Mike Pence pide a presidentes centroamericanos controlar migraciones y “transparencia” en acuerdos con China

No vengan, dice vicepresidente de EE.UU. a inmigrantes indocumentados

El vicepresidente norteamericano, Mike Pence, pidió hoy a líderes de México, Guatemala, Honduras y El Salvador transmitir a sus ciudadanos que si carecen de vías para venir legalmente a Estados Unidos, ”entonces no vengan en absoluto”.

Más de 225 mil guatemaltecos, hondureños y salvadoreños dejaron sus países y trataron de entrar ilegalmente por la frontera sur durante el pasado año, expresó hoy el vicemandatario al abrir en esta capital la segunda Conferencia de Prosperidad y Seguridad en Centroamérica.

Según Pence, las personas provenientes de esas naciones representan más de la mitad de todos los indocumentados detenidos en esa zona en 2017, y mientras desde El Salvador disminuyeron los arribos, desde Honduras crecieron 61 por ciento y desde Guatemala 75 por ciento.

También se refirió a las medidas adoptadas en la frontera y los cambios a las leyes migratorias que busca la administración de Donald Trump, quien ha hecho de la disminución de la inmigración tanto ilegal como legal una parte central de su agenda.

Cuando varias fuentes han criticado al gobernante republicano por no haber visitado América Latina en más de un año y medio en el cargo, Pence dijo que Estados Unidos nunca ha estado más comprometido con los tres países centroamericanos presentes en el evento, que conforman el Triángulo Norte.

Señaló que durante décadas esas naciones han estado golpeadas por el tráfico de drogas, la violencia de pandillas y la corrupción, y esos problemas afectan a todas las naciones del hemisferio, incluyendo a su país.

Pence manifestó que ha habido progreso desde la primera conferencia, celebrada en junio de 2017, pero advirtió que quedan retos, y habló de una ‘crisis de migración’ que afecta a los territorios latinoamericanos y a Estados Unidos.

El presidente y yo continuaremos trabajando con el Congreso para enfrentar esta crisis de este lado de la frontera, añadió el vicemandatario, quien dijo que Trump seguirá haciendo uso de sus poderes ejecutivos en beneficio de la seguridad norteamericana.

A las autoridades presentes, entre ellas los presidentes hondureño y guatemalteco, Juan Orlando Hernández y Jimmy Morales, Pence pidió decir a sus pueblos que no pongan a sus familias en riesgo al tratar de llegar ilegalmente a esta nación.

Tales pronunciamientos se realizan cuando el Gobierno de Trump acapara rechazo nacional e internacional por sus polémicas políticas migratorias, entre ellas la ‘tolerancia cero’ hacia los inmigrantes sin documentos.

Dicha iniciativa, que establece que cualquier detenido al cruzar ilegalmente la frontera de Estados Unidos con México será acusado de cargos criminales, llevó en el primer semestre de este año a la separación de dos mil 654 menores de sus padres, según datos oficiales.

Trump es criticado además por su propósito, desde que era candidato a presidente, de construir un muro en la referida línea divisoria y pretender que la vecina nación del sur pague la obra.

Prensa Latina


Mike Pence llama la atención a países de Centroamérica sobre vínculos con China

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, llamó la atención este jueves a Guatemala, Honduras y el Salvador sobre sus vínculos comerciales con países como China, durante una conferencia sobre el Triángulo del Norte de Centroamérica en Washington.

Pence recibió en la sede del Departamento de Estado al presidente de Guatemala, Jimmy Morales, al mandatario de Honduras, Juan Orlando Hernández y al vicepresidente de El Salvador, Óscar Ortiz, en la Segunda Conferencia sobre la Prosperidad y la Seguridad en Centroamérica.

“Les digo a cada uno de los países representados aquí, en nombre de mi gobierno, en un momento en que ustedes construyen asociaciones comerciales con otras naciones como China, les pedimos que se concentren y les pedimos transparencia y que piensen en sus, y en nuestros, intereses a largo plazo”, dijo Pence.

La conferencia, centrada en el tema de la migración, también contó con la participación del canciller mexicano, Luis Videgaray, y el secretario de gobernación (interior), Alfonso Navarrete.

“Hoy, en un momento en que China intenta expandir su influencia en la región, la mejor manera de resolver estos problemas, creemos que es el fortalecimiento de los vínculos entre Estados Unidos y el Triángulo del Norte”, dijo Pence.

Esta conferencia tuvo que ser reprogramada después de que en septiembre Estados Unidos retiró sus embajadores en El Salvador, República Dominicana y a su encargada de negocios en Panamá, luego de que estos países restablecieran sus relaciones con China y rompieran con Taiwán.

Taiwán y China mantienen desde hace años un tire y afloje diplomático con países en desarrollo, prometiéndoles apoyo económico y otras ayudas a cambio de reconocimiento diplomático.

La violencia en Centroamérica, especialmente en el llamado Triángulo del Norte (El Salvador, Honduras y Guatemala), ha empujado a familias enteras, y en muchos casos a niños solos, a huir, emprendiendo un peligroso viaje hacia Estados Unidos.

Después de que el presidente estadounidense Donald Trump lanzó la política de “tolerancia cero” frente a la inmigración clandestina, más de 2,300 menores fueron separados de sus padres, que habían cruzado ilegalmente la frontera estadounidense.

Con respecto a la inmigración, Pence dijo que los líderes centroamericanos debían enviar un mensaje a sus ciudadanos: “Si no pueden venir a Estados Unidos legalmente, no deberían venir”.

Mediante el pacto denominado Alianza para la Prosperidad, Washington otorga ayuda financiera para implementar programas que mejoren las condiciones de seguridad y crear oportunidades de desarrollo para frenar la migración.

Más de 500,000 personas cruzan clandestinamente la frontera sur de México cada año en su intento por llegar a Estados Unidos, según datos de Naciones Unidas. La mayoría son centroamericanos que escapan de la violencia y la pobreza de sus países.

El Nuevo Diario


Jimmy Morales pide créditos por US$15 mil millones para infraestructura y seguridad fronteriza

El presidente Jimmy Morales participó este jueves en la segunda Conferencia para la Prosperidad y Seguridad en Centroamérica, donde solicitó ayuda económica por US$15 mil millones -unos Q115 mil 650 millones-, que servirían para infraestructura de carreteras y reforzar la seguridad en las fronteras.

Morales hizo esta solicitud al vicepresidente de EE. UU. Mike Pence, quien preside la reunión, junto al secretario de Estado de ese país, Mike Pompeo.

Según el presidente guatemalteco, la ayuda financiera puede venir en forma de “créditos pagables” del Banco Mundial o del Banco Interamericano de Desarrollo.

El mandatario afirmó que de parte de Guatemala hay compromiso de transparencia y calidad de la ejecución del préstamo.

La reunión tiene el objetivo de establecer los avances que los países del Triángulo Norte de Centroamérica han emprendido para la seguridad y prosperidad de sus regiones, tema de importancia para EE. UU., que cree importante este tema para evitar las migraciones ilegales a ese país.

Reitera discurso
Morales hizo su intervención ante los funcionarios estadounidenses; los presidentes de Honduras, Juan Orlando Hernández y de El Salvador, Salvador Sánchez y los secretarios de Relaciones Exteriores y de Gobernación de México, Luis Videgaray y Alfonso Navarrete, respectivamente.

En su discurso, el presidente afirmó que Guatemala tiene grandes avances en la lucha contra el narcotráfico y que entidades gubernamentales han sido certificadas por instancias internacionales en la lucha contra la corrupción; sin embargo, dijo, el problema que enfrenta es “la injerencia internacional que tiene tomadas las cortes de justicia”.

Morales indicó que un ejemplo de esto es la Corte de Constitucionalidad, que ha “violado la Constitución” y ha emitido fallos “en contra del Gobierno y de empresas”, e hizo referencia a la resolución sobre la Mina San Rafael.

Morales indicó que debido al cierre de esta empresa, trabajadores de la mina han migrado ilegalmente a EE. UU. y otros piensan hacerlo en poco tiempo.

El mandatario reiteró que esto es debido a la injerencia de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala y que el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, António Guterres, ha ignorado el problema desde hace más de un año, cuando se denunció por primera vez.

Prensa Libre


Honduras pide a EEUU apoyar para que la ONU declare a las pandillas como violadores de DDHH

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, pidió hoy a EEUU., que apoye su solicitud a las Naciones Unidas para que declare a las pandillas como “violadores de derechos humanos”.

“Son grupos trasnacionales y organizados. Por eso le pido que a través de usted busquemos que en Naciones Unidas estos grupos armados no estatales sean considerados violadores de los derechos humanos de las personas”, dijo Hernández al vicepresidente estadounidense, Mike Pence.

El mandatario adelantó que “en el caso del presupuesto en Honduras en materia de seguridad, será mayor para el siguiente año. Con más presencia policial en las fronteras como lo dice el vicepresidente Pence”.

“Esto debido a la presencia de maras y pandillas. Comparto ese tema con el presidente Donald Trump, de luchar contra las maras y pandillas. Hago un llamado que estos grupos armados son violadores de los derechos humanos. Busquemos que estos grupos armados no estatales sean reconocidos como violadores de derechos humanos ante el seno de la ONU”, manifestó.

El presidente Hernández abogó por los migrantes hondureños que se encuentran desprotegidos en ese país del norte.

“Vicepresidente Pence, le hago la solicitud de poder buscar la legalización del estatus de protección temporal de los hondureños que se encuentran en territorio americano”, dijo Hernández.

Agregó que “somos de los países que hemos llevado la voz cantante del Plan Alianza para la Prosperidad. Hemos invertido los países del Triángulo Norte 3,303 millones de dólares en un año”.

Las declaraciones de Hernández se dieron en la apertura de la Conferencia de la Prosperidad y la Seguridad en Centroamérica, que se celebra en Washington y a la que acuden altos representantes de Guatemala, El Salvador y Honduras, además de los organizadores, EE.UU. y México.

El encuentro había sido pospuesto para hoy después de que Washington cancelara la reunión para manifestar su incomodidad por el avance de China en una zona que históricamente controlaba.

El Departamento de Estado mostró su preocupación y llamó a sus embajadores de El Salvador, Panamá y República Dominicana, las tres naciones que abandonaron sus históricos vínculos con Taiwán, socio de EEUU, para unirse a Pekín.

México, que no forma parte del Triángulo Norte, también envió representación para plantear los problemas de migración y los de seguridad de pandillas y narcotráfico.

Estados Unidos estuvo representado por su vicepresidente Mike Pence, mientras que México envió a su canciller Luis Videgaray.

Estuvieron presentes también los presidentes Jimmy Morales de Guatemala y el vicepresidente de El Salvador, Oscar Ortiz.

La Prensa


EL VICEPRESIDENTE DE EU, MIKE PENCE, CONFIRMA QUE ASISTIRÁ A INVESTIDURA DE AMLO

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, confirmó este jueves que acudirá a la investidura como presidente de México de Andrés Manuel López Obrador el 1 de diciembre.

Pence hizo el anuncio durante la apertura en Washington de la II Conferencia sobre Prosperidad y Seguridad en Centroamérica, en la que participan el canciller mexicano, Luis Videgaray, y el secretario de Gobernación de México, Alfonso Navarrete.

A la investidura de López Obrador también acudirá el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

Según Pence, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y López Obrador ya han tenido “buenas conversaciones” y se mostró seguro de que el “liderazgo” de ambos permitirá “avanzar los intereses” del continente americano, especialmente en el ámbito de la seguridad y en el área económica de la “prosperidad”.

El 5 de octubre, el futuro canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dijo en Twitter que Pence había comunicado a las autoridades de México que él lideraría una delegación estadounidense de alto nivel a la investidura de López Obrador, algo que Washington no había confirmado hasta este jueves.

Dos días antes de la declaración de Ebrard, AMLO adelantó que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no asistiría a a su toma de posesión .

AMLO dijo que Trump y él trataron en una conversación telefónica sobre el nuevo acuerdo comercial de Norteamérica (USMCA) y agregó que una misión de su equipo iría a Estados Unidos en los próximos días.

El izquierdista López Obrador ganó las elecciones el pasado 1 de julio y, el próximo 1 de diciembre asumirá el poder para el periodo presidencial 2018-2024.

Desde que López Obrador triunfó en los comicios, ambos líderes se han dedicado palabras amables y han prometido que trabajarán de manera conjunta, un ambiente de distensión que contrasta con las pasadas presiones entre los dos países por la promesa de Trump de construir un muro en la frontera con México.

Expansión


VOLVER