La industria cultural turca en América Latina – Por Reyna Varinia Aguilar Pinto (especial para NODAL)

La industria cultural turca en América Latina

Por Reyna Varinia Aguilar Pinto *

INTRODUCCIÓN

Para abordar el tema en pleno respecto al impacto que va generando la cultura Turca en AméricaLatina, debo hacer una pequeña introducción referente a lo que es la Industria Cultural y para ello mencionaré a los teóricos de la Escuela de Frankfurt, quienes fueron los pioneros en utilizar este término, para intentar recoger el cambio radical que se estaba produciendo a mediados del Siglo XX , pues se hacía evidente para la Escuela de Frankfurt no tanto la mercantilización de la cultura o la aplicación de procedimientos industriales a la producción cultural ya que estos procesos habían iniciado mucho antes, sino dos factores que habrían de resultar decisivos en la conformación del citado cambio: la expansión del mercado cultural que, progresivamente, iba dando lugar a una forma especial de cultura, la llamada cultura de masas, y la aplicación de los principios de organización del trabajo a la producción cultural.

Por tanto como apunta Manuel Castells en el texto “La era de la información. El poder de la identidad en el Siglo XXI”; El mundo de los negocios observó la tendencia y aprovechó la oportunidad. Se realizaron megafusiones y se movilizó capital a lo largo del mundo para tomar posición en la industria de los medios, una industria que podía unir el poder en las esferas económica, cultural y política.

En consecuencia el proceso de mercantilización de la cultura es la fusión de cultura y entretenimiento, donde se busca escapar al aburrimiento con nuevas experiencias, dando una reproducción y confirmación de las formas de vida dominantes, existiendo una función social en la diversión comercializada. Por otra parte, la industria cultural cuenta con una oferta gigantesca, y propicia la idea de que casi no se pueda dar un paso fuera del ámbito del trabajo sin topar con alguna manifestación perteneciente a la industria de la cultura.

Así mismo podemos decir que la Industria Cultural es un conjunto de actividades industriales distribuidoras de productos con contenidos simbólicos y característicos con identidad propia, realizadas por un trabajo creativo, organizadas por un capital que se valoriza y destinadas finalmente a los mercados de consumo con una función de reproducción ideológica y social.

En el sistema de producción cultural podemos mencionar a la televisión, la radio, los diarios y revistas, industrias cinematográficas, discográficas, las editoriales, compañías de teatro o danza, las distribuidoras, etc., creando mecanismos que buscan a la vez aumentar el consumo de sus productos, modificar los hábitos sociales, educar, informar y, finalmente, transformar a la sociedad, por tanto abarca todos los ámbitos de la sociedad, intentando incluir a todos las personas sin excepción.

LA INDUSTRIA CULTUAL TURCA EN AMERICA LATINA DESDE EL 2000

A finales de los años 90 e iniciando el nuevo siglo en el 2000, llega el sencillo Şımarık del intérprete Turco Tarkan, quien fue el primer cantante Turco en llegar a Latinoamérica y generar un gran impacto en la industria musical, llegando así a ocupar los primeros puestos en los ranking de distintas emisoras.

Sin embargo tras varios años de silencio de la industria cultural Turca en América Latina, la primera teleserie Turca que llego a América Latina fue a Chile el año 2014 “Las mil y una noches” fue un éxito total en aquel entonces y generó que otras dos televisoras de este país compraran las series Turcas; Tormenta de pasiones, Fatmagul y Ezel.

Es así que las teleseries Turcas empiezan a generar altos niveles de audiencia en distintos países de América Latina, ya en el año 2015 la historia de Onur y Sherezade se la develó en Colombia, Uruguay, Brasil, Ecuador , Perú, Argentina y Bolivia.

Según las declaraciones Izzet Pinto, presidente de la distribuidora de contenidos Turca, Global Agency, afirmó que “Nos tomó tiempo entrar al mercado latinoamericano (…) pero logramos entrar el año 2014. Tuvimos suerte de alcanzar éxito en Chile y esto nos abrió a otros mercados, como Argentina, Colombia, Perú y Bolivia”. Así mismo, Francisco Villanueva, vicepresidente de la distribuidora, Somos Distribution,con sede en Miami, precisó a la AFP (medio Boliviano): “Hemos vendido cerca de una decena de libretos para adaptaciones y productos terminados en no menos de cinco territorios en Latinoamérica. El interés está creciendo y son numerosas las propuestas de negocios que estamos recibiendo” en la región Latinoamérica.

NOVELAS TURCAS ENTRE LAS FAVORITAS DE AMÉRICA LATINA

Un ranking elaborado el 30 de marzo de 2016 por el portal Network , afirma que la pantalla de la TV abierta se volvió multicultural con la llegada de las teleseries de Turquía y Brasil, entre otros, pues hace un tiempo, Venezuela, México y Colombia eran los número uno en brindar propuestas originales en cuanto a teleseries se refiere, sin embargo la historia cambió, en los últimos tres años la oferta de Brasil y de Turquía, se han posesionado tan bien en este mercado de ofertas televisivas que hoy en día ocupan el puesto número uno (Brasil) y dos (Turquía) en la aceptación de los latinos .

Según un artículo realizado en el mes de junio de este año por la BBC Mundo afirma que:

Estas, novelas, han ayudado a poner de manifiesto importantes similitudes culturales, pero una de las razones del mutuo y creciente interés entre Turquía y América Latina parece ser que el mercado de las teleseries es uno de los pocos en los que ambos pueden competir.

Efectivamente, según la Asamblea de Exportadores Turcos, Turquía ya es el segundo mayor exportador mundial de series de TV después de EE.UU., y por lo tanto es un muy importante rival para las telenovelas latinoamericanas.

Sin embargo este éxito traspasa la televisión nacional latinoamericana, puesto que las telenovelas turcas ha generado gran éxito, ahora Netflix que es un medio en el cual podemos ver tanto series como películas a nivel mundial, ha incorporado algunos títulos en su catálogo, telenovelas como El Sultán, Ezel, Winter Sun, entre otras,lo cual para los fanáticos de las series turcas es muy favorable, ya que no tienen que esperar al día siguiente para saber qué pasará en el próximo episodio,

Según el matutino El Comercio de Perú, esta propuesta que nos trae Netflix con su programación en línea ha generado mucho éxito a las seriesFatmagul, y BinbirGecetelenovelas turcas que han derrotado en varias ocasiones a producciones nacionales preferidas desde hace tiempo por el público Peruano.

¿POR QUÉ EL ÉXITO?

Tras un sondeo a varios medios Latinoamericanos puedo decir que muchos de ellos afirman que Las teleseries “Turcas”, a diferencia de las otras ofertas mundiales, son tan conservadoras, tanto que un productor chileno las preciso como: “ochenteras”. Mencionando al personaje Sherazade que ofrece por dinero a Onur para poder operar a su hijo, y todo el drama que arranca es una tensión de y entre ambos para redimirse de este pecado original a través de un matrimonio. De igual manera la sencilla Fatmagul, violada por tres ricos jóvenes, pasará por un calvario donde el obtener justicia es un medio para ser recuperada a la institución familiar. Son frecuentes las escenas de mesas puestas bajo la supervisión de un patriarca, jefe del clan familiar al cual los personajes besan la mano según la tradición.

Por tanto estas teleseries que llegan a Latinoamérica son representaciones funcionales a la ideología Turca conservadora del partido islamista-secular de Erdogan (AKP); un modelo de Estado en que la tradición, la religión y la familia proscriban la lucha de clases, de género y nacional en beneficio de la clase dominante. Entre los títulos de novelas turcas que llegaron a América Latina podemos mencionar a El Sultán sobre la vida de Solimán el Magnífico, que en el siglo XVI expandió el imperio Turco Otomano reformando sus leyes y en cuyo mito lejano la burguesía turca deposita la legitimidad de su posición social y sus aspiraciones imperialistas. En otra, La esposa joven, una niña es obligada a casarse con un hombre mayor, una barbarie que los guionistas ambientan en un pueblo de la minoría kurda víctima del terrorismo del Estado Turco.

Por lo que podemos decir que las teleseries turcas nos brindan el reconocimiento de esta cultura y que además de contarnos simplemente una historia, nos relatan hechos históricos de este lugar.

¿CUÁL ES LA INFLUENCIA?

Tras un pequeño sondeo a diferentes personas del eje central de Bolivia; La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, las personas opinan que estas teleseries, nos muestran paisajes hermosos, nos cuentan historias reales y no imaginarias,que no es la típica historia del rico y el pobre, estas van más allá de aquello, nos llevan a una profunda reflexión y conocimiento de esta cultura.

A las personas encuestadas también les llama mucho la atención la vestimenta y el maquillaje sobre todo de los personajes femeninos. Por lo tanto realice una pequeña entrevista a una destacada maquillista de presentadoras de TV en la ciudad de La Paz , Mariel Vernaza, quien afirma basar su estilo de maquillaje en personajes turcos, afirmando que gracias alas teleseries que llegaron a Bolivia y después de una visita a Turquía, es que ella plasma su arte en el rostro de sus clientes, afirmando así que las personas piden este estilo, ya que el maquillaje de los personajes femeninos Turcos han marcado y marcan tendencia estos últimos dos años, especificando que la variación es solamente en los colores de acuerdo a la época pero el estilo y la línea del maquillaje es basado en las propuestas en cuanto a maquillaje que nos traen los Turcos.

MUJERES TURCAS

MUJERES BOLIVIANAS

OTRAS PRODUCCIONES

En este punto quiero mencionar que el éxito de la producción Turca va más allá de las telenovelas, teleseries y/o producciones musicales, ya que tras un sondeo a la programación latinoamericana pude encontrar que TV Azteca de México, el 26 de febrero de este año estrenó el programa “Mi Pareja Puede” que se trata de la versión mexicana del show de formato turco llamado originalmente “YaparsınAşkım”estrenada en enero de este año por la cadena Fox en Turquía.

Sin embargo no solo es México quien han copiado o adquirido los derechos del formato de este programa Turco, Bolivia es otro de los países que también cuenta con una versión “Boliviana” de este programa “Mi pareja puede” siendo el estreno del mismo en el primer semestre de este año por el Sistema RTP medio de comunicación de alcance nacional.

TURQUÍA FOX:

MEXICO TV AZTECA :

BOLIVIA RTP:

CONCLUSIÓN

Definitivamente en la última década Turquía ha acaparado no solamente las televisoras Latinoamericanas sino también este año está marcando un alto rating con sus propuestas en línea como es en Netflix.

Pero hablando de las producciones de formato de entretenimiento, durante mi estadía en Turquía pude ver programas que gozan de gran creatividad y originalidad, es por ello que no me causa ninguna sorpresa que este año hasta el momento dos países hayan copiado o comprado los derechos, de algunos de los formatos de la programación turca, ya que son novedosos y de gran atractivo familiar.

Por lo tanto; estoy segura que las producciones turcas en los próximos años irán cobrando mucha más fuerza en territorio Latinoamericano, ya que son propuestas frescas y novedosas. Sin embargo refiriéndome a los programas de entretenimiento, creo que sería una buena y mejor propuesta poder verlas en su formato de origen.

Finalizo demarcando que; gracias a esta pesquisa, se ha demostrado un muy alto interés de la población Latinoamericana, respecto al querer conocer y saber más sobre la Cultura Turca, su gente, su gastronomía, religión, música y literatura, todo esto gracias a su producción audiovisual y al gran éxito que hoy en día tienen en toda esta región.

BIBLIOGRAFIA

Alicia Entel, Víctor Lenarduzzi, Diego Gerzovich. Escuela de Frankfurt,
Razón, Arte y Libertad. 3º Edición, Buenos Aires. 2005.

Horkheimer, Max y Adorno, Theodor. La industria cultural, en Autores varios Industria cultural y sociedad de masas. Monte Avila Editores. Caracas, 1979.

Martín-Barbero, Jesús y Ana María Ochoa Gautier. Políticas de multiculturalidad y desubicaciones de lo popular. Ed. Daniel Mato. 2001.

Martín-Barbero, Jesús y Ana María Ochoa Gautier. Globalización, cultura y transformaciones sociales. Ed. Consejo. Buenos Aires, 2001.

Martín-Barbero, Jesús. De los medios a las mediaciones. Ed. Gustavo Gilli S.A. 2° Edición. México, 1991. Parte I

Mattelart, Armand. La mundialización de la comunicación. Ed. Paidós. Barcelona, 1997.

Castells, Manuel. La era de la información. Vol II. El poder de la identidad. Siglo XXI editores. México, 1999.

Weber, Max. Economía y Sociedad. Fondo de Cultura Económica. Primera reimpresión en Español. Santafé de Bogotá, D.C., 1997.

Erick Torrico Villanueva. Análisis del Desarrollo Mediático en Bolivia. Ed. Organización de las Naciones Unidas para la Educación, 2016

BBC MUNDO; Por qué Turquía le importa cada vez más a América Latina.

* Periodista y politóloga boliviana.


VOLVER