Consulta ciudadana en México: gana la propuesta de AMLO para el nuevo aeropuerto

La alternativa de López Obrador ganó con casi el 70% frente al 29% que se inclinaba por Texcoco. La opción ganadora contempla reacondicionar el actual aeropuerto y construir dos pistas en la base aérea de Santa Lucía

Calderón Alzati y Jesús Ramírez en la conferencia sobre los resultados de la consulta sobre el aeropuerto. FOTO: Luis Cortés

Será Santa Lucía la opción para el Nuevo Aeropuerto Internacional de México, luego de cuatro días de la consulta ciudadana “México Decide” para preguntar a los mexicanos sobre el destino de la obra.

El presidente de la fundación Arturo Rosenblueth, Enrique Calderón Alzati, encargado de la consulta, informó que hasta esta noche han sido contadas un 98.18% del total de un millón 67 mil votantes, de los cuales 310 mil 463 personas (29%) optaron por Texcoco, mientras que 747 mil votantes (69.95%) se inclinaron por la opción de Santa Lucía.

Por su parte, el vocero del presidente electo, Jesús Ramírez Cuevas, agradeció a todos los involucrados en el ejercicio y aseguró que la participación superó las expectativas.

Previo al mensaje, comenzaron a arribar desde las 19:00 horas a las oficinas de la colonia Roma el futuro secretario de Hacienda, Carlos Urzúa; de la SCT, Javier Jiménez Espriú; el coordinador de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, así como el futuro vocero presidencia, Jesús Ramírez Cuevas.

Mientras que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se retiró de la casa de transición 30 minutos antes de darse a conocer los resultados. “Van a tener nota”, anticipó entonces.

Fue del 25 al 28 de octubre cuando se llevó a cabo la Consulta Nacional, para la cual se instalaron mil 73 mesas de votación en 538 municipios de las 32 entidades de la República Mexicana. Para participar, las personas sólo requerían presentar su credencial de elector.

No obstante, se presentaron diversas irregularidades en el ejercicio, tal como en el primer día cuando se demostró que era posible votar más de una vez, debido a que el sistema se “saturaba” o en algunas casillas ponían tinta en uno de los pulgares y en otras no, además de que la pintura podía quitarse simplemente con agua y jabón.

A la población se le presentaban dos opciones: la primera -la ganadora- era reacondicionar el actual aeropuerto de la Ciudad de México y el de Toluca, además de la construcción de dos pistas en la base aérea de Santa Lucía; la segunda opción era continuar con la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco y dejar de usar el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

El Universal


El peso se deprecia tras triunfo de Santa Lucía en consulta sobre el aeropuerto

El peso se depreciaba la noche de este domingo, luego de que se dieran a conocer los resultados sobre el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de México.

Previo a los resultados, el dólar operaba en 19.37 pesos, y minutos después en 19.75 unidades, una caída para la moneda mexicana de 1.91 por ciento, según datos de Bloomberg a las 00:09 horas locales.

Con el 100 por ciento de las casillas contadas, el 29.1 por ciento, o 311 mil 132 votos, fueron para la opción de seguir con la construcción del aeropuerto en Texcoco.

En tanto que 748 mil 335, 69.9 por ciento, fueron por la opción de construir dos pistas en la actual base militar de Santa Lucía y mantener el actual aeropuerto de la Ciudad de México.

Reacciones sobre el tipo de cambio

En las primeras operaciones del mercado asiático, es decir, alrededor de las 22:00 horas del domingo en horario de México, el tipo de cambio cotizaba en 19.37 pesos, sin embargo, al conocerse el anuncio sobre el resultado de la consulta, el tipo de cambio alcanzó los 19.56 pesos pocos minutos después.

Apenas el jueves de la semana pasada, el primer día de la consulta ciudadana, el tipo de cambio alcanzó un nivel de 19.5465 unidades, un máximo desde inicios de julio, debido a una ola de ventas provocada tanto por factores internos como externos.

De acuerdo con analistas, el temor sobre la cancelación del aeropuerto de Texcoco no es la afectación del proyecto, sino el precedente que se sienta sobre la toma de decisiones del siguiente gobierno.

“El temor es que haya una mayor discrecionalidad en la toma de decisiones en el gobierno de López Obrador”, dijo Benito Berber, economista en jefe para América Latina de Natixis, antes de conocerse la decisión.

La semana pasada, el presidente electo señaló que de cancelarse el proyecto de Texcoco, el gobierno respaldaría los contratos asignados, así como las inversiones realizadas en los bonos emitidos para financiar la obra, principalmente por parte de las Afores.

“La cancelación del proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en Texcoco no afecta a las inversiones que realizaron las Afores en dicho proyecto y, por lo tanto, los recursos de los trabajadores están salvaguardados”, señaló ayer Amafore en un comunicado.

“Hay tres temas que ahora preocupan a los inversionistas extranjeros: que el siguiente gobierno no honre los contratos de manera sistemática; y aun honrando estos contratos y pagando todas las penalizaciones -estimadas en cerca de 120 mil millones de pesos-, les preocupa que el gobierno entrante tome decisiones con criterios de carácter ideológico o político, en lugar de llevarlas a cabo sobre bases técnicas, máxime en temas tan delicados como el aeronáutico; y que ponga en peligro las obras de infraestructura que el presidente electo desea llevar a cabo”, explicó Delia Paredes, directora ejecutiva de Análisis Económico de Banorte-Ixe.

Añadió que, lo anterior, sobre todo porque Andrés Manuel López Obrador ha comentado en diversas ocasiones que va a ser muy importante la participación del sector privado en las obras de infraestructura y que muchas de ellas se desean llevar a cabo bajo el esquema de “Asociaciones Público Privadas” y cancelar el NAICM podría desincentivar la participación de inversión privada.

“Para los participantes del mercado, la decisión sobre el futuro del NAIM será vista como un acto unilateral por parte del nuevo gobierno. La cancelación del NAIM presionará al alza del tipo de cambio hacia el nivel de 19.70 pesos por dólar”, pronosticó Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Base.

“El primero en reaccionar es el tipo de cambio. No será un disparo estilo Donald Trump, pero es notorio que el mercado ha dado su veredicto: es una pésima noticia para el futuro de México”, destacó Guillermo Barba, analista independiente de la Nueva Escuela Austriaca de Economía.

“Pienso que habrá una salida de capitales al no haber condiciones de que el nuevo gobierno realmente estará preocupado por el desarrollo y crecimiento de México. Puede bajar la Bolsa estos días”, consideró Rubén Domínguez, economista en jefe de GACS.

El Financiero


VOLVER