Mônica Teresa Azeredo Benício, compañera de Marielle Franco: “América Latina debe seguir en lucha como un todo”

Entrevista a Mônica Teresa Azeredo Benício, compañera de Marielle Franco

Por Lucía Cholakian Herrera y Carla Perelló, de la redacción de NODAL

Mônica Teresa Azeredo Benício llegó a la Argentina invitada por organizaciones sociales y de derechos humanos. Es arquitecta, militante por los DDHH y activista LGBTI. En la actualidad, recorre el mundo para denunciar la impunidad que pesa sobre el asesinato de Marielle Franco, su compañera, la concejala carioca asesinada el pasado 14 de marzo en Río de Janeiro, Brasil, tras denunciar la militarización de la ciudad decretada por el presidente Michel Temer.

-Considerando el ataque a Bolsonaro, lo que pasó con Marielle y el asesinato a los 36 concejales ¿Cuál es tu lectura sobre la violencia política que se está viviendo en Brasil?

-Lo que se da en Brasil es dentro del contexto de América Latina, un avance de una ola de conservadurismo muy grande, muy violenta. Estamos viviendo el avance de una ola de conservadurismo muy fuerte. No solo en Brasil sino en América Latina como pueblo. Lo que sucedió con el candidato presidencial es lamentable. Repudio fervientemente la violencia. Este candidato tiene una práctica y un discurso ideológico que hace que la violencia genere violencia, esto es una prueba de ello. La gente en Brasil vive dentro de un contexto de barbarie social que va avanzando. Esto es muy grave. Lo que pasó con Marielle es una prueba de eso. Que hayan pasado seis meses de la ejecución de Marielle, de la forma que fue, sin ningún resultado o indicio de que estamos llegando a un resultado, también es muy preocupante.

-¿Ves una diferencia en la cobertura mediática entre lo que sucedió con Bolsonaro y lo que pasó con Marielle? y ¿Por qué es importante rescatar la memoria de Marielle y reclamar por justicia?

-La repercusión es diferente porque son casos diferentes. Marielle fue ejecutada en el terreno político, todo indica que tiene participación del Estado, de figuras políticas, personas con alto poder económico y adquisitivo. Lo que aconteció con el candidato a la presidencia es lamentable, pero son cosas bastantes diferentes. La importancia de la memoria de Marielle y la lucha por la preservación de nuestra memoria es fundamental, inclusive para que la gente viva en un modelo de sociedad donde no suceda, ni siquiera, lo que sucedió con el candidato. Porque nuestra política es una política construida con afecto para las personas que no estimulan la violencia. Desde nuestra fuerza repudiamos lo que le sucedió al candidato. Es fundamental que la gente mantenga la memoria de Marielle para que se refuerce el Estado de derecho que posibilita que esto tampoco pase, ni con otras Marielle, ni tampoco con otros candidatos.

¿Considerás que la detención de Lula colabora a la violencia política que vive Brasil en este momento?

-Sí, la prisión de Lula de por sí es violencia política. Yo tengo diferencias con el PT, y con los gobiernos de Lula y de Dilma, pero no puedo negar que el impeachment de Dilma no fue legítimo y el presente de Brasil es golpista, yo no reconozco a Temer como presidente. Lula es un preso político, no hay pruebas que justifiquen la situación en la que está y eso es por sí solo violencia. Y como dije, lo que pasó en esta semana demuestra que la violencia genera más violencia y es urgente que consigamos vivir en una sociedad más igualitaria, sin la producción de este discurso de odio

-¿Qué rol tienen las mujeres afrodescendientes y los colectivos LGBTI en este momento?

-La participación de los colectivos, de esas fuerzas, es fundamental para construir esas sociedades que no tengan ese capitalismo exacerbado y el conservadurismo violento que nos mata en tanto población LGBT, negra, favelada, pobre. América Latina como un todo debe seguir en lucha. Yo creo que es a través del feminismo que vamos a conseguir la revolución. Así conseguiremos modelos de sociedades más inclusivos, más justos, más igualitarios para todxs.

-¿Cuales son las urgencias para la región para encarar este momento de avanzada conservadora?

Resistencia. Esa es la palabra que aplicó para este momento en todos los países de América Latina. La gente debe seguir insistiendo y ocupando espacios en las esferas de la vida política.

 


VOLVER