Argentina: construyendo futuro a toda marcha – Por Victoria Donda, especial para NODAL

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Por Victoria Donda*

Junto a Raquel Vivanco, presidenta del Observatorio de la Violencia hacia las Mujeres AHORA QUE SI NOS VEN, estuve participando del Festival A Toda Marcha, que realizaron los compañeros y compañeras de Revolución Democrática, un partido integrante del Frente Amplio, en Santiago de Chile, entre el 18 y el 21 de octubre. Allí expuse en un panel junto a referentes políticas mujeres de distintos países de la región, participé de reuniones con importantes dirigentes políticos/as y sociales y debatimos en profundidad los desafíos de la nueva agenda para nuestros países.

En momentos donde las derechas extremistas, machistas, homofóbicas y totalitarias avanzan sobre los gobiernos en una parte importante del mundo, principalmente en Europa y cada vez más en nuestro continente, encontrar momentos de debate y reflexión son importantes para entender cuáles son los caminos que debemos tomar.

Nuestro continente estuvo atravesado durante más de una década por el ciclo de gobiernos llamados progresistas, de izquierdas, nacional populares o posneoliberales. En todos esos años, producto de la decisión de avanzar en conquistas democráticas y económicas, millones de habitantes de nuestra región tuvieron como resultado una materialización de nuevos derechos y mejoras concretas en su situación de vida. Pero luego de algunos años, tanto por omisiones o errores de esos propios gobiernos, como del accionar político, mediático e incluso a veces golpista de los privilegiados de siempre, accedieron a las administraciones nacionales experiencias de derecha, que van desde el neoliberalismo más comprometido con el ajuste hasta las denominadas nuevas derechas.

En este escenario, es que surgen nuevamente experiencias populares, que encuentran en la ciudadanía importantes muestras de apoyo y afecto. Algunas, producto del análisis y la reconversión de las experiencias transitadas en la década pasada, y otras nuevas, con fenómenos populares novedosos y actores y actrices que irrumpen en el escenario político de manera llamativa y atractiva.

Con decenas de dirigentes y referentes políticos, diputados/as, senadoras/es, intelectuales, miembres de organizaciones sociales y dirigentes feministas, pudimos transitar estos días algunos de esos debates.

La necesidad de articular herramientas, de producir un análisis crítico colectivo, de intercambiar logros y dificultades, y de promover una agenda de debates comunes, se hace ahora más urgente que nunca.

Desde Argentina, proponemos trabajar en las siguientes tareas:

-Promover mecanismos de participación y democracia en toda la sociedad, que den cuenta de los nuevos fenómenos, como el movimiento de mujeres, que impregnan de vientos frescos la política y la sociedad. Tenemos la tarea de darle representación y participación a los y las miles de jóvenes que se incorporan activamente en los debates de nuestros países.

-Generar herramientas de análisis critico, que nos permitan entender por qué algunas de las experiencias de las que nos sentimos parte, y que nos causaron admiración y respeto en los últimos años, hoy atraviesan por dificultades serias para poder seguir avanzando en nuevas conquistas y derechos.

-Trabajar en una agenda de objetivos comunes, que más allá de la diversidad de los actores en cada país y de las coyunturas específicas por las que cada uno atraviesa, podamos analizar de manera conjunta los avances y los desafíos para las sociedades que, en un mundo cada vez más globalizado e integrado, encuentra muchas veces objetivos, deseos y sentimientos comunes.

Ante los nuevos desafíos que nos exigen nuestros pueblos, con la inminente llegada de los poderosos/as mandatarios/as del G20 a nuestro país, debemos trabajar en encontrar una alternativa democrática y popular que permita seguir pensando que un mundo mejor es posible. Estamos trabajando en eso. Construyendo futuro, con el corazón.

(*) Diputada Nacional argentina.


VOLVER