Crisis en Nicaragua: condena internacional a las detenciones de manifestantes el fin de semana

Condena internacional por arresto de manifestantes

Organismos nacionales e internacionales de derechos humanos, religiosos, presidentes y expresidentes se pronunciaron en contra de las detenciones de manifestantes, registradas este domingo en Camino de Oriente, Managua.

La Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) declaró que “frente a la detención de varias personas en Nicaragua cuando ejercían su derecho a participar en una manifestación pacífica, reitera su llamado al Gobierno a que cese de inmediato el acoso, la intimidación y la penalización de las protestas”.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, se sumó a las voces que piden la liberación de todas las personas detenidas y llamó al Gobierno a “respetar el derecho a la protesta pacífica en el país y el cese la represión y todo tipo de intimidación contra líderes políticos y la población civil”.

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) calificó como “inaceptables” las “conductas represivas” de la Policía.

“La CIDH expresa profunda preocupación por detenciones en Nicaragua y reitera que la protesta social es un derecho legítimo de los ciudadanos; llama al Estado a respetarlo y garantizar seguridad de las personas en contextos de manifestaciones públicas de protesta”, publicó el organismo en su cuenta de Twitter.

Pablo Abrão, secretario ejecutivo de la CIDH, dijo que son “inaceptables las actitudes represivas y autoritarias en Nicaragua, el estado de excepción se va consolidando con medidas estatales incompatibles con la democracia y los derechos humanos”.

Edison Lanza, relator especial para la Libertad de Expresión de la CIDH, aseguró que el derecho a manifestarse “no puede estar sujeto a autorización previa”, como sostiene la Policía.

Según el relator, “la Policía nicaragüense quiere establecer una regulación previa para impedirlas, declararlas ilegales o reprimirlas y esto contradice el derecho internacional”.

CIDH dará “atención pioritaria”

El Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), de la CIDH, informó que prestará atención prioritaria a la represión y detenciones de este domingo en Nicaragua. “En democracia son inadmisibles las detenciones selectivas contra periodistas, defensores de derechos humanos y líderes de la disidencia política”, expresa el Meseni.

Costa Rica

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, manifestó su preocupación por los acontecimientos ocurridos este domingo en Managua.

“Profundamente preocupantes las detenciones de este domingo en Nicaragua. La represión que está sufriendo el pueblo nicaragüense debe acabar”, dijo en su cuenta de Twitter.

La expresidenta costarricense Laura Chinchilla compartió las palabras del presidente Alvarado, pero le pidió “pasar de la condena retórica a los hechos”.

“Estimado presidente, pasemos de la condena retórica a los hechos. Como miembros que somos del grupo que integró la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre Nicaragua, solicitemos convocatoria y avancemos hacia aplicación de la carta democrática. ¡Actuemos ya!”, dijo Chinchilla.

Panamá también exigió la liberación de los detenidos. “Detenciones a sociedad civil suscitadas en Nicaragua son inaceptables”, manifestó a través de Twitter la ministra panameña de Relaciones Exteriores, Isabel De Saint Malo de Alvarado.

El Nuevo Diario


AI: Ortega continúa estrategia de represión

Amnistía Internacional (AI) afirmó ayer que, con las detenciones que se dieron el pasado domingo el gobierno de Daniel Ortega “continúa su estrategia de represión”, con la que criminaliza a quien disienta.

“Es una aberración que el gobierno del presidente Daniel Ortega haga uso arbitrario del aparato penal de justicia para silenciar a quienes se manifiestan en su contra”, valoró la directora para las Américas de Amnistía, Erika Guevara Rosas, en un comunicado.

La Policía confirmó que 38 personas habían sido detenidas durante la marcha celebrada el domingo (aunque ocho fueron liberadas el mismo día y otra cantidad ayer), por participar en “actividades instigadoras y provocadoras” y alterar “la paz y normal convivencia”.

Guevara Rosas consideró que detener a personas por salir a la calle a protestar refleja el “desapego” del Gobierno nicaragüense a la legalidad y los derechos humanos.

La organización, además, ha podido constatar “que no se encontraban en la comisión flagrante de ningún delito establecido en la ley, ni existía al momento del arresto una orden de aprehensión en su contra”.

Recordó que, en varios boletines de la Policía, el Ejecutivo ya había advertido que las manifestaciones públicas en su contra se declaraban “ilegales” y que quienes las convocaran serían detenidas.

Amnistía “ha venido documentando la detención arbitraria de personas por el simple hecho de participar en manifestaciones, o criticar públicamente al Gobierno”, y muchas de ellas son líderes de movimientos sociales y estudiantiles.

“El Gobierno de Nicaragua se equivoca al pensar que el pensamiento crítico, la exigencia de derechos y la indignación pueden ser encarceladas”, sostuvo Guevara Rosas.

Posición de la ONU

La ONU subrayó ayer que los ciudadanos de Nicaragua deben poder protestar de forma libre y pacífica, y reiteró su llamamiento a un diálogo político para poner fin a la crisis en el país.

Es importante, como cuestión de principio, que a la gente se le permita manifestarse libre y pacíficamente. Ese es un derecho básico”, dijo el portavoz de la organización, Stéphane Dujarric.

HOY


Mercosur repudia las “acciones represivas” de Daniel Ortega

El Mercosur expresó este lunes su “repudio” a la represión policial en Nicaragua, de “creciente violencia” e “incompatible” con la democracia, en un comunicado divulgado por sus cancilleres reunidos en Montevideo.

El texto señala el “repudio a las acciones represivas del gobierno nicaragüense (de Daniel Ortega) contra sus opositores y la preocupación por la detención de defensores de los derechos humanos ocurridas este domingo 14 de octubre, que representan un agravamiento de la crisis social y política que vive ese país”.

Los cancilleres Jorge Faurie (Argentina), Aloysio Nunes (Brasil), Luis Alberto Castiglioni (Paraguay) y Rodolfo Nin Novoa (Uruguay) “reiteran su rechazo a la continua limitación de las libertades individuales que sufre el pueblo de Nicaragua y a la creciente violencia de la represión policial, incompatibles con un sistema democrático de gobierno y que han provocado un elevado número de víctimas desde el pasado mes de abril”.

Los ministros se reunieron este lunes en Uruguay, que ejerce la presidencia pro témpore del Mercosur.

La policía nicaragüense reprimió el domingo con bombas aturdidoras, golpes y cerca de 20 arrestos la marcha “Unidos por la libertad” que la oposición intentaba realizar en Managua en repudio al gobierno de Ortega.

Entre los detenidos figuran varios dirigentes de grupos de la sociedad civil y del disidente Movimiento de Renovación Sandinista (MRS), denunciaron los organizadores de la protesta.

“No disparen”, “libertad”, gritaban los manifestantes a los agentes que de forma violenta los rodearon en el estacionamiento de un centro comercial, donde se estaban agrupando para iniciar la marcha.

Hombres y mujeres, algunos personas mayores, fueron golpeados y arrastrados por la calle para luego ser subidos a patrullas de la policía.

Las protestas comenzaron el 18 de abril contra una reforma al sistema de seguro social pero, tras el arranque de la violencia que hasta ahora deja 320 muertos, se convirtieron en una demanda por la salida del gobierno de Ortega y su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo.

100 Noticias


VOLVER