Cuba: Díaz-Canel se reunió con congresistas de EEUU y ratificó su voluntad de promover las relaciones

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, sostuvo en la tarde de este lunes, en la sede de la Misión de Cuba ante las Naciones Unidas, un encuentro con miembros del Congreso de los Estados Unidos.

En presencia de senadores y representantes demócratas y republicanos, el Jefe de Estado ratificó la voluntad de la Isla de promover el avance de las relaciones bilaterales con Estados Unidos, y de aprovechar las potencialidades de la cooperación entre ambos países sobre la base de la igualdad y el respeto mutuo.

El mandatario afirmó que el retroceso experimentado en las relaciones en tiempos recientes, y en particular el bloqueo económico, perjudican los intereses de ambos pueblos y extienden los obstáculos para el desarrollo económico al que tiene derecho la nación cubana.

Igualmente agradeció a los presentes sus esfuerzos para facilitar un clima de acercamiento; y los invitó a continuar trabajando a favor de ese proceso.

Díaz-Canel hizo referencia a las prioridades políticas en Cuba, en especial al proceso de reforma constitucional que se lleva a cabo con la amplia participación de la población, y con miras a actualizar al país en lo político y en lo jurídico.

Al finalizar el encuentro, congresistas comentaron a periodistas cubanos acreditados para dar cobertura a la visita del Presidente de la Isla, el interés por estrechar los vínculos comerciales entre ambos países, especialmente en el ámbito de la agricultura.

Manifestaron oponerse a las restricciones de viajes que el gobierno estadounidense aplica contra la Isla, pues, como ellos también dijeron, Cuba es un país muy seguro.

De igual modo fueron enfáticos al criticar el bloqueo comercial y financiero que el gobierno estadounidense ejerce contra la nación caribeña.

Granma


Legisladores de EEUU desean más nexos con Cuba y fin del bloqueo

Legisladores estadounidenses que dialogaron con el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, expresaron la necesidad de que se levante el bloqueo impuesto por Washington a la isla y la importancia de ampliar la cooperación entre ambos países.

Deseo que Estados Unidos tenga relaciones completas con Cuba, no hay razón para tener un bloqueo que sabemos que falló, aseguró la congresista demócrata Karen Bass, una de las participantes en la cita celebrada en la Misión Permanente de Cuba ante la ONU.
Creemos que tiene que haber un amplio intercambio, ya sea en medicina o en otras áreas, añadió la legisladora por California, quien también se pronunció en contra de las restricciones de viajes que impiden a los norteamericanos visitar Cuba como turistas.

‘Es mi derecho como ciudadana estadounidense ir al lugar de mi elección’, manifestó Bass en declaraciones a Prensa Latina y otros medios.

Al mismo tiempo, se refirió a la situación existente en la embajada norteamericana en La Habana, donde está suspendida la emisión de visas luego de que el Departamento de Estado retiró hace casi un año a la mayoría de su personal con el argumento de incidentes de salud reportados por diplomáticos.

Es una tragedia que los cubanos tengan que ir a un tercer país para poder venir a Estados Unidos, es una carga y un gasto increíble, y es inconsistente con la dirección que me gustaría ver tomar a nuestras dos naciones hacia la completa normalización, consideró.

Por su parte, el senador Ron Wyden afirmó que como principal demócrata del Comité de Finanzas de la Cámara Alta del Congreso estuvo muy complacido con el optimismo que hubo en la reunión de este lunes acerca de vías para cambiar las restricciones actuales de comercio y promover actividades mutuamente beneficiosas.

De acuerdo con el legislador por Oregón, en el encuentro también hablaron sobre áreas en las que hay interés común, como la energía renovable, que es muy importante para su estado por la presencia de muchas compañías relacionadas con ese sector.

A decir del senador, esta cita envió un mensaje constructivo, particularmente en términos de oportunidades económicas.

Para el republicano Roger Marshall, en tanto, se trató de una gran reunión con el presidente cubano, y como representante del primer distrito de Kansas, de amplia importancia agrícola, se pronunció a favor de oportunidades para mejorar el comercio y el intercambio agrícola.

Estamos trabajando muy duro en nuestra Ley Agrícola, ahora mismo está en proceso de conferencia entre la Cámara (de Representantes) y el Senado, apuntó acerca de la normativa que incluye una disposición destinada a emplear programas de promoción para aumentar el acceso al mercado cubano.

Nos gustaría también trabajar en el proceso de financiamiento, agregó Marshall, cuando las reglas norteamericanas obligan a que las ventas de productos agrícolas al país vecino cumplan con el requisito de que se pague por adelantado y en efectivo.

Acerca de la oposición de algunos miembros del Congreso al acercamiento con la isla, refirió que son una minoría de personas con mucho poder, pero que están tratando de superar eso.

Según el congresista, a la inmensa mayoría de los estadounidenses les gustaría avanzar y dejar atrás el bloqueo, una política de más de 55 años.

Un criterio similar expresó el congresista demócrata Gregory Meeks (Nueva York), quien remarcó que el bloqueo ‘no tiene sentido, es una política fallida’.

‘Espero que el sentido común comience a prevalecer y tengamos relaciones normales con Cuba como tenemos con otros países, eso no significa que tengamos que estar cien por ciento de acuerdo, hay muchos países con los que no concordamos en todo, y lo mismo debería suceder con Cuba’, añadió.

También señaló que a muchos estadounidenses les gustaría visitar e ir de vacaciones al territorio vecino. ‘Una prohibición de viajes no tiene sentido, Cuba no es una amenaza para Estados Unidos, solo está a 90 millas y nos ayudará a los dos tener mejores relaciones y que las restricciones de viaje no existan’.

A mis agricultores les encantaría tener un intercambio agrícola con el pueblo cubano en términos de maíz y otros productos que cultivamos, dijo, a su vez, la congresista demócrata por Nueva York Robin Kelly.

La legisladora, al resaltar que ha estado en la isla y que ambos países tienen intereses en común, resaltó que pueden aprender mucho uno del otro.

En ese sentido, se refirió a áreas como la salud, y resaltó los resultados de la mayor de la Antillas en el enfrentamiento a enfermedades como la diabetes y la reducción de amputaciones por esa causa. ‘Podemos compartir los conocimientos y beneficiará a los dos países’, opinó.

Bohemia


VOLVER