Argentina: movilizaciones y paro de 36 horas contra las políticas de ajuste

Arranca el paro de la CTA y sigue la CGT

Contra el Fondo Monetario Internacional (FMI) y las políticas de ajuste y exclusión del gobierno nacional las CTA, el sindicato de Camioneros junto a otros gremios de la CGT y las organizaciones sociales comienzan hoy una jornada de paro que confluirá mañana con la central peronista. A partir de las 12 dará comienzo la huelga con un acto en el Puente Pueyrredón que estará encabezado por Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), además de la CTA Perón. Luego las organizaciones sociales se sumarán a la movilización que finalizará con un acto central en la Plaza de Mayo.

“Hay dos millones de personas que no llegan al final del día. Ya no estamos hablando de llegar a fin de mes, estamos hablando del día”, señaló ayer el secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, exponiendo una de las razones por las que se convocó al paro. Las políticas económicas del presidente Mauricio Macri y sus ministros logró reunir en una sola jornada a todas las centrales sindicales el mismo día. “En ningún país del mundo se sale de una crisis económica sin generación de empleo. No se sale nunca con la timba financiera”, apuntó el dirigente sindical y diputado nacional por Unidad Ciudadana y agregó que “esto no le interesa al FMI. Ellos solo ven números”.

Enfocado en el rechazo al acuerdo firmado con el FMI y las políticas de ajuste que generan desempleo, las organizaciones sociales junto a una fracción de la CTA Autónoma cortarán el ingreso a la ciudad de Buenos Aires desde Avellaneda a partir de las 10. Al mediodía también participará de un acto en el Puente Pueyrredón la CTA Perón que encabeza Ricardo Peidró y se referencia en el dirigente de ATE Nacional, Hugo “Cachorro” Godoy. Allí la CCC, la CTEP, Barrios de Pie, el Frente Darío Santillán, la Corriente de Trabajadores Desocupados Aníbal Verón, entre otros, también estarán presentes. Más temprano a partir de las 6, el Movimiento de Agrupaciones Clasistas del Frente de Izquierda y de los Trabajadores también se sumarán al reclamo, aunque lo harán de manera diferenciada.

Los maestros pararán durante 48 horas hoy y mañana por lo que no habrá clases y los trabajadores del subterráneo iniciarán el paro a partir de las 20. La huelga de las CTA confluirá mañana con la que convocó la CGT y así, a pesar de las divisiones que reinan en el mundo sindical, todas las centrales sindicales se unirán en el reclamo contra las políticas macristas, confirmando el camino que les marcó la agenda de Cambiemos y que ya cuenta con el antecedente del paro anterior del 25 de junio en el que también coincidieron.

“El mensaje al gobierno es que escuche la voz del pueblo, el martes va a ser un paro contundente para que el gobierno cambie la política económica. En los discursos dicen que vamos bien y la prueba que no es así está a la vista de todo el mundo”, señaló Carlos Acuña, uno de los tres secretarios generales que tiene la CGT. Enfocado en el paro de mañana, el dirigente de los trabajadores estacioneros y de garages apuntó que “lo único que le escucho decir al Presidente es que él quiere calmar a los sectores financieros. ¿Quién le calma el hambre a la gente? ¿Quién calma la falta de trabajo, las tarifas? ¿Quién calma todos esos problemas? Lo único que calma esos problemas es el trabajo. La posibilidad de tener un salario digno permite vivir con la familia como corresponde”, aseguró el gremialista y agregó que la medida “va a ser contundente porque va a tener un cien por ciento de adhesión en todo el país” y advirtió que el Ejecutivo “es responsable de dar respuesta y de lo que pueda suceder en la calle”.

Página 12


Mauricio Macri se prepara para reunirse con Christine Lagarde en la ONU

Antes de su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas, Mauricio Macri se encontrará con Christine Lagarde para repasar el Memorando de Entendimiento que Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) han negociado en las últimas tres semanas. El Memorando implica un fuerte ajuste para la economía nacional y a cambio el FMI concederá una formidable línea de crédito que permitirá enfrentar todos los vencimientos de bonos hasta el 2021 y mantener la cotización del dólar en una banda que oscilara entre los 32 y 40 pesos.

Nicolás Dujovne anunciará el nuevo acuerdo con el Fondo a su regreso de New York, adonde llegó para acompañar a Macri en sus reuniones con inversores y banqueros de Wall Street, quienes aún dudan sobre la eficacia del programa económico del gobierno. “De esta gira esperamos lo mejor”, opinó el Presidente ante una consulta de Infobae.

Si no hay cambios en el horario, a las 15.30 (hora de New York) Macri y Lagarde se encontrarán en una oficina del histórico edificio de la ONU. El Presidente agradecerá la disposición política de la directora gerente del FMI para acelerar la firma del Memo de Entendimiento y comentará sobre la agenda política que debería ejecutarse para cumplir con lo acordado a través del presupuesto nacional 2019. Lagarde es una pieza clave del nuevo Memo con el Fondo: coordina un apoyo global a la gestión de Macri que se inicia en Washington y se extiende a Beijing, Berlín, Moscú, Tokio, Londres y a todos los países del Mercosur y la Unión Europea.

El monto total del crédito del FMI oscilará entre los 70.000 y 75.000 millones de dólares, si se suman los 15.000 millones de dólares ya devengados en cumplimiento del memorando anterior. Es la primera vez en la historia del Fondo que se amplía la línea de crédito a un país emergente que no cumplió un acuerdo. Este hecho inédito demuestra el respaldo político que Macri tiene alrededor del planeta.

El acuerdo anterior tenia dos fallas de origen: dejaba sin partidas de respaldo a los vencimientos programados en 2020 y 2021 y no permitía al Banco Central disponer de los dólares necesarios para bloquear una corrida de la divisa americana gatillada por los mercados. Estas fallas profundizaron la crisis y terminaron con la presidencia de Federico Sturzenegger en el Banco Central.

Luis Caputo tomó nota de las fallas estructurales del Memo I e inició una negociación florentina con Lagarde. El presidente del Banco Central conoce todos los secretos de los mercados financieros y logró que la directora gerente del FMI aceptará su metodología para contener el dólar, pagar los próximos vencimientos y no renunciar en el intento. Lagarde responde a la estrategia geopolítica de Donald Trump, y Trump quiere que Macri logre su reelección.

Respecto al tipo de cambio, Caputo pretende una banda de cotización entre 32 y 40 pesos por dólar. Esta es la banda ideal que propone el Presidente del Banco Central, que a su vez reclama entre 4.000 y 6.000 millones de dólares para mantener una flotación sucia entre la cotización mínima y máxima (32 y 40 pesos). Puede ocurrir que se suba la banda mínima (32 pesos por dólar), pero se trata de un detalle financiero que se terminará de resolver en las próximas horas.

De todas maneras, y al margen del valor exacto que tendrá el dólar en las dos bandas, lo más importante es que el FMI aceptó que el Banco Central disponga de la suficiente cantidad de dólares para contener movimientos de mercado que puedan erosionar el valor del peso. Esa cantidad ronda entre los 4.000 y 6000 millones de dólares.

Cuando se firmó el Memo I, los banqueros e inversores replicaron que Argentina no podía utilizar todo el crédito del Fondo para los ejercicios 2018 y 2019. El comentario era obvio: sin las partidas del FMI para 2020 y 2021, quién aseguraba que Argentina no podía caer default. Desde esa perspectiva, era atrasar la eventual pesadilla del default para dos años más tarde.

Esta falla del Memo I del FMI también fue enmendada con una negociación que emprendió Caputo con Lagarde. El Presidente del Banco Central propuso que se extendiera el crédito del Fondo hasta los ejercicios 2020 y 2021, y Lagarde compartió su punto de vista. Entonces, el futuro crédito del Fondo se extenderá hasta el 2021, lo que determina una lógica ampliación de su monto total.

Ese monto total será entre 70.000 y 75.000 millones de dólares, incluidos los 15.000 millones de dólares que ya fueron desembolsados en cumplimiento del Memo I del FMI. Si ese número finalmente se consolida, se usará para garantizar el pago de todos los vencimientos de bonos entre 2019 y 2021, y para evitar que una corrida sobre el dólar rompa las bandas previstas por Caputo para evitar una abrupta depreciación del peso argentino.

El anuncio del nuevo acuerdo con el FMI es un secreto de Estado que se revelaría antes del fin de semana. “Será pronto”, aseguró Dujovne a Infobae en New York. El ministro de Hacienda estará a cargo del anuncio y es probable que sea entre miércoles y viernes. Depende de la burocracia del FMI, que jamás redactó dos memos de entendimiento para un mismo país, en menos de cuatro meses. Hay que entenderlos. Están exhaustos.

Infobae


VOLVER