El gobierno mexicano reconoce que hay 37 mil 485 personas desaparecidas

En México hay 37 mil 485 desaparecidos: Gobernación

Durante la instalación del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, la dependencia federal admitió que el problema de los desaparecidos “es mayor, se percibe claramente y se sabe claramente” y contar con un registro oficial era un primer paso.

“El registro “arrojó datos paradójicos, 37 mil 485 y seguramente es mucho más grande el número de personas desaparecidas, pero teníamos que basarnos en datos oficiales”, apuntó el secretario de Gobernación.

Este es uno de los temas más dolorosos y más complejos que resiente nuestro país. Es un tema que lleva implícito mucho dolor, mucha exigencia, mucho enojo”, afirmóla Secretaría de Gobernación durante la instalación del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas.

Confirmó que, de las 37 mil 485 personas desaparecidas, se desprenden 26 mil registros completos que pueden ser la base para iniciar “seriamente una búsqueda y localización” de personas desaparecidas o de sus familiares en el país.

Precisó que en 16 mil de los 26 mil registros se cuenta con la huella dactilar y fotografía del desaparecido, un dato biométrico importante para la identificación de personas fallecidas que no había sido aprovechado previamente.

La Secretaría de Gobernación confirmó que no se tenían registros de coincidencias y ahora se tienen 4 mil 500 y la certeza que 340 han sido identificadas con nombre y apellido; de éstas, 300 llevaban más de una década desaparecidas.

Apuntó que están a la espera de que en las próximas semanas se tengan los resultados de positivo o negativo de 4 mil 500 coincidencias, que son resultado de la conjunción de plataformas.

Para la elaboración del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas se juntaron la base de datos del Instituto Nacional Electoral con el registro de huellas de los laboratorios forenses del país, señaló.

En los últimos años en México los casos de personas no localizadas, extraviadas y desaparecidas, incluyendo a aquellas víctimas de desaparición forzada, han ido en aumento.

Excelsior


CNDH: el Estado, omiso en búsqueda de desaparecidos

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) señaló omisiones del Estado mexicano en la búsqueda y localización de personas desaparecidas.

“El Estado no está cumpliendo cabalmente con su obligación de atender y prevenir los miles de casos de desaparición que se han presentado y se presentan en México.

El Estado no puede ser omiso en sus tareas de seguridad, búsqueda de personas desaparecidas, persecución y sanción de los responsables, dijo Ismael Eslava Pérez, primer visitador de la CNDH, durante la instalación del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas (SNBP), a la cual asistió con la representación del ombudsmannacional.

Eslava Pérez advirtió que a un año de emitida la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas Cometida por Particulares, las disposiciones de tal ordenamiento no están plenamente vigentes ni materializadas.

En 25 entidades, precisó, no existe una comisión local de búsqueda de personas, y en 11 no se cuenta con un organismo de atención a víctimas.

Las únicas entidades con comisión de búsqueda son: Chihuahua, estado de México, Guerrero, Jalisco, San Luis Potosí, Nayarit y Nuevo León.

El problema de las desapariciones en México es algo que no se ha podido detener, mientras el número de víctimas continúa en aumento, agregó.

Hace más de un año, señaló el primer visitador, la CNDH advirtió acerca de la inconsistencia de la información y la falta de metodología en los registros oficiales. A la fecha, muchas de las propuestas no han sido atendidas.

En su oportunidad, Santiago Corcuera, representante del consejo nacional ciudadano del SNBP –designado por el Senado–, lamentó la tardanza en la instalación del sistema, porque los artículos transitorios de la ley marcaban que debió haberse realizado en los seis meses posteriores a la emisión del respectivo decreto.

También manifestó su preocupación por que según el artículo 145 de la ley general citada, deberían haber asistido a la instalación del sistema los titulares de las comisiones locales de búsqueda. Sin embargo, sólo una quinta parte o menos cumplió con esa responsabilidad.

La magnitud de la tragedia, en especial de la desaparición forzada, dijo, debiera ser suficiente para que las entidades cumplan con el mandato.

También hizo énfasis en la importancia de que los familiares de las víctimas participen en la elaboración de protocolos de búsqueda.

Por su parte, Michelle Quevedo Orozco, familiar de una persona desaparecida e integrante del consejo nacional ciudadano, señaló que la participación de los colectivos y familiares ha sido nula, por lo que hizo un llamado para que se les tome en cuenta en los próximos pasos de este sistema que serán fundamentales.

Advirtió que la implementación de la ley general se ha quedado corta, e hizo un llamado a las entidades que no han formado su resprectiva comisión de búsqueda, a llevar a cabo este procedimiento, porque el problema es muy importante, en el que prevalecen la impunidad y las cifras negras.

La Jornada