América Latina: 39 millones de personas viven con hambre, advierte la FAO

Por tercer año consecutivo, América Latina retrocedió en el objetivo mundial de lograr el hambre cero en 2030, al registrar 39 millones de habitantes que viven con hambre y 5 millones de niños que sufren desnutrición.

Es muy angustiante porque no estamos progresando. Estamos mal, vamos en reversa. Uno puede aceptarlo en un año de una gran sequía o una crisis en un lugar, pero ya cuando son tres años, esto marca tendencia, asentó Julio Berdegué, representante en América Latina de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Es preocupante que no sea América Central la subregión más pobre, la que está echando por la borda los esfuerzos, sino que sean los países sudamericanos los que se estancaron. “Más de 5 millones de niños y niñas en América Latina están con desnutrición permanente. En el continente de la abundancia alimentaria, el de naciones de ingresos medios altos y altos, 5 millones de niños… Es inaceptable”, sentenció Berdegué en entrevista con IPS.

Son niños cuya vida ha sido ya cicatrizada. Aunque ahora intervengamos los países, los gobiernos, la sociedad civil, las ONG, las iglesias, las comunidades, su vida ya quedó marcada, subrayó.

Hoy, Día de la Alimentación

En el Día Mundial de la Alimentación –hoy– Berdegué subrayó que los gobiernos deben convocarnos a todos facilitar, apoyar, promover la creación de empleo y los ingresos, sobre todo para las personas de los estratos socioeconómicos más débiles.

“La obesidad nos está acabando… mata más personas que el crimen organizado”, alertó Berdegué, al resaltar que en materia de nutrición la región soporta por un lado la subalimentación y por otra la sobrealimentación.

Casi 60 por ciento de la población tiene sobrepeso. Hay 250 millones de candidatos a diabetes, cáncer de colon o accidentes cerebro-vasculares, describió.

Detalló que existen 105 millones de obesos, muy proclives a estas enfermedades. Más de 7 millones de niños son obesos con problemas de autoestima, desarrollo emocional y físico. Son propensos a morir jóvenes, describió.

Según él, este problema “está creciendo desbocadamente… estamos metiendo 4 millones de obesos más cada año a esta región”.

La última estadística de 2016 dio cuenta de 105 millones de obesos en América Latina y el Caribe; sólo cuatro años antes eran 88 millones.

Ante esta situación, el representante regional la FAO subrayó que es necesario transformar profundamente el sistema alimentario.

Cómo y qué producimos, qué importamos, cómo se distribuye y cómo es el acceso en tu barrio. Qué haces si vives en uno donde la única tienda que está a 500 metros, nada más vende comida ultraprocesada pero no verduras ni frutas, explicó Berdegué.

También criticó “la publicidad, que nos está metiendo todos los días que la buena alimentación es irnos a sentar a un restaurante de comida rápida y zamparnos 2 mil calorías de chatarra como si nada.

Hay que cambiar hábitos, sí, pero hay que modificar políticas. Hay países, por ejemplo en las pequeñas islas del Caribe, que dependen fundamentalmente de los alimentos que importan, y la gran mayoría de esos alimentos son ultraprocesados, muchos de los cuales de alimento sólo tienen el nombre porque es pura química, pura grasa y mugre, aseveró.

El objetivo 2 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda de Desarrollo 2030 es alcanzar el hambre cero, mediante ocho metas específicas.

La Jornada