Ecuador: trasladan al exvicepresidente Glas a un hospital luego de 16 días de huelga de hambre

Gobierno dice que Jorge Glas se encuentra estable; será trasladado a casa de asistencia médica

El Ministerio de Justicia confirmó la noche del 6 de noviembre del 2018 que el exvicepresidente Jorge Glas será trasladado a una casa de asistencia médica “para un proceso de alimentación intravenosa de líquidos y electrolitos”.

En un comunicado, el Ministerio dice que Glas, desde el 21 de octubre hasta el 6 de noviembre del 2018, recibió 85 atenciones médicas por parte del Ministerio de Salud y también por un grupo de especialistas del Hospital Carlos Andrade Marín dentro del Centro de Rehabilitación Social de Cotopaxi. Asimismo, se dice que en el último chequeo médico se “demuestra que el señor Glas Espinel se encuentra estable”.

Y continúa con la información de que será trasladado a una casa de asistencia médica para precautelar el estado de salud. Sin embargo, hasta las 00:00 del 6 de noviembre no se concretaba el traslado del exvicepresidente la República hacia una casa de salud. Antes de las 19:00 de este 6 de noviembre, el abogado de Glas, Eduardo Franco Loor, aseguraba -a través de la cuenta oficial de Twitter- que su defendido “tiene la salud deteriorada y está siendo trasladado a Quito”. En el tuit, el jurista aseguró que la vida de su defendido corre riesgo.

También en el mensaje responsabiliza a las autoridades por el estado actual de Glas. El pasado 22 de octubre, el abogado a través de su red social indicó que Glas se declaró en huelga de hambre. Un día después de que fue trasladado desde la Cárcel Nº 4 al Centro de Rehabilitación Social de Latacunga. La decisión de la huelga, según dijo el jurista, responde a que Glas “se encuentra en condiciones deplorables e infrahumanas”.

Desde hace un año, el exvicepresidente cumple una condena de seis años por asociación ilícita relacionado con la trama de corrupción de la Ante este hecho, el expresidente Rafael Correa escribió en su cuenta de Twitter: “La salud del vicepresidente Jorge Glas se complicó.

Lo llevan de emergencia al hospital. 17 días de huelga de hambre”.

El Comercio


Se suman los pedidos dentro y fuera de Ecuador en favor de Jorge Glas

Las redes sociales son el principal foco desde donde locales, figuras de otros países, y organizaciones políticas y sociales demandan interceder por el exvicepresidente de Ecuador Jorge Glas, quien este lunes cumplió 16 días en huelga de hambre.

Los pedidos al gobierno y entidades como la Organización de las Naciones Unidas, la Cruz Roja Internacional y el Vaticano, coinciden en la necesidad de que esas instancias constaten el estado de salud del exvicemandatario, cuya decisión fue en protesta por su transferencia de la cárcel 4 de Quito a la de Latacunga, tras la fuga del exsecretario de Comunicación, Fernando Alvarado.

Cuando comienza la tercera semana sin ingesta de alimentos, Glas ya debió ser tratado por un médico, quien le suministró un suero ante episodios de calambres y mareos.

Su esposa, madre, excompañeros en el gobierno del expresidente Rafael Correa, gente de pueblo y personalidades se han sumado a las muestras de apoyo y preocupación por la salud del exsegundo dignatario, quien asegura ser víctima de persecución política e inocente del cargo de asociación ilícita por el cual fue condenado a seis años de cárcel en diciembre último.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, forma parte de la larga lista de personalidades a cuyo juicio, los derechos de Glas están siendo vulnerados.

En su cuenta en Twitter el jefe de Estado hizo un llamado urgente a la comunidad internacional para preservar la vida del exvicegobernante.

Anne-Dominique Correa, hija del expresidente Rafael Correa, también se unió al pedido colectivo.

‘Únanse a la ola de solidaridad que invade las redes sociales para apoyar a @JorgeGlas. No estás solo. Todos suban su foto con el hashtag #ResisteGlas’, escribió en su cuenta en twitter y su mensaje ha sido replicado por casi dos mil personas.

El gobernador de Junín, en la República de Perú, Vladimir Cerrón, también alzó la voz por Glas, quien según aclaró, lucha por la verdad y su libertad, mientras su salud se ha deteriorado en las últimas horas.

‘Pido al pueblo y gobierno de Ecuador, que no sean indiferentes frente a este acto criminal (…) El mundo tiene puesto los ojos, en este momento, en las decisiones que va a tomar el presidente, Lenín Moreno, respecto a este delicado caso’, sentenció en un video difundido en la red social.

Glas fue vinculado a la pesquisa por corrupción de la empresa brasileña Odrebrecht y aunque, de acuerdo con sus abogados, no se pudo comprobar el delito de asociación ilícita por el cual lo procesaron, fue condenado a seis años de prisión, pena que cumplía desde la cárcel 4 de Quito, en medio de procesos de apelaciones y ahora en espera de fecha para el recurso de casación.

El 2 de octubre pasado se cumplió un año de su encierro y 20 días más tarde, fue transferido a la prisión de Latacunga, como medida de las autoridades ante la fuga del exsecretario de Comunicación Fernando Alvarado, quien se deshizo del grillete electrónico que usaba mientras era investigado y abandonó el país, según sus propias declaraciones.

Desde entonces, cada día las redes sociales se llenan de mensajes a favor de Glas, con demandas al ejecutivo y pedidos a la Comunidad Internacional, para que interceda en un caso, considerado por muchos como persecución política. (Prensa Latina)

Manabi Noticias