El gobierno de Venezuela denunciará a Almagro en la ONU por promover una intervención militar

Venezuela denunciará Luis Almagro en la ONU por promover intervención militar en el país

La vicepresidenta ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez, informo que denunciará ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y otros organismos internacionales, al secretario general de Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro por promover intervención militar contra el país.

Así lo anunció, Rodríguez, a través de su cuenta en la red social Twitter “Venezuela denunciará ante la ONU y otras instancias internacionales a Almagro quien de forma vulgar y grotesca ostenta la Secretaría General OEA por promover la intervención militar en nuestra Patria y atentar contra La Paz de América Latina y el Caribe!”, publicó.

A su vez la vicepresidenta aseveró que Almagro, “pretende revivir los peores expedientes de intervención militar imperialistas en nuestra Región”, dijo al tiempo que aseguró que la estabilidad de la estabilidad de Latinoamérica “está seriamente amenazada por la demencial actuación de quien usurpa de forma desviada y abusiva la secretaría general de la OEA”.

Cabe destacar que Almagro visitó la población de Cùcuta, Colombia, el pasado viernes, desde donde indicó que en “cuanto a intervención militar para derrocar el régimen de Nicolás Maduro, creo que no debemos descartar ninguna opción”.

Noticias24


Almagro dice que sus palabras fueron malinterpretadas

Luis Almagro, Secretario General de la Organización de Estados Americanos –OEA- dijo mediante un video dado a conocer en su cuenta de Twitter que sus palabras fueron malinterpretadas y que “no es cierto” que tenga una posición “favorable a una intervención armada en Venezuela, como se difundió en los medios de comunicación.

“Dije que debemos agotar el camino a las acciones diplomáticas y que debemos dejar todas las opciones abiertas, las interpretaciones fueron que hablábamos de intervenciones militares, no es cierto, sería un infantilismo preocuparse por esas interpretaciones”, enfatizó en uno de los apartes del video.

Explicó que sus declaraciones fueron malinterpretadas y que no apoya ningún tipo de injerencia violenta o cualquier acción que no se apegue al derecho internacional, pero que no puede descartar ningún método, que todas las opciones que acabe con la crisis en la que ha sumergido el país el gobierno de Maduro están puestas en la mesa.

El secretario, además, explicó que todas sus declaraciones están basadas en lo que vio en su visita la semana pasada en la frontera colombo-venezolana y que no deben malinterpretarse.

Almagro subrayó este domingo que la crisis de Venezuela debe ser considerada por la comunidad internacional y que deben actuar para disipar las acciones del gobierno del presidente Nicolás Maduro.

El Secretario agradeció la colaboración de los países que han recibido a los emigrantes que huyen de la crisis de Venezuela, especialmente en Colombia luego de haber presenciado lo que sucede en la frontera, donde llegan miles de venezolanos diariamente huyendo de la dramática situación del país.

“Nos denunciaron casos de personas a las que no se les hace el tratamiento de la quimioterapia por no tener carnet de la patria, es el deber de la comunidad internacional intentar paliar la grave situación de los venezolanos a pesar de que un régimen dictatorial, por primera vez en la vida, la rechace. Negarles la ayuda humanitaria porque la dictadura se las niegue es infame”, recordó el secretario de la OEA.

Almagro finalmente sostuvo que todas las acciones de los países y de la OEA estarán al margen de las leyes internacionales, y que deben haber respuestas y acciones contundentes ante los mandatarios venezolanos: “Debemos actuar conforme al derecho internacional y al sistema interamericano, así lo hacemos cuando denunciamos los crímenes de violación de derechos humanos, la corrupción y el vínculo del gobierno al narcotráfico ante la Corte Penal Internacional”, aseguró Almagro.

“No estoy pegado a este cargo, pero ni me callo ni me voy. Los dirigentes del gobierno venezolano quisieran que me callaran, sus cómplices quisieran que me fueran, pero no haré hasta que la dictadura caiga. Como sea, donde sea”, concluyó Almagro.

El Tiempo


Grupo de Lima rechaza declaraciones de Almagro sobre Venezuela

La mayoría de Países del Grupo de Lima -bloque de naciones formado en 2017 para apoyar la política de intervenciones de Estados Unidos sobre Venezuela-, se desmarcaron este sábado del secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, rechazando sus declaraciones respecto a no descartar una intervención militar en el país suramericano.

“En cuanto a intervención militar para derrocar al régimen de Nicolás Maduro, creo que no debemos descartar ninguna opción”, señaló Almagro en una rueda de prensa realizada este viernes.
Once de los 14 países que integran el grupo firmaron un documento, divulgado por la cancillería peruana, en el que expresaban “su preocupación y su rechazo a cualquier curso de acción o declaración que implique una intervención militar o ejercicio de la violencia, amenaza o uso de la fuerza en Venezuela“.

Los países firmantes fueron:

Argentina
Brasil
Chile
Costa Rica
Guatemala
Honduras
México
Panamá
Paraguay
Perú
Santa Lucía
Los países que no firmaron fueron Canadá, Colombia y Guyana.

El Grupo de Lima (GL) es un bloque de países de América y el Caribe que se formó el 8 de agosto de 2017, en la capital de Perú, apoyando la política intervencionista de Estados Unidos sobre Venezuela y poniendo en peligro su democracia al no reconocer la constitucionalidad del país y el legítimo Gobierno de Nicolás Maduro.
La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, anunció este sábado que su país demandará a Luis Almagro ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y otros organismos internacionales, por sus constantes acciones de intervencionismo contra el país.

Correo del Orinoco


Comunicado del Grupo de Lima

Comunicado Conjunto 016-18

Los Gobiernos de Argentina, Brasil, Costa Rica, Chile, Guatemala, Honduras, México, Paraguay, Perú y Santa Lucía, países miembros del Grupo de Lima, reafirman su compromiso para contribuir a la restauración de la democracia en Venezuela y a la superación de la grave crisis política, económica, social y humanitaria que atraviesa ese país, a través de una salida pacífica y negociada. En ese sentido, continuarán promoviendo iniciativas a este fin en el marco del Derecho Internacional.

Instan una vez más al régimen venezolano a poner fin a las violaciones a los derechos humanos, a liberar a los presos políticos, respetar la autonomía de los poderes del Estado y asumir su responsabilidad por la grave crisis que hoy vive Venezuela.

Asimismo, expresan su preocupación y rechazo ante cualquier curso de acción o declaración que implique una intervención militar o el ejercicio de la violencia, la amenaza o el uso de la fuerza en Venezuela.

Gobierno de Perú


Comunicado de la cancillería de Ecuador

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana reitera que la República del Ecuador apoya una solución pacífica y democrática de la crisis que vive la hermana República Bolivariana de Venezuela, situación que entre otros efectos ha provocado la emigración de 2,6 millones de venezolanos, según el ACNUR.

Solo una salida pacífica y democrática podrá resolver con legitimidad y de forma duradera la crisis venezolana. En ese sentido, Ecuador rechaza cualquier pronunciamiento que avale el uso o la amenaza del uso de la fuerza en las relaciones internacionales, por ser contrarios a los principios del derecho internacional, la Carta de las Naciones Unidas y los preceptos rectores de la política exterior del Ecuador que establece la Constitución de la República.

El futuro de los venezolanos deben decidirlo solo los venezolanos, en una atmósfera donde se haya previamente restablecido el respeto pleno a los derechos fundamentales y a los estándares democráticos. La comunidad internacional debe apoyar la organización de un verdadero diálogo nacional, transparente, democrático y con veeduría internacional en Venezuela.

Velar por la solución pacífica de la crisis de Venezuela y por la repercusión de ésta en los derechos humanos de los venezolanos no constituye una interferencia en los asuntos internos al amparo de la Carta de Conducta de Riobamba de 1980 (Doctrina Roldós) y de las obligaciones de los Estados Parte de tratados interamericanos e internacionales sobre derechos humanos.

Cancillería Ecuador


VOLVER