Ecuador: ministro de Educación renuncia en desacuerdo al ajuste en educación pública en el Presupuesto 2019

Fander Falconí renuncia a Ministerio de Educación por recorte a educación pública para 2019

Por medio de su cuenta de Twitter, Fander Falconí, dio a conocer que ha renunciado al Ministerio de Educación debido a la disminución de recursos en el Presupuesto General del Estado para este sector social en el 2019. El exfuncionario había publicado días atrás que quitar dinero a este sector era afectar a toda la sociedad.

“Como no estoy de acuerdo con el recorte a la educación pública ecuatoriana en el presupuesto del Estado 2019, me retiro de estas importantes funciones”. Asimismo, Falconí agradeció al Presidente Lenín Moreno por “haberme confiado esta cartera de Estado desde mayo del año pasado”.

Finalizó comentando que “la historia diga la última palabra”, sobre las decisiones que está tomando el Ejecutivo. Recordó que “al cortar fondos para la educación, se ataca a toda la sociedad, en especial a la niñez y a la adolescencia. Lo más grave es que destruye el futuro del país”.

El Ejecutivo había presentado la Proforma del Presupuesto General del Estado 2019 días atrás y provocó preocupaciones en los sectores sociales debido a que se planean recortes por el plan de austeridad del Gobierno. Esto ha generado varias marchas a nivel nacional, por ejemplo la Red de Maestros pidió que no se de este recorte porque afectará a la educación y marchará el día de hoy, 23 de noviembre, hacia la Presidencia.

Ecuador Inmediato


Fander Falconí pide retirar la Pro forma y conformar un equipo técnico para analizarla

“La proforma presupuestaria enviada por el Ministro de Economía y Finanzas a la Asamblea implica un desprecio a la educación pública y tiene graves errores técnicos”. Eso escribió Fander Falconí, en su cuenta de Twitter, antes del mediodía. A través de esa red social también confirmó su renuncia al Ministerio de Educación la mañana de este viernes 23 de noviembre del 2018.

Su salida se da como consecuencia de la reducción del presupuesto asignado para educación, que consta en la Pro forma del Presupuesto General del Estado. La baja sería de USD 419 millones, según explicó el funcionario en una carta, enviada el viernes anterior al presidente Lenín Moreno.

El funcionario argumentó que “para 2019 no habría un solo centavo para el mantenimiento de 12 333 unidades educativas públicas del país”.

Como consecuencia de esta reducción también “se pone en riesgo el programa de alfabetización y culminación del bachillerato Todos ABC, Monseñor Leonidas Proaño (270 mil personas). Maestras y maestros deben ser revalorizados, pero no se determina en forma expresa el financiamiento de la mejora de sus condiciones”.

Falconí, además, pidió que se retire la Pro forma y “se nombre un equipo técnico de alto nivel y se alcancen acuerdos por el bien del Ecuador. Qué mi renuncia sea útil para fortalecer la educación pública de nuestro país. Cortar fondos para educación es un retroceso para todos”.

También publicó un artículo en el que hace referencia al crecimiento económico de un país y su relación con el Producto Interno Bruto (PIB). “Calificar el bienestar de un país por su PIB es como si juzgáramos la calidad de los nutrientes de las frutas por su tamaño. También en la práctica, el PIB oculta las desigualdades. El PIB es un indicador limitado. No puede evaluarse por el PIB un tema tan complejo como el bienestar que, además, contiene elementos subjetivos divergentes”.

En mayo del 2017, Falconí comenzó sus labores como titular de la Cartera del ramo. Su trabajo se centró en cero tolerancia a los casos de abuso y violencia sexual dentro del sistema educativo. Es así como comenzó con programas como “Más unidos, más protegidos” y reabrió sumarios administrativos archivados con casos de violencia a los estudiantes.

El Comercio


Comunicado de Fander Falconí en Twitter

Agradezco de corazón a maestras y maestros, así como a todo el personal de @Educacion_Ec por su apoyo a la noble tarea de la enseñanza. Ha sido un honor trabajar con ustedes, porque he visto su entrega más allá del deber, y por haber colaborado con nosotros estos 18 meses.

Nuestra gestión educativa 2017-2018: Cero tolerancia contra abusos sexuales. Intervenimos 13 unidades educativas. Reabrimos 378 expedientes archivados. Entregamos a Fiscalía 734 denuncias. Campañas de prevención, mejores protocolos y acompañamiento a las víctimas.

Nuestra gestión educativa 2017-2018: 5.4 millones de personas dejaron de estudiar. Respondimos con el programa Todos ABC Monseñor Leonidas Proaño y 171.000 personas regresaron a las aulas con 4.283 docentes especializados. ¡Ya se inscribieron 101.000 más!

Nuestra gestión educativa 2017-2018: Para mejorar la lectura y la escritura fuimos directo a las aulas de los 4 primeros años de educación básica. 360 mentores llevaron acompañamiento pedagógico a 22.797 docentes y se beneficiaron 484.543 niños y niñas.

Redujimos carga administrativa del docente e incorporamos contenido curricular en línea con nuevas plataformas. Entrega de portátiles (16.982 entregadas, 14.000 por entregar) y tabletas (4.272 entregadas). Aumento de conectividad (de 4.765 a 5.965 unidades educativas).

Nuestra gestión educativa 2017-2018: 22 nuevas unidades educativas (UE) y 7 repotenciaciones inauguradas. Beneficiarios: 41.203 estudiantes con 969 aulas. Las UE empiezan a asegurarse. Programa ambiental innovador. 10.021 escuelas con TiNis, Tierra de niñas, niños y jóvenes.

Twitter de Fander Falconí


VOLVER