil (100.000).

De acuerdo con el economista Benjamín Tripier “la reconversión es un proceso normal”, incluso sencillo, cuando un país ya ha transitado por esta experiencia, como es el caso de Venezuela. Para el presidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga, “la eliminación de ceros a la moneda contribuirá con la simplificación de las transacciones, pero no ataca el problema de fondo” que, a su juicio, es la inflación. Agrega que “la inflación es el producto de la monetización del déficit, porque cada vez vas emitiendo dinero con más velocidad, pero no consigues contrapartida en bienes y servicios”.

Causas

Según el documento realizado por el Banco Central de Venezuela, debido a la pérdida de poder de compra de las monedas y billetes actuales, entraron en circulación nuevas especies monetarias de mayor denominación y fueron desapareciendo las de menor denominación, por lo que se experimentaron sucesivos cambios en el cono monetario.

Por ejemplo, en los años setenta el billete de mayor denominación era el de 100 bolívares; en los ochenta, el billete de 500 bolívares; para finales de los noventa ya estaba en circulación el billete de 20.000 bolívares y para el año 2002 entró en circulación el billete de 50.000 bolívares. A medida que la economía fue demandando la introducción de billetes de mayor denominación, se fue complicando la comprensión, uso y manejo del dinero nacional. Por ello, en algún momento había que asumir una reconversión monetaria, se explica en el documento del banco emisor.

Coexistencia de los billetes

El nuevo cono monetario circulará de forma conjunta con los siguientes billetes: el de 100.000 bolívares, 20.000 bolívares, 5.000 bolívares, el de 2.000 bolívares y el de 1.000 bolívares. De acuerdo con una fuente del sector bancario, en promedio, la coexistencia de las dos monedas dura entre un año y año y medio. En todo caso, es el BCV el ente encargado de anunciar la desmonetización total de los billetes anteriores.

Sector transporte

Fernando Mora, Directivo de la Cámara Venezolana del Transporte Extraurbano, asegura que el sector no tiene claridad en torno a cómo van a cobrar el pasaje en las rutas urbanas, pues la moneda de menor valor en el nuevo cono monetario es de 50 céntimos, lo cual equivale a 50 mil bolívares. De manera tal que, dice, el nuevo cono monetario podría generar un incremento del precio del pasaje automáticamente.

¿Cómo pagar el martes?

Antes de cancelar con un nuevo billete del cono monetario se recomienda observarlo detenidamente y establecer su valor; es decir, qué y cuántos productos puede comprar. Por ejemplo, actualmente con un salario mínimo integral de Bs 5.196.000 bolívares se puede comprar un kilo de carne de segunda. Ese monto, luego de la reconversión, se representará así:51,96 bolívares soberanos. Con este monto se debe comprar el mismo kilo de carne de segunda. Para entender las equivalencias entre los viejos y los nuevos billetes, tenemos los siguientes ejemplos: El nuevo billete de 2 bolívares equivaldrá a 200 billetes de 1000 de los actuales, también equivaldrá a 20 billetes de 10.000 de los actuales o a dos billetes de 100.000 de los actuales. El nuevo billete de 200 equivaldrá a 20 millones de bolívares, lo que será igual a 200 billetes de 100.000 bolívares. El nuevo billete de 500 equivaldrá a 50 millones de bolívares; es decir, 500 billetes de 100.000 bolívares. En suma, este proceso no altera poder de compra.

Para el sector comercial, especialmente los pequeños y medianos comerciantes, la reconversión no traerá mayores modificaciones, en tanto la generalidad de los inventarios se manejan de forma manual, tal como lo explica María Carolina Uzcátegui, presidenta de Consecomercio, quien asegura que el martes abrirán sus puertas a pesar de que este proceso es “engorroso: debido a que se debe dividir toda cifra entre cinco ceros”. Y, agrega, después del primer número contamos las cifras cada tres números

Banca preparada

“El sistema bancario nacional está preparado para garantizar las operaciones financieras de los venezolanos en el marco de la reconversión”, tal como lo asegura una fuente del sector, quien agrega que el avance en las pruebas realizadas para garantizar las operaciones es alto. “Las compañías que llevan los puntos de venta, tales como Consorcio Credicard, están al día con el trabajo que deben realizar en el marco del proceso de reconversión monetaria. “El martes todos los bancos estarán listos para realizar sus actividades rutinarias”, afirma la fuente. “Los servidores son los mismos, solo se hicieron algunas adaptaciones”, precisa.

Juan Carlos Escotet, presidente de Banesco, aseguró disponer del efectivo necesario para dar respuesta a las necesidades de la población.

El Universal


Rodríguez: Nuevas medidas económicas se realizarán sin la emisión de dinero inorgánico

El vicepresidente de Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez, afirmó este sábado que habrá un cambio único fluctuante basado en las subastas del Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom) para la adquisición de divisas.

Durante una rueda de prensa en el Palacio de Miraflores, Rodríguez informó, además, que un total de 300 franquicias de casas de cambio se habilitarán en hoteles, aeropuertos y centros comerciales del país.

En tal sentido, respaldó las nuevas medidas económicas anunciadas este viernes por el jefe de Estado, Nicolás Maduro, basadas en un aumento salarial de 1.800 bolívares soberanos (el equivalente a 0,50 petros), un aumento del Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 12% al 16%, y la meta de un “déficit fiscal cero”.

En ese sentido, aseguró que las piezas del nuevo cono monetario (el Bolívar Soberano) ya se encuentran en el Banco Central de Venezuela (BCV) y aseveró que el programa de “recuperación económica”, anunciado ayer por el Ejecutivo, se realizará sin la emisión de dinero inorgánico.

En relación con el censo del transporte planteado por Maduro donde se hará un subsidio al precio de la gasolina solamente a las personas que dispongan del carnet de la patria, Rodriguez sostuvo que “el pueblo de Venezuela va a seguir pagando la gasolina más barata del mundo, pero subsidiada de manera directa. Extendimos el censo del trasporte hasta el 30 de agosto para saber cómo se va a distribuir ese subsidio”.

Los alimentos y medicinas quedarán exonerados del IVA

Rodríguez informó, por otra parte, que los bienes de consumos masivo como alimentos y medicinas quedarán exonerados del Impuesto al Valor Agregado (IVA), esto como parte de un conjunto de leyes que forman parte del nuevo sistema tributario y fiscal que será presentado a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), reseñó AVN.

“Se exoneran todos los bienes de consumos masivo y de necesidad para la población, tales como alimentos, medicamentos y bienes para la agroindustria. Dichos productos serán publicados en Gaceta Oficial”, apuntó.

El Universal


La oposición convocó paro nacional tras medidas económicas de Maduro

Voceros de los partidos opositores Primero Justicia (PJ), Voluntad Popular (VP) y la Causa R convocaron un paro nacional para el martes 21 de agosto, en contra del presidente, Nicolás Maduro, que ayer anunció un conjunto de medidas económicas.

Voceros de Voluntad Popular (VP) indicaron que la solución a la salida del régimen venezolano se lograría activando la protesta y huelga ciudadana.

Mediante un comunicado emitido por VP, los dirigentes rechazaron los anuncios económicos realizados este viernes por el mandatario nacional.

“El día de ayer será recordado en nuestra historia como el día más negro que jamás hayamos tenido los venezolanos, pues la dictadura, en su afán infinito de destrucción y de saqueo, luego de haberse robado centenas de miles de millones de dólares, anunció su disposición criminal de pasar a saquearle directamente los bolsillos a un pueblo que ya de por sí hoy está viviendo en una aguda pobreza y bajo las calamidades de la falta de servicios básicos como agua y luz eléctrica”, se lee en el comunicado.

Desde PJ, partido del expresidente del Parlamento Julio Borges y del ex candidato presidencial Henrique Capriles, se ha asegurado hoy que el incremento de salario anunciado, el más alto y abrupto que se ha hecho en los últimos 20 años, significa el aumento del “desempleo” y la disminución del poder adquisitivo.

La dirigencia opositora asegura que el modelo político y económico implementado por el gobierno generó el deterioro de los servicios básicos, las entidades bancarias y de las empresas petroleras.

Rechazaron que el gobierno aumente las medidas de control a los ciudadanos. Indicaron  que el nuevo ajuste salarial causará “más sufrimiento y pobreza”.

“Miles de empresas cerrarán dejando sin empleo a millones de trabajadores y el resto de la población sufrirá de un aumento insoportable de la inflación. Además, también resalta el repulsivo hecho de que Maduro decidió exonerar a las empresas trasnacionales del petróleo de los impuestos que históricamente deben pagar por explotar nuestros bienes naturales, mientras que al pueblo venezolano le subió el pago de impuestos que no se traducen en bienestar social, sino que lujos de la élite gobernante”.

 


El Nacional