Macri: “Si me vuelvo loco les puedo hacer mucho daño a todos ustedes”

Mientras el nivel de confianza en el Gobierno se desploma por debajo del 30 por ciento, con la economía aún tambaleante por la devaluación y la inflación creciente, el presidente Mauricio Macri aprovechó su paso por Mendoza, donde participó de un encuentro del G-20, para organizar un nuevo timbreo. Como en otras oportunidades, no hubo ningún detalle librado al azar durante la puesta en escena y todo fue registrado por sus propios fotógrafos y transmitido a través de las redes sociales. Sin embargo, pese a ese cuidado entorno, el mandatario se metió solo en dificultades.

Sucedió que, al visitar a una familia (la de Laura, una emprendedora) lanzó una serie de insólitas declaraciones. Entre ellas, cuando la mujer a la que visitaba le preguntó cómo estaba lidiando en lo personal con la crisis económica que vive el país, Macri afirmó: “Tengo que estar tranquilo, porque si me vuelvo loco les puedo hacer mucho daño a todos ustedes”.

En esa charla que pretendía ser distendida con la pareja de la casa que visitó y sus tres hijos, con referencias a sus tareas cotidianas en la Casa Rosada, Macri volvió a hablar de las “seis tormentas seguidas” que tuvo que atravesar. Laura, la dueña de la casa, le había dicho previamente: “Se lo ve bien y sonriente”. Luego le consultó: “¿Cómo hace para descansar?”. El Presidente habló entonces del “trabajo interno” que realiza para pasar la crisis del país.

“Trabajo mucho conmigo mismo, en mi interior, tratando de mantener la calma”, comenzó a explicar. Y fue luego de esas palabras cuando pronunció la sorprendente frase: “Uno tiene que estar tranquilo. Yo en lo que más trabajo es en no volverme loco, porque si me vuelvo loco les puedo hacer mucho daño a todos ustedes”. Luego habló de lo importantes que son los afectos para él y se autocalificó como un “experto en los rompecabezas con Antonia”, su hija.

Antes de esta visita a esta familia, el sábado, Macri había estado en un restaurante de Villa Potrerillos y haciendo timbreos en Luján de Cuyo. El intento por mostrar una imagen de cercanía con “la gente”, después de los anuncios de mayor ajuste y del reconocimiento de un incremento de la pobreza en el país, terminó exponiendo a Macri con una declaración que muchos interpretaron como una advertencia velada y otros como un sincericidio.

Página 12


Paros y movilizaciones de la CTA y estatales contra el ajuste

Los primeros pasos del plan de ajuste del gobierno sobre la estructura de la administración pública nacional, con la reducción de ministerios y la aplicación de las “dotaciones óptimas”, encontraron una fuerte resistencia de los trabajadores estatales que amenazan con dificultar en extremo ese recorrido. La posibilidad de que el gobierno nacional llegue a su meta dependerá, entonces, de la organización y el tesón que pongan estos trabajadores en su lucha.

El viernes pasado, un masivo acto en la puerta del Ministerio de Trabajo rechazó su pase a secretaría dentro del Ministerio de Producción. “Consideramos que hay un riesgo efectivo sobre los puestos de trabajo al fusionarse tres dependencias en una sola”, dijo a Tiempo Hernán Izurieta, delegado general por ATE de los trabajadores de la cartera que dirige Jorge Triaca. “No tenemos dudas de que esto se va a manifestar en despidos masivos”, advirtió.

Dos días antes del acto en Trabajo se realizó una concentración similar en la sede del Ministerio de Salud contra su transformación en secretaría bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Social.

Estas actividades se desplegaron luego de que la policía reprimiera a los trabajadores del Ministerio de Agroindustria que enfrentaban cerca de 600 despidos concretados por las autoridades de esa dependencia antes de que se conociera que también se transformaría en secretaría.

Esta semana

Hoy, UPCN, el sindicato de personal estatal que dirige Andrés Rodríguez, realizará un cese de actividades en Presidencia de la Nación y en los ministerios de Justicia, Seguridad y Transporte, entre otras dependencias. Al mediodía UPCN se concentrará frente al Ministerio de Hacienda.

El martes será el turno de los docentes que con la consigna “nada que festejar”, se movilizarán en el Día del Maestro a la sede del Ministerio de Educación porteño.

El miércoles, la CTA Autónoma convoca a un paro de alcance nacional, que incluye el de los trabajadores estatales enrolados en ATE. Ese día también pararán los docentes porteños de UTE y Ademys y los bonaerenses del Frente de Unidad Docente (ver aparte).

El paro docente se multiplicará el jueves 13, ya que para esa jornada Ctera, el principal sindicato docente del país, convocó a un paro nacional.

Este reguero de luchas calienta el ambiente sindical en los días previos al paro de la CGT del 25 de septiembre y que, según todas las opiniones, tendrá un carácter masivo.

Para Izuritea, del Ministerio de Trabajo, “están amenazados los derechos al trabajo del conjunto de la clase trabajadora”. Según el delegado, ello explicaría también la desjerarquización de Trabajo de ministerio a secretaría. “Se abandona el diseño de políticas públicas que piensen el derecho al trabajo y se ubica al trabajo como dependencia de la actividad empresaria, que es la visión del Ministerio de Producción”, subrayó. «

Universidad

Los docentes universitarios de la Conadu Histórica rechazaron la propuesta salarial del Ministerio de Educación, de una suba del 15% más sumas no remunerativas, por lo que convocaron a una nueva semana de paro en todo el país.

Tiempo Argentino


VOLVER