Ecuador: Lenín Moreno pide la renuncia a todo el gabinete ministerial

“La Secretaría Nacional de Comunicación informa que el presidente de la República, Lenín Moreno Garcés, ha solicitado la renuncia a todo el gabinete ministerial”. Así reza en un comunicado emitido por la Secom a las 23:02 de este jueves 22 de noviembre del 2018, un día después de que el Primer Mandatario informara al país que estaba abierto al diálogo con todos los sectores, en el contexto del debate de la Pro forma para el presupuesto estatal del 2019.

El boletín de la Presidencia de la República añade que se “realizará un proceso de evaluación durante las últimas semanas del año 2018 y se oficializará oportunamente los resultados a la ciudadanía”.

En ese contexto, la noche de este jueves 22, dirigentes de los maestros señalaron que Fander Falconí había presentado su “renuncia irrevocable” como ministro de Educación, luego de un año y seis meses en el cargo.

Falconí no se ha referido públicamente a una eventual renuncia pero pasadas las 22:30 de este jueves escribió en su cuenta de Twitter: “Al cortar fondos para la educación, se ataca a toda la sociedad, en especial a la niñez y a la adolescencia. Lo más grave es que destruye el futuro del país”.

No fue su primer mensaje crítico relacionado con la Pro forma para el 2019. Un día antes, cerca de las 22:30 del miércoles 21, Falconí escribió también en Twitter: “La estabilidad presupuestaria en educación es indispensable para que un país mantenga un mínimo de bienestar. Para que realmente destaque, hace falta una asignación creciente para la educación (Constitución), en especial para la infancia, que es cuando se forma el cuerpo y mente”.

En la Constitución reza: “El Estado asignará de forma progresiva recursos públicos del Presupuesto General del Estado para la educación inicial básica y el bachillerato, con incrementos anuales de al menos el cero punto cinco por ciento del Producto Interior Bruto hasta alcanzar un mínimo del seis por ciento del Producto Interno Bruto”.

El martes 20 de noviembre, Falconí también tuiteó por el tema presupuestario: “Muy buena noticia para el país: Ministro de Finanzas y 20 rectores universitarios acordaron mantener presupuesto del 2018 en 2019. Lo mismo debe ocurrir con educación inicial, básica y bachillerato. Inversiones crecientes, tal como ordena la Constitución”.

Las palabras del entonces Ministro de Educación eran una reacción al acuerdo que lograron los rectores de 22 universidades y el ministro de Finanzas, Richard Martínez, respecto a las asignaciones para las universidades públicas.

El pasado 12 de noviembre se conoció el ajuste al presupuesto de las universidades, escuelas politécnicas e institutos de educación superior públicos. El monto aprobado para el 2018 fue de USD 1 443,04 millones y para el 2019 se había proyectado en la Pro forma USD 145,1 millones menos (una reducción del 10%).

El Comercio


La Universidad de Cuenca marchó para exigir que se respete la autonomía

La participación fue masiva. Cientos de estudiantes, docentes y trabajadores de la Universidad de Cuenca participaron, este miércoles 21 de noviembre del 2018, en la marcha pacífica para exigir al Gobierno Nacional que se respete la autonomía administrativa y financiera de las universidades públicas del Ecuador

Los estudiantes de las diferentes carreras empezaron a concentrarse a las 09:00 en el campus principal ubicado en la avenida 12 de Abril. De allí partieron una hora después con dirección al edificio de la Gobernación del Azuay, ubicado en el Centro Histórico. Un grupo de ciclistas y las principales autoridades universitarias encabezaron la protesta.

En el trayecto el rector, Pablo Vanegas, confirmó que existe un compromiso y acuerdo de siete puntos firmado por parte del Ministerio de Finanzas. El principal es el de no mermar los recursos económicos del 2019 a las universidades. Es decir, recibirán 1 443 millones, que es la misma cantidad del año 2018.

Los estudiantes universitarios gritaron consignas, durante su manifestación pacífica. Fotos: Lineida Castillo/ EL COMERCIO

Con el acuerdo evitaron que las universidades públicas pierdan alrededor de USD 145,1 millones para el ejercicio fiscal del 2019. En el caso de la Universidad, según Vanegas, iban a tener un recorte de USD 9,4 millones. Al momento reciben del Estado USD 67 millones anuales, por la gratuidad de la educación y han ejecutado alrededor del 80%.

Este centro acoge a 16 132 estudiantes y alrededor de 2 200 docentes y trabajadores. Vanegas insistió que salieron a las calles para que el Gobierno no se inmiscuya cada año en los presupuestos de la universidades porque la educación y la salud son las áreas prioritarias del país y que no deberían ser afectadas.

Según la vicerrectora, Catalina León, cada año viven el mismo drama de los presupuestos no ejecutados y los comprometidos. Ella dice que es imposible ejecutar el 100% de los recursos que les entrega el Estado porque hay convenios, proyectos de investigación u obras de infraestructuras que se contratan hasta para cinco años.

Por eso, tarde del martes 20 de noviembre, el Consejo Universitario de la Universidad de Cuenca se reunió y resolvió seguir con la marcha anunciada que también tuvo el apoyo de la Federación de Estudiantes Universitarios, Asociación de Empleados y Trabajadores y docentes de todas las escuelas y facultades.

Durante la marcha, los estudiantes portaban carteles y repetían frases como “Si no nos dejan estudiar, no les dejaremos dormir”, “La Universidad reclama sus derechos”, “Por la educación universitaria, nadie se cansa”, “La clase de hoy en las calles”. Otros quemaron luces de bengala. El recorrido concluyó pasadas las 13:00 en la Glorieta del parque Calderón.

El Comercio


VOLVER