México envía policías a Chiapas para frenar caravana migrante luego de amenaza de Trump de cerrar la frontera

México responde a amago de Trump contra caravana migrante; envía 200 policías a Chiapas

A unas horas de su llegada a México, la caravana de migrantes centroamericanos enfrenta ya dos obstáculos en su camino a Estados Unidos: las amenazas de Donald Trump de enviar militares a su frontera con México y la de las autoridades mexicanas, que desplegaron cientos de policías federales para impedir el paso a quienes no cuenten con visa.

La presencia de la policía, tanto de Guatemala como de México, ha ido aumentando este jueves, mientras decenas de migrantes se reúnen en la frontera entre ambos países a la espera de tomar de decisión “de cruzar”.

Mientras el grueso de la Caravana del Migrante comenzó a avanzar desde la capital de Guatemala hacia la frontera con México, la presencia de policías se hizo visible en ambos lados del puente internacional y en las inmediaciones del Río Suchiate, frontera natural entre México y Guatemala.

México colocó vallas y un pequeño grupo de antimotines de la Policía Federal en el puente fronterizo, mientras que la Policía Nacional de Guatemala cerró la puerta del puente y hacia preguntas de control a cada persona que cruzaba.

La policía guatemalteca también reforzó la línea divisoria, hasta donde llegó el ministro de Gobernación de ese país a bordo de un helicóptero policial.

De acuerdo con testimonios de algunos integrantes de la caravana, es probable que intenten cruzar hacia México este viernes cuando el grupo se haya completado con las miles de personas que aún están en tránsito hacia Tecún Umán.

Durante todo el día pequeños grupos de personas se han ido sumando al contingente que espera en el parque Central de Tecún Umán.

“Sólo podremos avanzar si somos ordenados”, dice uno de los migrantes, que organiza a un grupo de 30 jóvenes, al tiempo que advierte que sacará de la caravana a quienes sean sorprendidos consumiendo drogas o alcohol.

La Cruz Roja de Guatemala atendió a decenas de personas con lesiones en los pies por las largas caminatas que emprendieron para llegar hasta este punto.

Grupos de voluntarios y religiosos se han acercado al contingente para ofrecer comida y ropa usada.

Las autoridades guatemaltecas no tienen un registro sobre los hondureños que han pasado por la frontera en la caravana, pero cerca de 3,000 migrantes habían sido atendidos en el refugio dirigido por la Pastoral de Movilidad Humana de la Iglesia Católica.

Trump, la amenaza al “sueño americano”
Los migrantes huyen de la pobreza y la inseguridad que aqueja a Honduras y a otras naciones centroamericanas con la esperanza de encontrar oportunidades en Estados Unidos, a pesar de las amenazas del presidente Donald Trump, quien dijo este jueves que cerraría su frontera con México para impedirles el paso.

Migrantes hondureños liderando la caravana. Imagen: AFP

El presidente Donald Trump amenazó la mañana de este jueves con cerrar su frontera sur si México no impide el flujo de migrantes.

“Debo, en los términos más firmes, pedir a México que detenga este avance, y si no logra hacerlo, llamaré a los militares y CERRARÉ NUESTRA FRONTERA SUR!”, tuiteó.

Trump dijo asimismo que este tema es mucho más importante para él como presidente que el nuevo Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá (AMEUC).

La amenaza se produce a menos de tres semanas de las elecciones de medio mandato en las que los republicanos arriesgan a perder la mayoría en el Congreso.

“Veo el ataque liderado por el Partido Demócrata (porque quieren fronteras abiertas y las débiles leyes existentes) contra nuestro país de Guatemala, Honduras y El Salvador, cuyos líderes hacen poco para detener este gran flujo de personas, INCLUYENDO MUCHOS CRIMINALES”, dijo Trump.

El martes Trump amenazó a los mandatarios de Honduras, Guatemala y El Salvador de poner fin a la ayuda financiera que Washington les concede, si no detienen la caravana.

“Además de detener todos los pagos a estos países, que parecen no tener casi ningún control sobre su población, debo pedir a México que detenga este avance, y si no logra hacerlo, llamaré a los militares y CERRARÉ NUESTRA FRONTERA SUR!”, agregó Trump.

Animal Político


Caravana de migrantes sigue a EE.UU. pese a amenazas de Trump

La caravana de migrantes que partió desde Honduras sigue su paso hacia Estados Unidos pese a que el presidente de esa nación norteamericana, Donald Trump, insiste en amenazar con impedir su ingreso.

Al menos 100 ciudadanos de Honduras se registraron este jueves en el control migratorio de El Salvador para continuar su paso.

Los migrantes alegan que se van de su ciudad natal en busca una mejor calidad de vida, trabajo y seguridad, ya que su país no les ofrece las condiciones necesarias para vivir.

Estas personas buscan pasar el control de migración que se realiza entre las fronteras de El Salvador con Guatemala para unirse a los 400 hondureños que han logrado traspasar las fronteras y se dirigen a EE.UU.

Uno de los migrantes, entrevistado en la frontera salvadoreña en el El Amatillo (oriente), donde se encontraba registrándose alegó: “No queremos quedarnos aquí en El Salvador, solo vamos de paso porque queremos llegar a Guatemala y juntarnos con los otros hondureños que estén allí llegar a Estados Unidos”.

Ante esta movilización, el mandatario estadounidense amenazó a los Gobiernos de El Salvador, Honduras y Guatemala, para que tomen medidas para imposibilitar el avance de los migrantes o de lo contrario retiraría “la ayuda” que brinda a esos países.

“Hemos informado hoy a los países de Honduras, Guatemala y El Salvador que si permiten que sus ciudadanos, u otros, viajen a través de sus fronteras y lleguen a Estados Unidos con la intención de entrar en nuestro país de manera ilegal, todos los pagos que se les hacen serán SUSPENDIDOS (FIN)”, expresó a través de su cuenta en Twitter @realDonaldTrump.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha informado que al menos 3.000 hondureños buscan llegar a Estados Unidos.

Telesur


Pide México apoyo a ACNUR para atender Caravana Migrante

El gobierno de México solicitará apoyo de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), para atender a lo posibles solicitantes de refugio de la caravana de Honduras que pudieran presentarse en la frontera sur de México.

Por conducto de las Secretarías de Relaciones Exteriores y de Gobernación, la administración federal detalló que la ayuda se llevaría a cabo en coordinación con las autoridades competentes de Honduras, Guatemala y El Salvador, y en conjunto con el Instituto Nacional de Migración (INM) y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR).

La solicitud de apoyo a ACNUR será presentada formalmente hoy por parte del Secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray Caso, durante el encuentro que sostendrá con el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, en Nueva York.

Se informó que, tan pronto se tenga una respuesta formal de esa oficina, serán divulgados los detalles públicamente.

“Esta medida tiene como objetivo contribuir a una solución de carácter humanitario, apegada al marco legal, respetuosa de los derechos humanos, transparente y con el concurso de la comunidad internacional, a través de las instancias correspondientes de la Organización de las Naciones Unidas” se lee en un comunicado conjunto.

Las autoridades reiteraron que todo rxtranjero que desee ingresar a territorio nacional debe hacerlo cumpliendo con los requisitos establecidos en la Ley de Migración.

Los migrantes podrán moverse con plena libertad, si tienen la visa correspondiente. Aclararon que la legislación vigente no contempla un documento que conceda la internación a México sin cubrir requisitos para transitar hacia un país vecino.

Toda persona que ingrese a territorio nacional y desee solicitar el reconocimiento de la condición de refugiado o ser beneficiario de medidas de protección complementaria, deberá hacerlo individualmente.

“Al mismo tiempo expresa su convicción de que el diálogo y la cooperación internacionales entre los países de origen, tránsito y destino de migrantes son indispensables para afrontar los retos que implica el fenómeno migratorio”, declaró la administración mexicana.

La Jornada


VOLVER