Dilma Rousseff y Cristina Fernández en la primera jornada de #CLACSO2018 (ver en vivo la jornada del martes)

#CLACSO2018 EN VIVO


Justicia, política, comunicación y neoliberalismo: los desafíos de América Latina en la primera jornada del #CLACSO2018

Por Redacción Nodal

La imagen puede contener: 2 personas, personas en el escenario, multitud y exterior

En una mañana calurosa, de un día feriado en Argentina, cerca de veinticinco mil personas se acercaron a las inmediaciones del estadio del club Ferrocarril Oeste en la ciudad de Buenos Aires, para participar del Primer Foro Mundial de Pensamiento Crítico.

Para Pablo Gentili, secretario ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), entidad que organiza el Foro, esta no es una contra cumbre, como muchos la han considerado. “La contracumbre es el G20, porque el G20 no dialoga con el pueblo”.

El encuentro -que se extenderá hasta el 23 de noviembre en Buenos Aires- inauguró su primera jornada con un mensaje de su director, quien aprovechó para presentar a su sucesora, Karina Batthyány, de Uruguay. Gentilli destacó la importancia de que sea una mujer quien asuma aquel cargo. “Despatriarcalizar a la izquierda es fundamental, y para eso es clave que las mujeres estén dirigiendo las organizaciones académicas de nuestros países”, enfatizó.

En la apertura del Foro también presentaron a Seteney Shami, quien conduce el Consejo Árabe para las Ciencias Sociales, quien hizo referencia a la importancia del arte, la cultura y la imaginación para la resistencia de los pueblos.

“La democracia es un árbol, la dictadura la corta”

A pocas semanas de la victoria de Jair Bolsonaro en las elecciones presidenciales en Brasil, la invitada para el primer conversatorio, que dio apertura al Foro, fue Dilma Rousseff, ex-presidenta de Brasil, elegida por el voto popular y destituida tras un golpe de estado institucional en 2016.  

En el panel “Democracia, ciudadanía y estado de excepción” que compartió junto a Nicolás Trotta, Dilma analizó la situación actual del país, enmarcándolo en la coyuntura regional. En ese sentido, comenzó expresando: “para mí es muy importante estar aquí hoy, porque yo vengo antes que nada a conversar con nuestra América Latina, a la que hoy los que ganaron las elecciones están dándoles la espalda”.

Se refirió a su destitución como “un golpe de estado sin que hubiera crimen alguno, sin el cumplir con los mínimos requisitos de constitucionalidad”. La ex-presidenta enmarcó al proceso como parte de una estrategia política para retroceder en aquello inaugurado con el primer gobierno de Lula da Silva, iniciado en 2003. “El impeachment no fue hecho porque se hubiera cometido un crimen, sino que se hizo para poder devolver Brasil al neoliberalismo”, afirmó.

Sobre la coyuntura brasileña tras la victoria de Bolsonaro, la ex-presidenta destacó las estrategias en el proceso electoral y las formas de campaña partidaria. “La transformación de la política como el enemigo principal surgió como un elemento ideológico en las campañas de anti-participación popular. Cambió la forma de hacer política con estas elecciones: siempre dependieron de estructuras partidarias fuertes, de debates democráticos y de medios de comunicación. Esta elección creó su nuevo territorio de disputa, que prescindió de organizaciones partidarias. Si los EEUU usaron a Facebook, Brasil usó Whatsapp”, ilustró.

También reconoció como ineludible la necesidad del partido de ultraderecha de bloquear la candidatura de Lula da Silva, quien de acuerdo con las encuestas hubiera ganado las elecciones en la primera vuelta: “No bastaba con condenarlo, ni aprisionarlo: porque aún preso podía hablar. La prisión de Lula es la manifestación más clara del autoritarismo despótico. No es trivial que el juez que lo juzgó y condenó se haya transformado en el ministro de justicia”.

Sobre el final de su exposición, Dilma llamó a “enfrentar al neoliberalismo y al neofascismo”. Con un Estadio entero cantando “Lula Livre”, la ex-presidenta fue ovacionada en su cierre.

“La calle sigue siendo el escenario de la política y las grandes transformaciones”

Cristina Fernández de Kirchner comenzó su presentación aludiendo de desendeudamiento que hubo durante los 12 años del gobierno kirchnerista, para luego presentar los datos sobre el endeudamiento producido durante el gobierno de Mauricio Macri y el exorbitante nivel de los intereses de los bonos emitidos por el  Estado argentino. A esto se agrega, según la ex presidenta, la caída de la producción industrial en todo el país “Nosotros pagamos la deuda al FMI, lo cual nos permitió desarrollar políticas públicas sin tutelas ni órdenes, enfocadas en el desarrollo, la inclusión, el crecimiento, la industrialización. Además reestructuramos una deuda que había sido defaulteada, lo cual redujo la participación de la deuda en el PBI del 160% al 43% aproximadamente. Hoy han vuelto al FMI con un préstamo que convierte a la Argentina, una vez más, en meros gestores de políticas que les son impuestas desde afuera”

Refiriéndose a la situación económica actual de Argentina, Cristina Fernández, tal y como la caracteriza, ilustró su charla con estadísticas y datos precisos para comparar las transformaciones acarreadas por las políticas neoliberales del gobierno de Mauricio Macri. Mencionó el “tarifazo” y el impacto de la dolarización de tarifas de servicios, combustibles y alimentos; también hizo una referencia a la situación actual del consumo y la importancia que tuvo la política de estimular el mercado interno. “Durante los años de nuestro gobierno la gente evitaba ir a los supermercados porque estaban abarrotados, mientras que hoy los supermercados están vacíos cualquier día de la semana”

Sobre la cobertura mediática que protege al gobierno actual, aludió a las grandes inundaciones que hubo en la provincia de Buenos Aires en los últimos 10 días. Recordó las que hubo en agosto de 2015, días antes de las elecciones primarias y como en aquel momento periodistas de los grupos hegemónicos paseaban por el interior del conurbano bonaerense en canoa, exagerando la situación que se vivía. En estos días la protección en los medios que  tienen el presidente Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal hizo que “no hubiera ningún periodista militando la inundación”, según las palabras de Cristina Fernández

“¿Qué es el neoliberalismo?” preguntó la ex presidenta. “No es una teoría económica: es una construcción política del capitalismo”, se respondió. Y sobre aquel modelo, enfatizó en el mismo como una forma de producción de nuevas subjetividades y, por lo tanto, roles y vínculos en la esfera de lo social.

“¿Qué es la igualdad?”, continuó. “Es una construcción política, también. No es algo que esté implícito en la condición humana, al contrario: el neoliberalismo también trabaja con psicólogos, psiquiatras, para generar nuevos sentidos comunes, nuevas subjetividades. El neoliberalismo trabaja sobre el concepto de la igualdad exacerbando los aspectos más negativos de la condición humana”

La presidenta analizó cómo la igualdad, que construyó solidaridad entre los trabajadoras/es, devino en “el tema de la individualidad, de la meritocracia”. De acuerdo a la ideología de la meritocracia, cada sujeto/a es merecedor y responsable por lo que tiene. “Si tenés trabajo es porque te lo ganaste y si no lo tenés, es porque no tenés capacidades. Frente a eso destacó la importancia de las políticas públicas en la construcción del pleno empleo: “el neoliberalismo sirvió para romper los lazos de solidaridad y para que la gente no pueda identificar adecuadamente lo que le conviene en materia de gobierno y de políticas gubernamentales”

Sobre la política y el Estado afirmó “necesitamos repensar nuevas arquitecturas institucionales”. Con un modelo institucional heredado de la Revolución Francesa en 1789, en un contexto de veloces avances tecnológicos y creciente globalización, es imperativo repensar las estructuras gubernamentales “que permitan la participación institucional y la regulación de nuevos actores que tampoco existían en aquellas épocas.” Dijo, refiriéndose a las empresas trasnacionales, la finaciarización de la economía y los nuevos movimientos sociales. El poder del gobierno es el 20% del poder, el resto está en las empresas, los medios de comunicación y otras instituciones privadas. “Hay una estructura de poder que no está reflejada ni en la constitución ni tienen ningún tipo de regulación”, sostuvo la ex presidenta argentina.

Sobre el cierre, la presidenta planteó un mensaje esperanzador: “en definitiva, sigo apostando a lo mejor de la condición humana, que es, junto a la pasión por la idea, la compasión por los y las que sufren y la necesidad de hacernos eco de ellas y ellos”

Como sorpresa para Cristina Fernández, su mesa cerró con un video de Miriam y Claudia, pareja de lesbianas que hablaron sobre la importancia de la sanción de la Ley de Matrimonio Igualitario durante la gestión de su gobierno. La pareja, luego, subió al escenario para abrazarla.


CLACSO2018: Cerró el primer día del Foro Mundial de Pensamiento Crítico

Por Leticia Garziglia

En una sala que superó la concurrencia y temperatura esperadas, decenas de miles de mujeres y hombres se abanicaban con cuanto programa había en las sillas, esperando el inicio del primer día del Foro Mundial de Pensamiento Crítico, en el marco de la 8ª Conferencia Latinoamericana y Caribeña de Ciencias Sociales, que se lleva a cabo del 19 al 23 de noviembre y de la cual ALBA Movimientos es parte.

Siete cuadras de cola llegó a haber en las afueras del estadio Ferrocarril Oeste. Y es que el cronograma del día no era una lista de académicos y académicas que venían a hablar de Latinoamérica en términos teóricos. La sala se llenó de referentes políticos populares y convocó una cantidad de gente que desbordó el auditorio e hizo necesario habilitar un segundo espacio con una pantalla gigante.

Estados de excepción

Luego de un homenaje al Consejo Árabe de Ciencias Sociales, en el que su directora Seteney Shami hizo una mención de repudio a la situación de ocupación que vive Palestina, la primera en disertar fue la ex presidenta de Brasil Dilma Rousseff.

Dilma habló de la situación irregular de la democracia que se vive en Brasil en los últimos años. Afirmó que hay una democracia corroída que comenzó con el impeachment y se profundizó este año con la prisión y proscripción de Lula da Silva. “La política como enemigo principal es la construcción de las campañas electorales anti participación popular”, dijo refiriéndose al ascenso de los candidatos de ultraderecha “antisistema” como Jair Bolsonaro.

Y agregó que, en ese marco, “no sólo quieren destrozar al Partido de los Trabajadores sino deshacer todas las conquistas sociales, así como los movimientos populares”, refiriéndose al Movimiento de los Trabajadores Sin Tierra de Brasil, que hace pocos días ha recibido amenazas por parte del sector del presidente electo. Finalmente, señaló: “No tengo dudas de que someter a Brasil es el paso necesario para dominar a toda América Latina”.

Derecho a la comunicación

En segundo lugar, tuvo lugar el Foro por el Derecho a la Información y la Comunicación, en el que expusieron Ignacio Levy de La Garganta Poderosa y Felipe Altenfelder, fundador de Mídia NINJA.

Levy apuntó contra la academia y contra los medios masivos: “Venimos a invitar a los intelectuales de todo el mundo a que conozcan los libros más difíciles de publicar, los libros de nuestros barrios que nadie quiere editar. Estamos acá junto a la academia en un foro de pensamiento crítico para que les contemos lo difícil que fue estar aquí. La academia también necesita que la ayuden a deconstruirse”.

Y frente a los medios masivos, resaltó el rol de los medios populares: “Hablan en los medios de las villas quienes no las conocen ni por el Google Maps“, y agregó: “Tenemos que comunicar nuestra rebeldía y nuestras propuestas en unidad”.

Altenfelder, por su parte, agradeció la invitación y recordó a Marielle Franco, concejala brasileña, feminista y activista de los derechos humanos asesinada en marzo de 2018.

Crisis de la democracia y del consumo

El último bloque de la mañana se tituló “Capitalismo, neoliberalismo y crisis de la democracia” y su disertante fue la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. En un discurso con foco en la crítica a los medios de comunicación y a la “crisis del consumo”, habló de cómo se vio afectado el nivel de vida de la mayoría de los argentinos en los últimos tres años, en los que “volvieron a endeudar el país”.

“No recuerdo otro momento de la ciudad de Buenos Aires con tantas familias viviendo en la calle como ahora”, afirmó, e hizo referencia también a los sectores que vieron corroído su nivel del consumo: “Hoy los supermercados están vacíos, y muchas importantes cadenas están reestructurando su operación. Pymes y pequeños comerciantes han cerrado. Es el resultado de tres años de neoliberalismo”. Y en la misma línea, agregó de forma irónica refiriéndose al gobierno de Mauricio Macri: “¿Qué clase de capitalismo es éste que es malo consumir?”. Además, se refirió a los funcionarios de Argentina como “meros gestores de políticas que les son impuestas”.

Finalmente, cerró con una serie de conceptualizaciones teórico-políticas: “Esto no es una contracumbre. Las categorías de derecha e izquierda ya no sirven. El neoliberalismo las usa para dividir. Tenemos que empezar a pensar con otras categorías, tenemos que acuñar una nueva categoría: pueblo”. En el mismo sentido, afirmó que “la igualdad es una construcción política”.

“La división no puede ser entre izquierda y derecha pero tampoco entre los que rezan y los que no. No es una división nacional ni popular. En nuestro espacio hay pañuelos verdes pero también celestes y tenemos que aprender a aceptar eso”, agregó en un auditorio colmado de mujeres que llevaban en sus muñecas el símbolo de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Y concluyó: “Tenemos que construir una nueva categoría de frente social, cívico, patriótico, que no es de derecha o izquierda, donde se agrupen todos los sectores agredidos por el neoliberalismo”.

Revoluciones y feminismos

Luego del intervalo del mediodía se llevó a cabo el panel “Homenaje a los 60 años de la Revolución Cubana”, con la presencia de Ramón Labañino, uno de los “cinco héroes cubanos” y, a continuación, el foro “Contra el patriarcado, contra el fascismo”, con la presencia de Rita Segato y Virginia Vargas, entre otras referentas académicas feministas.

Segato se refirió a “una conspiración contra las democracias populares latinoamericanas, con dos vectores que buscan desestabilizar las bases democráticas y se retroalimentan: la intromisión del crimen organizado y la intromisión de grupos de extrema derecha religiosos. La gran adhesión a los cultos evangélicos fundamentalistas se entiende como una forma de la población de ponerse al amparo del poder de control paraestatal del crimen organizado”.

Y siguió: “Estos dos vectores operan fuertemente en el cuerpo-territorio con especial énfasis de esparcir su pedagogía de la violencia sobre cuerpos femeninos, por eso el feminismo será uno de los campos de batalla”. Como respuesta a esos embates, llamó a “reconstruir la comunidad y vincularidad practicando una politicidad en clave femenina, con políticas del arraigo y de lo comunitario, de lo tópico y no de lo utópico, invirtiendo en los procesos y no tanto en el producto”.

Justicia, paz, nuevas democracias

A continuación, se entregó el Premio Juan Gelman al Equipo Argentino de Antropología Forense y se presentó el panel “La lucha por la paz y la justicia: un imperativo ético y político”, con la presencia de Adolfo Pérez Esquivel.

El Nóbel resaltó el rol de la memoria de los pueblos en la construcción del futuro. Además, recordó la derrota al ALCA en Mar del Plata en el año 2005, donde “parecía avanzar un proyecto de integración de la Patria Grande y hoy asistimos a restauraciones conservadoras”. Recordó el golpe de Estado contra Manuel Zelaya y asesinato de Berta Cáceres en Honduras como principio de este proceso de restauración. Resaltó además que, “en ese ciclo progresista no se destruyeron las bases de poder de los modelos extractivistas y del agronegocio. No basta con la apropiación de parte de la renta que esos sectores generan. Precisamos cambiar el modelo depravador por un modelo del buen vivir”.

Hacia una nueva política democrática: poder ciudadano y justicia

Ése fue el título del último foro, conformado por nuevos referentes de la política latinoamericana.

Beatriz Sánchez (Frente Amplio, Chile) celebró: “Hemos logrado, en un país donde el neoliberalismo ha sido hegemónico durante muchos años y la política había dejado de ser algo de todos los días, que la política se metiera en el cotidiano, en la mesa de los chilenos y chilenas”. Y agregó que “en Chile queremos un gobierno feminista”.

También estuvieron presentes Constanza Moreira, senadora por el Frente Amplio de Uruguay; José Cardoso, ex ministro de Justicia de Brasil; Gerardo Pisarello, vicealcalde de Barcelona; Gustavo Petro, ex candidato a presidente por Colombia Humana, Juan Grabois, del Movimiento de Trabajadores Excluidos, Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Argentina) y Lindbergh Farias, senador de Brasil.

Gustavo Petro apuntó su discurso contra el modelo extractivista: “La sociedad extractivista vive de la renta y por tanto sus luchas políticas son altamente corruptas y violentas para apropiarse del dinero fácil. La sociedad productiva es una sociedad más sostenible”. Agregó en la misma línea: “La contradicción fundamental que vio Marx entre capital y trabajo pareciera encontrar hoy una contradicción entre capital y vida”.

Y finalmente, afirmó: “Si el progresismo se liga a la vida tiene que reivindicar el aguacate y no el barril del petróleo, las energías limpias y no las energías fósiles”.

Juan Grabois también criticó a la academia y al extractivismo, e hizo una irónica referencia a la cantidad de reflectores usados en el evento y el efecto en el cambio climático. Retomó al expositor anterior y afirmó: “Petro fue la primera víctima del lawfare. Fue destituido de su cargo por meterse con la corporación de la basura, por defender a los recicladores de base”.

Además, afirmó que existe una “crisis de la democracia burguesa”, y apuntó en ese sentido contra el Poder Judicial: “jueces y juezas que nadie votó e intervienen en los procesos políticos de toda la región”. “Tenemos que defender esta democracia burguesa ante esos ataques, sabiendo que no alcanza defenderla y nada más”, consideró.

Criticó también a quienes quieren “tomar el poder sin cambiar el mundo” y dejan de esa manera avanzar a la derecha porque entienden que el poder sólo se construye desde el Estado: “No podemos creer que una Mujer Maravilla nos va a resolver los problemas. Es la hora del protagonismo del pueblo. Sin el poder del pueblo, ningún dirigente puede avanzar”.

Habló de “neoabsolutismo” y aseguró que, a la alternativa de “explotar el miedo (refiriéndose al ‘populismo de derecha’) y echarle la culpa de todos los problemas a quien está peor que vos, al extranjero, al pobre, al excluido”, hay que oponerle la “pedagogía de la sensibilidad” y la “resistencia popular”. “Hay que sacar del centro al dios dinero, y volver a colocar al hombre, a la mujer y a la naturaleza en el centro”, finalizó.

ALBA Movimientos


Foro Mundial Pensamiento Crítico sigue este martes en Argentina

El primer Foro Mundial del Pensamiento Crítico, que se efectúa en Buenos Aires (capital de Argentina), continúa este martes con la participación del expresidente uruguayo, José  “Pepe” Mujica, y el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, entre otros.

García Linera ofrecerá un panel junto al político e intelectual español Juan Carlos Monedero sobre “El futuro de la izquierda y de la dignidad humana”, en la sede del evento, el estadio Ferro, en la localidad porteña de Caballito.

En el recinto deportivo, donde juega el club de fútbol Ferro Carril Oeste, el popular Pepe protagonizará el panel especial “América Latina: miedo, esperanza, utopía”.

Este martes también intervendrán la exsenadora colombiana Piedad Córdoba, la presidenta de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y la Madre de Plaza de Mayo, Taty Almeida.

En la víspera las expresidentas de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y de Brasil, Dilma Rousseff, alertaron sobre el auge de la ultraderecha y el neoliberalismo en los países latinoamericanos.

Y a más de un mes de la victoria de Jair Bolsonaro, se espera que el foro cierre su segunda jornada dedicado totalmente a Brasil, con la ponencia “La esperanza vencerá al miedo”. Tomarán la palabra los ex candidatos presidenciales Fernando Haddad, Manuela D ‘Avila y Guilherme Boulos.

TeleSUR


VOLVER