Brasil se prepara para elegir en segunda vuelta al próximo presidente y a 14 gobernadores

La ola conservadora también llega a los estados de Brasil

La de los candidatos a la presidencia Jair Bolsonaro y Fernando Haddad no será la única disputa del domingo en Brasil. Ese día también se elegirá a los gobernadores de 14 de los 27 estados, ya que en la primera vuelta del 7 de octubre sólo se definió la elección en los otros 13.

El Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) es el que participará en más votaciones: competirá por el gobierno de seis estados, entre ellos San Pablo y Minas Gerais, dos de los principales del país. En dos casos su candidato es el favorito, mientras en otros dos las encuestas muestran un empate técnico. El PSDB, que actualmente gobierna cuatro estados, fue uno de los partidos que peores resultados obtuvo en la primera vuelta, víctima del crecimiento del Partido Social Liberal (PSL) de Jair Bolsonaro, y se aseguró solamente un gobierno regional.

En segundo lugar, detrás del PSDB, aparece el Partido Democrático Laborista, que gobierna dos estados en Brasil. La formación liderada por Ciro Gomes (que quedó tercero en la elección presidencial) ganó fuerza en los distintos territorios, tuvo más candidatos y participará en la segunda vuelta de cuatro estados. Sin embargo, las encuestas anticipan que podría quedarse sin ninguno, ya que en dos casos hay empates técnicos y en los otros sería derrotado.

Otros cuatro partidos importantes en la política brasileña competirán el domingo por el gobierno de tres estados cada uno: el Partido Socialista de Brasil, el Movimiento Democrático Brasileño (MDB), Demócratas y el PSL de Bolsonaro. El MDB, el partido liderado por el presidente, Michel Temer, cuenta actualmente con seis gobernadores, pero en primera vuelta sólo ganó en un estado y este domingo compite por tres más, de los cuales ganaría dos, según las encuestas. Si esto se confirma, el MDB quedaría con la mitad de los gobernadores que tiene ahora, lo que sería un duro golpe para el funcionamiento de esta organización política, ya que es su arraigo en los territorios lo que le ha permitido ser tradicionalmente el mayor partido del país.

A la izquierda, también el Partido Socialista de Brasil se perfila para perder algunos de sus cinco gobernadores: ganó en tres estados en la primera vuelta y disputará la segunda en otros tres, pero los sondeos estiman que perderá en cada uno de ellos.

Todo indica que la ola conservadora también se quedará con los estados en Brasil por el crecimiento de Demócratas y el PSL, que actualmente no tienen gobernadores. Demócratas ganó en dos estados en la primera vuelta y disputa tres en la segunda, la misma cifra que el PSL de Bolsonaro, que no acumuló victorias el 7 de octubre.

Por último, el Partido de los Trabajadores fue, junto al Partido Socialista de Brasil, el que más victorias obtuvo en primera vuelta (tres), pero en el balotaje disputará únicamente un estado, Rio Grande do Norte. Allí es favorita su candidata, Fátima Bezerra, la única mujer que participa en la segunda vuelta. Si gana, se quedaría con el gobierno en cuatro estados, uno menos de los que tiene actualmente.

Derecha versus ultraderecha
En ocho de los 14 estados que tendrán segunda vuelta el enfrentamiento se dará entre partidos de derecha. Ese es el escenario en Río de Janeiro y San Pablo.

En Río de Janeiro se enfrentan Eduardo Paes, de Demócratas, y Wilson Witzel, del Partido Social Cristiano, al que perteneció Bolsonaro durante dos años. Paes es respaldado por la alianza que gobierna Río de Janeiro desde 2007, liderada por el MDB, que sistemáticamente ha enfrentado escándalos de corrupción. Durante este último gobierno, el estado declaró la quiebra, su gobernador (Luiz Fernando Pezão) fue destituido por la Justicia y restituido después por la Asamblea Legislativa local, y varios jerarcas fueron arrestados, entre ellos el presidente de ese órgano.

Witzel, que ha manifestado su apoyo a algunas de las posturas de Bolsonaro, se presenta como un outsider de la política tradicional brasileña, un perfil que le ha funcionado a varios candidatos en estas elecciones. El que probablemente será el nuevo gobernador de Río de Janeiro fue fusilero naval y juez hasta que, a comienzos de este año, decidió volcarse a la política, pese a no tener ninguna experiencia en gestión.

En San Pablo las propuestas que se enfrentan son prácticamente un calco. De un lado está João Dória, el empresario millonario que decidió integrarse al PSDB para volcarse a la política en las pasadas elecciones y fue electo alcalde de San Pablo. Del otro, Márcio França, que integra el Partido Socialista de Brasil, de centroizquierda, pero que viene de ser vicegobernador del estado de San Pablo acompañando a Geraldo Alckmin, que pertenece al PSDB.

Con mayor o menor cautela, ambos candidatos han defendido y atacado la gestión de Alckmin, que tras gobernar San Pablo durante dos mandatos fue derrotado en las elecciones presidenciales el 7 de octubre. La fractura del PSDB en San Pablo entre el perfil de Alckmin –conservador pero más inclinado hacia la socialdemocracia, como el ex presidente Fernando Henrique Cardoso– y el más liberal de Dória parece ser un anticipo de las dificultades que enfrentará el partido a partir de la semana que viene.

La Diaria


Veja os governadores eleitos em 1º turno e onde haverá 2º turno

Quatorze governadores foram eleitos no primeiro turno neste ano. Partidos como o Novo, o PSC e o PSL emplacaram no segundo turno seus candidatos em estados como Minas Gerais, Rio de Janeiro e Santa Catarina. Os dois partidos que formaram a chapa Dilma Rousseff e Michel Temer para a Presidência haviam eleito 12 governadores em 2014. Desta vez, só podem chegar a oito.

 

Os petistas sofreram derrotas importantes. A maior delas foi registrada em Minas, onde o governador Fernando Pimentel ficou de fora do segundo turno das eleições, que será disputado pelo senador Antonio Anastasia (PSDB) e pelo candidato do partido Novo, Romeu Zema. Além dela, o partido perdeu o Acre, onde se mantinha no poder havia 20 anos. Ali os eleitores elegeram Gladson Cameli, candidato do PP.

O PT conseguiu preservar seus três governos no Nordeste, vencendo com mais de 70% dos votos válidos na Bahia, com Rui Costa, no Ceará, com Camilo Santana, e com pouco mais de 50% no Piauí, reelegendo o governador Wellington Dias. O partido ainda vai disputar o segundo turno no Rio Grande do Norte, com Fátima Bezerra, que enfrentará Carlos Eduardo, candidato do PDT.

MDB

A situação do MDB é tão ruim quanto a de seu antigo aliado. Dos sete governos eleitos em 2014, o partido já perdeu nesta eleição cinco, entre eles o Rio, governado havia 12 anos pelos emedebistas Sérgio Cabral Filho e Luiz Fernando Pezão. Conseguiu reeleger apenas um: Renan Filho, em Alagoas, que obteve o recorde de votos válidos no País, com 78% do total no Estado.

No Pará e no Distrito Federal, seus candidatos – Helder Barbalho e Ibaneis Rocha, respectivamente – ficaram em primeiro lugar e levam para o segundo turno votações acima de 40%.

A derrota só não foi ainda maior para os emedebistas porque o partido conseguiu emplacar no segundo turno, no Rio Grande do Sul, José Ivo Sartori, que busca se reeleger para governar os gaúchos. No final da apuração, Paulo Skaf, seu candidato em São Paulo, foi ultrapassado pelo socialista Márcio França (PSB) e ficou de fora da disputa do segundo turno.

Confira a situação em cada região do Brasil

Tucanos

No Rio Grande do Sul, o emedebista vai disputar o segundo turno contra um candidato tucano. O PSDB, que elegeu cinco governadores quatro anos atrás, dos quais o do Paraná e o de São Paulo no primeiro turno, não conseguiu eleger ninguém no domingo. Vai, no entanto, disputar o segundo turno em seis Estados, entre eles Minas e São Paulo, onde o partido jogará seu futuro de grande força política com as candidaturas de João Doria e de Anastasia.

Dos seis Estados que ele disputará no segundo turno, seus candidatos ficaram no domingo em primeiro lugar em São Paulo (Doria), Rio Grande do Sul (Eduardo Leite), Mato Grosso do Sul (Reinaldo Azambuja) e Rondônia (Expedito Júnior).

O PSDB enfrentará candidatos do PSL de Jair Bolsonaro em Rondônia (Coronel Marcos Rocha) e em Roraima (Antonio Denarium), que defende o fechamento da fronteira para conter os refugiados da Venezuela – o Estado já recebeu de 50 mil deles. O partido de Bolsonaro também disputará o segundo turno em Santa Catarina com o Comandante Moisés, um bombeiro militar.

O PSB foi ao lado do PT o partido que mais elegeu governadores no domingo. Foram três: Espírito Santo (Renato Casagrande), Paraíba (João Azevêdo) e Pernambuco (Paulo Câmara), que concorria à reeleição. O PSB tem chance ainda de fazer mais três governadores no segundo turno, pois concorre no Distrito Federal, Amapá e em Sergipe.

O DEM voltou aos governos estaduais, elegendo desta vez Ronaldo Caiado em Goiás e Mauro Mendes em Mato Grosso, e concorre no Pará e no Rio no segundo turno.

EM


Eleitores de 13 estados e Distrito Federal escolhem governadores amanhã

Amanhã, no segundo turno, 13 estados e o Distrito Federal vão escolher seus próximos governadores. Considerando as últimas pesquisas do Ibope e do Datafolha divulgadas sobre a disputa estadual, o PSDB e o PSL de Jair Bolsonaro são os partidos que têm mais candidatos na dianteira, três cada. Os tucanos lideram em São Paulo, Rio Grande do Sul e Mato Grosso do Sul. O PSL está na frente em Santa Catarina, Rondônia e Roraima.

Em seguida, aparecem o MDB de Michel Temer liderando em dois estados (Pará e Distrito Federal). O PSC, ex-partido de Bolsonaro, também pode eleger dois governadores em Amazonas e Rio de Janeiro. Já o PT leva vantagem apenas no Rio Grande do Norte. O PSB pode vencer na eleição para o governo do Amapá, enquanto o PSD de Gilberto Kassab lidera em Sergipe. Novato em eleições, o partido Novo surpreendeu, no primeiro turno, e está na frente em Minas Gerais.

São Paulo

Maior colégio eleitoral do Brasil, São Paulo retrata uma disputa acirrada entre João Doria (PSDB) e Márcio França (PSB). Na quinta-feira, o Datafolha apontou empate técnico: o tucano tem 52% e França, 48%, ou seja, no limite da margem de erro (dois pontos para mais ou para menos). Os dois postulantes ao governo paulista passaram todo o segundo turno tentando angariar aliados de Bolsonaro para o seu lado. E não hesitaram em criar material de campanha eleitoral unindo o seu “dream team”: BolsoDoria e BolsoFrança.

Candidatos ao Palácio dos Bandeirantes derrotados em primeiro turno que haviam manifestado apoio aberto a Bolsonaro também se dividiram: Paulo Skaf (MDB) e Major Costa e Silva (DC) ficaram com França, e Rodrigo Tavares (PRTB) se aliou a Doria.

Ontem, Doria reuniu três deputados do PSL para tentar reafirmar o seu alinhamento com Bolsonaro. A jornalista Joice Hasselmann, eleita deputada federal por SP, disse que a maioria da legenda no estado está ao lado do tucano.

Participaram do anúncio Capitão Castello Branco (PSL) e Frederico D’Ávila (PSL), eleitos deputados estaduais em São Paulo, e dois aliados de Bolsonaro de outras legendas: os senadores Magno Malta (PR-ES), derrotado na campanha à reeleição, e José Medeiros (Podemos-MT), eleito para a Câmara dos Deputados.

Do lado de França, o nome bolsonarista de maior peso é o do senador eleito Major Olímpio (PSL), coordenador da campanha do presidenciável no Estado. Ele tem dito que quem vota no 17, número do PSL, não vota em tucano.

Estrategicamente, para não perder o voto petista, o pessebista não diz que apoia Bolsonaro e se manteve neutro em relação à eleição presidencial, o que o levou a ser atacado pelo adversário. “Perguntem em quem ele vota”, cobra Doria.

Para amenizar os desgastes, França tem feito frequentes eventos com aliados de Bolsonaro que se manifestam em favor de seu nome. Na quarta, reuniu cinco deputados estaduais e três federais eleitos pelo PSL que manifestaram apoio à sua reeleição. Apesar dos esforços de França, Doria é, segundo o Datafolha, o favorito do eleitores de Bolsonaro.

Desempenho dos candidatos em votos válidos

REGIÃO NORTE

Amapá
Capi (PSB): 53%
Waldez Góes (PT): 47%

Amazonas
Wilson Lima (PSC): 64%
Amazonino Mendes (PDT): 36%

Pará
Helder Barbalho (MDB): 58%
Marcio Miranda (DEM): 42%

Rondônia
Coronel Marcos Rocha (PSL): 63%
Expedido Junior (PSDB): 37%

Roraima
Antonio Denarium (PSL): 54%
José de Anchieta (PSDB): 46%

NORDESTE

Rio Grande do Norte
Fátima Bezerra (PT): 55%
Carlos Eduardo (PDT): 45%

Sergipe
Belivaldo Chagas (PSD): 58%
Valadares Filho (PSB): 42%

SUDESTE

São Paulo
João Doria (PSDB): 52%
Marcio França (PSB): 48%

Rio de Janeiro
Wilson Witzel (PSC): 56%
Eduardo Paes (DEM): 44%

Minas Gerais
Romeu Zema (Novo): 68%
Antonio Anastasia (PSDB): 32%

SUL

Santa Catarina

Comandante Moisés (PSL): 59%
Gelson Merísio (PSD): 41%

Rio Grande do Sul

Eduardo Leite (PSDB): 60%
Ivo Sartori (MDB): 40%

CENTRO OESTE

Mato Grosso do Sul

Reinaldo Azambuja (PSDB): 51%
Juiz Odilon (PDT): 49%

Distrito Federal

Ibaneis (MDB) : 74%
Rodrigo Rollemberg (PSB): 26%

Diario Nordeste


Más de 140 periodistas amenazados en Brasil

Al menos 141 periodistas fueron amenazados o agredidos en la campaña electoral para las elecciones presidenciales del próximo domingo, dominada por la violencia promovida por los grupos de choque vinculados directa o indirectamente al candidato Jair Bolsonaro. Una misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) fue informada sobre la violencia contra los trabajadores de prensa, un tema que fue denunciado por la Federación Nacional de Periodistas (Fenaj).

La Asociación Brasileña de Periodismo de Investigación (Abraji) realizó un relevamiento de las agresiones e intimidaciones, como las sufridas por una reportera del diario Folha de S. Pablo, que reveló una red de distribución de fake news financiada por empresarios bolsonaristas. “Pretendemos llevar (la denuncia) a los relatores a cargo de los capítulos sobre libertad de expresión de la OEA y de la ONU”, declaró la gerente ejecutiva de la Abraji, Marina Iemini Atoji.

La expresidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, que encabeza la misión de la OEA, expresó su preocupación por la violencia y consideró que Brasil es un caso inédito por la magnitud del bombardeo con fake news para aturdir a los electores. Este tipo de ataque de desinformación a través de WhatsApp no tiene precedentes en el mundo, declaró Chinchilla, quien se reunió en Brasilia con autoridades de la Procuraduría y el Tribunal Superior Electoral.

“La Abraji está en contacto con la misión de observadores de la OEA, a la que le aportamos un panorama y datos sobre la situación”, apuntó Iemini Atoji en diálogo con PáginaI12. Consultada sobre si esta campaña que concluirá con el balotaje del domingo fue la más violenta de los últimos años, la representante de la Abraji respondió que “por lo menos fue una de las más intensas en materia de intimidaciones a la prensa”, la mayoría realizadas a través de las redes sociales. Por lo pronto, agregó, “no es posible afirmar categóricamente que fueron las peores elecciones (en materia de violencia) porque faltan parámetros de comparación, lo más destacable son los ataques en el ambiente digital. Se trata de un fenómeno nuevo que tiene una característica muy específica, ya que son difusos y masivos, son poco previsibles y es difícil poder pararlos”.

Entre los episodios más resonantes está el hostigamiento del que fue víctima Patricia Campos Mello, la periodista de Folha de S. Pablo que publicó un extenso artículo sobre el esquema de fake news montado con dinero de aliados de Bolsonaro. “Representantes del diario Folha afirmaron que están ofreciendo todo el soporte de seguridad jurídica, digital y física a Patricia, a partir de la evaluación del riesgo al cual puede estar expuesta”, explicó Iemini Atoji, quien agregó, “de acuerdo con informaciones dadas por la propia Folha, Patrícia continúa trabajando”. Con todo, “lo más preocupante es la situación de los profesionales que son víctimas de ataques y trabajan en medios más modestos y los periodistas independientes que no tienen estructura para protegerse de los ataques”, explicó.

Las repetidas amenazas a periodistas también fueron motivo de denuncias por parte de Reporteros Sin Fronteras, Humans Right Watch y la Federación Nacional de Periodistas. Hasta el expresidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002) se manifestó sobre el tema. “Las intimidaciones a personas, a diarios o a quien sea son algo inadmisible, repudio con energía las amenazas a Folha y a sus periodistas”, afirmó el líder histórico del Partido de la Socialdemocracia Brasileña.

El ministro de Seguridad Pública, Raul Jungmann, anunció que abrirá una investigación sobre el caso de Patricia Campos Mello. La intimidación contra la periodista se suma a los ataques del propio candidato y capitán retirado Bolsonaro, quien prometió que si es electo su gobierno no dará publicidad oficial al diario Folha.

Página 12


VOLVER