Vicepresidenta uruguaya sobre Argentina: “Es notorio el avance de la pobreza”

Legisladores del Frente Amplio apuntaron al gobierno de Mauricio Macri y “la receta de la derecha” para seguir quitándole derechos a los ciudadanos en un país “que se derrumba”. “Es notorio el avance de la pobreza” dijo la vicepresidenta, Lucía Topolansky; mientras que el senador Carrera apuntó contra Lacalle Pou en silencio “ahora cuando se derrumba el modelo económico argentino”.

Y quieren lo mismo

La situación cambiaria en Argentina y la crisis que está atravesando aquel país bajo el mandato de Mauricio Macri, quien supo ser festejado por la oposición uruguaya que hoy calla, generó preocupación en legisladores del Frente Amplio que opinaron al respecto.

La vicepresidenta de la República y líder del MPP, Lucía Topolansky dijo estar “preocupada por la estabilidad argentina”, “nosotros (Argentina y Uruguay) estamos hermanados y me preocupa” la situación. “La gente que ha ido a Argentina dice que es notorio el avance de la pobreza y otras situaciones no deseadas”, por lo cual hay que estar atentos, dijo.

Del mismo sector, los diputados Daniel Caggiani y Nicolás Viera también se expresaron al respecto. “Ajuste Fiscal, Baja de los salarios, flexibilización de las jubilaciones, militarización de la seguridad, inflación, desfinanciamiento de la Educación Pública, devaluación, recesión: La receta de la Derecha gobernando”, indicó el primero; mientras que Viera apuntó contra los medios de la vecina orilla indicando que el “dólar a $40 e intereses al 60% no lo tapa ningún circo que inventen”.

Por su parte, el diputado del Partido Comunista, Gerardo Núñez enfatizó en que “Argentina se cae a pedazos, el dólar a 41$, lástima el pueblo argentino que pagará este desastre de Macri. Menos mal que venía a poner en orden la casa. Y todavía acá hay algunos que quieren aplicar el modelo Macri en Uruguay”, reflexionó, recordando a los líderes de la derecha uruguaya que festejaron la llegada del ingeniero al poder.

“En estos momentos en la Argentina el dólar cotiza a 41.00 pesos y para contrarrestar esta tendencia se ha elevado la Tasa de Interés a el 60%. La falta de credibilidad en las medidas que ha adoptado el Gobierno determinan la compra masiva de dólares y la fuga de capitales”, dijo por su parte el diputado socialista, Roberto Chiazzaro.

La oposición en silencio

Quien cargó contra la oposición ante su silencio en medio de una crisis en Argentina, fue el senador del MPP, Charles Carrera. En una editorial, el legislador arremetió contra “Lacalle Pou, y el arte de hacer política desde los trascendidos de prensa”.

“Considero verdaderamente lamentable lo que está sucediendo en la Argentina, en realidad duele profundamente ya que es un país hermano, que está sufriendo una de sus peores crisis económicas del Siglo XXI. Ya van dos, la crisis del 2001, que desencadenó la renuncia del ex presidente De La Rúa y la de este año, que tiene a mal traer la gestión de su gobierno”, señaló.

Además apuntó a que en estos días, “el medio de la turbulencia de información proveniente de la vecina orilla, surgieron unos trascendidos de prensa, donde se informaba que Uruguay habría sido destino de supuestos dineros mal habidos provenientes de la Argentina. Ante esto, el senador Lacalle Pou, ansioso y con la verborragia que lo caracteriza, decidió opinar al respecto.

En este mundo de las comunicaciones, donde todo tipo de información circula como reguero de pólvora y donde la calidad de la misma resulta bastante relativa, se debe tener especial cuidado a la hora de repetir trascendidos. Más aún cuando las pruebas no están del todo claras, resultan apenas comentarios surgidos de procesos en curso y que, ni siquiera, provienen de nuestro país”.

“En política, para hablar, hay que hacerlo con fundamentos. Y si algo se ha demostrado en los últimos tiempos, ha sido la vinculación de ciertos dirigentes pertenecientes a partidos de la oposición con causas judiciales de extrema gravedad. Mencionemos algunos: el edil blanco Rodrigo Blas recibió una multa millonaria de la DGI por evasión de impuestos; el dirigente colorado Betingo Sanguinetti, procesado por delito de lavado de activos; el dirigente colorado Francisco Sanabria, procesado por fraude y nuevamente procesado por delito de lavado de activos; el Dr. Pablo Correa, dirigente del Partido Nacional, investigado por sus vínculos con la empresa brasileña Odebretch. La lista puede seguir”, recordó.

Yendo más allá y apuntando al silencio de la derecha, Carrera comentó que en la oposición “celebraron calurosamente la llegada de Cambiemos, con Macri, en Argentina, y la caída de Dilma con el golpe de Temer, en Brasil; pero, increíblemente, callan ahora cuando se derrumba el modelo económico argentino y la desconfianza campea en las tablas de cotización del dólar de la vecina orilla”. “La situación argentina no invita a celebrar ni mucho menos, pero si algo debemos agradecer es que consiguió que por un momento se llamara a silencio el Senador y parte de la oposición”, finalizó.

El peso argentino, por primera vez vale menos que el uruguayo

La sostenida devaluación que sufre el peso argentino produjo un hecho inédito en la vecina orilla: “por primera vez, desde su creación, el peso argentino vale menos que el peso uruguayo, en términos nominales”, observó el economista argentino Juan Ignacio Fernández, de la consultora Oikos Buenos Aires, según recogió el diario argentino La Nación.

“Puede considerarse un hecho anecdótico pero creo que dice mucho”, sostuvo. “A principios de 2003, $ 1 equivalía a $ 8 uruguayos y hoy con $ 1 se compraban $ 0,95 uruguayos. Es decir, nuestra moneda perdió màs de 8 veces su valor a la de los vecinos en poco más de 15 años”, explicó al diario. Fernández aclaró que lo que le pasó al peso argentino contra el uruguayo ya le había pasado antes contra el peso mexicano, cuando el dólar pasó la barrera de los $ 20.

La explicación para tal pérdida de valor frente a monedas similares radica en una política monetaria que ha sido muy expandiva en la última década y media. “La base monetaria argentina se multiplicó por 41 desde 2003, mientras el mismo agregado monetario uruguayo lo hizo por 7. Por este motivo, no es casual que, 15 años después, nuestro peso valga menos”, aclaró Fernández.

La República