Martín Vizcarra y Evo Morales sellan acuerdos para la construcción del tren bioceánico

Bolivia y Perú ponen rumbo a tren bala bioceánico, potencian Ilo y se integran a todo valor 

Los presidentes Evo Morales y Martín Vizcarra potenciaron el lunes en la ciudad boliviana de Cobija el mayor proyecto de integración comercial de la historia de Sudamérica, el tren bala bioceánico, anunciaron mejoras sustanciales de la infraestructura del puerto de Ilo, sur de Perú, que sirve de manera creciente a la carga ultramarina de Bolivia y trazaron las líneas maestras de la mayor integración física y energética de ambos países andino amazónicos.

En el cuarto Gabinete Binacional peruano boliviano, luego de embarcar a España y atraer el interés de la canciller de Alemania, Angela Merkel, además de inversionistas y constructores de Suiza, Vizcarra y Morales pusieron proa al proyecto a diseño final para la millonaria construcción de un tren bala de carga por el Corredor Bioceánico Central, el más ambicioso de la historia de integración de Sudamérica y con mayor perspectiva de comercio intercontinental.

“Pensamos en el futuro, en el mundo globalizado; tenemos que seguir pensado en el corredor ferroviario que va a ser un eje que no solamente va a beneficiar a Perú y Bolivia, sino como lo han manifestado, Brasil, Paraguay y Uruguay están interesados en ese gran eje de integración”, subrayó Vizcarra.

“Es el proyecto de integración física territorial más grande del siglo XXI; es el proyecto de inversión más grande también”, remarcó a su vez Morales, gestor de la obra de alta ingeniería que implica entre 10.000 y 14.000 millones de inversión.

El mandatario boliviano urgió que “es hora de decidir ser parte del comercio intercontinental no solamente regional”.

Se trata del tendido de la vía que debe unir, a lo largo de 4.000 km lineales, el Pacífico peruano con el Atlántico de Brasil, luego de transitar de este a oeste Bolivia.

El sólo proyecto, ya en su etapa de diseño final, puso en la cresta de la ola al puerto de Ilo, que Lima adecua actualmente para los requerimientos del comercio boliviano de ultramar y donde los países comprometidos en su construcción proyectan construir un megapuerto acorde con los requerimientos insaciables del comercio intercontinental

La mediterránea Bolivia utiliza Ilo en base de una cesión en la modalidad de comodato del puerto vigente desde 1992 y perfeccionada en 2010.

“Hermanas, hermanos de Perú: Ilo va ser un punto estratégico. Tendremos un megapuerto de exportación. Miles de millones de productos van a pasar por ahí. No solamente se van a beneficiar Brasil, Perú, Bolivia, algunos países de Sudamérica, sino continentes”, hizo notar a su vez Morales.

De hecho, Bolivia y Perú acordaron un régimen especial de tarifas rebajadas para la carga boliviana ultramarina por el puerto peruano de Ilo. Se trata de un 30% de descuento que gozará el comercio boliviano a ultramar en Ilo, sur de Lima, en base de los acuerdos intergubernamentales de 1992 refrendados en 2010 y que sirven de base a lo convenido en Cobija.

En ese sentido, el IV Gabinete Binacional resolvió la formulación de un documento en aras de sustanciar una norma que le permita a la estatal Administradora de Servicios Portuarios de Bolivia (ASPB) instalar oficinas en Ilo.

Esto pondría en funcionamiento un régimen de libre tránsito para el comercio boliviano en Ilo.

En la cuarta reunión de ministros y presidentes de ambos países, después de las celebradas en lima (2017), Sucre (2016) y Cusco (2015), Lima y La Paz también precisaron las líneas maestras de integración en puntos clave de su frontera andino amazónica de más de 1.200 km.

“Esa integración energética pero también va de la mano con una integración vial a través de los ejes de la carretera Tacna-Colpa-La Paz. En nuestro territorio estaremos concluyendo el próximo año. Tenemos otro eje que también se va integrar en la Amazonia a través de la frontera, aquí, en la región de Madre de Dios, precisamente para poder conectar con la ciudad de Cobija. Estas carreteras, eje de integración, se suman a los que ya están en uso actualmente, como el eje que parte de Ilo-Moquegua-Mazocruz-Desaguadero-La Paz”, describió Vizcarra durante una emisión de prensa en la que ilustró el tamaño de los avances de la integración de ambos países.

El mayor acercamiento entre dos países gemelos en sus raíces históricas que responden a la misma genealogía quedó estampado en la Declaración de Cobija, de 12 puntos.

Morales y Vizcarra acordaron también el suministro mutuo de energía y la extensión de redes de Gas Licuado de Petróleo en las poblaciones fronterizas alejadas de los principales centros urbanos de ambas naciones.

También intensificar la instrumentación de políticas y provisión de mayores recursos para descontaminar el Lago Titicaca, el navegable más alto del mundo, de 8.000 km2 emplazado a 4.000 m de altura sobre el nivel del mar.

Dada la caída tensional de la temperatura en los Andes que comparten Bolivia y Perú, también unir esfuerzos para la provisión de viviendas climatizadas en zonas que han registrado, en los últimos años, un promedio de 20 grados bajo cero.

Y en materia de narcotráfico, “estamos coordinando para hacer un uso conjunto del sistema de radares que tenemos para de esta manera poder combatir al narcotráfico y poder responder articuladamente como países que están unidos en esta misión y este objetivo”, dijo Vizcarra.

Vizcarra y Morales “destacaron el Alto Nivel de la relación bilateral que se sustenta en los profundos lazos históricos de hermandad que unen a ambos países, la misma que tomó un impulso significativo, a partir de la celebración de los Encuentros Presidenciales y Gabinetes Ministeriales Binacionales, como máxima instancia de diálogo político; así como también, con reuniones de trabajo que convocaron a los Presidentes y sus equipos, con miras al fortalecimiento de los vínculos de amistad y cooperación entre ambos países para el desarrollo de sus pueblos”, resume la Declaración de Lima firmada por ambos mandatarios.

También “se congratularon por los avances alcanzados en el cumplimiento de los compromisos del Plan de Acción de Lima, suscrito en ocasión del III Gabinete Ministerial Binacional, realizado en la ciudad de Lima – Perú, el 1° de septiembre de 2017”, sustento de los acuerdos alcanzados en Cobija.

ABI


Bolivia y Perú coinciden en impulsar un ‘proceso de reflexión sobre el futuro’ de Unasur

En el marco del IV Gabinete Binacional que lideraron los gobiernos de los mandatarios de Bolivia y Perú, Evo Morales y Martín Vizcarra, respectivamente, coincidieron en impulsar el “proceso de reflexión sobre el futuro” de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

El 20 de abril de este año y de manera sorpresiva, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú anunciaron su alejamiento hasta tanto no se resuelva la situación de la Secretaría General, vacante desde febrero de 2017, tras la salida del colombiano Ernesto Samper.

Bolivia, tras el anuncio, activó gestiones al más alto nivel para hacer reflotar el bloque constituido en 2008. A la fecha, sumó los respaldos de Paraguay y, recientemente, de Brasil, aunque Colombia, a fines de agosto, ya notificó su decisión de retirarse.

De acuerdo a la “Declaración de Cobija: Encuentro Presidencial y Cuarta Reunión del Gabinete Ministerial Binacional Perú-Bolivia”, ambos países “coincidieron en la necesidad de impulsar un proceso de reflexión sobre el futuro de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR)” (Sic).

“Y reconocieron los esfuerzos que viene realizando el Estado Plurinacional de Bolivia, en su calidad de Presidencia Pro Témpore para re encaminar el proceso de integración”, se añade en el documento.

Bolivia y Perú reconocieron, además, “el rol de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), como mecanismo de concertación política, cooperación e integración regional” y “coincidieron en la necesidad de trabajar conjuntamente en el proceso de reflexión para proyectar el rol de la CELAC en el futuro”.

La Razón


Perú construirá un nuevo puerto en Ilo para la implementación del Tren Ferroviario Bioceánico

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, anunció que su país construirá una nueva terminal portuaria en Ilo, de mayor capacidad y modernidad, cuando se implemente del Tren Ferroviario Bioceánico, que unirá el puerto de Santos de Brasil, en el oceáno Atlántico, con ese puerto peruano situado en las costas del Pacífico.

Al cierre del IV Gabinete Binacional que se realizó en la ciudad de Cobija, al extremo norte de Bolivia, el mandatario peruano aseguró que el actual puerto de Ilo garantiza la exportación de la carga boliviana que llega por carretera, pero dijo que no abastecerá para la carga que llegará cuando entre en operación el tren bioceánico.

“Como tenemos la confianza y seguridad que va a llegar el tren, esa terminal no sería suficiente para mediano y largo plazo. Tenemos que hacer un nuevo terminal portuario porque ya la carga que vendría por tren no podría ser atendida por el actual terminal y para eso estamos invirtiendo con recursos directamente del Ministerio de Transportes”, puntualizó el mandatario peruano.

Remarcó que se están cumpliendo varias tareas en la actual terminal portuaria para tener el próximo año un “puerto totalmente remozado” mientras se sigue avanzando en la concreción del proyecto del tren bioceánico.

“El tema del corredor ferroviario estamos avanzando, ya terminamos el perfil, estamos ya en la etapa de factibilidad, ahí estamos un poquito desfasados, pero es nuestra voluntad seguir trabajando”, complementó.

Informó que se realizaron varias mejoras en la terminal actual, como “reforzar los pilotes, de todo el muelle, el atracadero, mejorar los almacenes, las grúas”, para que pueda dar un servicio en el corto y mediano plazo.

Bolivia y Perú acordaron también un régimen especial de tarifas rebajadas para la carga boliviana ultramarina por el puerto peruano de Ilo.

La Razón