Perú: dura derrota del fujimorismo en las elecciones regionales

Renace AP, el fujimorismo se descalabra y en regiones lideran los movimientos

La resurrección de un partido tradicional como Acción Popular, el descalabro de Fuerza Popular que hasta hace un par de años se asumía a sí misma como la agrupación política más importante del país, y el dominio de los movimientos en las regiones (que estaría cercano al absoluto, si no fuera por la fuerte presencia de Alianza para el Progreso, sobre todo en el norte). Este es el apretado resumen de la jornada electoral de ayer, sobre la base del análisis de los resultados de conteo rápido al 100% de Ipsos y los primeros resultados oficiales de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

Desde luego, en Lima, la cosa ya estaba decidida desde el cierre de las elecciones, con los sondeos a boca de urna, sin necesidad de que la ONPE confirme la victoria de Jorge Muñoz, que renunció a la Municipalidad de Miraflores para dar el gran salto, tal como lo hiciera en su momento Alberto Andrade.

Todos los sondeos de boca de urna (de Ipsos, Datum y CPI) coincidieron en otorgarle a Muñoz, de Acción Popular, una amplia ventaja (en promedio 10 puntos) sobre Daniel Urresti, el candidato de Podemos Perú. Ipsos, por ejemplo, le otorgó a Muñoz un 32,4% y a Urresti un 21,1%. Luego con el conteo rápido a Muñoz le atribuyó 34,5% y a Urresti 19,8%.

Lo de Muñoz fue un crecimiento acelerado durante las dos últimas semanas. Al debate del 23 de setiembre llegó con una intención de voto más bien baja, muy lejos de cargar la ‘chapa’ de favorito. Pero la exposición le sirvió. Será motivo de estudio y análisis comprender las razones de su holgada victoria labrada en apenas 14 días.

Y aunque el exministro Urresti no se llevó la victoria, puede quedarse satisfecho con su repunte final y esa segunda casilla. Encima, el jueves fue absuelto en primera instancia de los cargos de asesinato del periodista Hugo Bustíos. Estos resultados confirmaron las encuestas de las horas previas (ver pág. 4) que no se podían publicar en medios peruanos por ley, pero que sí fueron difundidas por las agencias internacionales.

Renzo Reggiardo, de Perú Patria Segura, terminó por desinflarse y quedó muy atrás de Muñoz, en el tercer puesto.

Su absurda decisión de no presentarse al debate al que él mismo se había comprometido, en una primera mirada, le costó la victoria. A partir de ese momento, todo fue hacia abajo. Pagó cara su soberbia.

Los demás candidatos no pasaron del 5%, según los boca de urna. De ese grupo, vale la pena destacar que Ricardo Belmont no pasó de ser un hipo xenófobo. Y también el pobre desempeño del (ex) analista, Diethell (o Ditel) Columbus, que postuló bajo el paraguas del fujimorismo.

Dejó de ser popular

Un punto aparte para Fuerza Popular, que no aparece por ningún lado en las proyecciones, ni a nivel regional ni a nivel provincial. De nuevo, esto a la espera de que la ONPE entregue los resultados oficiales. Es, sin lugar a dudas, una auténtica paliza.

Luego de estar a punto de ganar las elecciones presidenciales y obtener la mayoría absoluta en el Congreso, FP era considerada la fuerza política nacional más relevante. Sin embargo, estas etiquetas deben ser confirmadas elección tras elección.

FP, con la aceptación de Keiko Fujimori en caída libre, y sin resultados electorales relevantes que ofrecer, deberá enfrentarse en estos meses a un proceso de revisión interna. Por el momento, el impulso que demostraba hasta hace poco se ha diluido.

Y eso que, como se puede apreciar en los tuits publicados en esta página, Keiko Fujimori emprendió algunos viajes para tratar de ayudar a los candidatos de su partido.

Los movimientos

Otra conclusión importante de la jornada electoral es la confirmación –por si hiciera falta– de que a nivel regional y local quienes llevan la voz cantante son los movimientos, por sobre los partidos nacionales. De los sondeos a boca de urna de Ipsos se puede adelantar que estos emprendimientos políticos locales serán los grandes ganadores en sus respectivas zonas.

Por ejemplo, de las 25 regiones en disputa se preveía –hacia el cierre de este artículo– que 16 de ellas fueran ganadas por movimientos.

Este dominio sería absoluto si no fuera por la presencia de Alianza para el Progreso que, de nuevo, demostró ser una maquinaria electoral sólida que maneja muchos recursos. El partido que dirige César Acuña estaba disputando con muy buenas opciones las regiones de Ucayali, San Martín, Pasco, La Libertad (donde el APRA pasó a ser solo la segunda opción) y Apurímac.

A AP no solo le ha ido bien en Lima. Además, lideraba los boca de urna en Huánuco y Cajamarca. De nuevo, por el margen de error de esta clase de encuestas, los resultados que ofrezca la ONPE darán un panorama bastante más claro.

En tanto, en Puno se confirmó la proyectada victoria de Walter Aduviri, del Movimiento de Integración por el Desarrollo Regional. Su victoria ha sido por un margen cómodo, a pesar de que su campaña la desarrolló desde la clandestinidad para, así, evitar su detención por los sucesos del “Aymarazo”.

Finalmente, en el Cusco, el Frente Amplio proyectaba ganar la gobernación, en una pelea cerrada con Restauración Nacional.

Un dato que no debe perderse de vista, que es necesario mencionar, tiene que ver con la escasa presencia de mujeres electas. La democracia sin mujeres es una democracia incompleta.

La clave

Una elección atípica. El electorado estuvo desenganchado del proceso debido a una coyuntura particularmente difícil. La campaña apenas empezó a calentar con los debates electorales. Jorge Muñoz, que estuvo en la primera sesión del domingo 23, aprovechó su momento para empezar su crecimiento indetenible.

La República


ONPE publica resultados oficiales al 92.54% de actas procesadas

En un nuevo informa, la ONPE anuncia que, al 92.54% de actas procesadas, los porcentajes avanzan así: Jorge Muñoz 36.08%, Daniel Urresti 19.64% y Renzo Reggiardo 8.87%.

– Según la última actualización, los resultados electorales al 59.86 % de actas procesadas por la ONPE arrojan que Jorge Muñoz obtiene el 37.5%, Daniel Urresti 19.1% y Renzo Reggiardo 8.4%.

Actualización 10:08 am

– Una nueva actualización de la ONPE muestra que, al 89.54% de actas procesadas, Jorge Muñoz alcanza el 36.30%, Daniel Urresti el 19.55% y Renzo Reggiardo el 8.87%.

Actualización 02:00 a.m.

– Elecciones 2018. Según esta actualización de la ONPE, los resultados electorales al 59.86 % de actas procesadas arrojan que Jorge Muñoz obtiene el 38.9%, Daniel Urresti 18.6% y Renzo Reggiardo 8.2%.

Actualización 10:00 a.m.

– En una actualización de los resultados electorales al 35.69 % de actas procesadas, Jorge Muñoz obtiene el 43.6%, Daniel Urresti 16.9% y Renzo Reggiardo 6.4%.

– Con los resultados de conteo rápido al 100 % de Ipsos, así quedaría el Concejo Metropolitano de Lima.

En el cuarto lugar se ubica Alberto Beingolea con 5.4%, en el quinto, Ricardo Belmont con 3.5% y en el sexto, Juan Carlos Zurek con 3.3% de los votos.

El panorama parece no cambiar con respecto a las últimas actualizaciones de la ONPE, ni a las tendencias marcadas por las empresas encuestadoras en los boca de urna, pues la tripleta de candidatos que van a la cabeza en la elección se mantiene, salvo una variación en el tercer lugar.

Elecciones 2018. La Oficina Nacional de Procesos Electoral (ONPE), tal como lo señala la ley orgánica electoral, publicó anoche los primeros resultados al 24.05% de actas procesadas. Esta entidad confirmó el orden de los dos primeros candidatos a la alcaldía de Lima.

Al 24.05 de actas procesadas, Acción Popular de Jorge Muñoz obtiene el 47,32%. En segundo lugar se ubica Podemos Perú de Daniel Urresti con 15,28%, mientras que en tercer lugar es ocupado por el Partido Popular Cristiano de Alberto Beingolea con 5,76%.

Hasta ese mismo porcentaje de actas procesadas, el partido Perú Patria Segura de Renzo Reggiardo con 5,48%, seguido de Perú Libertario con 3,21% y en sexto lugar está Somos Perú de Juan Carlos Zurek con 3,14%.

Cabe recalcar que los resultados a boca de urna de las principales encuestadoras del país daban como ganador a Jorge Muñoz, en segundo lugar a Daniel Urresti y tercero a Renzo Reggiardo. La ONPE anunció que irán actualizando las cifras conformen ingresen los nuevo resultados hasta llegar al 100% de actas procesadas.

La República


El plan de Seguridad Ciudadana de Jorge Muñoz tendría una pata coja, la de la violencia de género

Una mujer con el seudónimo de Leona Morris explicó, hace unos días, en primera persona, a teleoLeo.com el episodio de agresión que hasta hoy sólo había sido explicado en prensa a través de una publicación de facebook. Leona Morris y dos amigas suyas fueron agredidas por un turista, en pleno centro de Miraflores, y no recibieron ninguna ayuda de un efectivo del serenazgo de la municipalidad, uno de los cuerpos de seguridad integrante del plan “Miraflores 360°: todos juntos por la Seguridad Ciudadana”.

Uno de los planes estrella de Jorge Muñoz, candidato a la alcaldía de la Municipalidad de Lima Metropolitana, es el llamado “Lima 360°: juntos por la Seguridad Ciudadana”, según ha anunciado, este plan, hermano del aplicado durante su gestión como edil en el distrito de Miraflores, ha frenado la delincuencia; sin embargo, podría tener alguna deficiencia: la de la lucha contra la violencia de género.

Óvalo de Miraflores 11/02/2018 alrededor de las 3:30 a.m

«Me encontraba conversando con dos amigas cerca de la puerta de Burger King ubicado en la cuadra dos de la Av. Larco, un sujeto desconocido acompañado de una chica se nos acercó y nos preguntó dónde podría encontrar un hotel». A partir de aquí la consulta degeneró en persecuciones, golpes e insultos.

«Una de mis amigas le respondió que había varios backpackers alrededor y él nos dijo que buscaba el hotel porque quería estar solo con la chica que lo acompañaba, a la que llamaré Lu» —dice Leona— «además mientras el hombre consultaba, la chica estaba cabizbaja y con los hombros encogidos».

Respondiendo al sujeto Leona también le comentó que la parecía haber visto un hotel a unas cuadras, «pero dejé de hablar al ver a Lu girar y dar unos pasos hacia otro lado». Leona afirma que esta actitud llamó su atención, así que se acercó a la joven para preguntarle si ella quería en irse con ese hombre. «Lu me dijo: “No”».

Leona repreguntó y Lu se reafirmó: «No quiero irme con él, quiero irme a mi casa”. Así que Leona le dijo que ella y sus amigas se encargarían de acompañarla o de pedirle un taxi. «Le dijimos al sujeto —un ciudadano israelí recién salido de servicio militar: Almog Ben Abo de 22 años de edad— que Lu no quería irse con él, pero él insistía en llevársela».

Efectivo de serenazgo no ayuda

Según Leona, la discusión fue subiendo de tono, Ben Abo ya no sólo insistía en llevarse a Lu, también comenzaba a ponerse agresivo, así que le pidieron ayuda a un efectivo de serenazgo que estaba en la zona. «Vera Vasquez es el nombre del sereno, a él le explicamos lo que ocurría, le dijimos que nos encargaríamos de poner a Lu en un taxi, pero necesitábamos ayuda frente al comportamiento del joven».

Sin embargo —siempre según Leona— Vera Vasquez, más allá de mostrar preocupación ante la situación, no las ayudó. «Lo único que atinó a decirnos fue que no podía hacer nada, una de mis amigas le solicitó que pidiera apoyo porque si no se hacía cargo nos podría pasar algo, pero el sereno volvió a decir que no haría nada y caminó detrás de nosotras como un mero observador».

Las mujeres, sin dejar a Lu de lado, caminaron en busca de un taxi y Ben Abo no desistía. «Lú y yo caminamos en dirección al BCP de la Avenida Pardo, Ben Abo caminaba detrás de nosotras, mis amigas venían con él intentando hacerle entender que debía irse, pero él persistía. Lu y yo nos detuvimos al doblar hacia Pardo esperando a mis amigas, pero cuando las divisamos vimos que Ben Abo continuaba con ellas».

Leona y Lu reemprendieron la marcha, querían alejarse de Ben Abo, sin embargo, cuando estaban unas cuadras más adelante, escucharon gritos. «Oye, por qué la golpeas» —gritaba una de mis amigas— «voltee y vi a Ben Abo dándole puñetes y patadas a una de mis amigas, busqué al sereno pero ya no estaba, le dije a Lú “no te mueves” y corrí hacia el agresor».

“Para qué se meten con un hombre”

Leona dice que empujó del cuello al hombre, con eso logró que se aleje de sus amigas, pero ahora la víctima era ella misma. «El sujeto comenzó a darme puñetes en la cara, me tiró los anteojos al piso, en ese momento que me di cuenta que Vera Vasquez, el sereno, observaba todo, él mismos se me acercó y me dio mis gafas; le increpé la falta de apoyo y me respondió: “Para qué se meten con un hombre” ».

Almog volvió a agredir a las amigas de Leona. «Y cuando me dirigí a él para decirle “basta” él me tomó del cabello y me jaló unos 15 metros, ahí recién, algunas personas que estaban en el lugar intervinieron para quitarmelo de encima; una de mis amigas lo pellizcó en las costillas, él me soltó, sí, pero para patearla a ella. Un joven lo alejó de nosotras, pero sus amigos le decían “no te metas, ya déjalo”».

Según Leona, la solidaridad femenina brilló por su ausencia. «Otra chica gritaba “detengan a esa chica, está loca” en referencia a una de mis amigas porque llorando increpaba al agresor. Nadie nos ayudó a retener al sujeto, nadie: ni el sereno, ni la gente que estaba mirando todo, ni los agentes de seguridad, siendo el corazón de unos de los distritos “más seguros de Lima”, según dice su alcalde».

Persecución

Tras las agresiones, Ben Abo emprendió la fuga, una de las chicas corrió tras él, «yo también» —dice Leona; su otra amiga se quedó con Lú. «Por suerte pasó un patrullero y al ver la persecución intervino reduciendo a Ben Abo, creían que se trataba de un robo; también llegó personal motorizado de serenazgo. Le preguntamos a los policías si habían recibido alguna alerta, ellos dijeron: “No, pasábamos por aquí”».

Una vez en la comisaría, ubicada en Calle Gral Vidal 230, las mujeres llamaron a la línea 100 del Ministerio de la Mujer, ellos se apersonaron brindándoles asesoría legal y psicológica. «Por la mañana, mientras el fiscal le tomó declaración a Lú “sólo como testigo pues a ti no te tocó ni sufriste forcejeo” —le dijo el fiscal— además, la culpó de lo acontecido: “De no ser por ti a ellas no las hubieran golpeado”».

El caso está ahora en manos de la Fiscalía de Miraflores (Av. Pérez Araníbar 740), a las mujeres les han concedido una orden de alejamiento para protegerlas de cualquier represalia por parte de Almog Ben Abo y él está libre bajo “comparecencia restringida”. «Nosotras estamos bien, salvo una de nosotras que a consecuencia de las agresiones tiene un dedo fracturado».

Seguridad ciudadana: ¿segura para las mujeres?

Ahora bien, según el plan de Seguridad Ciudadana de Miraflores, la violencia familiar es uno de los supuestos en los que han capacitado a sus efectivos para actuar, sin embargo, en lo que se refiere a violencia de género o actos de violencia fuera del entorno familiar parece que no, o talvez el efectivo Vera Vasquez faltó a clase el día que explicaban ese capítulo.

Y la cosa es seria pues lo que Leona Morris y sus amigas impidieron es que Almong Ben Abo se llevase por la fuerza a un hotel a una mujer, mínimo ellas evitaron que Lu fuese violada por un sujeto con entrenamiento militar y que además demostró en público un alto grado de violencia al golpear a tres mujeres en plena calle y al romperle el dedo a una de ellas.

Leona Morris dice que si antes no hizo pública esta denuncia, fuera del ámbito de su muro de facebook es porque ella y su amigas temen represalias por parte de Almog Ben Abo quien ya les demostró ser una persona violenta y que por su profesión está entrenado para hacer daño. «Además tenemos miedo de que las autoridades, una vez más, no hagan nada y que familiares y amigos nos juzguen por “habernos expuesto”. Pero sabemos que hicimos lo correcto».

La municipalidad de Miraflores comunica

Ante esta denuncia la municipalidad de Miraflores respondió con un comunicado en el que se refieren a la misma como «supuesta inacción de un personal de serenazgo frente a una presunta agresión», también dicen que el hecho fue una «discusión entre una pareja y una tercera persona» y que ante lo ocurrido el sereno solicitó apoyo policial por un caso de acoso a una de esas personas.

Parte de Ocurrencias

Vera Vasquez también habla de una discusión de pareja, pero menciona: «[…] él pretendía llevarla a un hotel sin su consentimiento». Ahora bien, ¿importa si eran pareja?, lo único real es que una mujer no quería ir a un hotel con un hombre y eso debería ser suficiente para que un policía o un sereno intervengan si se les solicita. Vera Vasquez también deja claro en su parte que ante el pedido de ayuda de las mujeres dijo que «no podía retener a Ben Abo y que sólo podía acompañarlas a tomar su taxi».

Alcaldía de Lima a la vista

Visto lo visto, Jorge Muñoz deberá darle algunos retoques a su plan “Lima 360°: juntos por la Seguridad Ciudadana”, sobre todo en lo que se refiere a violencia de género, deberá preparar mejor al serenazgo para afrontar estas situaciones con efectividad o deberá apartar o encomendar otras funciones a los agentes que no sepan hacerlo.

El candidato también debe replantearse su política comunicacional pues el caso al que la municipalidad de Miraflores llama «supuesta inacción de personal de serenazgo» no es sólo una denuncia de facebook, como también refiere el comunicado, sino que es un caso que está en manos de la fiscalía y que ha generado una orden de alejamiento a favor de las mujeres que según el sereno Vera Vasquez originaron «la golpiza».

La Mula


VOLVER