Gobiernos de Guatemala, El Salvador y Honduras abordarán mañana la crisis de caravanas migratorias

405

Gobiernos de Guatemala, El Salvador y Honduras se reunirán para abordar crisis de caravanas migratorias

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, viajará a Honduras y a El Salvador para discutir el éxodo de miles de personas de Centroamérica que han salido en caravanas para llegar a Estados Unidos, así informó este viernes 2 de noviembre el gobierno.

Morales se reunirá en Honduras el próximo lunes con el presidente Juan Orlando Hernández, y horas después lo hará con el vicepresidente de El Salvador, Óscar Ortiz, señaló en un comunicado de la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia de Guatemala (SCSPR).

Alfredo Brito, titular de la SCSPR, señaló que el foco central de ambos acercamientos es “cómo evitar” la migración ilegal a Estados Unidos, tras varias caravanas que han salido de Honduras y El Salvador, y a las que también se han unido guatemaltecos.

El norte de Centroamérica atraviesa una nueva crisis migratoria desde que el pasado 13 de octubre miles de hondureños salieron en caravana desde la ciudad de San Pedro Sula, Honduras. Esa marcha avanza por el sur de México y, según estimaciones de la ONU, llegó a tener 7,000 personas, aunque los coordinadores de la marcha estiman que ahora son unos 4,000.

Otros miles de hondureños y salvadoreños han seguido los pasos de ese primer éxodo y aunque algunos pasan el control migratorio oficial mexicano, otros han optado por cruzar ilegalmente por el río Suchiate, frontera natural entre Guatemala y México.

La oleada migratoria ha sido duramente criticada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien el jueves advirtió que los militares apostados en su frontera podrían disparar contra los migrantes centroamericanos si éstos les lanzan piedras mientras intentan ingresar ilegalmente a territorio estadounidense.

Antes de reunirse con Hernández y Ortiz, el presidente guatemalteco realizará una visita el sábado y domingo al estado de Florida, en el sur de Estados Unidos, donde visitará el consulado de su país en la ciudad de Lake Worth y un albergue para menores migrantes en la misma localidad.

La Página


Llegan los primeros migrantes a CDMX; les dan alimento

La tarde de este sábado llegaron a la Ciudad de México los primeros migrantes centroamericanos que salieron desde Puebla, lugar a donde llegaron provenientes de Veracruz.

De acuerdo con algunos coordinadores de la caravana que se encuentran en este municipio, pueden ser identificados porque llevan un gafete azul en el que se señalan sus derechos como migrantes.

La caravana migrante se dividió: una parte importante tomó la decisión de avanzar desde Sayula de Alemán, Veracruz, hasta Puebla, y de ahí conseguir “aventones” para llegar a la capital del país.

En tanto, otros decidieron quedarse en el albergue que se instaló en Ciudad Isla, desde donde este domingo saldrán hacia Córdoba, Veracruz, de ahí a Puebla y luego a la capital mexicana.

Este sábado avanzaron los preparativos para habilitar el Estadio Jesús Martínez “Palillo”, de la Magdalena Mixhuca, como albergue para recibir hasta cinco mil 500 migrantes centroamericanos que llegarían a la Ciudad de México.

Luego de que decidieron adelantarse a la caravana, media docena de migrantes hondureños llegaron la tarde de este sábado a la Ciudad de México al albergue que se habilita en la alcaldía Iztacalco.

Los migrantes pudieron llegar antes al Estadio Jesús Martínez “Palillo” debido a que tuvieron la suerte de que una persona que venía a la capital del país les dio un “aventón”. Por la noche el Instituto de Asistencia e Integración Social (IASIS) de la Ciudad de México les ofreció alimentos.

El IASIS indicó mediante su cuenta en Twitter que, por instrucción de la Secretaría de Desarrollo Social, atendió a los migrantes en el albergue del Palacio de los Deportes en la capital del país, considerada Ciudad Santuario.

Hasta la tarde de este sábado faltaban de habilitar otras tres carpas en el estadio, así como llenar ocho de los 12 tinacos de cinco mil litros de agua cada uno que se usarán para proveer del vital líquido a las personas.

Se esperaba que el albergue esté listo el martes y en él se podrá atender a alrededor de cinco mil 500 migrantes de El Salvador, Guatemala y Honduras que vienen en la caravana.

Excelsior


El mapa interactivo que muestra el avance de las caravanas migrantes de México hacia Estados Unidos

Un mapa en Google permite conocer la ubicación de tres de las cuatro caravanas migrantes que ya se encuentran en México y que tienen como destino Estados Unidos.

Las caravanas integradas por miles de centroamericanos que recorren el país para tratar de ingresar a EEUU, en la frontera norte, empezaron a ingresar a México el 19 de octubre a través de la línea divisoria con Guatemala.

Dos de las caravanas se encuentra en el estado de Chiapas, la tercera en Veracruz, mientras la cuarta, con unas 1.500 personas, apenas ingresó la país viernes.

La herramienta en Google ubica también tres puntos por donde los migrantes podrían cruzar hacía EEUU, donde elementos de élite y del Ejército ya realizan prácticas de contención para evitar el paso de las caravanas.

De acuerdo con este mapa, los ingresos podrían ser a través de los cruces entre los estados de Baja California y California; entre Chihuahua y Texas y entre Tamaulipas y Texas.

El sábado llegó a la capital del país un pequeño grupo de integrantes de la primera caravana, que adelantó su marcha y se instaló en el refugio temporal acondicionado en la llamada Ciudad Deportiva de la capital; se espera que en el transcurso de la noche lleguen decenas más.

Según los integrantes de este contingente, el resto busca llegar a Ciudad de México lo más pronto posible para plantear sus demandas.

El Instituto de Asistencia e Integración Social (IASIS) de la Ciudad de México les ofreció alimentos así como servicios médicos a quien lo necesitara.

La primera caravana se dividió el viernes, luego de no obtener la transportación en autobuses que había ofrecido al gobierno estatal de Veracruz. Algunos pagaron a conductores de camiones de carga para que los trasladaran al estado de Puebla, lo que según sus compañeros, podría ponerlos en riesgo.

“Según información recabada en el terreno actualmente las personas migrantes están desesperadamente subiendo en camionetas privadas, mismas que no se sabe si pertenecen o no a grupos del crimen organizado”, comunicó ONU Derechos Humanos, luego que los migrantes intentará trasladarse como fuera.

“La ONU-DH está profundamente consternada por la desprotección en que se ha dejado a la Caravana Migrante en el estado de Veracruz luego de que la oferta de traslado humanitario del gobierno estatal fuera cancelada”, consideró el organismo.

Por su parte, la organización Médicos Sin Fronteras (MSF) difundió a través de su página web la ubicación de albergues temporales para migrantes ubicando tanto al sur como al norte de territorio azteca, a los que pueden acudir en caso de ser necesario.

De acuerdo con MSF, cada año cerca de 500.000 personas atraviesan México con destino a los Estados Unidos. La mayor parte de estas personas proviene de los países del Triángulo Norte de Centroamérica (Honduras, Guatemala y El Salvador), huyendo de la violencia y buscando mejores condiciones de vida para ellos y sus familias.

Infobae


Niños migrantes, el lado más vulnerable de la Caravana

Alejandro tiene cuatro años de edad: ríe, corre y no deja de jugar con otros niños que avanzan con sus familiares en la caravana de migrantes centroamericanos rumbo a la frontera de México con Estados Unidos.

Sin embargo, aunque el pequeño, originario de El Salvador, no sabe dónde está ni hacia dónde va, dice que ya está cansado, que le duelen los pies y quiere regresar a casa.

Y es que llevan más de 20 días en esta travesía, en los cuales ha tenido que caminar por las carreteras del sureste de México (Chiapas y Oaxaca) junto a su madre Elizabeth Gutiérrez, quien forma parte de los miles de migrantes que iniciaron este viaje el 12 de octubre en San Pedro Sula, Honduras.

Y es que se calcula que en el contingente participan más de cinco mil personas, entre ellas, la tercera parte son menores de edad, es decir, más de mil, indicó Edgar Corzo Sosa, quinto visitador de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

“Las madres embarazadas y, sobre todo, los recién nacidos, son el sector más vulnerable. No hay un censo, es complicado, pero una tercera parte de la caravana es de niños, llevamos aproximadamente cinco mil personas, pueden ser más o menos”, dijo en entrevista con Notimex.

Refirió que uno de los problemas que se vive en este contingente es la mala alimentación, pues aunque se hace todo para que no pasen hambre, no siempre es la más adecuada, porque se ajusta a las posibilidades que tienen las comunidades por donde pasan.

Hay menores que tiene entre tres y cuatro meses de nacidos, a quienes sus madres les dan leche materna, sin embargo, “una mamá que no se alimenta bien cómo quieres que le dé pecho a su hijo, una mamá que viene sufriendo en el camino, es difícil”.

Los coordinadores señalan que se tienen identificadas al menos 23 mujeres embarazadas en la caravana y entre ellas hay algunas que no acuden a la atención médica, pese a que hay unidades.

Respecto a la situación que viven los niños, Corzo Sosa apuntó que en el camino padecen a veces deshidratacion, desvanecimiento; además, en ocasiones han localizado a niños llorando por el impacto de la migración.

Hace unos días, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) dijo que los adolescentes que llegaron a México con la caravana migrante siguen necesitando ayuda para garantizar su protección y bienestar.

De acuerdo con el programa de la Organización de Naciones Unida (ONU), unos dos mil 300 niños migrantes ingresaron a México entre el 19 y 22 de octubre, y necesitan protección en la caravana y en otros en los albergues donde permanecen tras separarse de la misma.

Y es que muchos de ellos están huyendo de la violencia de género y de bandas, la extorsión, la pobreza y un acceso limitado a educación de calidad y servicios sociales en El Salvador, Guatemala y Honduras, refiere.

La Jornada

Más notas sobre el tema