Honduras: reprograman el juicio por el asesinato de Berta Cáceres para la próximo lunes

23

El juicio contra ocho hondureños acusados por el asesinato de la ambientalista Berta Cáceres, ocurrido el 3 de marzo de 2016 en Honduras, se realizará el 17 de septiembre.

Voceros judiciales se encargaron de anunciar la reprogramación del juicio.

“La proposición de pruebas se alargó unos días más, entonces el Código Penal establece que debe haber un mínimo de diez días entre la proposición de pruebas y el inicio del debate”, explicó Melvin Duarte, portavoz del Poder Judicial .

En ese sentido, Duarte señaló que el juicio se llevará a cabo entre el 17 de septiembre y 19 de octubre próximo.

En el proceso judicial figuran como imputados Mariano Díaz Chávez (oficial del Ejército), Douglas Geovanny Bustillo (exmilitar), y Sergio Ramón Rodríguez, gerente de la empresa Desarrollo Energéticos (DESA).

A esta compañía se enfrentó Cáceres por defender el río Gualcarque, donde se pretendía construir la represa hidroeléctrica Agua Zarca.

Asimismo, están imputados Elvin Heriberto Rápalo, Henry Javier Hernández, los hermanos Edilson y Emerson Duarte Meza, y Óscar Arnaldo Tareas.

El Ministerio Público los acusa del asesinato en perjuicio de Cáceres y asesinato en su grado de ejecución de tentativa del ambientalista mexicano Gustavo Castro, quien el día del suceso era huésped de Cáceres y resultó herido de bala.

Asesinato de Berta Cáceres

El asesinato a Cáceres, quien era coordinadora general del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), lo realizaron dos hombres armados quienes irrumpieron en su casa en la ciudad de La Esperanza.

El crimen a la ambientalista ocurrió pese a contar con medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para protegerla de las constantes amenazas que recibía.

La muerte de Cáceres causó gran conmoción en el mundo de los defensores del medioambiente y también de los derechos humanos.

Por lo que la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras (Oacnudh) destacó, el pasado 3 de marzo, la necesidad de profundizar urgentemente en la investigación para conocer la verdad y sancionar a los responsables del crimen.

De igual manera, resaltó que Honduras tiene la responsabilidad de investigar este caso de manera expedita, independiente, pronta y exhaustiva.

Segundo Enfoque


ORGANIZACIONES DE TODO EL MUNDO PIDEN JUSTICIA MIENTRAS COMIENZA EL JUICIO POR EL HOMICIDIO DE LA LÍDER INDÍGENA BERTA CÁCERES

Global Witness ha celebrado el comienzo del juicio de ocho hombres acusados por el homicidio de la destacada líder indígena Berta Cáceres, pero ha vuelto a pedir que se haga verdadera justicia mientras se desarrollan las actuaciones judiciales.

Junto con otras organizaciones de sociedad civil, Global Witness se suma al Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) —el cual Cáceres cofundó y lideró antes de su fallecimiento— a los fines de solicitar al gobierno de Honduras que procese a quienes hayan dispuesto el asesinato de la líder, y no solo a los ocho individuos encausados por ser autores materiales.

A menos de un año de haber recibido el prestigioso Premio Ambiental Goldman en 2015, Cáceres fue asesinada de un disparo en marzo de 2016 en su ciudad natal, Tegucigalpa, tras manifestarse contra la polémica represa hidroeléctrica Agua Zarca.

Había recibido numerosas amenazas de muerte y de ataque sexual, además de ser víctima de intentos de secuestro, a raíz de su oposición a la construcción de la represa hidroeléctrica en terrenos de la comunidad indígena en Río Blanco.

En 2017, Global Witness denunció los ataques a defensores ambientales y de tierras en Honduras, y destacó las relaciones entre el estado de Honduras, su Ejército y DESA, la compañía a cargo de la construcción de la represa. La mayoría de los acusados por el homicidio de Cáceres tienen conexiones con el Ejército de Honduras o con DESA, pero Global Witness y COPINH consideran que entre ellos no se incluyen a aquellos responsables de ordenar el asesinato, quienes se encuentran en niveles jerárquicos superiores. (1)

En Honduras se han asesinado 130 defensores ambientales y de tierras, al igual que Berta Cáceres, desde el golpe de 2009. De hecho, en la última década, se han asesinado más activistas per cápita en Honduras que en cualquier otra parte del mundo. (2)

Billy Kyte, líder de campaña a favor de defensores ambientales y de tierras en Global Witness, comentó:

“Este juicio es un avance positivo en el intento de considerar a algunos de los autores del asesinato de Berta como responsables. Sin embargo, se debe encontrar, denunciar y acusar a aquellos que dispusieron el ataque.

Honduras es uno de los lugares más peligrosos del mundo para los defensores ambientales y de tierras, y lo seguirá siendo hasta que el gobierno afronte las causas que originan estos crímenes, tales como la impunidad. El caso de Berta es una oportunidad histórica para contrarrestar esta tendencia, y el gobierno debe actuar ahora a fin de garantizar que se haga verdadera justicia”.

Berta Zúniga Cáceres, coordinadora general de COPINH e hija de Berta Cáceres, expresó:

“No es nuestro deseo que este juicio sea únicamente con relación a la ‘justicia por Berta’, sino que por el contrario sea una contribución a los cambios estructurales del país. Debería servir para denunciar y transformar las causas principales de homicidios, persecución y represión que quedan impunes en Honduras”.

Movimientos sociales hondureños junto con COPINH están llevando a cabo una sentada permanente en Tegucigalpa, la capital de Honduras, con el objetivo de crear un espacio para hacer y ejercer justicia para las comunidades. Invitan a otras organizaciones internacionales a participar y apoyar a COPINH, a la familia de Berta y al equipo jurídico que busca justicia para su caso.

Global Witness

Más notas sobre el tema