El Salvador genera 3.500 toneladas de basura al día y sólo recicla un 5%

En El Salvador, según estimaciones del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), se produce un aproximado de 3,500 toneladas de basura diarias; de estas, solo 3,100 llegan a rellenos sanitarios.

Eso significa, que cerca de 400 toneladas de desechos sólidos no llegan a una disposición adecuada; es decir, que no son procesadas en rellenos sanitarios y se mantienen en botaderos a cielo abierto o generan acumulación en las ciudades, ríos y zonas costeras.

Además, se calcula que desde el 2009, la generación de desperdicios ha incrementado cerca de un 13 %.

Paralelo a la problemática de la basura, el territorio salvadoreño se enfrenta a otra dificultad: su población no recicla.

De acuerdo con el director de proyectos de Let’s do it, El Salvador, Douglas Montano, en el 2011 se reutilizaba el 14 % del total de desechos que se producían.

Seis años después, se ha determinado que aproximadamente, solo se procesa el 5 % de la materia.

Esta situación ocasiona diferentes afectaciones en el área urbana y la zona costera de El Salvador, la cual modifica y pone en peligro el estilo de vida de sus habitantes y el ciclo natural del ecosistema.

Montano mencionó que, a pesar que no se cuenta con la estadística concreta sobre cuál es el desecho que más afecta a los salvadoreños, los materiales orgánicos representan el 65 % del total de basura.

Dada su experiencia, los otros materiales que más se expulsan son las botellas y bolsas plásticas.

“Independencia de las Malas Acciones”

Ante este panorama y en el marco del Mes Mundial de la Limpieza, Banco Azul lanza su campaña de independencia con un enfoque diferente: hacer reflexionar a la población para eliminar el mal hábito de arrojar basura a las calles.

El presidente de esta institución bancaria, Carlos Araujo, aseguró que esta nueva campaña se mantendrá durante septiembre para concientizar a los salvadoreños sobre la importancia de mantener un país y un planeta limpio.

“Si hacemos que cada uno de nosotros crezcamos en la buena práctica de no botar la basura (en las calles), El Salvador va a crecer”, indicó Araujo.

Por otro lado, el director ejecutivo de Banco Azul, Óscar Armando Rodríguez, explicó que una nación limpia implica otros beneficios no solo ambientales, sino que trasciende a otros rubros como el turismo y la atracción de inversionistas extranjeros.

“Si viene un empresario de cualquier parte del mundo y ve que El Salvador está limpio, verá la imagen de un país ordenado y atractivo. La limpieza es un tema holístico para la economía nacional”, explicó.

Rodríguez, además, sostuvo que el aseo del territorio no es una tarea que solo le compete a las instituciones del Estado, sino que involucra y necesita del apoyo de todos los ciudadanos para tener un mejor y más grande El Salvador.

Durante la presentación de la nueva campaña, Banco Azul reconoció a diferentes empresas y organizaciones que trabajan con un alto sentido de responsabilidad hacia el tratamiento de la basura y desechos sólidos.

Asimismo, como parte del esfuerzo por mejorar la imagen del país, Banco Azul ha puesto a disposición el sitio web independencia.sv donde se ha colocado una acta para que los visitantes al micro sitio la firmen y formen parte activa en la lucha de tener un territorio más limpio.

También se exponen una serie de tutoriales de cómo cada uno de los salvadoreños puede ayudar por medio de la limpieza y el reciclaje de la basura.

El Salvador


VOLVER