Lo que deberías saber sobre el G-20 en Argentina – Por Argentina mejor sin TLC

Por Argentina mejor sin TLC *

¿Qué es el G20? Según su propia definición se trata del “principal foro internacional para la cooperación económica, financiera y política.”

Nota aparte: El G20 surgió a fines de los ‘90 como foro informal de lxs Ministrxs de Finanzas del Grupo de los 20. En 2008 se transforma en el principal foro para enfrentar la crisis financiera y salvaguardar el sistema capitalista

¿Quiénes participan? Los 19 países geopolíticamente más importantes del mundo (Argentina, Brasil, México, Sudáfrica, Rusia, Turquía, Arabia Saudita, China, Japón, India, Indonesia, Corea del Sur, Australia, Canadá y EE.UU., Alemania, Gran Bretaña, Francia, Italia) + la Unión Europea (miembro N° 20)
+ países invitados (este año España, Chile, Países Bajos)
+ organismos internacionales (Organización Mundial del Comercio, Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, OCDE, Organización Internacional del Trabajo, etc.)

Nota aparte: Los países miembros representan el 85% del producto bruto global, dos tercios de la población mundial y el 75% del comercio internacional.

¿Y qué tiene que ver Argentina en eso? Argentina asumió la presidencia pro- tempore del G20 a principios de Diciembre 2017 e inició un proceso de reuniones durante todo el año 2018 que culminará en la 13. Cumbre los Líderes del G20, el viernes 30/11 y sábado 1/12 2018 en el Centro Costa Salguero en Buenos Aires. Eventos especiales tendrán lugar en el Centro Cultural Kirchner, el Hotel Hilton de Puerto Madero, el Centro de Convenciones y una cena de gala en el Teatro Colón.

Notas a parte:
⦁ Es la primera vez que se realiza en un país sudamericano, pero no en Latinoamérica, ya que en 2012 se realizó en México.
⦁ El lema de la presidencia argentina del G20 es: “Construyendo Consenso
para un Desarrollo Equitativo y Sostenible”

¿Y esto lo pagamos nosotrxs, lxs argentinxs? Sí, ya que el presupuesto 2018 prevé por lo menos 3000 millones de pesos para todo el proceso del G20. 1100 millones de pesos serán destinados a defensa y seguridad; alrededor de $1 mil millones costarán los dos días de la Cumbre de los líderes; casi $500 millones estarán destinados a los eventos preparatorios en el país, y otros $218 millones para los viajes a las reuniones preparatorias que no tendrán lugar en la Argentina.

Nota aparte: Los gastos para la realización del G20 son casi iguales a lo que dispone el presupuesto argentino de 2018 para medio ambiente y ecología.

¿Entonces en está oportunidad habrá mucha presencia policial y militar? Sí, para asegurar el espacio aéreo el gobierno ya compró aviones y helicópteros, un sistema de defensa misilístico y se trasladará desde Mar del Plata la artillería de defensa aérea. Además se compró material “antidisturbios” como escopetas, municiones de goma anti- disturbio, proyectiles de gases lacrimógenos y chalecos policiales multiamenaza, vallas de contención, juegos de cascos, escudos, máscaras antigas y bastones para policías y gendarmes, además precintos plásticos de seguridad que se utilizan a modo de esposas para detenidos. Estarán presentes en las calles 14.500 oficiales de las 4 fuerzas de seguridad y se está negociando para que participen más unidades desde las provincias. Están a cargo del operativo de seguridad y de la militarización el Ministerio de Seguridad, el Ministerio de Defensa, la Cancillería, la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), y otros organismos del Estado,
+ el Comando Sur de Estados Unidos
+ especialistas en temas de seguridad de Gran Bretaña, Alemania, China y Rusia.

Nota aparte: Estados Unidos, Rusia y China participarán en la Cumbre con sus propios equipos de seguridad que se instalarán en el país.

¿Y de qué están hablando? Según la página oficial, el G20 “aborda los grandes desafíos globales y busca generar políticas públicas que los resuelvan.” Estos “desafíos” están divididos en 11 áreas de trabajo: transiciones energéticas, sustentabilidad climática, empleo, educación, salud, agricultura, economía digital, comercio e inversiones, anticorrupción, finanzas y desarrollo. Además, el país anfitrión define los ejes prioritarios de su presidencia. En el caso argentino, estos son “El futuro del trabajo”, “Infraestructura para el desarrollo” y “Un futuro alimentario sostenible”.

Nota aparte: La ideología predominante entre los gobiernos del G20 es la neoliberal, razón por la cual el trasfondo de los debates gira en torno a cuestiones como mayor flexibilización laboral, desregulación para crear mejores oportunidades para inversionistas y la privatización y mercantilización de todos los ámbitos de la vida, mientras que “no es el espacio para discutir sobre derechos humanos, ya que existen otros foros para hacerlo,” como dejó en claro el sherpa argentino Pedro Raúl Villagra Delgado, o sea el delegado oficial del gobierno ante el G20, en una actividad del Civil20.

¿Y la sociedad civil puede participar en estos debates? Sí, en los llamados grupos de afinidad que realizarán Cumbres previas donde elaboran documentos y recomendaciones que luego serán entregados a lxs líderes. Estos grupos abarcan a lxs empresarixs (Business20), sindicatos (Labour20), mujeres (Women20), jóvenes (Youth20), la sociedad civil (Civil20), tanques de idea (Think20) y científicxs (Science20).

Nota aparte: Los grupos de afinidad son espacios creados por el G20 y quienes los presiden están elegidxs por el gobierno de turno, o sea son afines a sus políticas. Además, los debates se realizan en inglés y hasta la mitad de las páginas oficiales de esas representaciones de la sociedad civil están solo disponibles en este idioma.

¿Entonces, qué podemos esperar del G20 en Argentina?

Como dijo Villagra Delgado en una entrevista con Clarín en octubre 2017, “Los compromisos que se asuman en el G-20 se implementan internamente por los países y en los foros multilaterales”. Quiere decir, las decisiones que se toman en el G20 serán efectivamente llevados a cabo y como anfitrión, el gobierno de Mauricio Macri tiene que demostrar que cumple a la perfección con las obligaciones asumidas en cuanto a la política nacional en el G20 en Alemania el año pasado, o sea el plan de ajuste, incluyendo la reforma laboral. Teniendo en cuenta las recientes negociaciones con el FMI sobre un préstamo stand-by y el importante rol de esta institución financiera en el seno del G20, es muy probable que el gobierno vaya a esforzarse aún más en cumplir con lo impuesto.

Hay que tener en cuenta además, que ya ahora, y más a fin de año cuando vienen los/as Jefes/as de los gobiernos, todas las cámaras del mundo estarán apuntando a la Argentina, y la imagen que deja el país es fundamental para tranquilizar a posibles inversores y garantizar el apoyo de los sectores dominantes. Macri y Cía no permitirán entonces ningún inconveniente y en la medida en que se acerque la fecha de la Cumbre final, se pondrán más intransigentes en cuanto al permiso de protestas sociales contra las políticas neoliberales.

En resumidas cuentas, el saldo del G20 para el pueblo argentino será más ajuste, más represión y vigilancia, más deuda y menos derechos.

¿Y qué se puede hacer al respecto?

¡Sumáte a las actividades de la Asamblea Argentina Mejor sin TLC y a la Confluencia que se está formando para organizar acciones, visibilizar lo que se avecina y preparar respuestas contundentes!

Disponible AQUÍ


VOLVER