Argentina: absolvieron a los acusados de femicidio y abuso sexual contra Lucía Pérez

Caso Lucía Pérez: absolvieron a los acusados del homicidio y abuso sexual

La justicia absolvió a los tres imputados por el homicidio y abuso sexual de la adolescente Lucía Pérez y solo aplicó penas de ocho años de prisión para Matías Farías y Juan Pablo Offidani, pero por tenencia de droga con fines de comercialización, agravada por su expendio a una menor y en jurisdicción de una escuela. El restante acusado, Alejandro Maciel, quedó libre de culpa y cargo de todos los delitos que se le imputaban.

Los jueces Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Aldo Carnavale, a cargo del Tribunal Oral en lo Crimina (TOC) N°1 ordenaron además que se investigue la actuación de la fiscal María Isabel Sánchez, que tomó la causa apenas se denunció la muerte de la menor. Pocas horas después del hecho había advertido que este caso había sido una violación brutal, con gravísimas lesiones a la víctima, incluidas algunas por empalamiento. Nada de eso pudieron probar los peritos forenses que declararon en este juicio oral y público.

“Es una fantochada, una vergüenza absoluta”, aseguró Guillermo Pérez, padre de Lucía, la chica que tenía 16 años cuando el 8 de octubre mantuvo relaciones sexuales con Farías. Según la defensa del ahora condenado por drogas, se trató de un encuentro consensuado.

La querella había solicitado prisión perpetua para los acusados por abuso sexual violento con acceso carnal, con dolo violento, suministro de estupefacientes y femicidio. El fiscal Daniel Vicente había solicitado 18 años de cárcel para Farías y Offidani y había levantado los cargos contra Maciel, que llegó a juicio acusado de encubrimiento agravado.

Para Offidani, en el rol de partícipe secundario, reclamó 18 años de cárcel. Y levantó cargos contra el tercer acusado, Maciel, que llegó a esta instancia acusado de encubrimiento agravado.

“Es una vergüenza, a mi hija la mataron, la violaron, y les dan ocho años de cárcel por vender droga”, se quejó Marta Montero, madre de Lucía. “La justicia no existe”, dijo antes de considerar que el fallo con sanciones leves “tiene que ver con plata”. “Para nosotros empieza un camino interminable”, advirtió sobre el pedido de justicia que buscará en instancias superiores.

La lectura del fallo se realizó en el séptimo piso de los tribunales locales. En la planta baja, desde la calle, más de 2000 personas rechazaron la condena y empezaban a movilizarse por calles céntricas. A la cabeza iban representantes de organizaciones sociales y movimientos feministas. Hasta el momento no se produjeron incidentes.

La Nación

VOLVER