ELN al presidente Duque: “Un proceso de paz no está sometido a imposiciones unilaterales”

Cumplir los acuerdos y dar continuidad al proceso de paz

Comando Central – COCE

En días pasados el Gobierno de Duque oficializó su negativa a nombrar el equipo negociador de paz, que lo represente en la Mesa de conversaciones con el Ejército de Liberación Nacional; negativa que se suma a las múltiples declaraciones, que hace en contra del proceso de paz en curso en Colombia, desde hace seis años. Hechos que demuestran las inclinaciones belicistas del Partido Centro Democrático y la ejecución que de ellas hace el actual Gobierno; ante los cuales manifestamos que:

1- Cuando este Gobierno desconoce Acuerdos firmados entre el Estado y la insurgencia, niega que la paz debe ser una política de Estado, para que llegue a ser estable y duradera; y además con este desconocimiento, él mismo se invalida como interlocutor válido, capaz de hacer y cumplir acuerdos. Si Duque niega Acuerdos de paz anteriores, ¿Qué credibilidad tendrían los futuros acuerdos que él firme

2- Negar Acuerdos de paz de Estado, en los que existen como testigos y Garantes de ellos, numerosos países amigos de la paz de Colombia, equivale a desconocer una institucionalidad de paz construida con la Comunidad Internacionaly los marcos de legalidad internacional que ellos constituyen. Desconocimiento que es una afrenta a los organismos multilaterales y países, que han sido convocados para esta construcción de paz.

3- Desconocer Acuerdos de paz en desarrollo es muy grave, porque obligaría en el futuro a buscar otros instrumentos legalesen el ámbito nacional e internacional, para garantizar que cualquier acuerdo de este tipo, de verdad sea cumplible por las partes.

4- Si este Gobierno pretende desconocer la Agenda de conversaciones pactada con el ELN y los Acuerdos logrados en su desarrollo, dejaría al descubierto la incapacidad del Estado colombiano para cumplir pactos; y cerraría las posibilidades de paz, al arrojar por la borda lo avanzado.

5- Los países e instituciones que acompañan el proceso de pazentre el Gobierno Nacional y el ELN, ameritan un tratamiento considerado y respetuoso, por tanto debemos ser las dos partes y en la Mesa -de la misma manera como les solicitamos que nos acompañaran y sirvieran de Garantes-, que les expliquemos la perspectiva de estas conversaciones y agradezcamos su valiosa contribución con la paz de Colombia. No hacerlo, sería cuando menos desconsiderado y afectaría cualquier solicitud semejante que les hagamos en el futuro.

6- El ELN es una fuerza insurgente y no está obligada a cumplir la legalidaddel Estado colombiano, hasta tanto no haya un acuerdo de superación definitiva del conflicto, donde las dos partes se sientan satisfechas con lo acordado. Un proceso de paz no está sometido a imposiciones unilaterales, obliga solamente lo construido con base en acuerdos.

7- Hacemos un vehemente llamado a la unión y la lucha de toda Colombia, para no dejarse arrebatar el derecho a una paz con justicia socialy por una verdadera democracia, que saque definitivamente la violencia de la política. Así mismo, reclamamos el valioso concurso de la Comunidad Internacional en este histórico esfuerzo.

8- Si definitivamente el Gobierno de Duque se niega a dar continuidad a esta Mesa de conversaciones, debe ser en la misma Mesa donde se organice el retorno de nuestra Delegación de Diálogos, con las garantías requeridas y como está acordado con la Comunidad Internacional.

9- Nuestra Delegación de Diálogos continuará en la Mesa en Cuba, a la esperade la Delegación oficial del Gobierno de Duque, para continuar el proceso de solución política del conflicto, iniciado con el gobierno anterior.

Comando Central

Ejército de Liberación Nacional

Septiembre 23 de 2018.

ELN Voces


Sin acuerdos con Duque, Eln dice que no está sometida a la ley

El Eln aseguró este lunes que, sin acuerdos con el gobierno de Colombia para reiniciar los diálogos de paz en La Habana, no está obligada a cumplir con la ley, aunque espera que el presidente Iván Duque nombre pronto un nuevo equipo negociador.

“El Eln es una fuerza insurgente y no está obligada a cumplir la legalidad del Estado colombiano, hasta tanto no haya un acuerdo de superación definitiva del conflicto, donde las dos partes se sientan satisfechas con lo acordado”, dijo la organización en su página eln-voces.

Los diálogos, iniciados durante el segundo cuatrienio de Juan Manuel Santos, están pausadas desde agosto por el nuevo presidente, Iván Duque, quien para reanudarlas exige a la guerrilla que cese todas las actividades criminales”y libere a todos los secuestrados en su poder.

Hace unos días el Eln liberó a nueve rehenes, entre militares, policías y civiles, que retuvo por casi un mes. Recientemente también liberó a una menor de edad a la que había plagiado para realizar ‘procedimientos rutinarios’ porque lo consideraban como un informante de las Fuerzas Armadas.

Sin embargo, para el gobierno colombiano, el Eln tiene aún a otras diez personas secuestradas. El gobierno de Duque formalizó esta última semana el retiro de los negociadores de paz designados por el gobierno anterior y dijo que no habrá un nuevo equipo hasta que no vean avances suficientes del grupo armado para retomar el diálogo.

Según la guerrilla, “un proceso de paz no está sometido a imposiciones unilaterales, obliga solamente lo construido con base en acuerdos”. Consideran que si Duque no cumple con los avances iniciados con Juan Manuel Santos, “él mismo se invalida como interlocutor válido”.

Insistieron en que su delegación continuará en la mesa en Cuba, a la espera de la delegación oficial del gobierno de Duque, para continuar el proceso de solución política del conflicto. “Si definitivamente el gobierno de Duque se niega a dar continuidad a esta mesa de conversaciones, debe ser en la misma mesa donde se organice el retorno de nuestra delegación de diálogos, con las garantías requeridas y como está acordado con la Comunidad Internacional”, afirmó el Eln.

El Tiempo


Líderes y políticos del Polo Democrático piden la consolidación de la paz

Representantes de más de 20 regiones del país pidieron la consolidación de la paz y la conformación de una gran coalición para ser gobierno en 2022, al término del encuentro nacional de “Vamos por los Derechos”, corriente a la que pertenece el senador del Polo Democrático, Iván Cepeda, y el ex representante Alirio Uribe.

“La reunión giró en torno a los temas más importantes y decisorios de la actualidad. Se discutió sobre cómo trabajar para consolidar el proceso de paz y los acuerdos de paz entre Gobierno y Farc; cómo avanzar en el proceso con el ELN y en el desmonte de todas las formas de violencia que aún sacuden a la sociedad colombiana; cómo vamos a adelantar la movilización social y el proceso de oposición al gobierno Duque -pero también- los diálogos que hay que tener para lograr ojalá pronto, un acuerdo nacional que excluya la violencia de la política”, afirmó el senador iván Cepeda.

En su declaración final, los más de 150 líderes que participaron en el encuentro aseguraron que continuarán trabajando en sus territorios, en defensa de la vida de las y los líderes sociales que defienden la paz, los derechos humanos, la restitución de tierras, los derechos sindicales, la defensa del agua y del territorio, la protección de las víctimas y la lucha contra la corrupción de sus regiones.

Asimismo, reclamaron plenas garantías para ejercer la oposición y exigieron al presidente Iván Duque, “la aplicación de serios correctivos a determinadas líneas de comportamiento dentro del Gobierno (…) como por ejemplo, la intención de limitar las consultas populares, o las reiteradas del Ministro de Defensa contra la protesta social”.

En ese sentido, anunciaron que ejercerán una oposición que dialogue sobre temas como: la continuidad de los procesos de paz; la erradicación de la corrupción; el rechazo de políticas públicas que lesionen los derechos de la gente como la imposición del IVA a los artículos de la canasta familiar; la erradicación de los cultivos de uso ilícito con fumigación de glifosato, entre otros.

La responsabilidad de quienes tuvieron un rol decisorio en crímenes de lesa humanidad perpetrados en el conflicto armado, fue otro de los puntos que se trataron en el encuentro. “Nadie debe eludir sus deberes ante la justicia restaurativa, ni los excombatientes, ni los agentes estatales, ni los particulares. Como lo ha afirmado el magistrado José Luís Barceló. presidente de la Corte Suprema de Justicia: no hay servidores públicos intocables”.

Los líderes anunciaron que buscarán ser poder local en las elecciones del próximo año e hicieron un llamado a conformar una gran coalición para hacer gobierno en 2022. “Como integrantes del Polo Democrático (…) reconocemos que ha llegado el momento de una renovación necesaria de nuestro partido que esté abierto al diálogo permanente con otras formaciones políticas y ciudadanas. con miras a forjar las coaliciones locales y nacionales que nos conviertan en opción de poder”, señala la declaración.

En el evento, que se llevó a cabo este fin de semana en Bogotá reunió a líderes de Chocó, Valle del Cauca, Meta, La Guajira, Córdoba, Sucre, Cauca, Nariño, Putumayo, Antioquia, Santander, Norte de Santander, Boyacá, Tolima, Caquetá, Magdalena, Quindío, Bolívar, Atlántico, Casanare y Cundinamarca.

El Espectador


VOLVER