Brasil: Lula reclama su libertad por la “perdida de imparcialidad de Moro”

Lula reclamó su libertad

El ex presidente brasileño Lula Da Silva reclamó su liberación por considerar que la “pérdida de imparcialidad” de Sergio Moro, el juez de Curitiba que lo condenó a 12 años y medio de prisión, quedó expuesta con su nombramiento en el futuro Gabinete de Jair Bolsonaro, el mandatario electo. Una semana después de que el magistrado del Lava Jato anunciara que se convertiría en el ministro de Justicia y Seguridad Pública, la defensa del líder del PT presentó un hábeas corpus para “restablecer la libertad plena” del exmandatario, quien cumple desde abril pasado una condena sin pruebas concretas.

El recurso presentado ante el Tribunal Supremo Electoral contiene un pedido para liberar de forma preliminar a Lula y una petición de prórroga para impedir cualquier otra condena en cualquier proceso criminal en el que Moro actúe. Para la defensa, Moro demostró “enemistad capital e intereses exoprocesales” al condenar a Lula, según detalló el portal local O´Globo.

Lula espera la sentencia todavía en otros procesos que estaban a cargo de Moro hast asu renuncia, entre ellos el que investiga si Odebrecht y la constructora OAS reformaron una casa de campo en Atibaia, estado de San Pablo, propiedad de dos amigos de Lula. El futuro funcionario estaba a punto de dictar sentencia antes de abandonar el Poder Judicial y convertirse en ministro de Bolsonaro.

Los abogados del exmandatario reiteran que Moro “reveló clara parcialidad y motivación política” en el desarrollo de los procesos penales contra el exgobernante, sospechas que se han visto fortalecidas, argumentan, después de que el magistrado aceptara formar parte del Gabinete de Bolsonaro.

Cabe recordar que Moro fue el magistrado que ordenó la detención y proscripción del ex presidente Lula, meses antes de las elecciones, cuando el líder del PT lideraba todas las encuestas. Aquella decisión allanó el camino del candidato del Partido Social Liberal al Palacio de Planalto. Al aceptar su futuro cargo, el exmagistrado había adelantado que el foco principal de su gestión sería “el combate del crimen organizado y el lavado de dinero”.

La defensa Lula citó algunas de las medidas tomadas por Moro en los procesos judiciales en los que aparecía involucrado el exmandatario y denunció una “conducción coercitiva (de las causas) y la divulgación de grabaciones telefónicas del expresidente en 2016”.

Moro, el promotor del Lava Jato, encarceló a empresarios y políticos pero su saña se concentró en los ex dirigentes del PT, cuyos arrestos fueron ejecutados en base a las “delaciones premiadas” de los propios acusados, que al señalar a otros involucrados morigeraron sus condenas.

Página 12


LULA PEDE LIBERDADE APÓS MORO VIRAR MINISTRO

O ex-presidente Luiz Inácio Lula da Silva entrou com pedido de liberdade junto ao Supremo Tribunal Federal, após o juiz Sergio Moro, que o prendeu numa das decisões mais contestadas da história jurídica do Brasil, ter aceitado ser ministro da Justiça de Jair Bolsonaro, favorecido na disputa presidencial de 2018 pela exclusão de Lula. “A formalização do ingresso do juiz no cenário político – em ostensiva oposição a Lula – torna ainda mais necessária uma análise retrospectiva de sua conduta em relação ao ex-presidente”, dizem os advogados. “Outrossim, um olhar sobre os detalhes do processo eleitoral e seus desdobramentos permite confirmar, acima de qualquer dúvida razoável, que a atuação do juiz Sergio Moro em relação a Lula sempre foi parcial e teve por objetivo interditar o ex-presidente na política – viabilizando ou potencializando as chances de um terceiro sagrar-se vencedor nas eleições presidenciais. E agora irá participar, em relevante ministério, do governo do candidato eleito após contato com seus aliados no curso do processo eleitoral”.

Algoz de Lula, Moro acaba de pedir férias, antes de se tornar ministros, conforme informa a Agência Reuters:

BRASÍLIA (Reuters) – O juiz federal Sérgio Moro apresentou nesta segunda-feira pedido de férias para se afastar da magistratura antes de assumir o cargo de ministro da Justiça e Segurança Pública no governo do presidente eleito Jair Bolsonaro, em janeiro de 2019.

Em ofício enviado ao Tribunal Regional Federal da 4ª Região, Moro pediu 17 dias de férias que ainda tem acumulados, a partir desta segunda-feira, até o dia 21 deste mês, e informa que solicitará em seguida novo pedido de férias, até o dia 19 de dezembro.

Com isso, o magistrado só pedirá exoneração do cargo no início de janeiro, logo antes de assumir o ministério.

“Assim, pretendo tirar a partir da presente data as várias férias que acumulei durante meu período de magistrado em decorrência das necessidades do serviço. As férias também permitirão que inicie as preparações para a transição de governo e para os planos para o ministério”, disse o juiz em ofício enviado ao corregedor do TRF-4, Ricardo do Valle Pereira.

A partir desta segunda, assumirá a 13ª Vara, onde correm os processos da operação Lava Jato, a juíza substituta Gabriela Hardt. Depois da exoneração de Moro, o tribunal abrirá uma seleção interna para que juízes de outras varas se candidatem a assumir a 13ª, e o critério de seleção é a antiguidade no cargo. Os processos da Lava Jato não serão redistribuídos.

O juiz foi convidado oficialmente na semana passada pelo presidente eleito Jair Bolsonaro e aceitou o cargo em encontro na casa de Bolsonaro no Rio. No entanto, para ser ministro, Moro terá que se exonerar da Justiça Federal, já que a Constituição só aceita que magistrados exerçam o magistério, além da função de juiz.

Brasil 247


Sergio Moro anunció formalmente que se aparta de la investigación Lava Jato y pidió sus vacaciones pendientes

El juez federal Sergio Moro, anunciado como ministro de Justicia por el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció este lunes formalmente que se aparta de los procesos de la Lava Jato y que entra en vacaciones, antes de renunciar completamente a su cargo.

A través de una nota enviada al Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región, Moro señaló que deja la megacausa judicial para “evitar controversias innecesarias”, algo que ya había adelantado el jueves pasado al aceptar la invitación del presidente electo para comandar la cartera de Justicia.

El juez, que puso al ex presidente Lula da Silva tras las rejas por corrupción pasiva y lavado de dinero, ya había citado a Lula el 14 de noviembre para un nuevo interrogatorio por otro proceso, que ahora será responsabilidad del juez que asuma su lugar.

En la nota que envió este lunes al Tribunal Regional, Moro también dijo que tomará los días de vacaciones que tiene acumulados, antes de retirarse por completo de la magistratura para asumir como ministro en enero próximo. Así, aprovechará el período para organizar el futuro del Ministerio de Justicia.

Su nombramiento y entrada en la arena política desató diversas reacciones. Mientras muchos aplaudieron su llegada por tratarse una de las caras más visibles de la lucha contra la corrupción, el periódico Folha de Sao Paulo criticó: “Moro comprometió su independencia como magistrado de manera irreversible”. En ese sentido, ha sido acusado de actuar políticamente a lo largo de su carrera, aunque otras voces señalan que podría actuar como un balance hacia la legalidad por parte de la imprevisibilidad de Bolsonaro.

La salida de Moro de ese juzgado emblemático se da, según juristas, en un momento en que Lava Jato está llegando a su fin en Curitiba, orientándose hacia sus ramificaciones en Rio de Janeiro, San Pablo y Brasilia.

Infobae


VOLVER