Honduras: una mujer es asesinada cada 18 horas, según la ONU

Expertas de la ONU alarmadas por asesinato cruel de 13 hondureñas durante su visita

Expertas en derechos humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) señalaron este miércoles al concluir una visita de 14 días que Honduras sigue siendo un país “machista”. Durante su estadía, las especialistas fueron testigos de 13 muertes violentas contra mujeres.

La visita se efectuó en un contexto de la crisis migratoria, lo que a juicio de las visitantes, Ivana Radačić y Alda Facio, es una señal de que en Honduras hay muchos problemas, porque se constató que muchas mujeres salieron acompañadas con sus pequeños hijos y eso “nos dice mucho”, particularizó Facio.

La experta apuntó que otra cosa que les preocupa muchísimo es la violencia contra las mujeres y los femicidios, ya que “en el tiempo que estamos aquí, 14 días, han asesinado a 13 mujeres en forma muy cruel, muy sangrienta”.

Facio manifestó que los crimines contra mujeres las ha conmovido mucho al igual que la forma cómo los medios de comunicación informan y reportan sobre este tipo de violencias y asesinatos, siendo poco sensibles y poco respetuosos con los cuerpos de las víctimas.

“Le hacemos un llamado, también, a los medios para que sean un poquito más respetuosos de las familias y de las mujeres asesinadas y de los cuerpos asesinados de la mujeres”, manifestó Facio antes de dar lectura a un informe preliminar.

Las integrantes del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que vinieron invitadas por el Estado de Honduras, apuntaron que aunque ha habido “algunos avances”, el país sigue siendo “machista”. Las mujeres son víctimas de una “violencia generalizada” y de la desigualdad y sufren falta de representación política.

En su visita in situ estuvieron en La Esperanza, Intibucá; San Pedro Sula, Cortés; El Progreso, Yoro; La Ceiba Atlántida y en la capital, Tegucigalpa, donde se entrevistaron con mujeres de diferentes regiones del país, con diputados y diputadas, alcaldes y con autoridades del gobierno central.

ALGUNOS AVANCES

Como avances, las expertas reconocieron los esfuerzos por mejorar el marco legal y jurídico institucional. Sin embargo, advirtieron que las constates reestructuraciones de instituciones del Estado, “hace que no se sepa qué le toca a cada quien y eso puede ser, más bien, parte del problema”.

Agregaron que en el tema institucional existen problemas para cumplir con los diferentes mandatos, debido a la falta de presupuestos.

“Tras haber recorrido gran parte del país y escuchado la realidad desalentadora que enfrentan las mujeres, observamos que las iniciativas prometedoras no son suficientes. Los resultados deben seguir”, dijeron Ivana Radačić y Alda Facio, del Grupo de Trabajo de la ONU sobre la discriminación contra las mujeres en la ley y en la práctica.

Las expertas consideran que la violencia generalizada contra las mujeres, la desigualdad, la inseguridad y la impunidad fomentan la migración. Además, las defensoras de los derechos humanos en Honduras son regularmente criminalizadas, intimidadas e incluso asesinadas.

“Se necesita hacer mucho más para enfrentar todos estos desafíos, que provienen de una sociedad machista”, sostienen antes de pedir al Gobierno “intensificar sus esfuerzos para garantizar la igualdad de género y los derechos de las mujeres, y poner fin de inmediato a la impunidad”.

Lamentaron que “la proporción de mujeres en el liderazgo político nacional en realidad ha disminuido en los últimos años”, ya que las reglas sobre la representación igualitaria estaban distorsionadas, por lo que se eligieron menos mujeres.

Las mujeres que aspiran a acceder a la vida pública y política a menudo se enfrentan a oposición y, a veces, a la violencia. “Alentamos al Gobierno a aprobar el proyecto de ley sobre la violencia contra las mujeres en la política y aplicar con firmeza las leyes de paridad de género”, dijeron las expertas.

Además, las hondureñas tienen tasas de desempleo más altas que los hombres. Las que trabajaban en las plantas de fabricación de maquila, donde a menudo se violan las leyes, y las trabajadoras domésticas son vulnerables al abuso y la explotación.

La salud sexual y reproductiva también necesita ser abordada. “Honduras es uno de los pocos países del mundo que tiene una prohibición absoluta del aborto y de la anticoncepción de emergencia, incluso en casos de violación, incesto y peligro para la vida o la salud de las mujeres embarazadas o malformación fetal grave”, señala el informe preliminar.

Establecieron, además, que un país con una de las tasas más altas de embarazos adolescentes en la región, también falta educación sexual integral. Si bien hay ciertos programas de educación cívica en las escuelas públicas, “se deben realizar más esfuerzos para incluir cursos que se centren en la igualdad de género y la violencia contra las mujeres”. Para las expertas los programas de educación sexual deben comenzar durante la educación primaria para instituir una cultura de respeto y romper los estereotipos de género.

Las expertas presentarán al Consejo de Derechos Humanos de la ONU un informe final sobre su visita a Honduras en junio de 2019.

Criterio


“Avance en los derechos de las mujeres sigue siendo una deuda pendiente”

Ante la realidad desalentadora de las mujeres en Honduras, un grupo de expertas en derechos humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), solicitó al gobierno asignar más recursos para poder garantizar la igualdad de género.

Aunque se mencionó que el gobierno ha “fortalecido” su marco legal e institucional, incluso mediante la creación de unidades de género con las Secretarías, la Comisión Interinstitucional sobre el Femicidios y la iniciativa de servicios Ciudad Mujer, urge más presupuesto.”

“Observamos que las iniciativas prometedoras no son suficientes”, dijeron Ivana Radacic y Alda Facio, del grupo de trabajo de la ONU sobre la discriminación contra las mujeres en la ley y en la práctica.

“Lamentamos que la proporción de mujeres en el liderazgo político nacional en realidad ha disminuido en los últimos años”, agregaron las expertas independientes, señalando que las reglas sobre la representación igualitaria de mujeres y hombre en la política estaban distorsionadas.

Las expertas también informaron que las mujeres que aspiraban a acceder a la vida pública y política a menudo se enfrentaban a oposición y, a veces, a la violencia. “Alentamos al gobierno a aprobar el proyecto de ley sobre la violencia contra las mujeres en la política y aplicar con firmeza las leyes de paridad de género”, dijeron las expertas.

En general, las mujeres también tienen tasas de desempleo más altas que los hombres. Las que trabajaban en las plantas de fabricación de maquila, donde las leyes laborales a menudo son violadas, y las trabajadoras domésticas son vulnerables al abuso y la explotación.

“Hacemos un llamado al Gobierno para que remedie las lagunas en la protección de las trabajadoras en las maquilas y las trabajadoras domésticas, y para la aplicación consistente de la ley laboral hondureña”, solicitaron.

La salud es otro tema que necesita ser abarcado. “Honduras es uno de los pocos países del mundo que tiene una prohibición absoluta del aborto y de la anticoncepción de emergencia, incluso en casos de violación, incesto y peligro para la vida o la salud de las mujeres embarazadas o malformación fetal grave”.

En un país con una de las tasas más altas de embarazos adolescentes en la región, también falta educación sexual integral, señalaron.

“Si bien hay ciertos programas de educación cívica en las escuelas públicas, se deben realizar más esfuerzos para incluir cursos que se centren en la igualdad de género y la violencia contra las mujeres”, porque esos “programas deben comenzar a nivel de educación primaria para instituir una cultura de respeto por la igualdad de género y romper los estereotipos de género”.

Dijeron que la violencia generalizada contra las mujeres, la desigualdad, la inseguridad y la impunidad fomentan la migración y las defensoras de los derechos humanos en Honduras son regularmente criminalizadas, intimidadas e incluso asesinadas.

“Se necesita hacer mucho más para enfrentar todos estos desafíos, que provienen de una sociedad machista. Instamos al Gobierno a intensificar sus esfuerzos para garantizar la igualdad de género y los derechos de las mujeres y poner fin de inmediato a la impunidad”, concluyeron.

Confidencial 


VOLVER