Trump amenaza a gobiernos centroamericanos con congelar ayuda si no detienen caravana de hondureños

Detienen la caravana migrante o cesará la ayuda, amenaza Trump

El presidente estadunidense, Donald Trump, amplió anoche a Guatemala y El Salvador la amenaza formulada horas antes a Honduras, al advertir que congelará la ayuda económica si esos países permiten el tránsito de una caravana de migrantes en ruta hacia Estados Unidos

Hemos informado a Honduras, Guatemala y El Salvador que si permiten que sus ciudadanos viajen a través de sus fronteras hacia Estados Unidos con la intención de entrar ilegalmente a nuestro país, todos los pagos les serán detenidos, tuiteó.

¡Cualquiera que entre a Estados Unidos ilegalmente será arrestado y detenido, y será repatriado a su país!, remató en un segundo mensaje.

La amenaza se produjo seis meses después de que Trump desplegó la Guardia Nacional en la frontera con México de cara al Viacrucis Migrante, cuando más de mil centroamericanos marcharon hacia Estados Unidos. Entonces, el magnate advirtió que la asistencia a Centroamérica estaría en juego si los migrantes no detenían su marcha hacia Estados Unidos.

Por la mañana, Trump escribió en Twitter: Estados Unidos ha informado con firmeza al presidente de Honduras (Juan Orlando Hernández) que si la gran caravana de personas que se dirige a Estados Unidos no es frenada y llevada de vuelta, no se dará más dinero o ayuda, ¡con efecto inmediato!

La llamada Caminata Migrante, integrada ahora por entre mil 500 a 4 mil niños, mujeres y hombres, según reportes de la prensa guatemalteca, partió el sábado pasado de la hondureña localidad de San Pedro Sula, 180 kilómetros al norte de Tegucigalpa, con rumbo hacia la frontera con Guatemala para después pasar por México y finalizar en Estados Unidos, donde solicitarán asilo político, una ruta de 2 mil kilómetros plagada de obstáculos y peligros.

La caravana llegó este lunes a la fronteriza ciudad guatemalteca de Esquipulas. Antes de ingresar, un contingente de policías les cerró el paso, pero horas después los migrantes lograron llegar a un refugio, reportó la prensa local.

Cientos de hombres, mujeres y niños, con bolsos y maletas caminaban este lunes por una carretera en Guatemala, a unos 90 kilómetros de la frontera con Honduras, donde según algunos medios locales las autoridades trataban de contener otro grupo masivo de personas que buscan integrarse a la caravana.

Las autoridades de Guatemala anunciaron que prohibirían el ingreso de los migrantes hondureños si no cumplían con los requisitos legales para entrar en el país.

Tras la amenaza de Trump, el organizador de la caravana el ex diputado de izquierda Bartolo Fuentes, fue detenido en Guatemala. El Ministerio de Seguridad hondureño dijo que el activista fue arrestado por la policía guatemalteca porque “no cumplió con las normas de inmigración“ del vecino país y será deportado. Al cierre de esta edición, Fuentes intentaba cumplir los requisitos migratorios en Guatemala.

La cancillería de Honduras hizo un llamado después a los hondureños a desistir de la intención y no poner en riesgo su vida ni la de sus hijos en una ruta de dolor y muerte, dominada por condiciones adversas como hambre, calor extremo, frío, fatiga, enfermedades y expuestos a ser víctimas de traficantes de personas, órganos, redes criminales, de prostitución y narcotráfico.

Añadió que esta movilización irregular sólo buscaría alterar la gobernabilidad, estabilidad y la paz de Honduras y Estados Unidos, y que la caravana habría sido organizada por sectores políticos con falsas promesas de otorgar visa humanitaria para transitar por territorio mexicano y acogerse a una figura de asilo en Estados Unidos.

En una llamada telefónica con Hernández, el vicepresidente, Mike Pence, condenó la flagrante falta de consideración de Honduras a la soberanía estadunidense, informó el diario guatemalteco Prensa Libre en su portal.

La portavoz del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Katie Waldman, dijo que las noticias de la caravana son el resultado de los vacíos legales. Como lo hemos dicho y repetido, hasta que el Congreso actúe, vamos a seguir teniendo fronteras abiertas de facto que garantizan futuras ‘caravanas’ y cifras récord de familias que entran ilegalmente a nuestro país, afirmó.

Amnistía Internacional calificó de xenófoba y racista la amenaza de suspensión de ayuda a Honduras lanzada por Trump y pidió a México ofrecer asilo a los hondureños que integran la caravana.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, pidió respeto a los derechos y la seguridad de los integrantes de la caravana, así como investigar el posible involucramiento de traficantes de personas.

La Jornada


Comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores de Honduras


ONU preocupada por vulnerabilidad de caravana de migrantes hondureños

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Guatemala (Oacnudh) dijo ayer que ve con preocupación la vulnerabilidad que enfrenta la caravana de migrantes hondureños, que cifra en unos 3,000, y que transitan por el país con dirección hacia Estados Unidos.

“Es preocupante la vulnerable situación de más de 3,000 migrantes que se desplazan desde Honduras hacia el norte del continente americano”, aseguró la entidad de la ONU en un comunicado divulgado en Guatemala y firmado también por las sedes de Honduras y México.

En el escrito, expresan su “preocupación” por la situación de “inseguridad” y la necesidad de protección de las personas que forman parte de la “Caravana de Migrantes”, integrada, según la ONU, por más de 3,000 personas hondureñas.

El grupo salió el pasado sábado de la ciudad hondureña de San Pedro Sula para huir de “la violencia, la pobreza y las dificultades para acceder a sus derechos humanos”.

“Ante los importantes retos que representa este desplazamiento masivo de personas, así como la naturaleza mixta de los flujos migratorios en la región, Oacnudh reitera las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos de los países de origen, tránsito y destino”, señaló la organización.

En este mismo sentido, pidió a los Estados de Honduras, Guatemala y México “proteger la integridad y garantizar la seguridad de migrantes y personas sujetas a protección internacionales”, además de brindarles ayuda humanitaria y asistencia adecuada en base a sus necesidades específicas.

La ONU instó a las autoridades de los tres países a que continúen “coordinando esfuerzos para garantizar el respeto a la dignidad y los derechos humanos”, y reiteró su disposición de colaborar brindando asesoría y asistencia técnica en todo lo necesario.

El Gobierno de Estados Unidos amenazó este martes a Honduras con retirarle la ayuda si la caravana llega a suelo estadounidense e instó a los Gobiernos de la región a contener este flujo migratorio.

La Prensa


¿Cuánta ayuda de EEUU perdería Honduras si caravana de migrantes no se detiene?

El presidente Donald Trump advirtió al mandatario hondureño Juan Orlando Hernández que suspenderá inmediatamente la cooperación a Honduras si no se impide el avance de la caravana de migrantes hondureños que avanza por Guatemala.

Pese a la fuerte advertencia, que fue secundada por el vicepresidente estadounidense Mike Pence, los aproximadamente 2,000 hondureños continúan su travesía rumbo a la frontera norteamericana.

De no detenerse el numeroso grupo, Honduras se quedaría sin la colaboración de Estados Unidos, pero entonces ¿Qué tanto perdería Honduras? ¿A cuanto asciende la ayuda que Estados Unidos brinda al país centroamericano?

Antes que nada, Estados Unidos anunció esta semana que está dispuesto a incrementar su ayuda para combatir la inmigración ilegal y generar crecimiento económico si los tres países del Triángulo Norte (entre ellos Honduras) hacían su propio esfuerzo.

Desde que la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte se lanzó en 2014, Washington ha comprometido 2,600 millones de dólares en cooperación para América Central entre 2015 y 2018, mientras que los países de la región han comprometido de manera conjunta un aporte de 8.600 millones de dólares.

Cooperación

Para el año fiscal 2019, que para las finanzas públicas estadounidenses arrancó el día 1 del mes en curso, Washington prevé destinar 65.7 millones de dólares a Honduras principalmente a través del Departamento de Estado y de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés).

Un tercio de esos fondos estarán destinados al fortalecimiento de la democracia, derechos humanos y gobernabilidad, y otro tercio para fomentar el desarrollo económico.

El tercer concepto será educación y servicios sociales, seguido de programas ambientales y por último la seguridad.

La magnitud de la ayuda prevista a Honduras durante el año fiscal 2019 es similar a la presupuestada para Guatemala (69.4 millones de dólares) y muy por encima de los 45.7 millones de dólares para El Salvador, los otros dos países que junto a Honduras conforman el denominado Triángulo Norte de América Central.

La cifra del 2019 para Honduras es similar a la presupuestada en el ejercicio fiscal previo, pero bastante por debajo de los 430 millones que percibió durante el periodo 2014-2017, según cifras difundidas por el gobierno estadounidense.

Colaboración en materia de seguridad

Honduras padece una intensa violencia pese a que en 2016 la tasa de homicidios -por cada 100,000 habitantes- descendió a 59 respecto a los 86 registrados en 2011.

Desde 2001, la embajada estadounidense en Tegucigalpa apoya a las autoridades hondureñas con programas como entrenamiento a agentes policiales, asesoría para una reforma a la policía y al sector judicial e iniciativas para disuadir a los estudiantes a sumarse a las pandillas.

El Heraldo


VOLVER