Trump, el hazmerreír de la Asamblea – Cambio, Bolivia

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Donald Trump le puso la nota de color a la Asamblea General de las Naciones Unidas. Sus aseveraciones —cercanas al cinismo— no sólo provocaron risa en el auditorio, sino que el ambiente de la gran sala de sesiones se inundó de estupor. Trump llegó tarde a su turno y debió hablar después de su par ecuatoriano, y en cuanto comenzó su alocución —cargada de autoelogios y chauvinismo—, el número uno de la potencia militar más temible del planeta hizo reír. La actitud de los oyentes incomodó al magnate, quien atinó a articular: “No esperaba esa reacción, pero está bien…”, relata la prensa mundial.

Es que el excéntrico mandatario no sólo se animó a echar flores a la construcción del muro antimigrante en México, sino que aseguró que en sus dos años de gobierno consiguió más que cualquier otra administración en la historia de Estados Unidos. “La economía de EEUU está floreciente como nunca antes y tenemos el desempleo más bajo de los últimos 50 años…el desempleo de los latinos y negros y otros grupos ha disminuido”, espetó Trump ante el asombro generalizado.

Pero el expositor fue más allá y, a pesar de la risa provocada y la reciente declaratoria de la “Década de Nelson Mandela por la Paz” por parte de la ONU, se lanzó con una contundente alusión a su vocación guerrerista: “Nuestras fuerzas militares serán pronto más poderosas que nunca… en otras palabras, los Estados Unidos son más fuertes, más seguros y ricos que antes de asumir mis funciones”, se jactó, para luego incitar —sin tapujos— un golpe militar en Venezuela.

“Ayer estuvo el diablo aquí, en este mismo lugar. ¡Huele a azufre todavía esta mesa donde me ha tocado hablar!”, dijo el 21 de septiembre de 2016 el comandante Hugo Chávez (+) al referirse a las poses imperiales del entonces mandatario norteamericano George Bush, en el mismo podio ocupado por Trump en el 73 período de sesiones de la Asamblea General. A propósito, el presidente Evo Morales advirtió que EEUU y sus aliados aprovechan la palestra de la ONU “para lanzar ataques golpistas contra Venezuela” y remarcó que “la verdadera amenaza a la paz mundial es el intervencionismo de EEUU”. Los pueblos debemos estar alertas, Trump no duerme.

Cambio


VOLVER