Haití: el primer ministro denuncia a funcionarios involucrados con el desfalco de fondos públicos

Amnesty International met en garde le pouvoir contre le recours à la force excessive lors de manifestations en Haïti

L’organisation international de défense de droits humains Amnesty International exhorte le pouvoir à éviter le recours à la force excessive lors de manifestations en Haïti, dans un document dont a pris connaissance l’agence en ligne AlterPresse.

Elle se dit préoccupée par les troubles qui ont eu lieu en Haïti à la suite des mouvements de protestation populaires organisés pour réclamer la transparence au sujet de l’utilisation des fonds PetroCaribe.

Le Centre d’analyse et de recherche en droits humains (Cardh) a signalé au moins 40 morts et plusieurs dizaines de blessés depuis la manifestation du 17 octobre 2018 au 23 novembre 2018, dans une lettre ouverte adressée aux autorités.

Des informations très inquiétantes signalent que la police a eu recours à la force contre des civils au cours de ces manifestations, rapporte Amnesty International.

Plusieurs personnes ont été également tuées ou blessées lors d’affrontements marqués par l’usage d’armes à feu.

Les autorités haïtiennes doivent ouvrir une enquête indépendante et impartiale pour faire la lumière sur ces faits, identifier les responsables et les déférer à la justice dans le cadre d’une procédure équitable, recommande Amnesty International.

Elle rappelle à l’État haïtien qu’il est juridiquement tenu de veiller à ce que l’usage de la force lors d’une manifestation “soit légitime, nécessaire et proportionné”.

Amnesty international dénonce ’’le fait d’invoquer la nécessité de maintenir l’ordre public pour justifier un recours excessif à la force, quand les opérations de maintien de l’ordre ne se font pas dans le respect des normes relatives aux droits humains’’.

Elle demande aux autorités de mener, en cas de manifestation, les opérations de maintien de l’ordre en veillant à éviter la violence et à respecter les droits de réunion pacifique et à la liberté d’expression, et non en privilégiant la répression.

Alterpresse


Haití vuelve a la normalidad tras permanecer casi una semana paralizado

Haití volvió a la normalidad tras casi una semana prácticamente paralizado, a raíz de una convocatoria a huelga en la capital por parte de un sector de la oposición que reclama la dimisión del presidente Jovenel Moise.

La mayoría de las escuelas volvió a abrir sus puertas el lunes, y la capital del país, Puerto Príncipe, se encuentra en calma, mientras que el primer ministro, Jean Henry Ceant, volvió a llamar al diálogo, que es rechazado por un sector de la oposición.

En una entrevista a una emisora de radio, Ceant, quien asumió el cargo en septiembre, dos meses después de la dimisión de su antecesor en medio de protestas sociales, admitió que la situación “está complicada”, pero “tenemos que actuar frente a nuestras responsabilidades”.

El principal diario del país Le Nouvelliste recoge las palabras de Ceant, quien para demostrar que la situación en Haití es grave, presentó algunas cifras que, para él, son significativas. “Hoy somos 11 millones de personas en 27,500 kilómetros cuadrados (10,617 millas cuadradas). Nuestro PIB per cápita es de $ 765, en comparación con Jamaica con $ 5,109 y República Dominicana con $ 7,052. También sabemos que casi el 80% de la población vive con menos de $ 2 por día “, dijo

Asimismo, dijo que “no podemos permitir más bloqueo”, aunque reconoció que “todos tienen derechos a expresar sus opiniones”.

“Nosotros en el gobierno vamos a multiplicar los esfuerzos en la lucha contra la corrupción y vamos a crear empleos para los más vulnerables”, agregó Ceant, quien ya se refirió a estos temas el sábado durante un mensaje.

A la vez, afirmó, que “esta crisis es una crisis que podemos superar, pero con diálogo”.

La capital del país estuvo paralizada hasta el jueves, tras una huelga convocada por un sector de la oposición después de la multitudinaria movilización del 18 de noviembre contra la corrupción y la impunidad, que dejó varios muertos, y que siguió a otras de las últimas semanas para reclamar una investigación sobre la supuesta malversación de los fondos del programa Petrocaribe.

En un discurso del sábado,Ceant reiteró el compromiso del gobierno para que se investiguen las presuntas irregularidades en el manejo de los fondos de Petrocaribe, el programa por el cual Venezuela suministra petróleo al país en condiciones blandas, y se enjuicie a los responsables.

Los convocantes de las protestas han rechazado sentarse a conversar con el gobierno y, en cambio, piden la renuncia de Moise, quien asumió el Poder en febrero de 2017, y quien en un mensaje a la nación la noche del miércoles reiteró su llamamiento al diálogo y dijo que durante su mandato “nadie va a poner en peligro los intereses del país”.

En declaraciones a Efe, Caroline Sevère, narró que abrió hoy su negocio de venta de agua potable tras ocho días sin actividad.

“Es un alivió que las cosas vuelven a calmar, desde el pasado domingo (18 de noviembre) no he ganado nada por huelgas, protestas y miedo”, narró, y confió en que “las cosas mejoren” aunque, a su juicio, no hay garantías de que la situación “vaya a seguir en calma.

“La oposición quiere sacar al presidente y el presidente no tiene plan para mejorar las cosas. Es muy grave la crisis y no tengo dudas de que va a empeorar”, subrayó la mujer.

En medio de la tensión que vive el país, el pasado sábado al menos cuatro agentes de aduanas y dos civiles murieron en un confuso incidente en la localidad de Malpasse, fronteriza con la República Dominicana, y que hoy también se encuentra en aparente calma.

El presidente Moise lamentó ayer, a través de Twitter, lo ocurrido, y dijo que la justicia debe hacer todo lo posible para detener, juzgar y condenar a los responsables de este “vergonzoso y bárbaro crimen”.

En los últimos meses, Haití, donde más de la mitad de los 10 millones de habitantes sobrevive con menos de $2 diarios, ha sido escenario de movilizaciones y protestas que se iniciaron en julio por un aumento en los precios de los combustibles, que el gobierno dejó sin efecto poco después.

El Nuevo Día


Haití: Autoridades deben evitar uso excesivo de la fuerza durante protestas

En respuesta al contexto de violencia en Haití luego de las protestas de Petrocaribe, Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, ha manifestado: “Nos preocupan los disturbios ocurridos en Haití luego de varias manifestaciones ciudadanas demandando transparencia sobre el uso de los fondos de Petrocaribe. Hemos recibido reportes preocupantes sobre el uso de la fuerza por agentes policiales en contra de civiles durante estas protestas, que ha causado varias muertes y personas heridas como consecuencia de altercados con armas de fuego”.

“El Estado haitiano tiene la obligación legal de garantizar que el uso de la fuerza en el contexto de protestas sea legítimo, necesario y proporcional, lo que implica que armas de fuego sólo puedan ser utilizadas como última medida y ante un riesgo inminente a la vida de las personas. Exigimos que las autoridades haitianas inicien una investigación independiente e imparcial, que permita aclarar los hechos e identificar a los responsables y llevarlos ante la justicia en juicios justos”.

“Rechazamos que la preservación del orden público sea utilizada como excusa para justificar el uso excesivo de la fuerza cuando ésta no se corresponde con estándares de derechos humanos. En futuras protestas, en lugar de reprimir, las operaciones de seguridad policial haitianas deberían realizarse orientadas a prevenir la violencia y garantizar los derechos a la asamblea pacífica y la libertad de expresión”.

“Rechazamos que la preservación del orden público sea utilizada como excusa para justificar el uso excesivo de la fuerza cuando ésta no se corresponde con estándares de derechos humanos”, Erika Guevara Rosas, director for the Americas at Amnesty International.

Amnesty


VOLVER