Ecuador: el abogado de Julian Assange denuncia “posibilidad de que el Gobierno busque terminar el asilo”

“Asilo de Assange debe ser ratificado por riesgo de extradición a EE.UU, Ecuador no puede hacerse de lado”, advierte abogado de activista (AUDIO)

El abogado de Julian Assange, Carlos Poveda, en entrevista con Ecuadorinmediato, se refirió a la decisión del Gobierno Ecuatoriano para cambiar al embajador en Londres donde se encuentra asilado el activista. “Hay la posibilidad de que el Gobierno busque terminar el asilo con Julian Assange porque hay acciones sistemáticas. Esta protección debe ser ratificada por riesgo de extradición a EE.UU, Ecuador no puede hacerse de lado”
“Hay la posibilidad de que el Ecuador busque terminar el asilo con Julian Assange porque hay acciones sistemáticas del Estado en el sentido de que se ha venido estableciendo actos desde el aislamiento el 28 de marzo, luego la disposición unilateral del protocolo de convivencia, posteriormente ciertos actos de retaliación desde la presentación de acción de protección, el cambio de personeros de la embajada y han tenido una actitud hostil”.

A esto comentó que se une la delegación por parte de Estados Unidos (EE.UU) de los cargos que se podrían sumar en contra del señor Assange y como el establecimiento del Departamento de Justicia de este país en sentido de que habría condiciones favorables para iniciar los procesos de extradición.

“Estos son actos sistemáticos”. Indicó que el embajador cesado, Carlos Abad, había tenido ya conocimiento del caso y viabilizó la protección internacional, “en estos días y semanas, que estamos en una situación bastante sensible, es cambiado y el derecho de asilo en las que vive el señor Assange son complejas y sensibles”.

Poveda aseguró que el Estado ecuatoriano puede cambiar de funcionarios, “pero así como hay embajadas hay embajadas. El tema de Londres es complejo por el mismo asilo de Julian Assange. Nosotros habíamos manifestado y hubo una denuncia que se realizó al embajador Abad por parte del secretario legal del señor Assange en el sentido que había impedimentos en ciertas actuaciones”.

“Inclusive feriado que tuvo el Ecuador a inicios de noviembre también se extendió en la embajada y pasaron 4 días sin que se pueda trabajar. Nosotros teníamos que terminar con el proceso legal de España donde es la acción de protección y eso no se pudo realizar”. Comentó que hay actitudes especiales de los nuevos funcionarios en la embajada.

“Esto significa algo importante porque ellos conviven con el señor Assange”. Poveda indicó que la defensa seguirá trabajando para que se respete al derecho de asilo. “La preocupación que surgió por el protocolo de convivencia no son las reglas sino que el no acatarlas es la terminación del asilo”.

Mencionó que para la terminación de este no existe ningún tipo de reglamento que pueda asegurar el debido proceso. “No tenemos la posibilidad de descargar los elementos que tendría el Estado para eliminar el asilo”.

Poveda aseguró que Assange tiene todo el derecho de hablar frente a un juez. Recordó que se está pidiendo que se revea este protocolo porque si se termina el asilo tendrá que realizarse acciones de carácter urgente. “Ahora podría haber más riesgo si es que EE.UU quiere generar cargos contra Assange”.

Aseguró que el señor Assange no tiene nada que ver con la entrega de naturalización por parte del Estado ecuatoriano en la anterior administración. Poveda explicó que no habla todos los días con Assange, “él esta incomunicado, no tiene acceso a comunicaciones y lo que se hace es a través de intermediarios”.

“El derecho de Asilo de Julían Assange está más que establecido por lo que ha pasado en EE.UU. Esto refuerza evidentemente que hay riesgo en contra de su vida e integridad física”.

Comentó que la situación de Assange en la embajada se va deteriorando de a poco. “Entendemos que no puede ser un derecho de asilo indefinido pero tampoco el Estado Ecuatoriano puede hacerse de lado”.

Poveda aseguró que Assange no ha tomado una decisión de salir de la embajada, “cualquier decisión se la hará con un equipo legal, en este caso está en juego el derecho a la vida. Mientras pueda haber condiciones, aunque sean mínimas, que afecten la dignidad de un ser humano él siempre va a protegerse”.

EcuadorInmediato


Sorpresivas decisiones de Lenín Moreno por Assange

Los abogados del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, denunciaron que Ecuador les negó la entrada a la Embajada en Londres donde el periodista australiano se encuentra bajo protección de este país suramericano.

La denuncia se conoció a través de la red social twitter y llegó en medio de las preocupaciones de que el fundador de WikiLeaks pueda ser expulsado de la misión diplomática.

Según la denuncia, el Gobierno ecuatoriano no permitió el acceso a sus dependencias en Londres a los representantes legales de Assange, Aitor Martínez y Jen Robinson, este fin de semana.

Agregaron, a través de la misma red social, que el motivo de la visita de los letrados es que Assange se enfrenta el martes a una audiencia ante un tribunal de Estados Unidos y necesita reunirse con su equipo legal para prepararse.

Esta decisión de produjo este sábado luego de una semana en la que el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, removió al embajador en Gran Bretaña, Carlos Abad, del cargo que ocupaba desde 2015.

En un decreto con fecha 21 de noviembre, Moreno agradece “y da por terminadas las funciones” de Abad, embajador extraordinario y plenipotenciario de Ecuador, sin ofrecer las razones por las cuales se dan por terminadas las funciones del diplomático.

El canciller ecuatoriano, José Valencia, negó que este cambio tenga que ver con el caso Assange: “lo de Londres no tiene que ver en absoluto con el tema Assange, tenemos una relación con Gran Bretaña que se maneja entre los dos países, por ejemplo en cooperación en la lucha contra la corrupción. Hay una actividad en Reino Unido aparte de la situación que existe con Assange”.

América XXI


Carlos Abad dejó de ser el embajador de Ecuador en Reino Unido

El presidente de la República Lenín Moreno cesó el miércoles las funciones de Carlos Antonio Abad Ortiz como embajador ante el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, cargo que ocupó desde 2015, mediante el Decreto Ejecutivo No. 562.

El mandatario agradeció los “servicios prestados” del diplomático de 69 años.

Además, Moreno nombró -con el Decreto 563- a Emilio Rafael Izquierdo Miño embajador de Ecuador ante la Representación Permanente de la Organización de las Naciones Unidas en Ginebra.

El Universo


Con tres dimisiones se inició la evaluación de los ministros

Con tres dimisiones se inició la evaluación de los ministros

Por segunda vez en sus 18 meses de gobierno, el presidente Lenín Moreno solicitó la renuncia a todo su equipo ministerial. Las dos veces han ocurrido en los últimos seis meses. La primera fue en mayo pasado, a puertas de que su Gobierno cumpliese un año de gestión. Luego de esa evaluación se realizaron cambios en el Gabinete, específicamente en cinco Carteras de Estado: en los ministerios de Transporte, Política y Planificación, y en las secretarías General y Particular de la Presidencia. El jueves pasado, en cambio, unos días antes de que se cumplieran seis meses de la primera evaluación ministerial, Moreno anunció una nueva. El canciller José Valencia dijo que esta práctica es muy común en la recta final del año. Ayer, 23 de noviembre del 2018, se conocieron los primeros cambios en este proceso. Eduardo Jurado renunció a la Secretaría General de la Presidencia, Fander Falconí al Ministerio de Educación y Jorge Costa al Centro de Inteligencia. Estas dimisiones ya fueron aceptadas por el Mandatario. Jurado, quien ayer todavía participó en el Gabinete itinerante en Pedernales (Manabí), contó a este Diario que presentó su renuncia el 22 de octubre y que, en primera instancia, Lenín Moreno no la aceptó.

El motivo, dice, tiene que ver con sus actividades personales profesionales. “Me mantendré cerca del señor Presidente, pero en ningún cargo público remunerado”, aseguró quien estuvo a cargo del proceso de optimización del Estado.

En octubre, Jurado se vio envuelto en una polémica por haber sido accionista del holding que ofrece servicios al Grupo Especializado de Asistencia S.A. (GEA). Jurado ha asegurado que no mantiene relación con esa empresa desde que entró a este Gobierno. Lo reemplazará en el cargo José Agusto, actual titular de Senplades.

El caso de Falconí, en cambio, tiene que ver con el presupuesto para el 2019. En la Pro forma que se debate en la Asamblea, según Falconí hay una reducción de USD 419 millones para educación.

Desde el Gabinete se desmintió ese dato. Raúl Ledesma, ministro de Trabajo, dijo en una entrevista de televisión que en el presupuesto la prioridad son los servicios sociales, como la educación. La Secretaría de Comunicación, de su lado, recordó que en el 2018 el presupuesto para el Ministerio de Educación fue de USD 3 463 millones y para el 2019 se incrementa a 3 602 millones.

Todavía no se ha confirmado el reemplazo de Falconí.

Finalmente, en el Centro de Inteligencia, entidad que reemplazó a la antigua Senain, no se hicieron públicas las razones para la dimisión de Costa. Aun así, se confirmó que lo reemplazará Marlon Brito.

La aceptación de las renuncias de Jurado, Costa y Falconí, así como los reemplazos de los dos primeros, se oficializaron ayer con la firma de los decretos respectivos.

Según el Decreto 439, del 14 de junio, con el que se normó el funcionamiento del Gabinete y los consejos sectoriales, en el país existen 36 funcionarios con rango de ministro (ver gráfico) que serán evaluados.

Juan Sebastián Roldán, secretario particular de la Presidencia, indicó que la evaluación se extenderá hasta finales de diciembre, tiempo en el que se revisarán los indicadores de cumplimiento de metas y objetivos que se establecen en el Plan Nacional de Desarrollo.

Moreno estuvo ayer temprano en Manta, para el inicio de los trabajos de rehabilitación del aeropuerto local.

Durante su intervención indicó que su Gobierno no es ni de la izquierda -“que fue esquilmando los recursos de este país” en la década pasada- ni de la derecha -que “lo único que le interesa es sacar provecho de sus empresas y los países”-, sino de la derecha “productiva, como son los mantenses (…) Tendemos la mano derecha para los que quieren producir”.

En contexto

La evaluación al Gabinete ministerial se realiza en medio de la optimización del Estado, que está en vigencia. A través de este proceso se busca reducir los ministerios a 20. Por ejemplo el Ministerio de Justicia está transformándose en una Secretaría.

El Comercio