Asamblea de la ONU: Maduro rechaza las amenazas militares de Trump y lo invita a reunirse

Todos los discursos de los representantes latinoamericanos en la 73ª Asamblea de la ONU

Cronograma de discursos de este jueves 27/9


Presidente Nicolás Maduro: Venezuela es víctima de una agresión permanente

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció este miércoles que su país es víctima de una agresión permanente en el ámbito económico, político y mediático, impulsada por el Gobierno estadounidense de Donald Trump.

En el marco de la 73° sesión de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) celebrada en Nueva York, el mandatario indicó que “Trump arremetió una vez más contra el noble pueblo de Venezuela, enarbolando la doctrina que hace 200 años fundó el Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.)”.

Además, reiteró que su proyecto de Gobierno es autónomo, basado en la democracia y en la reivindicación social, pero intereses extranjeros “quieren detener el curso de un proyecto Revolucionario”.

Sobre las declaraciones del presidente Trump, insistió en que Venezuela es un país acosado y agredido, sometido desde hace dos años a una persecución mediante el bloqueo económico impuesto por EE.UU.

“Venezuela no puede negociar ninguna transacción internacional a través del dólar (…) es sometida a un conjunto de sanciones económicas, ilegales y unilaterales”, precisó.Al respecto, habló sobre el nuevo plan económico implementado para contrarrestar el bloqueo y las sanciones impuestas por EE.UU., medida que se suma al impulso de otros sectores productivos del país suramericano.

“Venezuela posee importantes riquezas naturales y mineras”, aseveró el jefe de Estado al comentar que, según los estándares internacionales, certificarán sus reservas de oro como la primera en el mundo y pronto harán lo mismo con el gas, siendo la cuarta reserva.

Por otro lado, denunció ante la ONU que el atentado terrorista frustrado contra el alto mando del Gobierno venezolano fue planificado en EE.UU. y solicitó apoyo a las Naciones Unidas para investigar el hecho.

“(Trump) amenazó a los Gobiernos del mundo con someterse a sus designios y a sus órdenes o ellos actuarían en consecuencia”, rememoró

Invisibilización de crisis

En su intervención, el líder revolucionario cuestionó que Estados y organismos internacionales hagan invisible problemáticas internacionales como la crisis migratoria que ocurre en Centroamérica, en África y en Europa.

“No se quiere hablar de la situación real de los migrantes latinoamericanos y caribeños en la frontera con México. No se quiere visibilizar la gravedad de la crisis migratoria provocada por la destrucción de Libia. (Es) el mismo esquema de las armas de destrucción masiva en Irak”.

Además, denunció que intentan crear un expediente para justificar “una intervención internacional, militar de control de nuestro país (…) para pretender una crisis humanitaria que utiliza los conceptos de Naciones Unidas para justificar una coalición de países” en su contra.

Disposición al diálogo

El jefe de Gobierno hizo énfasis en su disposición de hablar de cualquier tema con el presidente estadounidense pues “Venezuela promueve y practica el diálogo político y la solución de conflictos internacionales a través del entendimiento, no de la fuerza”.

“Yo, Nicolás Maduro, estaría dispuesto a sentarme a dialogar con el presidente de EE.UU. si fuera necesario”, aseguró el mandatario en un contexto de agresión del Gobierno de Donald Trump contra Venezuela.

Solidaridad internacional

Expresó el respaldo a la lucha de Palestina por sus territorios; hizo un llamado al cese del bloqueo económico, financiero y comercial contra Cuba “que ahora pretenden aplicar también contra Venezuela”.

El presidente refirió la decisión de Trump de recortar “ayudas directas de EE.UU. o el bloqueo de ayudas internacionales para los pueblos del mundo que lo necesitan”, una manera de coaccionar sus acciones.

Telesur


¡Aquí está la Revolución cubana, viva y pujante, fiel a sus principios!

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, al intervenir por primera vez este miércoles en la Asamblea General de la ONU, responsabilizó al capitalismo, y especialmente al neoliberalismo y al imperialismo, por los 821 millones de hambrientos, los 751 millones de analfabetos y los más de 800 millones que carecen de servicios básicos hoy, entre otras injusticias.

En un discurso que fue clara respuesta a las agresivas y falsas acusaciones de Donald Trump, en la víspera, contra el socialismo, también recordó que esas cifras son capaces de remover la conciencia pero no existe voluntad política en la llamada comunidad internacional para cambiarlas.

El Presidente cubano apuntó cómo bajo el sistema capitalista se han extendido las guerras y conflictos, los refugiados y los migrantes, entre otros males, y dijo que es un régimen opuesto a la solidaridad y la participación democrática, al tiempo que sus patrones de producción y consumo amenazan el equilibrio ecológico.

Denunció que hay recursos suficientes hoy para erradicar la pobreza y las enfermedad, lo que no hay es voluntad política de los países industrializados que tienen los recursos, para resolver los problemas más agobiantes.

El máximo dirigente cubano también puntualizó que el cambio climático es otra realidad ineludible y de sobrevivencia para humanidad y recordó que algunos de sus efectos se sienten ya y son irreversibles.

Sin embargo, deploró, EE. UU. rechaza acompañar a la comunidad internacional en el Acuerdo de París y compromete la vida de generaciones futuras y la supervivencia de las especies y, más aún, perpetúa y expande el hegemonismo militar contra el afán de desarme completo, que Cuba comparte.

También recordó el imperativo que constituye la cooperación internacional para hacer valer los derechos humanos y denunció que su manipulación selectiva viola el derecho a la paz, a la libre determinación y al desarrollo de los pueblos.

El Presidente también apuntó el rechazo cubano a la militarización del ciberespacio y al uso de las tecnologías para agredir a los Estados.

El multilaleralismo y un mundo multipolar son requerimientos para la convivencia pacífica, y preservar la paz y hallar soluciones duraderas a problemas sistémicos, dijo Díaz-Canel, quien se pronunció contra el uso de la fuerza, el unilateralismo, las represalias y sanciones que forma parte de la conducta de EE. UU. así como su uso abusivo del veto, realidad que plantea enormes desafíos y amenazas dentro de la propia ONU.

Preguntó por qué no se concreta el fortalecimiento de la Asamblea General y dijo que no debe impedirse la reforma del Consejo de Seguridad.

También denunció que Nuestra América es hoy objeto de crueles amenazas a su Proclama de Paz con la proclamación por la actual administración de EE: UU. de la vigencia de la Doctrina Monroe y su ataque con saña a Venezuela.

Díaz-Canel reiteró el absoluto respaldo a la Revolución Bolivariana, su unión cívico militar y al gobierno legítimo y democrático de Nicolás Maduro.

El Presidente cubano también reiteró que el bloqueo es el principal obstáculo para relaciones bilaterales normales con EE.UU.y la disposición a relaciones respetuosas y civilizadas con ese Gobierno sobre la base de la igualdad soberana y el respeto mutuo.

Esa es la voluntad soberana del pueblo de Cuba, dijo.

En otra parte de su discurso, el Presidente cubano denunció que el Gobierno de EE.UU. mantiene hacia la Isla una retórica agresiva con la intención de subvertir su sistema político y dijo que, cediendo a presiones, ese Gobierno se ha dedicado a fabricar escenarios de tensión y hostilidad que ha nadie benefician.

Entre nuestros pueblos hay vínculos históricos y culturales cada vez más cercanos, dijo, y afirmó que las potencialidades para realizar relaciones comerciales fluidas existen y beneficiarían a los gobiernos de la región.

Pero el elemento definitorio de la relación bilateral sigue siendo el bloqueo, aseveró. Ese sigue siendo el obstáculo fundamental para el desarrollo del país y la concreción del progreso y bienestar de los cubanos.

Recordó también el carácter extraterritorial de esa política y su afectación a terceros y agradeció a la Asamblea General por su apoyo al pueblo cubano cada año en la demanda de que el bloqueo sea levantado.

Más adelante reiteró que Cuba mantiene la disposición a relaciones respetuosas y civilizadas con el Gobierno de los EE. UU. sobre la base de la igualdad soberana y el respeto mutuo. Esa es la voluntad soberana del pueblo de Cuba, afirmó Díaz-Canel, quien también reivindicó la devolución por EE. UU. del territorio cubano ilegalmente ocupado en Guantánamo y la reparación al pueblo cubano por los muertos y daños de tantos años de agresión estadounidense.

Cuba siempre estará dispuesta a cooperar desde el respeto y el trato entre iguales, reafirmó. Pero no negociaremos nuestros principios ni aceptaremos condicionamientos.

También alertó que el cambio generacional en Cuba no debe alentar a sus adversarios. Somos la continuidad, no la ruptura, declaró.

El pueblo cubano jamás regresará al pasado oprobioso del que se liberó con sacrificios, dijo, y aseveró que por decisión de la abrumadora mayoría de los cubanos y las cubanas, daremos continuidad a la obra emprendida 60 años atrás.

Comentó sobre la reforma a la Constitución en marcha en Cuba y manifestó su convicción de que no habrá cambios en nuestros objetivos estratégicos, y que el carácter irrevocable de nuestros principios será refrendado.

Juventud Rebelde


Ante ONU, Sánchez Cerén se pronuncia contra intervención militar en Venezuela sugerida por Donald Trump

El presidente de la República de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, se pronunció esta tarde ante líderes del mundo, en la Asamblea General de la ONU, en contra de las amenazas del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien estaría a favor de una intervención militar en la República Bolivariana de Venezuela, para derrocar al presidente Nicolás Maduro.

El mandatario salvadoreño, apeló para que se retire el bloqueo económico en Venezuela. “Debe cesar el cerco económico contra la República Bolivariana de Venezuela, que afecta sus pagos internacionales y la obtención de bienes y servicios, lo cual daña las condiciones de vida de la población”, dijo en su discurso en Nueva York, este miércoles 26 de septiembre.

Ayer, el presidente de los EE.UU., Donald Trump, habló ante los periodistas en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas y aseguró que el Gobierno de Venezuela “podría ser derrotado muy rápidamente si los militares deciden hacer eso”.

La referencia fue a las Fuerzas Armadas venezolanas y no a las propias. No obstante, volvió a insistir de manera ambigua con que la opción militar para intervenir en el país sudamericano se mantiene “sobre la mesa”.

Previamente, durante su discurso ante la Asamblea, el mandatario estadounidense había declarado en referencia a Caracas que “todas las naciones del mundo deben resistir al socialismo y a la miseria que trae a todos”, y solicitó el respaldo de los demás Gobiernos “en el llamamiento por el restablecimiento de la democracia en Venezuela”.

Sánchez Cerén se refirió además al tema de Nicaragua, donde dijo era necesario “el diálogo y la concertación para construir y preservar la paz, con respeto a la Constitución y al estado de derecho”.

Más de 400 mil salvadoreños salieron de la pobreza de 2015 a 2017

Sobre los logros de su gobierno, Sánchez Cerén afirmó que los programas de protección social que se han impulsado en El Salvador, “han sido decisivos para que más de 400 mil personas salieran de la pobreza de 2015 a 2017”.

Destacó además que durante su gestión se ha destinado cerca del 50 por ciento del presupuesto nacional al desarrollo social, “una inversión sin precedentes en nuestro país”, añadió.

La Página


Presidente Hernández diserta ante la ONU: “La migración es un derecho humano”

El presidente Juan Orlando Hernández, expresó en su disertación en la 73 Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que disertó sobre los temas de migración, seguridad y abogó por el sector cafetalero hondureño.

“Inicio mi intervención en esta 73 Asamblea agradeciendo el apoyo de las Naciones Unidas al Diálogo Nacional que en materia política se ha implementado en mi país por iniciativa de mi gobierno y de varias fuerzas de oposición”, dijo el mandatario.

Explicó que “en el diálogo participan algunas fuerzas políticas y organizaciones de sociedad civil, sin perjuicio de permanecer abierto a los que todavía no se han incorporado”.

“Uno de los grandes objetivos del diálogo es proponer reformas electorales. Ayer el Congreso Nacional, con una votación de 110 de 128 votos, nombró una comisión para la modernización y actualización del sistema de identificación nacional”, señaló.

Comentó que “no puedo evitar expresar mi frustración cuando nos reunimos en este gran foro mundial y manifestamos nuestros más sinceros deseos de trabajar en equipo por la construcción de la paz y en la búsqueda de soluciones”.

“Sin embargo siento que ha faltado la voluntad y la valentía para hacerlo posible a pesar del enorme tamaño y cantidad de recursos que maneja Naciones Unidas”, dijo.

El presidente recordó que “desde la creación de las Naciones Unidas, quedó evidenciado que era una prioridad para la paz mundial respetar la soberanía y la autodeterminación de cada Estado”.

Respecto a la realidad de Honduras, el mandatario dijo que ““por 20 años, hemos sido uno de los países más afectados por eventos climáticos extremos, ocupando el primer lugar del Índice Riesgo Climático Global, según Germanwatch”.

A pesar de ser uno de los países más vulnerables del mundo –dijo Hernández- Honduras ha trabajado como sociedad hondureña en su conjunto para combatir el cambio climático.

Migración

“La migración es un derecho humano, durante siglos los seres humanos se han movilizado y emigrado, y, han contribuido al desarrollo social y económico de las naciones. Honduras y la región centroamericana no somos la excepción”, manifestó.

El titular del Ejecutivo, que a la vez añadió: “desafortunadamente, en tiempos recientes, el mundo entero ha sido testigo de la crueldad con la que se ha tratado a los migrantes, entre ellos a mis compatriotas”.

Expresó que “la integración económica en Centroamérica ha sido un sueño que hemos anhelado desde 1962”.

“Hoy en día, Honduras, Guatemala y El Salvador tomamos la iniciativa de dar un paso hacia este propósito, creando la primera unión aduanera del continente americano”, destacó.

Dijo que “nuestra región cuenta con una ubicación privilegiada con frontera marítima en el Océano Pacífico y el Océano Atlántico, conectando así al resto del mundo como un eslabón en las Américas”.

Apuntó que “una Unión Aduanera busca facilitar el comercio…pero un comercio con justicia y equidad”.

Café

“A pesar de lo anterior, tristemente se interpreta como una doble moral que millones de productores de café estén recibiendo un precio por debajo de sus costos que sin duda los está llevando a la pobreza extrema”, indicó.

Reveló que “como es el caso de más de 90,000 familias productoras de mi país, que no es cualquier país en cuanto a producción de café se refiere, porque somos el quinto productor del mundo, tercero de América y primero en Centroamérica”.

Preguntó: “deseo formularles una pregunta. ¿Cuántos de ustedes se toman una taza de café en la mañana o durante el día?”.

“Hay una altísima posibilidad de que ustedes, sin saberlo, sean partícipes de una enorme injusticia”, manifestó.

Señaló que “siendo ustedes los promotores de los objetivos de desarrollo sostenible, no deben hacer oídos sordos ante ese hecho generador de pobreza multidimensional”.

“Una taza de café en esta ciudad de Nueva York en promedio puede costar cinco dólares. ¿Saben ustedes cuánto reciben nuestros pequeños productores en mi país después de trabajar arduamente bajo sol y lluvia, recolectando a mano cada grano de café? Déjenme decirles: no reciben ni siquiera dos centavos de dólar por cada taza de café”, contó.

Seguridad

Respecto al tema de seguridad, Hernández dijo: “desde la primera vez que tuve el honor de dirigirme a esta asamblea, expresé que la más grande tragedia que ha sufrido Honduras ha sido la ola de violencia producto del narcotráfico”.

“Por ser mi país paso de la droga que se produce en el sur y se consume en el norte del continente”, indicó.

“Más alarmante es que esta denuncia la he formulado en otras instancia de ONU y la OEA (Organización de Estados Americanos) y hasta el día de hoy no hemos obtenido respuestas”, declaró.

El mandatario apuntó que “debemos honrar aquella generación que pensó de manera visionaria al crear este foro de Naciones Unidas, para asegurar el respeto a la soberanía de las naciones y la libre autodeterminación de los pueblos”.

El titular del Ejecutivo dijo: “represento a un país que como todos, tenemos problema. Represento a un país que es pequeño en tamaño pero grande en dignidad”.

“Hago un llamado a proteger nuestras democracias y los derechos humanos ante los ataques de los entes no estatales armados, maras o pandillas”, comentó.

“Hago un llamado a respetar el principio del interés superior del niño y la familia como la institución más sagrada de la humanidad”, declaró.

Hernández dijo: “Hago un llamado a predicar con el ejemplo cuando se trata de la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

“Protegiendo a los pequeños productores de café del mundo para que reciban lo que merecen a través de un comercio verdaderamente justo”, añadió.

Además dijo: “ya que este comercio justo implica no solo obligaciones para el productor si no también que se respeten sus derechos como una ganancia justa”.

La Tribuna


Vázquez: “Hoy el mundo se parece a un manicomio, dirigido por sus propios enfermos”

Ante la asamble de ONU, el presidente Tabaré Vázquez Vázquez propuso este jueves la candidatura de Uruguay para integrar el Consejo de Derechos Humanos.

“Hoy el mundo se parece a un manicomio, dirigido por sus propios enfermos”, Vázquez participó ayer martes de la apertura del debate de las sesiones plenarias del 73º período de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El mandatario uruguayo destacó que Uruguay dejó de calificar para recibir ayuda para el desarrollo debido a su crecimiento económico.

“Sin embargo hay brechas y mucho por hacer”, dijo, en su alocución.

“Creemos que en la vida de los países no todo es desarrollo económico y distribución de recursos”, agregó.

Vázquez abogó por “un sistema internacional más justo y multipolar”.

Ademas, expresó “el firme rechazo” de Uruguay “al terrorismo, al crimen organizado y a todo tipo de violencia y discriminación”.

Afirmó la necesidad de “la promoción del multilateralismo en todas sus facetas”.

“Esta crisis que estamos experimentando a nivel global debe ser tratada decididamente por los líderes de cada una de las naciones aquí representadas, esta es una lucha de todos”, dijo.

El estadista volvió a referirse a los temas de tabaquismo y salud en esta instancia.

“El tabaco mata a más de siete millones de habitantes por año”, destacó el mandatario.

“Invitamos a aplicar las medidas dispuestas por la organización Mundial de la Salud”, agregó.

Definió a Uruguay como “un país pequeño, modesto, confiado en sí mismo, que avanza hacia la mejora de la calidad de vida de sus habitantes”.

Vázquez exhortó a “los poderosos de este mundo” a que “respeten y cumplan los acuerdos; se firman para ser cumplidos”. Según se señala, se refirió a los acuerdos para reducir los efectos del calentamiento global, en lo que fue un tiro por elevación a Donald Trump, que retiró a Estados Unidos del Acuerdo de París.

El lunes fue distinguido en Washington por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) como Héroe de la Salud Pública de las Américas.

Subrayando


Duque critica ante la ONU el estado “frágil” con que recibió el Acuerdo de Paz

Ante la 73 Asamblea General, el primer mandatario colombiano afirmó que no hay recursos para implementar lo pactado en Cuba, por lo que pidió el apoyo a la comunidad internacional. Se refirió a Venezuela, al narcotráfico y a la reglamentación de la dosis mínima.

En un discurso de 14 minutos, el presidente de Colombia, Iván Duque, se dirigió por primera vez este miércoles ante la Asamblea General de Naciones Unidas. Reunida en su sesión número 73, Duque llegó a dicho organismo en calidad de jefe de Estado para presentar lo que serán las principales políticas de su gobierno, y enfatizó en que la legalidad, el emprendimiento y la equidad serán los temas centrales dentro de los próximos cuatro años de mandato.

Como era de esperarse, Duque habló ante la ONU sobre el Acuerdo de Paz logrado con la exguerrilla de las Farc, especialmente, porque el expresidente Juan Manuel Santos, hace exactamente un año, habló ante este organismo multilateral para expresar el apoyo que le dio la comunidad internacional a dicho acuerdo. No obstante, el discurso del presidente Duque aprovechó el escenario para cuestionar el estado en el que dejó el gobierno anterior la implementación pues, según afirmó, no está financiado.

“Nuestro gobierno recibió un proceso frágil en varios frentes. Primero, está la fragilidad presupuestal: Se realizaron muchos compromisos sin destinar suficientes recursos. Y segundo, está la fragilidad institucional: se creó una dispersa y compleja arquitectura que ha sido hasta ahora incapaz de avanzar eficientemente hacia los objetivos”, señaló el primer mandatario. En ese sentido, dijo que espera poder contar con el apoyo financiero de la comunidad internacional para poder materializarlo.

El presidente Duque, no obstante, reafirmó su compromiso de mantener lo que se acordó y, en ese sentido, agradeció a la ONU el haber extendido el mandato de la Misión de dicho organismo para seguir verificando la implementación. “Reitero a esta Asamblea que nuestro propósito, el propósito de Colombia, es cumplirles a quienes han tomado el camino genuino de dejar la violencia”, dijo el primer mandatario ante más de 190 naciones del mundo.

Eso sí, advirtió que habrá mano dura para los excombatientes que insistan en mantenerse fuera del Acuerdo de Paz y no cumplan con la reparación a las víctimas del conflicto armado. “Así como le cumpliremos a quienes se sujeten a las normas, también es nuestro deber aplicar la ley de manera ejemplarizante a quienes persistan en la criminalidad. No vamos a aceptar que exista repetición y más violencia. Quienes pretendan burlarse de las víctimas y la generosidad del pueblo Colombiano recibirán todo el peso de la justicia”, recalcó.

Duque y la situación en Venezuela

El primer mandatario también se refirió a la crisis política, social y económica por la que atraviesa Venezuela, y alentó a la ONU a trabajar al unísono para denunciar ante las instancias internacionales al régimen de Nicolás Maduro. Recordó que, precisamente, en las últimas horas fue creado un fondo para contribuir los migrantes venezolanos que llegan al país y recordó que, incluso, Colombia ha recibido a más personas en menos de dos años que lo que ha recibido, por ejemplo. Turquía por cuenta del conflicto en Siria.

El jefe de Estado fue más allá, al apelar a uno de los principios que rigen a las Naciones Unidas referido a la autodeterminación de los pueblos y a la no injerencia en los Estados, y aclaró que “la libre determinación de los pueblos no puede ser manipulada para convertirse en la libre determinación de los opresores”. En esa perspectiva, invitó al mundo a actuar y a unirse para que el éxodo de migrantes llegue a su fin. “El fin de la dictadura, el retorno a la democracia y la plena libertad es el único camino posible”, dijo.

Pidió, finalmente, que la comunidad internacional haga un llamado a la libertad de los presos políticos, se una para buscar prontas salidas a la crisis y buscar que en Venezuela retorne la democracia.

Sobre el narcotráfico y la dosis personal

A propósito del narcotráfico como uno de los principales temas de la agenda internacional que llevó Duque a Nueva York, el presidente Duque compartió en el escenario multilateral de la ONU sus principales políticas para afrontar la denominada lucha global contra las drogas. El primer mandatario reiteró que mantendrá la agenda bilateral de apoyo con el gobierno norteamericano y, en general, buscará fortalecer la cooperación entre los países consumidores y productores para acabar con este flagelo.

En la misma línea, agregó que luchar contra las drogas también significa fortalecer los valores desde las instituciones, por lo que seguirá defendiendo su intención de permitirles a las autoridades colombianas confiscar la dosis personal de quienes sean sorprendidos portando cualquier tipo de sustancias sicoactivas en la calle.

“Luchar contra este fenómeno y al mismo tiempo promover una sociedad que rechace las drogas por sus efectos devastadores en la salud y la sociedad, es nuestro deber moral. No nos daremos por vencidos ni aceptaremos como destino la adicción de tantos jóvenes”, concluyó Duque.

El Espectador


Morales, frente a Trump, fustiga las ‘agresiones’ y el intervencionismo de EEUU

El presidente Evo Morales, cara a cara con su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, cuestionó este miércoles las políticas de “agresión” e intervencionismo de la Casa Blanca, abogó a la ejecución inmediata de los acuerdos para el desarme nuclear y reivindicó además la solución pacífica de controversias.

Lo hizo durante su intervención en la sesión del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que trató sobre la no proliferación de armas de destrucción masiva , donde ambos mandatarios asistieron.

En su alocución, que duró unos nueve minutos, el gobernante boliviano acusó a Estados Unidos de financiar, organizar y ejecutar en Irán “un golpe de estado en contra de un gobierno democráticamente electo” y de “apoyar un gobierno autoritario”. Aseguró que el país islámico, tras recuperar el control de sus recursos, “es nuevamente víctima del asedio estadounidense”.

“Bolivia rechaza categóricamente las acciones unilaterales impuestas por el gobierno de Estados Unidos en contra de Irán. Asimismo, condena el hecho de que Estados Unidos se haya retirado del Plan de Acción Integral Conjunto, utilizando excusas para continuar con su política de injerencia e intervención en los asuntos internos de ese hermano país”, afirmó.

Saludó también la firmeza de Francia, Alemania, Reino Unido, China y Rusia para mantener el acuerdo nuclear con Irán, y a las naciones que no abandonaron el Acuerdo de París sobre el cambio climático.

Concluyó que “la responsabilidad de nuestra generación es entregar un mundo más justo y más seguro a las siguientes generaciones, eso solo se conseguirá si es que trabajamos juntos para consolidar un mundo multipolar con reglas comunes para respetar y defendiendo todas sus amenazas a las Naciones unidas.”

Invocó también la ejecución inmediata de los acuerdos para el desarme nuclear. “Convoco a todos los estados alrededor de esta mesa a suscribir ratificar y poder poner en efecto de inmediato estas disposiciones, esa es la mejor manera de evitar la catastrófica posibilidad del uso de este tipo de armas, es un imperativo ético y una deuda con las futuras generaciones”, dijo.

La Razón


Varela llama a desarrollar políticas que permitan el manejo controlado de flujos migratorios

Las lecciones aprendidas de las crisis migratorias “nos obligan hoy a reiterar el llamado enérgico al Gobierno de Venezuela para que recupere el diálogo político”. Este fue parte del mensaje dado este miércoles 26 de septiembre por el presidente de la República, Juan Carlos Varela, durante la sesión plenaria de la 73 asamblea general de las Naciones Unidas.

Varela, en su último discurso como presidente de Panamá ante esta instancia, dijo, al referirse a esa nación sudamericana, que esperaba que “en democracia encuentren la paz social que evitará que continúe la migración masiva y la crisis humanitaria de venezolanos buscando tener acceso a sus necesidades básicas”.

Estos movimientos migratorios –agregó– solo se resuelven eliminando las causas que obligan a los ciudadanos a salir de sus países, arriesgando su seguridad y la de sus familias.

Dijo que los países tienen la responsabilidad de desarrollar políticas que permitan el “manejo controlado de estos flujos migratorios”, con respeto a la dignidad humana.

De paso, el gobernante anunció que, en los próximos días, Panamá estará anunciando medidas humanitarias que apoyarán a las familias venezolanas que residen en el istmo

“Panamá es una mezcla de ciudadanos que han venido de todas partes del mundo que han encontrado en esta hermosa tierra su nuevo hogar. Hemos aprendido a vivir en paz, respetando todas las creencias religiosas, ideologías políticas y pensamientos”, resaltó.

Apuntó que, en esta era de la comunicación y las redes sociales, no hay espacio para la discriminación de ninguna clase.

Asimismo, reiteró el llamado al Gobierno de Nicaragua y a los actores sociales para que en el diálogo político encuentren la paz.

“Quiero destacar que, aunque nuestro continente está en paz, la crisis política de Venezuela; el aumento de la producción de drogas en Colombia; la corrupción que ha afectado tantas economías de la región y la tensa situación en Nicaragua son retos que exigen a los dirigentes políticos de la región redoblar esfuerzos para encontrar caminos de avenimiento que devuelvan la paz social a estos países”, expresó.

La Prensa



VOLVER