El gobierno argentino presentó el megaoperativo de seguridad para la cumbre del G-20

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, precisó las zonas de restricción en la Ciudad para la cumbre del G20 que se desarrollará el viernes 30 de noviembre y el sábado 1 de diciembre. El operativo incluirá severos cortes en la zona de Retiro, la Avenida 9 de Julio -de Santa Fe hasta Avenida Belgrano- y distintas áreas de los barrios de Recoleta, Palermo y Puerto Madero.

Incluso durante  esos días no habrá servicio de trenes ni de subtes y las cabeceras Retiro y Constitución van a estar cerradas. Los trenes retomarán los servicios el domingo, excepto el Mitre, que lo hará el lunes.

La ministra presentó el plan con su par de Transporte, Guillermo Dietrich, y el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, quien comenzó explicando: “Vamos a brindar un marco confiable y con diversidad. Es clave la integración de la Argentina al mundo y esto es una oportunidad”, y siguió: “Van a llegar a la cumbre alrededor de 15 mil personas. Tenemos acreditados 3 mil periodistas, 450 agencias de noticias, 650 medios gráficos y 600 medios online. No hay un evento en la historia que se asemeje a la cantidad de medios que habrá en el G20, ni siquiera el Mundial del 78”, concluyó.

Luego,  la ministra de Seguridad, detalló: “La seguridad es uno de los elementos preponderantes en eventos de esta relevancia internacional. Contaremos con la presencia de los mandatarios más relevantes del mundo”. Y explicó que desplegarán un operativo con “22 mil efectivos, más 700 miembros de seguridad de la Nación, efectivos de la policía Federal, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de la Provincia de Buenos Aires”.

Además, insistió en afirmar que “se va a cubrir toda la zona donde se desarrollará el evento y donde haya manifestaciones o posiciones contrarias”. Y explicó que contará con protocolos de emergencia y evacuación en todo el evento, y donde haya presencia de los miembros de las delegaciones, y trabajará con el ENACOM para bloquear cualquier intento de invadir redes locales.

En el caso de los aeropuertos, quedará cerrado exclusivamente a vuelos comerciales y habrá una zona de control cercana al G20. Seguidamente, recordó que el viernes próximo será feriado en Buenos Aires.

Tiempo Argentino