Argentina trata el presupuesto 2019: incidentes en el Congreso y represión en las calles

Los principales puntos del Presupuesto 2019

La Cámara de Diputados debaten el proyecto de presupuesto 2019 que contempla una inflación interanual del 23 por ciento, una caída de la economía del 0,5 por ciento y destina más del 70 por ciento de los recursos al gasto de jubilaciones, salud y planes sociales.

Los principales puntos del proyecto de ley de presupuesto son los siguientes:
-Gasto total de 4.172.312.239.441 pesos

-Recaudación tributaria subirá un 38,9 por ciento y se ubicará en 4.829 millones de pesos.

-inflación interanual de diciembre a diciembre del 23 por ciento

–déficit cero

-aumento del 34,2 de los recursos para el ministerio de Desarrollo Social

-dólar promedio estimado en 40.10

-caída de la economía del 0.5 por ciento del PBI

-consumo privado tendrá saldo negativo del 1,6 por ciento

-inversión tendrá una baja del 9,7 por ciento

-exportaciones subirán un 20,9 por ciento

– las importaciones aumentarán un 2,8 por ciento

–Se crea un fondo de 6500 millones para girar a las provincias para girar a las provincias para compensar la rebaja de subsidios al transporte

-Se elimino el artículo que permitía una reestructuración de la deuda pública.

-Se eliminó el artículo que impedía mantener exenciones del impuesto a las ganancias a trabajadores

-Se mantienen los plus que cobran los pensionados y jubilaciones patagónicas.

-incremento de las partidas para el ministerio de Justicia del 31,4 por ciento

-Se reducen las partidas del ministerio de Transporte en un 27,6 por ciento al disminuir los subsidios al transporte-

-aumento del 23,6 por ciento del presupuesto educativo

-gastos de la administración nacional 4.024.761

-Servicios de la deuda aumentan en un 48,8 por ciento

-inversión en infraestructura será del 4,4 por ciento del PBI

-Se refuerzan en 500 millones las partidas de cultura, conicet, y el Inta.

Telam


Proyecciones, deuda y FMI: ¿Cuáles son las 6 claves del Presupuesto 2019?

1. ¿Por qué es tan importante?
El Presupuesto estipula la planificación económica del gobierno para el año entrante. Es donde se define, más allá del discurso, cuáles son los objetivos centrales y prioridades de la administración nacional.

Dado que configura el plan estratégico del país es que la ley de leyes se debe discutir y aprobar anualmente en el Congreso de la Nación.

En el se proyecta la evolución de las principales variables macroeconómicas del país. Por lo que en si mismo genera expectativas sobre cómo se desarrollara la economía nacional.

El leitmotive del presupuesto 2019 es alcanzar el “déficit cero” y en base a este objetivo es que se desarrollo el plan económico para el año entrante.

2. Proyecciones irreales para 2018
El actual gobierno no se caracteriza por cumplir las metas proyectadas en los presupuestos.

Para 2018 se había proyectado en un principio una inflación del 10%, con una variación posible de +/- 2%. Al poco tiempo la proyección aumento al 15%.

Hoy los estimados para este año tienen como piso el 45% aunque la mayoría de los especialistas ubican la inflación superando el 50%. Siendo el peor resultado inflacionario en 27 años de nuestro país.

En cuanto al crecimiento el Presupuesto 2018 incluía un crecimiento del 3,5%. Ahora nos enfrentamos a una caída de al menos 2,7%.

A su vez, se proyectaba un dólar entre los $19 y $20,50 mientras que hoy el dólar esta cercano a los $38 pero ha llegado a superar los $42 durante la corrida cambiaria de los últimos meses.

3. Expectativas para 2019 ¿fantasía o realidad?
En el presupuesto 2019 las proyecciones presentadas generan serias dudas entre los especialistas. Como venimos de un año con una fuerte recesión y una alta inflación las expectativas para el próximo año parecen demasiado optimistas.

La inflación a diciembre 2019 se planifica en 23%, con un promedio de 34,8% para el año. Esto quiere decir que esperan un fuerte desacelere en los precios en el segundo semestre, que como en 2018 esta lleno de esperanzas.

Sin embargo, estos números no tienen en cuenta que el 2018 cerrará con los niveles más altos de inflación desde 1991. Una característica del incremento tan acentuado de precios es que el componente inercial se vuelve alto y las estrategias para bajarlo se dificultan.

Se espera un dólar a $40 promedio en todo 2019, si no se cumple con esta proyección también tendría efecto en el aumento de precios.

Sin embargo y dadas las condiciones se planifican caídas en todos los componentes, menos en las exportaciones e importaciones. Se espera un crecimiento histórico de las exportaciones, de más del 20,9% anual, para que la caída del producto sea del 0,5%.

Por todo esto es que la proyección del propio FMI ubica la caída del producto en un 1,6%.

4. Deuda pública y servicio de la deuda
Dentro del presupuesto se estima una deuda del 87% del PBI. Sin embargo, como el 70% de la deuda es extranjera la variación del tipo de cambio afecta a este componente, como al pago de sus intereses.

Otro punto controversial es que el ajuste en términos reales se evidencia en todas las cuentas públicas menos en lo destinado al servicio de la deuda.

5. ¿Déficit cero?
Desde el principio del debate el gobierno remarcó que el objetivo central de la planificación económica era alcanzar el déficit cero.

En realidad hablan de déficit primario cero. Esto quiere decir que buscan que los recursos que gasta el estado sean iguales a los que recaudo. Dado el contexto recesivo, si bien hay subas en la presión impositiva, se esperan menos transacciones en la economía y por ende el alcance a este equilibrio se dará reduciendo fuertemente las partidas de gasto.

Mientras el deficit primario se busca que sea cero el déficit financiero se proyecta en $596.065 millones, si mantenemos el dólar a $40 como estipula el presupuesto. Como el 70% de la deuda esta en divisa extranjera aumentos en el tipo de cambio repercute también en nuestro déficit financiero.

6. Un presupuesto para el FMI
El punto clave de la nueva ley de leyes presentada tiene que ver con su objetivo central: el déficit primario cero.

Parte del nuevo acuerdo con el FMI tiene que ver con el adelantamiento de este objetivo, que en el plan original del gobierno se estipulaba para 2020 y que, como se lee en el mensaje del proyecto “requerirá un esfuerzo adicional”.

En este sentido, es importante para el oficialismo conseguir la media sanción para llegar a la firma del nuevo acuerdo con el Fondo este viernes con una planificación económica acorde a sus intereses.

Filo News


Con la promesa de que no habrá más represión, se retomó el debate en el recinto

El paréntesis en la discusión parlamentaria se decidió después de que un grupo de legisladores del kirchnerismo y la izquierda ingresaran al recinto treas comprobar el violento accionar de la Policía frente al Parlamento.

La conducción de la sesión estaba a cargo del radical Luis Petri quien sometió la propuesta a consideración del titular del cuerpo, Emilio Monzó. En paralelo, se produjo un duro choque verbal entre los diputados Daniel Filmus (FpV) y Nicolás Massot (Cambiemos).

Media hora después los diputados retomaron la sesión, luego que los jefes de bloque se reunieran con el Ministro de seguridad de la Ciudad, Martín Ocampo, y su segundo, Marcelo D’Alessandro. Al retomar la sesión, los legisladores de la izquierda y el kirchnerismo exigieron la presencia de los jefes policiales y precisiones acerca de la existencia de detenidos por el operativo represivo que comenzó luego de que un grupo pequeño de manifestantes arrojara piedras contra un vallado.

Durante la reunión con las autoridades de Seguridad porteñas, realizada en el despacho del titular de la Cámara de Diputados, D’Alessandro se comprometió a detener el operativo. Si bien las bancadas opositoras expresaron su desconfianza, aceptaron que el funcionario presencie el resto del debate en el Parlamento. Así, las columnas de manifestantes se aprestaban a regresar a la Plaza de los Dos Congresos.

“Ocampo y Dalessandro se comprometieron a garantizar el derecho a protestar y al mismo tiempo a sesionar, haciendo el trabajo que tiene que hacer”, fue la versión oficial sobre el encuentro.

El debate sobre el Presupuesto comenzó a las 13:50, casi dos horas después del inicio de la sesión, con el discurso del miembro informante del oficialismo, Luciano Laspina, quien justificó el presupuesto de ajuste con un repaso de la historia argentina desde 1827 hasta la actualidad y concluyó que el gran problema del país es el déficit fiscal.

En ese marco, prometió que “esta será la última crisis que sufran los ciudadanos” porque por “primera vez se va a votar un presupuesto de equilibrio”. Laspina no se privó de ponerle calor al debate y apuntó al kirchnerismo. “Ustedes no fueron los únicos pero fueron los mejores en el desmanejo fiscal”, dijo Laspina en relación a la historia de déficit fiscal y la gestión del kirchnerismo.

El primero en hablar por parte de la oposición fue el exministro de Economíaf Axel Kicillof que no dudó en definir al Presupuesto como “una vergüenza”. La definición de Kicillof fue acompañada por un grupo de legisladores de la oposición que se pusieron a flamear banderitas de Estados Unidos y llevaron una figura de cartón de la titular del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, con la banda de presidenta de la Argentina.

Kicillof, en primer término y antes de abordar el presupuesto, apuntó contra el discurso de Laspina. “No pudieron resolver nada en tres años de gobierno, no tienen un indicador bueno y ahora vienen a arreglar los problemas que tenemos desde el virreinato. Ya no hablan de la pesado herencia, porque pasó de moda, ahora van más atrás en la historia”, sentenció el diputado del Frente para la Victoria.

“Este presupuesto no se puede acompañar porque sostiene que la economía se va achicar. Eso quiere decir que la gente va vivir peor. Nadie puede acompañar esto”, advirtió Kicillof y agregó: “Tienen el instrumento del Estado y lo usan para favorecer a las empresas. Este presupuesto no tiene una sola medida para generar empleo”.

Tiempo Argentino


Ajuste a palazos

Unas 30 personas fueron detenidas por la policía en el marco de la represión a los manifestantes que protestaban contra el ajuste fuera del Congreso. La Cámara de Diputados, que fue escenario de cruces y forcejeos en simultáneo con el avance de las fuerzas policiales, retomó la el debate del Presupuesto 2019 tras el cuarto intermedio al que convocó en medio de los incidentes.

Movilizadas por el rechazo al ajuste acordado por Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional miles de personas se acercaron desde primera hora al Congreso. Antes de la manifestación las organizaciones sociales y sindicales convocantes habían advertido, a partir de la presencia de bolsas y volquetes con piedras en las zonas aledañas, la posibilidad de que aparecieran infiltrados para provocar la reacción de las fuerzas de seguridad.

La represión se desató a primera hora de la tarde, cuando los diputados empezaban a debatir el presupuesto. A esa hora la Plaza Congreso estaba colmada y la multitud llegaba casi a Avenida de Mayo. La policía, que había montado un fuerte dispositivo de seguridad y vallas para impedir que los manifestantes llegaran hasta el Parlamento, reaccionó al recibir algunas pedradas. Los policías dispararon con gases y también avanzaron con carros hidrantes.

La Defensoría del Pueblo de la ciudad consignó la detención de 26 personas. Algunas fueron arrestadas en inmediaciones del Congreso pero otras lejos de allí. Fue el caso de Nacho Levy, referente nacional de La Poderosa y otros integrantes de esa organización, a quienes detuvieron en la esquina de Carlos Calvo y la 9 de Julio, a más de 15 cuadras de la Plaza Congreso. Los otros tres miembros de La Poderosa detenidos son Gonzalo Matías Zamudio, Francisco Pandolfi y Lucas Manuel Zunino.

A todos los detenidos se los acusa de los supuestos delitos de resistencia a la autoridad, lesiones y daños. Interviene la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas número 15 de la Ciudad de Buenos Aires.

Página 12


VOLVER