Caravana migrante: Trump los llama “criminales” y una masiva marcha pide la renuncia del presidente hondureño

Ante éxodo masivo, hondureños exigen renuncia de Hernández en masiva movilización

En una masiva movilización realizada la noche de este viernes en Tegucigalpa, centenares de hondureños exigieron la renuncia del jefe de gobierno, Juan Hernández, a quien responsabilizaron por el éxodo masivo de ciudadanos hacia los Estados Unidos.

En la movilización se escuchó nuevamente el grito “fuera JOH”, que se popularizó en las calles de Honduras en el 2015 al denunciarse el colosal saqueo al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) y en diciembre pasado tras explotar la crisis electoral cuando se denunció un fraude y la imposición ilegal de la reelección de Hernández.

En esta nueva oportunidad los hondureños salieron de manera masiva para solidarizarse con sus compatriotas que han salido en caravanas hacia los Estados Unidos ante la miseria e inseguridad que son víctimas ante la implantación de severas medidas económicas aplicadas en este empobrecido país de Centroamérica, que sigue sumergido en una crisis política y que no se ha podido superar desde el golpe de Estado de 2009.

La mayoría de los manifestantes gritaba: “fuera JOH”, “no es un presidente, es un delincuente”, mientras otros pintaban grafitis en las paredes con la leyenda “Fuera Fulton, go home (vete a tu casa)”, en rechazo a la encargada de Negocios de la embajada de los Estados Unidos, Heide Fulton y denunciaban la intromisión de la nación del norte en los asuntos internos de Honduras.

Para Oliver Hernán Valladares, secretario general de la Unión Hondureña de Productores Independientes de Café y hondureño con ciudadanía canadiense, la protesta de este viernes es el resultado de la crisis económica por la que está atravesando Honduras y aseveró que las mareas humanas hacia la nación del norte son el resultado de las medidas que han sido ordenas desde el Pentágono. Sin embargo, apuntó que no cree que el problema se resuelva con la salida de Hernández, porque éste solo es un títere de los Estados Unidos y en todo caso será sustituido por otro títere.

La situación solo se resolverá, según Valladares, logrando un cambio en el sistema económico, volviéndolo más humano y más social y que le de vuelta al modelo actual que es comandado por las políticas de los Estados Unidos, a través de las corporaciones mundiales.

La protesta inició en el legendario Hospital Escuela Universitario y transitó varias cuadras hasta llegar a la embajada de los Estados Unidos, ubicada en la avenida La Paz de la ciudad capital, donde se plató un fuerte contingente militar y policial.

Valladares aconsejó que la protesta de hondureños se debe trasladar a la Casa Blanca para que Donald Trump y el mundo se entere que Honduras está atravesando una crisis profunda.

Al llegar a la sede diplomática, los manifestantes entonaron el himno nacional de Honduras y leyeron un manifiesto mediante el que exigieron la salida del poder de Hernández y pidieron a la embajada norteamericana que cese ya en su imposición de gobiernos.

A la manifestación se sumó el periodista y líder social, Bartolo Fuentes, deportado este viernes de Guatemala, tras ser acusado por las autoridades migratorias del vecino país de haber evadido el registro migratorio al momento de pasar la frontera de Agua Caliente, junto a la caravana de migrantes.

Fuentes, quien asevera que fue expulsado de Guatemala por instrucción del gobernante hondureño y acusa a los Estados Unidos de estigmatizar a los migrantes, aprovechó su presencia frente a la embajada, para decirle a Donald Trump que deje de enviar ayudas mientras mantenga en el poder a los corruptos.

El también exdiputado por el departamento de Yoro en representación del opositor Partido Libertad y Refundación (Libre) dijo además que los “mandaderos de los gringos” no se ponen de acuerdo porque mientras unos lo han acusado de cobrar $ 1,500 y hasta $ 4.000 a cada migrante, “otros estúpidos dicen que yo les estaba pagando dinero. Estúpidos pónganse de acuerdo en su calumnia”, gritó al señalar que no hay acuerdo, porque unos dicen que cobraba y otros que le pagaba a la gente para que se fuera en la caravana.

Criterio


Centroamericanos son criminales bien curtidos: Donald Trump

Los migrantes centroamericanos que tratan de pasar por México para llegar a Estados Unidos no son unos angelitos, sino criminales bien curtidos, afirmó el viernes el presidente Donald Trump.

Mientras el republicano hacía campaña en Arizona, los migrantes cruzaron una valla fronteri-za en Guatemala y comenzaron a entrar en territorio mexicano, eludiendo a un grupo de policías antimotines. Cerca de medio centenar de ellos habían cruzado cuando las autoridades mexicanas usaron aerosol pimienta y el resto retrocedió.

Durante una mesa redonda sobre defensa realizada en Scottsdale, un periodista le preguntó qué evidencia tenía de que eran criminales bien curtidos, a lo que Trump respondió: Ay, por favor. No seas infantil.

El mandatario también le dijo al reportero que viera a los soldados mexicanos tirados en el piso.

Luego Trump añadió que no quería ver a estos brutos en Estados Unidos. No los quiero en nuestro país.

La Jornada


Policía Federal frena caravana; seguiremos pase lo que pase

Soportaron de todo y se valieron de todo para llegar a México, para muchos puerta de entrada a Estados Unidos: portazo contra las vallas que custodia el ejército guatemalteco, clavados desde el puente internacional hacia el río Suchiate, desafío a la Policía Federal que terminó controlándolos con gases lacrimógenos y equipos antimotines y, por el momento, un respiro para permitir un ingreso ordenado.

La decisión de ingresar a México a como diera lugar fue tomada por los miles de migrantes hondureños –la mayoría procedentes de su país en caravana desde el 13 de octubre– durante una asamblea efectuada por la mañana de este viernes en el parque central de Tecún Umán, ciudad guatemalteca fronteriza con México, donde aguardaban desde el jueves.

A partir del acuerdo, los centroamericanos se organizaron y pasado el mediodía se enfilaron hacia México. Primero, tras algunos forcejeos, traspasaron un pequeño cerco de militares guatemaltecos que habían colocado tres vehículos tipo tanqueta para obstruir el paso, mismos que fueron utilizados incluso para saltar las vallas.

Luego, los centroamericanos ocuparon totalmente el puente internacional de medio kilómetro que atraviesa el río Suchiate –que divide a México de Guatemala–; allí derribaron una valla metálica colocada por la policía mexicana. La multitud avanzó y se encontró con otra reja, ésta de gruesos barrotes, que lograron abrir parcialmente, lo que provocó la gresca, jaloneos y golpes con los uniformados.

Las escenas dramáticas se produjeron cuando, desesperados por la espera, muchos aspirantes a indocumentados se lanzaron desde el puente hacia el río o se descolgaban con lazos y nadaban hasta donde los esperaban improvisadas balsas: más de uno fue arrastrado varios metros por la corriente, pero fueron rescatados con grandes esfuerzos; uno más se desmayó en medio del agua y fue sacado por uno de sus compatriotas.

En ese momento, a mitad del puente, justo bajo el letrero que con letras blancas y sobre una estructura verde que dice Bienvenidos a México, la policía lanzó gases lacrimógenos, lo que ocasionó que los hondureños se replegaran. De ese modo, más de 200 federales impidieron el ingreso a México de los miles de hondureños que pretendían internarse sin documentos migratorios.

Entonces vino la respuesta: una lluvia de piedras cayó sobre los policías y demás personas que estaban del lado mexicano, entre ellas periodistas. Entre la confusión, el caos y el desorden muchos cayeron al piso a medio puente, niños y mujeres incluidos.

En la confusión, unos 50 migrantes lograron pasar y el resto retrocedió. Luego, los agentes retomaron el control y cerraron la reja metálica aproximadamente a las 13:30 horas. Hasta las 19:30 no se habían vuelto a abrir totalmente.

Megáfono en mano, Manelich Castilla Craviotto, comisionado de la Policía Federal, llamó al orden. Se recomienda a todos los migrantes que no agredan a los uniformados, vamos a dar condiciones para que sean atendidos de manera ordenada; no pongan en riesgo a mujeres y niños. Nombren una comisión para que se determine la manera de llevarlos a un albergue.

Poco a poco la situación se fue apaciguando, pero los migrantes no dejaban de gritar con el puño en alto: No somos criminales, déjennos entrar, queremos trabajar.

Los migrantes retrocedieron y se acomodaron, sentados o parados, sobre la mayor parte del puente que no estaba ocupada por los policías federales.

El resultado fue de por lo menos tres uniformados lesionados por piedras y varios centroamericanos golpeados y desmayados.

Por qué nos matan, por qué nos asesinan, si somos la esperanza de América Latina, corearon algunos.

No somos delincuentes, sólo queremos trabajo y seguridad porque en nuestro país hay mucha violencia y pobreza, dijo otro joven que viaja con la ilusión de encontrar un empleo en el norte (Estados Unidos).

Se evitó que se vulnerara nuestra frontera; no hicimos uso de la fuerza, afirmó Castilla Craviotto.

“El propósito principal se cumplió, va a haber un ingreso orde-nado, bajo las condiciones que ponga la autoridad migratoria y no bajo las condiciones de violencia que algunos piensan que funcionan en países como el nuestro como medidas de presión“, dijo una vez que la policía tuvo el control total de la situación.

Dos horas más tarde, el gobierno mexicano comenzó a permitir el paso de menores de edad y luego de adultos para que subieran en autobuses que los trasladaron a un albergue ubicado en el centro de Ciudad Hidalgo, cabecera del municipio de Suchiate.

Hasta las 18 horas se habían registrado más de mil 600 personas que recibirán alimentos, agua, colchonetas y cobijas, mientras las autoridades migratorias estudian sus casos individualmente. Decenas más estaban sentados en bancas o en el piso en el parque central curándose los golpes.

Norma Hernández, quien viaja con sus tres hijos, de 19, 17 y 15 años de edad, y una nieta de tres, afirmó: Nuestra intención es llegar a Estados Unidos. No somos delincuentes, sino gente trabajadora. A mí no me golpearon, sólo vi que pasó un muchacho desmayado. Si los demás integrantes de la caravana no se regresan a Honduras tampoco nosotros.

Rubén Figueroa, representante del Movimiento Migrante Mesoamericano, que cada año organiza la caravana de madres de Centroamérica en busca de sus hijos desaparecidos en México, dijo que los migrantes fueron reprimidos por la policía mexicana.

Agregó: Fue la Policía Federal la que dio la bienvenida, entre comillas, a los migrantes, no el Instituto Nacional de Migración (INM). El gobierno mexicano había dicho que no iba a reprimirlos, pero fue todo lo contrario.

Manifestó que no es con gases lacrimógenos ni con escudos como se debe de recibir a esta gente, sobre todo cuando vienen niños y mujeres.

Mario Turcios, uno de los hondureños que participa en la caravana y que resultó lesionado en el hombro por un golpe con macana que le dio un policía, sostuvo que nuestra decisión es seguir pase lo que pase, esa es la voluntad de Dios.

La noche del viernes, miles de migrantes permanecían sobre el puente, sentados o acostados en el piso, en espera de poder ingresar a México.

Funcionarios del INM estaban preparados para recibir en grupos pequeños a los migrantes para tramitar sus solicitudes de refugio o visa humanitaria, que es la única forma bajo la cual el gobierno mexicano ha dicho que los dejará pasar la frontera.

La Jornada


Suben Peña y Trump tono contra caravana ‘violenta’

Luego de que un grupo de hondureños ingresó por la fuerza la tarde de este viernes a la frontera sur de México, los presidentes Enrique Peña Nieto y el estadunidense Donald Trump endurecieron sus discursos en torno a la caravana de migrantes que busca llegar a Estados Unidos.

En un mensaje difundido por la noche en redes sociales y por televisión, Peña Nieto aclaró que “como país soberano México no permite ni permitirá el ingreso a su territorio de manera irregular y mucho menos de forma violenta.

“El ingreso violento al país no solo atenta contra nuestra soberanía, también pone en riesgo a los propios migrantes”, afirmó.

Añadió que los agentes de la Policía Federal que fueron agredidos en la frontera chiapaneca por migrantes estaban desarmados, en apego a protocolos de derechos humanos, por lo que varios resultaron lesionados.

Dijo que los migrantes podrán solicitar el ingreso por las vías que establecen las leyes y el derecho internacional.

Destacó que las secretarías de Gobernación y Relaciones Exteriores tienen la indicación de mantener el diálogo con la caravana “a fin de garantizar las condiciones de seguridad y de migración ordenada y respetuosa del marco legal”.

En tanto, Trump había enviado un mensaje de agradecimiento a México por contener la caravana de migrantes hondureños en los límites con Guatemala, aunque insistió en que llevará al ejército a la frontera sur si no funciona dicha estrategia.

Casi 10 horas después de que hondureños ingresaron al país, el mandatario estadunidense dijo que en la caravana que pretende llegar a Estados Unidos hay gente “muy mala, gente muy dura… y les diré que este país no los quiere”.

“Como saben, justo ahora México trabaja en su frontera sur. Están luchando contra personas malas en este grupo. Vemos a la gente entrar”.

Por la tarde, durante una reunión con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, Peña afirmó que México seguirá definiendo su política migratoria de manera “soberana” y con pleno respeto de los derechos humanos de los extranjeros.

En la residencia oficial de Los Pinos, ambos dialogaron sobre la caravana que arribó a la zona de Tucumán, Guatemala, en la frontera con Ciudad Hidalgo, Chiapas.

El mandatario dijo que México “siempre ha sido promotor de una política migratoria segura, regular y ordenada”.

En la reunión, Peña Nieto y Pompeo destacaron la importancia de la relación bilateral en áreas como seguridad, migración y libre comercio.

En un comunicado, la Presidencia de la República informó que el titular del Ejecutivo y el secretario de Estado coincidieron en los beneficios que traerá el nuevo acuerdo comercial para EU, Canadá y México, y reconoció la relevancia de la cooperación coordinada entre ambos países para impulsar el desarrollo económico y sustentable de la región.

Por separado, el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, sostuvo que el gobierno estadunidense ofreció 20 millones de dólares a las autoridades mexicanas para detener la caravana migrante proveniente de Honduras y hacer deportaciones masivas, dinero que no fue aceptado.

En entrevista con Azucena Uresti para Grupo Fórmula, el encargado de la política interior afirmó: “No hemos sido otro muro de Donald Trump, por eso la relación con ese gobierno es ríspida, porque solicitaban cosas que el país no iba a aceptar; pidieron que detuviéramos caravanas migrantes, incluso ofrecieron 20 millones de dólares y México no aceptó ni un centavo”.

Minutos después del incidente en la frontera, Navarrete dijo que dicha irrupción violenta fue un rompimiento de los acuerdos, por lo que se valorarán acciones a seguir.

El secretario señaló, en entrevista con Tania Díaz en MILENIO Televisión, que se trata de grupos organizados que utilizan a niños, mujeres embarazadas y jóvenes como “carne de cañón”.

Por la mañana, Pompeo reiteró al canciller Luis Videgaray la solicitud del gobierno de Trump para que México detenga la caravana antes de que llegue a su frontera, petición a la que el titular de Relaciones Exteriores (SRE) respondió que la política de México en esa materia la define el propio país.

Mientras el titular de la SRE salía de un acto para conmemorar el 73 aniversario de la Organización de Naciones Unidas (ONU), los hondureños rompieron las vallas de metal en la frontera sur para ingresar a México.

Cuestionado sobre las acciones que emprenderá la dependencia a su cargo, Videgaray reiteró: “Estamos atentos a lo que la autoridad migratoria mexicana decida”.

Antes, en la SRE, Videgaray y Pompeo se reunieron en privado cerca de 60 minutos, donde hablaron del tratado comercial trilateral, la seguridad, la migración ilegal y otros temas.

En su segunda visita a México, en menos de seis meses, Pompeo dijo: “El canciller y yo hablamos acerca de la importancia de detener este flujo antes de que llegue a la frontera de EU. Somos muy conscientes de que México manejará esto conforme a sus decisiones soberanas”.

Por la tarde, el estadunidense acordó con el próximo titular de la SRE, Marcelo Ebrard, que el eje central de la relación entre ambas naciones será mantener un diálogo político basado en el respeto y el reconocimiento de las diferencias.

Milenio


Presidente de Honduras viajará a Guatemala para tratar crisis migratoria 

El presidente de Honduras se reuniá con Jimmy Morales para planear la estrategia y logística de retorno de los migrantes hondureños.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández se reunirá este sábado en la capital del país con su homólogo, Jimmy Morales, para tratar la crisis migratoria que sufre la región, informó hoy el Gobierno guatemalteco.

Ambos mandatarios estudiarán una estrategia para el retorno de los miles de migrantes hondureños que desde el pasado sábado han iniciado una caravana con destino final Estados Unidos, dijo el Gobierno de Guatemala a través de sus redes sociales.