AMLO anuncia consulta nacional para decidir si se juzga a Peña Nieto, Fox y Calderón

AMLO anuncia consulta nacional para decidir si juzga o no a Peña, Salinas, Zedillo, Fox y Calderón

El Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se comprometió a llevar a consultar popular tres temas: la investigación a los ex presidentes mexicanos por temas de corrupción; tener como asesores al grupo de empresarios que anunció hace unos días; así como la creación de la Guardia Nacional.

El compromiso lo hizo frente a la periodista Carmen Aristegui esta mañana de miércoles. El Presidente electo formuló las preguntas que se comprometió a incluir en una nueva consulta nacional ciudadana cuando ya sea Presidente de México.

El primer cuestionamiento a los ciudadanos sería: “¿Crees que Andrés Manuel deba tener un grupo asesor para consultarles sobre proyecto productivos? ¿Sí o no?”

“¿Crees que Andrés Manuel debe de promover que se juzgue para que haya justicia y no sólo se persiga a chivos expiatorios y se revisen las responsabilidades en delitos de corrupción y otros a Salinas, a Zedillo, a Fox, a Calderón y a Peña Nieto? ¿Sí o no?”

También se comprometió a consultar sobre la creación de la Guardia Nacional.

“Vamos a hacer tres [preguntas]. Y de una vez en el caso de la primera: Yo estoy a favor, no voy a hacer en este asunto, porque son mis planteamientos, no voy a ser imparcial, quiero informar bien a la gente, y los opositores que también hagan lo propio”, dijo el mandatario sobre su grupo asesor de empresarios.

AMLO estaba reticente a juzgar a los ex presidentes. La periodista Carmen Aristegui le insistió en el tema del posible perdón a los casos de corrupción previos a su Gobierno. El Presidente electo insistió en que de investigar estos casos “sería conspirar” contra la estabilidad política del país.

“Si se trata de juzgar y de abrir expedientes, tendríamos que comenzar con los de arriba. Porque eso es el cambio”, dijo.

–Pues eso.

–…pero sería conspirar en contra de la estabilidad política del país. Desatamos…

–¿…a los demonio?

“Se suelta la confrontación. Nos empantanamos. [Se desata la confrontación] entre los mexicanos porque tendríamos que enjuiciar a Salinas, a Calderón, a Fox, Zedillo, a Peña Nieto”, dijo.

–¿No crees que la sociedad te acompañaría en esos procesos de haber materia? –dijo Aristegui.

–No, sería demasiado escándalo.

–¿Y cuál es tu miedo al escándalo?

–No podría yo hacer lo que quiero para acabar la corrupción. Me quedaría anclado en el conflicto.

–¿Con qué temor te verían los que vienen en términos de Gobierno, los contratistas y demás, si no fuiste capaz de ir por los que lo hicieron?

–Porque es un punto final, una etapa nueva.

–Eso es un voluntarismo, es porque tú lo dices –dijo Aristegui.

–No, no, no. Porque vamos a modificar las leyes, porque ya la corrupción va a ser delito grave…

Después de ese intercambio fue que el Presidente electo se comprometió a una nueva consulta nacional.

Antes, Enrique Galván Ochoa, analista de negocios, le preguntó a López Obrador sobre el juicio a Joaquín “El Chapo” Guzmán y las acusaciones contra Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón.

AMLO dijo que “esperemos las pruebas y ya, con mucha objetividad, opinamos”.

Aristegui le recordó que en su libro más reciente, hablando de la corrupción, escribió que “sólo espero pacientemente que hablen la maestra Elba Esther Gordillo y Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán; ayudarían a la causa democrática de México”.

AMLO dijo que “El Chapo” no era el gran capo que se dijo. En cambio, el sistema económico produjo en 30 años grandes millonarios de los que nadie ha hablado. “No estoy de ninguna manera justificando a ‘El Chapo’; lo que estoy señalando es que la corrupción en México produjo grandes multimillonarios. Gentes que ni siquiera perdieron su respetabilidad. Entonces es decir: ‘El Chapo’, pero también la corrupción sistémica que hemos padecido en México”.

Sinembargo


El Chapo podría ayudar a la democracia en México: AMLO

Para el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, las declaraciones de Joaquín El Chapo Guzmán podrían servir par conocer la verdad histórica del país, pero, afirmó, se debe esperar la presentación de pruebas en medio del juicio que se lleva a cabo en Nueva York.

En los últimos días López Obrador ha promocionado su segunda Consulta Nacional con los principales comunicadores del país a la par del escandaloso juicio en contra de El Chapo, lo que provocó que la periodista Carmen Aristegui lo cuestionara.

Debido a que en el juicio resaltaron nombres como el de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, el analista de negocios Enrique Galván Ochoa preguntó al morenista lo siguiente:

“¿Cuál es el punto de vista del presidente electo sobre lo que está ocurriendo en un tribunal en Nueva York que embarra a dos antecesores de la presidencia y al actual presidente de la República?”

En primer lugar, López Obrador respondió que es necesario esperar la presentación de las pruebas, ya que en casos como éste acusar a alguien directamente podría ser una estrategia de los abogados para defender a su cliente.

“Los abogados tienen una estrategia siempre. En Estados Unidos tienen una manera de aplicar la Ley también muy sui generis, ofrecen, por ejemplo, reducción de penas, tienen mecanismos para alentar que hablen. Lo de Odebrecht, por ejemplo, fue así. En su momento le dijeron al dueño de Odebrecht ‘Di todo lo que sabes y te vamos a proteger, te vamos a reducir penas’, y así habló, así causó la tremenda crisis en varios países”, señaló López Obrador.

En ese contexto, Aristegui retomó un párrafo del último libro publicado el mandatario electo titulado ‘2018 La salida: decadencia y renacimiento de México’, en el cual apuntó lo siguiente:

“Espero pacientemente que hablen la maestra Elba Esther Gordillo y Joaquín Guzmán Loera, el Chapo Guzmán, quienes, culpabilidades aparte, podrían ayudar con sus testimonios a conocer la verdad histórica y harían un gran servicio a la causa de la democracia de México”.

Si bien el presidente electo sostuvo esta afirmación, enfatizó que serán importantes las pruebas que se muestren. Por otra parte, recordó que El Chapo “no jugaba en grandes ligas”, pues aseguró que su papel era más bien el de un operador: “Se le llama en el beisbol a un nivel anterior al de las grandes ligas la triple A; no era como lo presentaban [capo del siglo]”.

No obstante, recordó que El Chapo apareció en las listas de los hombres más ricos del mundo, lo que, a su ver, sólo sirvió como un despropósito puesto que el sistema neoliberal produjo en 30 años muchos grandes multimillonarios que han conservado su respetabilidad, de los cuales nadie habla. Esto, afirmó, es un ejemplo de la corrupción sistemática que ha padecido el país.

“No estoy justificando de ninguna manera a El Chapo ni a ninguno de los capos, lo que estoy señalando es que la corrupción que ha habido en México tiene una mayor dimensión que la ocurrida en estos asuntos de ilegalidad y criminalidad”, contestó.

Por su parte, Carme Aristegui cuestionó al presidente electo respecto a lo que se puede esperar en caso de que no existan esas pruebas, a lo que López Obrador respondió que eso precisamente sería una prueba del manejo político que tiene que ver en todos estos casos.

“Por experiencia te digo, [la defensa] tiene como propósito sacar de la cárcel a su cliente o reducir su sentencia, ese es su trabajo. Hay abogados aquí en México que para mí no son muy buenos; sin embargo, se anuncian diciendo que ninguno de sus clientes está en la cárcel o que todos los casos que llevan los resuelven muy bien”, dijo.

Por último, el próximo presidente sostuvo que en ciertos casos este tipo de estrategias que elaboran los litigantes puede ser contraproducente. Recordó que cuando fue desaforado tanto sus abogados como sus amigos le recomendaban que se amparara, pero “cuando tú eres dirigente político tú no te puedes amparar. Si tú eres inocente, ¿para qué te amparas?”

Cabe señalar que aunque López Obrador declaró que no perseguiría a los corruptos, aseveró todo acto de corrupción que ocurra después del próximo 1 de diciembre será tratado como un delito grave.

Debate