Chile: movilizaciones a 30 años del plebiscito que le dijo NO a Pinochet con críticas al oficialismo

Oposición festeja los 30 años del triunfo del No y critica la celebración de los que “querían más dictadura”

Un evento ciudadano convocado en el Paseo Bulnes de Santiago bajo el lema “Por el Chile que aún NOs debemos” es el punto central de la celebración opositora por el triunfo del No en el plebiscito del 5 de octubre de 1988.

La jornada, en todo caso, ha estado marcada por lo sucedido en La Moneda, donde parte del actual oficialismo participó del acto convocado por el Presidente Sebastián Piñera para celebrar el aniversario 30 de este hito, pese a que el grueso de sus filas adhirió a la dictadura votando por el Sí.

Rápidamente desde las filas de lo que la Concertación han salido a cuestionar esta actitud de la derecha, e incluso el ex Presidente Ricardo Lagos sacó a colación esta contradicción oficialista. “El resultado del plebiscito es que ganó el No y perdió el Sí. Eso es todo. Aquí algunos que están intentando apropiarse también”, comentó esta mañana el ex Mandatario en medio de la inauguración del renovado sector “Plebiscito” del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos.

Otras críticas se hicieron sentir desde las filas del PS. “Qué frescura más grande. Los que están hoy en La Moneda votaron con convicción y alegría por el SI Querían 8 años más de dictadura con Pinochet al mando. Un poquito de pudor”, dijo el senador Alfonso de Urresti, mientras su colega Juan Pablo Letelier consideró “bien peculiar esto de partidarios del Sí intentando colgarse del triunfo del No. Votar Sí significaba 8 años más de dictadura liderada por Pinochet, ¿de verdad creen que engañan a alguien cuando dicen que creían en la democracia?”.

La diputada comunista Karol Cariola también apuntó sus dardos hacia la derecha, señalando que “partidarios del Sí, los que querían ocho años más del dictador Pinochet en La Moneda, hoy celebran el triunfo del NO. No sé ustedes pero a mí, mientras no olvidemos que ellos fueron parte y querían más dictadura, me parece positivo”.

Para el diputado socialista Marcelo Schilling, la celebración en La Moneda representa “una victoria cultural hegemónica. Hoy, que todos quieran participar de su victoria, es la muestra más clara de ello”.

Por su parte, el ex senador DC, Andrés Zaldívar, dijo que el acto de La Moneda representa una “contradicción”. “La mayoría de su gente estuvo con la dictadura, participó, reconoció el gobierno de Pinochet como un buen gobierno, etcétera. Entonces se provoca un problema interno que no sé para qué se lo provoca”, indicó, apuntando a Piñera.

Es más, el también ex ministro relativizó el rol cumplido por el actual Presidente en ese momento. “Él no puede decir hoy día que es parte del triunfo de la democracia. Efectivamente su voto fue uno más, pero no fue un actor determinante ni mucho menos”, señaló, añadiendo que pese a votar NO en el plebiscito, Piñera estuvo luego en la campaña electoral de Hernán Büchi. “Así como él habló de los cómplices pasivos, yo creo que él fue un participante pasivo, pero no fue un dirigente activo. Tanto es así que a los pocos días de haber perdido el plebiscito y empezamos la campaña presidencial, él fue el generalísimo del candidato que iba a reemplazar a Pinochet, que iba a sostener el gobierno de Pinochet”, dijo.

“Tenemos el mismo derecho”

En el Gobierno optaron por pasar por alto estas críticas de la oposición. “Si algo debiésemos haber aprendido todos los demócratas de nuestro país, es que la democracia no tiene un solo dueño, es de todos los chilenos. Por lo tanto, tenemos el mismo derecho a conmemorar el 5 de octubre que aquellos que dicen que no lo tenemos”, dijo la vocera de Gobierno, Cecilia Pérez.

Respecto a la ausencia de la oposición, pese a que se cursaron las invitaciones, la portavoz señaló que el Presidente Sebastián Piñera señaló que era importante poder invitar a todos los actores políticos para poder reflejar en el Chile de hoy lo que tenemos que seguir fortaleciendo para el Chile de mañana (…) No estuvieron presentes y lo único que uno espera es que en el menor tiempo posible que ojalá esas divisiones que aún persisten en algunos actores de la oposición, puedan ser dejadas de lado para enfrentar en conjunto el Chile que los ciudadanos nos demandan”, sostuvo.

Acto en Paseo Bulnes

Luego del acto unitario realizado el miércoles en el Congreso, la otra gran actividad programada por la oposición se desarrolla este viernes desde las 17 horas en un evento masivo convocado en el Paseo Bulnes de Santiago bajo el concepto “Por el Chile que aún NOs debemos” y con un carácter ciudadano más que político

“Estamos conmemorando una gesta, se trata de celebrar lo que conquistamos hace 30 años, cuando el país eligió entre la represión y la libertad”, comentó a CNN Chile el ex diputado y ex ministro, Andrés Palma, organizador del acto.

Se trata de un evento convocado y organizado por cerca de 80 organizaciones sociales, a la que se sumaron los partidos de la ex Nueva Mayoría y el Frente Amplio, y que cuenta con las presentaciones de artistas como Sol y Lluvia, Mamma Soul, Inti Illimani, Quilapayún, Juana Fe, Los Prisioneros (Narea y Tapia), Villa Cariño y el diputado Florcita Motuda, entre otros.

El Mostrador


PIÑERA: PLEBISCITO “REPRESENTÓ UN GRAN TRIUNFO PARA LA DEMOCRACIA”

En el Patio de las Camelias, en La Moneda, se realizó el acto que encabezó el Presidente Sebastián Piñera para conmemorar los 30 años del plebiscito en el cual triunfó el “No”.

“El 5 de octubre fue un día luminoso y esperanzador para nuestra democracia, porque ese día, después de largos 16 años de régimen militar (…) no solo representó un triunfo para el ‘No’, representó un gran triunfo para la democracia y para los demócratas de nuestro país”, partió diciendo el Mandatario en su alocución que se prolongó por media hora.

El plebiscito, remarcó, “abrió las puertas a una transición ejemplar en que todos hicimos nuestros mejores aportes. Y esa transición nos permitió recuperar nuestras libertades, nuestra amistad cívica y el respeto por los derechos humanos”.

Piñera enfatizó: “Lo quiero decir una vez más, y fuerte y claro, porque algunos no quieren entender. Todos nosotros pensamos que ningún contexto justifica ni justificará jamás la violación a los derechos humanos que deben ser sagradamente respetados en todo tiempo, en todo lugar, en toda circunstancia por todos los chilenos”.

“Pero eso no significa, como pretenden algunos, que no podamos analizar, por ejemplo, cómo y por qué perdimos nuestra democracia, porque los países necesitan memoria para no olvidar, pero también necesitan historia para aprender”, subrayó.

“NUESTRO DEMOCRACIA COMENZÓ A ENFERMARSE”

El Presidente puso de relieve que “todos los que vivimos esa época sabemos que nuestra democracia comenzó a enfermarse mucho antes que el 11 de septiembre de 1973. Todos sabemos que a partir de la década de los 60 empezaron en nuestro país a erosionarse los valores y pilares fundamentales de una verdadera democracia como el respeto que nos debemos los unos a los otros, como la amistad cívica, la tolerancia, la voluntad de diálogo y acuerdos, la unidad y el espíritu republicano”.

Piñera indicó que “al mismo tiempo avanzaban proyectos muy excluyentes, que eran para algunos, pero no para todos, se fue apagando la voluntad de diálogo político y fue reemplazada por el ruido de las consignas estridentes y las descalificaciones sin ningún fin”.

“La historia nos ha enseñado que cada vez que los chilenos nos hemos dividido y enfrentado siempre hemos cosechado amargas derrotas. Y también esa misma historia nos ha enseñado que cada vez que los chilenos nos hemos unido detrás de causas grandes y nobles hemos conquistado nuestros más hermosos triunfos”, indicó.

Recordó que “durante esa época muchos sectores empezaron a manifestar y a demostrar un desprecio por lo que ellos llamaban la democracia (…) algunos sectores legitimaron la violencia como un instrumento válido en la lucha política de nuestro país”.

“CON UN LÁPIZ Y UN PAPEL”

Luego de hacer un paseo por los hechos que antecedieron al golpe de Estado, Piñera se centró en la fecha que se conmemoraba.

“7 millones de chilenas y chilenos, el 97% de los ciudadanos de nuestro país, con lápiz y un papel cambiaron el curso de nuestra historia y estoy convencido que ese día los chilenos tomamos una necesaria y sabia decisión que significó abrir las puertas para iniciar o continuar una transición hacia una democracia que quería y necesitaba nacer renovada y con toda la fuerza del mundo. Y ese fue el gran triunfo de todos los demócratas”, puso el acento el Mandatario.

La Nación


VOLVER