Piñera acusa a la Iglesia de ocultar y relativizar los casos de abusos sexuales

27

Presidente Piñera: “La iglesia ocultó y relativizó casos de abusos contra niños”

En medio de la primera gira europea de su segundo mandato Sebastián Piñera arribó a Francia en busca de estrechar lazos y celebrar acuerdos internacionales.

Asimismo el Mandatario pretende visitar España, Alemania y Bélgica, con el objetivo de sostener una serie de encuentros con diferentes autoridades europeas. El Vaticano, en Roma, será su último punto de reunión, en donde será recibido en una audiencia con el Papa Francisco.

En conversación con el diario El País, aseguró que a la Iglesia Católica, señalada como una de las instituciones que ha ocultado los abusos sexuales contra menores de edad, está en medio de una grave crisis que la afecta en el “mundo entero”.

“Espero que conversemos con el papa Francisco los temas más relevantes para nuestro país y entre ellos, por supuesto, está la grave crisis que afecta a la Iglesia Católica en el mundo entero y también en Chile”, expresó.

Consultado por la crisis institucional en Chile en particular, ya que la Fiscalía tiene abiertas al menos 126 investigaciones, reconoció que en el país se han cometido “abusos y delitos sexuales graves”.

“(…) Soy católico y creo en Dios. En Chile se cometieron durante demasiado tiempo abusos y delitos graves, inaceptables, contra niños en materia sexual por miembros de la Iglesia católica. Y la institución no supo reaccionar como correspondía”, explicó, ya que para él la lealtad fue mal entendida.

“Tal vez fue una mala entendida solidaridad o lealtad, en lugar de haber enfrentado esto con toda la fuerza y decisión del mundo. En algunos casos lo ocultó, en otros lo relativizó y eso terminó haciendo que la crisis fuera mucho más grave, mucho más profunda y mucho más dañina para la Iglesia católica que lo que habría sido si lo hubiera enfrentado con mayor coraje y verdad”, dijo.

Cabe recordar que el Arzobispo Ricardo Ezzati optó por guardar silencio ante el Fiscal de la Región de O’Higgins, Emiliano Arias, quien lo citó a declarar como imputado por el delito de encubrimiento de abusos sexuales.

TL13


Víctimas de Karadima acusan “trabas” de la Iglesia católica en investigaciones de los casos de abusos

José Andrés Murillo, James Hamilton y Juan Carlos Cruz, víctimas de abusos sexuales cometidos por el sacerdote Fernando Karadima, acusaron hoy a la Iglesia católica de poner “trabas” a las investigaciones que realiza la Justicia chilena.

En una carta en el diario El Mercurio, los tres recordaron que esta semana el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, guardó silencio ante el fiscal que lo citó a declarar como imputado por el presunto encubrimiento de los abusos sexuales cometidos por el excanciller de su arzobispado Óscar Muñoz.

Además, la Corte de Apelaciones de Rancagua acogió un recurso de protección que el Obispado de Valparaíso interpuso, medida que paralizó parcialmente la investigación del caso de Ezzati y Muñoz.

“Esta actitud de poner trabas para que la verdad se investigue, se opone, en primer lugar, al derecho de las víctimas a que se haga justicia”, lamentaron Murillo, Hamilton y Cruz en su carta.

Los tres denunciantes de Karadima, a quien el papa Francisco retiró el estado clerical unos días atrás, afirmaron que las acciones de la Iglesia se oponen también al llamado del pontífice “a colaborar con la justicia y tener tolerancia cero con el abuso y el encubrimiento”.

“Es incomprensible que, conociendo la actitud de la jerarquía de la Iglesia católica chilena, denunciada por el propio papa, de tener una cultura de abuso y encubrimiento, la Corte de Rancagua acogiera dicho recurso”, sostuvieron las víctimas.

En Chile, según un catastro publicado a finales de agosto, hay abiertas 119 investigaciones en curso contra 167 personas relacionadas con la Iglesia imputadas y 178 víctimas cuantificadas, 79 de las cuales eran menores de edad cuando ocurrieron los hechos denunciados.

El Mostrador


Obispado de Valparaíso se defiende y dice que no busca “obstaculizar ni menos impedir la acción de la justicia”

El Obispado de Valparaíso explicó, a través de un comunicado de prensa, la orden de no innovar solicitada a la Corte de Apelaciones de Rancagua, la que paralizó parcialmente las investigaciones por encubrimientos de abusos en la Iglesia.

Recordemos que la entidad presentó el recurso, poniendo en cuestión la incautación que le fue realizada el pasado 13 de septiembre. Por ello, en su declaración, el obispado señaló que aquel día “se entregó todo lo que vino a incautar la Fiscalía (…) (el obispado) abrió sus puertas, no tenía nada oculto y el personal colaboró amablemente con el Fiscal. Así lo haremos cada vez que seamos solicitados. Siempre ayudaremos tal como lo hicimos ese día. Y en ese sentido estamos trabajando con resultados de conocimiento público”.

En ese sentido, según el obispado, el recurso se presentó para “cuidar y proteger la dignidad y los derechos de todos los ciudadanos” y “colaborar con la mayor eficacia con la justicia. Así como cuidamos la dignidad de las víctimas de abusos de parte de algunos clérigos, así también cuidamos a los que han sido sometidos a un allanamiento de parte del Ministerio Público, al que jamás nos opondremos y que sólo pedimos se realice según su propia reglamentación”, puntualiza la declaración.

“Nuestra intención no es obstaculizar ni menos impedir la acción de la justicia. Pedimos que se haga conforme a derecho para cuidar la dignidad y los derechos fundamentales de todo ciudadano. Convencidos de que así se avanza con la mayor celeridad en los procesos judiciales. De esta forma colaboramos de la mejor manera para encontrar la verdad de los hechos y administrar con eficacia la justicia que exigen las víctimas”, finaliza la declaración de la Iglesia porteña.

El Ciudadano


VOLVER
Más notas sobre el tema