Argentina: miles de personas se manifestaron contra el gobierno de Mauricio Macri

Masiva movilización a Plaza de Mayo

Durante el acto de cierre de la primera jornada de protesta organizada por las dos CTA, Camioneros y otros gremios adheridos a la CGT, que mañana concretará el cuarto paro general contra las políticas económicas sociales de la alianza gobernante, Yasky sostuvo que “como lo hicimos después del golpe del 55, como lo volvimos a hacer después de la dictadura genocida o después del neoliberalismo de los ´90, siempre el pueblo ha vuelto para construir la esperanza para que nuestros hijos empiecen a ver que pueden cambiar para bien”.

El dirigente gremial, uno de los principales oradores de la jornada, cuestionó además el viaje oficial del presidente Mauricio Macri a Estados Unidos al señalar que el mandatario nacional “debe tener las rodillas entumecidas” por arrodillarse ante quienes “ven a la Argentina, a Brasil y a la región como el patio trasero” del mundo. Además, el sindicalista destacó la coordinación de las medidas de fuerza con la CGT y adelantó que “no va a ser la última vez” que ocurra, ya que -remarcó- “hay que construir un plan de lucha para declarar la emergencia social, educativa y laboral”.

Su compañero de la CTA autónoma, Pablo Micheli, por su parte, sostuvo que “con un paro no alcanza” y que el movimiento obrero deberá “hacer mil paros y marchas (…) para que se caiga este modelo económico o que estos tipos dejen el Gobierno”. “Vamos a tener que hacer una y mil marchas y paros. Porque un paro no va a alcanzar. O se cae este modelo económico o estos tipos dejan el Gobierno para que gobiernen quienes quieren que le vaya mejor a la Argentina”, señaló Micheli desde el palco levantado en Plaza de Mayo.

El dirigente de una parte de los trabajadores del Estado dijo, además, que “no es cierto que la única alternativa que tenemos como pueblo es aceptar esta vergüenza y deshonra que tenemos como Gobierno y al FMI”, y sostuvo que “hay que convencer a nuestro pueblo de que hay otro camino”. “Hay que abrir las paritarias, lograr un aumento de emergencia para trabajadores, recuperar la industria nacional y parar los despidos… Nuestro futuro no está en la especulación y en la timba: ése es el futuro de los vagos que nos gobiernan”, apuntó.

Luego de varias horas de tensión, las fuerzas de seguridad permitieron el paso de los manifestantes retenidos en el Puente Pueyrredón, que confluiyeron en Plaza de Mayo junto con el resto de las organizaciones políticas y sociales que repudian el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y las políticas económicas y sociales de la alianza gobernante.

Pasadas las 13,10, finalmente, comenzó el paso de los manifestantes a la vía que une la zona sur del Gran Buenos Aires con la Capital Federal. “Vamos a esperar que (la ministra de Seguridad) Patricia Bullrich deje de cortar al puente”, había chicaneado una hora antes el líder del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, tras los incidentes de la mañana entre manifestantes y efectivos de Prefectura Naval, que lanzaron gas pimienta.

Inicialmente, los manifestantes habían anunciado la realización de un acto en el Puente Pueyrredón, aunque luego de horas de negociación señalaron que lo único que se proponían era atravesar la vía de acceso a la capital para participar del acto en Plaza de Mayo.

“La columna de los movimientos sociales solo quieren cruzar el Puente Pueyrredón para llegar a Plaza de Mayo, no pretende realizar ningún piquete. Solo pedimos que la gente pueda cruzar para ejercer su derecho a la protesta”, había señalado el dirigente Juan Grabois a través de redes sociales.

La protesta se desarrolla en el marco del paro por 36 horas lanzado por las dos CTA y del que también participan movimientos sociales.

Del acto convocado en Plaza de Mayo participan además los gremios combativos de la CGT, vinculados al camionero Hugo Moyano, cuyo sector mañana también participará del paro convocado por la CGT.

Las organizaciones sociales, sindicales y políticas dieron inicio a la jornada de protesta convocada por las CTA, Camioneros y otros gremios de la CGT, que contempla un paro de 36 horas, marchas y actos en diferentes puntos de la Ciudad y el gran Buenos Aires. La movilización de hoy continuará mañana con el paro convocado por la CGT, el cuarto paro general durante la gestión del presidente Mauricio Macri.

El primer escenario de la jornada fue el puente Pueyrredón. Allí, a partir de las 9, arrancó la concentración de Barrios de Pie y la CTEP, el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) y la Corriente Clasista Combativa (CCC), que fue acompañada por ATE Nación y gremios de la CTA Autónoma.

Página 12


Todos los servicios públicos que se verán afectados por el paro general

Por el paro de 36 horas de las dos CTA y el general de 24 horas convocado por la CGT, desde la noche del lunes dejarán de funcionar los medios de transporte, no habrá recolección de residuos y no se dictarán clases en todos los niveles educativos. Es la cuarta medida de fuerza general contra las políticas del gobierno de Mauricio Macri.

A partir de las 20 del lunes y durante todo el martes, no funcionarán los subtes y el Premetro en territorio porteño. A esta medida se sumará el paro de colectivos y trenes a partir de mañana y por 24 horas. El servicio ferroviario, además, podría presentar algunas cancelaciones y demoras en las dos últimas horas de este lunes.

En el caso de los vuelos, la empresa Aerolíneas Argentinas confirmó el adelantamiento de las partidas programadas entre las 20 y la medianoche a fin de evitar la medida de fuerza de este martes, a la que ya se plegaron los gremios aeronáuticos.

El paro general también contará con la paralización de la recolección de residuos, por lo que el Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad pidió no sacar residuos para no acumular basura en las calles.

Además de los servicios públicos, los docentes nucleados en CTERA decretaron un paro de 48 horas en todo el país, que inició este lunes, contra las medidas de ajuste, desfinanciamiento y por la convocatoria a la paritaria nacional. En tanto, los universitarios se plegaron a la medida de fuerza de 36 horas.

Los Hospitales prestarán guardias mínimas, no habrá atención al público en Bancos ni reposición de dinero en los cajeros y los taxis funcionarán de forma limitada porque el sindicato adhirió a la medida de fuerza.

Además de la paralización de servicios, habrá seis cortes de calle programados. Cinco comenzarán a las 7 de la mañana en el Obelisco, Puente Pueyrredón, Acceso Oeste a la altura del Hospital Posadas, Panamericana a la altura de la bajada H. Ford y Panamericana y 197. El último será a las 9 de la mañana en Ruta 3-Kilómetro 27, en La Matanza.

El paro general no contará con una movilización, sino que el objetivo será mostrar un país paralizado, con calles vacías.

El Destape


VOLVER