Cuba explica al mundo el endurecimiento del bloqueo de EEUU

Por Redacción Nodal

Desde 1992 Cuba presenta ante las Naciones Unidas su informe anual sobre el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos. En el foro multilateral la delegación cubana presenta su proyecto de resolución sobre la necesidad de levantar el bloqueo, para la cual recibe el apoyo de la abrumadora mayoría de los países, con la única oposición de EEUU y de su aliado Israel.

En este nuevo informe, el gobierno cubano asegura que “Desde abril de 2017 hasta marzo de 2018, el bloqueo económico,comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidoscontra Cuba se ha agravado y aplicado con estricto rigor”.

Este informe se presentó en cada una de las embajadas y delegaciones diplomáticas de Cuba en el mundo. En relación con la importancia de este informe Orestes Pérez Pérez, embajador cubano en Argentina, explicó que esta presentación “en el año 1992 constituía una idea muy ambiciosa.En ese año la situación internacional y de Cuba era compleja. Sin embargo, en ese año, que fue el primer año que presentamos la resolución, logramos 59 votos a favor, 3 en contra y 71 abstenciones. Desde esa fecha hacia acá la hemos presentado todos los años y el apoyo a Cuba ha sido creciente en este organismo multilateral”.

En el año 2016, como resultado de la normalización de relaciones diplomáticas entre Cuba y EEUU, el gobierno de Barack Obama y el de Israel se abstuvieron en lugar de votar en contra. Todos los demás votos fueron a favor del levantamiento del bloqueo. Ese año Cuba obtuvo su mejor resultado en la ONU.

“Yo creo que eso es uno de los elementos importantes. Desde el año 92 hasta la fecha ha ido en aumento la cantidad de países que nos han acompañado en esta resolución, y contrariamente, se ha ido quedando Estados Unidos más aislado”, sostuvo el diplomático cubano. “A partir de la llegada de Trump al poder ha habido un retroceso en las relaciones bilaterales, nosotros habíamos avanzado mucho en las relaciones con Obama, siempre con una agenda que tuviera como elemento principal el respeto a la soberanía, la no injerencia en los asuntos internos y el no condicionamiento de ambas partes en ese proceso. Sin embargo, con la llegada de Trump al poder el bloqueo ha sido endurecido”.

En el período analizado, el bloqueo ha causado pérdidas a Cuba en elorden de los 4300 millones de dólares.Las regulaciones y disposiciones adoptadas por los Departamentos de Tesoro, Estado y Comercio de los Estados Unidos restringieron aún más el derecho de los estadounidenses de viajar al país e impusieron trabas adicionales a las limitadas oportunidades del sector empresarial de los EE.UU. de comerciar con Cuba.
Analizando las cifras del daño económico que el bloque produce a Cuba, Pérez Pérez afirmó que“es una cifra considerable si se tiene en cuenta que la inversión extranjera necesaria para que el país crezca en los ritmos que queremos, es de alrededor de 2000 millones de dólares al año. Más de la doble de ese monto lo perdemos como concepto del bloqueo de EE.UU. hacia Cuba”.

La presión política impuesta por la administración Trump profundiza las consecuencias del bloqueo. “Hay una persecución permanente a las transacciones nuestras en el exterior y también a las operaciones bancarias crediticias. Hay una mayor desconfianza e incertidumbre en las instituciones financieras, empresas y proveedores estadounidenses como resultado de una retórica agresiva, amenazante e irrespetuosa del más alto nivel del gobierno norteamericano. Las empresas que tenían interés en comerciar con Cuba se han visto frenadas por esa retórica agresiva. Es complicado para una empresa norteamericana si el presidente de los Estados Unidos dice que el bloqueo va a persistir y que todo el que negocie con Cuba va a ser sometido a juicio.Esa retórica de Trumpy de la ex embajadora de EEUU en Naciones Unidas ha provocado que potenciales inversores y hombres de negocio no viajen a Cuba y eviten cualquier negociación para avanzar en algún acuerdo bilateral”.

“Otro paso de Trump dirigido a obstaculizar las relaciones bilaterales”, agregó el funcionario cubano,“fue la emisión de una lista en la que fueron incluidas 179 empresas cubanas, con el objetivo de continuar entorpeciendo las relaciones económicas y comerciales. Con esas empresas las entidades económicas, financieras y norteamericanas, no pueden tener relación. Eso complica muchísimo el desarrollo del comercio cubano, el desarrollo económico nuestro. Ahí hay empresas de todo tipo de diferentes áreas de la economía cubana”.

En cada representación diplomática cubana en el exterior donde se presentó el informe, además de los datos generales, se detalló el impacto del bloqueo en los países extranjeros. Más allá de los problemas a la economía que implican directamente a la economía en Cuba, el bloqueo tiene efectos más allá de las fronteras de ambos países. La inclusión de empresas cubanas en la lista de las sanciones económicas y comerciales a países implicados en actividades de terrorismo y tráfico de drogas de la OFAC del Tesoro de EEUU, imposibilita que entidades de distintos países pueda hacer transacciones, transferir dinero o establecer relaciones financieras aunque se encuentren fuera de Cuba.

“La persecución llega hasta eso, hasta monitorear en varios países del mundo las operaciones cubanas”, explicó el embajador de Cuba en Argentina.“Por eso insistimos en que no es una política bilateral, como insiste EEUU. Es una política genocida, encaminada a destruir la revolución y que incluye también a otros países o a empresas de otros países en esta política contra Cuba. Tiene un efecto extraterritorial evidente con estos casos que son los más emblemáticos. No son los únicos, hay muchos casos de persecución a empresas y operaciones cubanas en varios países del mundo”.
Además de las afecciones al sistema económico financiero, el sistema de salud cubano ha sufrido graves afectaciones por la política de bloqueo.Dificultades para adquirir medicamentos, reactivos, instrumental o piezas de repuesto para equipos médicos, que podrían adquirirse en el mercado estadounidense deben obtenerse en mercados alejados y con el uso de intermediarios, lo que impone el incremento de los precios de estos insumos. Y en muchos casos hace casi imposible su compra por parte del gobierno cubano. El informe presentado por Cuba ante Naciones Unidas presenta un profuso detalle del impacto del bloqueo en la salud y la alimentación de los cubanos y los costos adicionales que debe enfrentar el país para suplir estas necesidades.

“Para dar un ejemplo”, continúa el embajador, “El 26 de septiembre de 2017, la Oficina de Control de los ActivosExtranjeros prohibió una donación de medicamentos a la ONG“Caritas en Cuba”, debido a que el barco que transportaba la cargapertenecía a la compañía estadounidense NorwegianCruise Line. Nosotros necesitábamos esa donación de medicamentos y teníamos todo para obtenerla. Sin embargo Estados Unidos no autorizó al barco a que la transporte por la ley de bloqueo de EE.UU. Es un ejemplo clásico. Otro ejemplo: Cuba está imposibilitada de adquirir en el mercado estadounidense el óxido nítrico, utilizado para la prevención del tratamiento eficaz de la crisis de hipertensión pulmonar aguda, las cuales pueden ser graves e incluso mortales. Entre el 8 y el 10 % de las operaciones anuales del cardiocentro pediátrico William Soler son realizadas a niños que padecen esta enfermedad. Estados Unidos nos impide a nosotros comprar el óxido nítrico. Lo compramos a otros lugares, pero no es lo mismo comprar ese producto en EEUU que salir a comprarlo a otro mercado, pues se encarece el flete y el transporte. Aquí no hay retórica, porque usualmente se habla que el bloqueo es retórica cubana y es solo una cuestión de relación bilateral. Excede la retórica y excede la relación bilateral para convertirse en una ley extraterritorial que sanciona y multa a entidades de terceros que intentan negociar con Cuba”.

Consultado por Nodal sobre el presente de gobiernos conservadores en América Latina y el Caribe en relación con el voto contra el bloqueo en las Naciones Unidas, el embajador de Cuba en Argentina sostuvo que “Como se dice en términos de Naciones Unidas, es todo un voto consolidado. Nosotros ya llegamos a un techo casi en la votación, porque solo se oponen EE.UU., que es el que aplica la política, e Israel, que es un aliado incondicional estratégico. No obstante eso, EEUU insiste en todos los años, y yo creo que este año con mucha más severidad, en cambiar la votación. ¿Para qué? para no seguir siendo un país que está aislado en Naciones Unidas. Porque evidentemente se han quedado solo en Naciones Unidas. Eso nosotros lo conocemos, lo hacen todos los años, este año probablemente con más agresividad, con más sistematicidad. Nosotros estamos conscientes y pendientes de eso, pero creemos que es un voto consolidado para los países de América latina, sea cual sea el signo político. De todas formas nosotros estamos alerta y vamos a seguir insistiendo en que Cuba necesita el apoyo de los países del mundo, sobre todo los países de América Latina y el Caribe en este reclamo justo en contra de una política genocida e irracional que viola todos los principios de la Carta de Naciones Unidas desde que se instrumentó”.


Informe de Cuba sobre el bloqueo:


VOLVER