México entrega visas humanitarias a migrantes y Trump insiste en la construcción del muro

2

México entrega visas humanitarias a 614 migrantes en Tijuana

A través de la Feria de Empleo implementada en la frontera de Baja California, 614 migrantes de origen centroamericano recibieron visas de Regularización por Razones Humanitarias, lo que les permitirá obtener oportunidades de trabajo, informó la Secretaría de Gobernación.

En un comunicado, la dependencia informó que en la zona sur del país, cerca de 3 mil 600 personas se han acogido al programa “Estás en tu Casa”, puesto en marcha el 26 de octubre por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

De éstas, 600 son integrantes de la caravana migrante y el resto radicados en Chiapas.

Entre el 19 y 26 de noviembre, la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) registra los siguientes datos admitió 182 solicitudes individuales de asilo, 218 solicitudes de adultos y sus dependientes.

En tanto, la Comar tiene 18 solicitudes prevenidas, es decir, que corresponden a personas adultas que solicitaron asilo transcurridos 30 días de su ingreso irregular al país, así como 21 solicitudes de adultos y sus dependientes en la misma condición.

El gobierno reiteró su rechazo a la criminalización de la migración indocumentada y reafirmó su política de respeto a los derechos humanos de los extranjeros que se encuentran en esta condición.

Vanguardia


Trump insiste en fondos para muro con México; amenaza con cierre de gobierno

La insistencia del presidente Donald Trump en que los contribuyentes financien su propuesta de un muro fronterizo entre México y Estados Unidos amenazaba nuevamente el martes con un estancamiento sobre el presupuesto y un cierre parcial del Gobierno, cuando al Congreso le quedan sólo 11 días para actuar.

Frente a la premura, Trump y los líderes republicanos de la Cámara de Representantes de Estados Unidos se reunieron en la Casa Blanca, con expectativas de que la seguridad fronteriza ocupe un lugar destacado en la agenda.

Para el 7 de diciembre, el Congreso debe aprobar un proyecto de ley para financiar gastos por unos 312 mil millones de dólares, que permita mantener financiadas algunas agencias gubernamentales, incluyendo el Departamento de Seguridad Nacional, que vigila la frontera y la inmigración.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, se reunirá con el próximo ministro de Relaciones Exteriores de México el domingo para hablar sobre migración, dijo un funcionario de alto rango de la Casa Blanca.

El foco de Washington sobre la frontera con México coincide con imágenes televisadas de la policía de Estados Unidos arrojando gas lacrimógeno sobre una valla fronteriza en el sur de California el domingo a solicitantes de asilo, principalmente de América Central.

Pese a que las elecciones legislativas del 6 de noviembre ya quedaron atrás, Trump ha seguido criticando a miles de migrantes que viajaron desde países centroamericanos asolados por la violencia para buscar asilo en Estados Unidos.

Es poco probable que el reciente incidente en la frontera cambie la división partidista en el Congreso sobre la propuesta de Trump de construir un muro de 23 mil millones de dólares. Muchos republicanos están a favor y la mayoría de los demócratas en contra, dijo el senador Marco Rubio a periodistas.

Un asesor demócrata de la Cámara familiarizado con las negociaciones dijo en una entrevista telefónica que, al menos por ahora, las conversaciones sobre el presupuesto de Seguridad Nacional han sido “un desastre total”.

Los republicanos de la Cámara de Representantes quieren 5 mil millones de dólares para el muro de Trump, mientras que el Senado quiere mil 600 millones de dólares para este año fiscal.

A Trump le gustaría tener la totalidad de los 23 mil millones de dólares por adelantado, por el temor a que una Cámara de Representantes que será dirigida por los demócratas el próximo año nunca financie completamente los costos de largo plazo del muro.

Rubio dijo que se necesitan más “estructuras físicas” para reforzar la frontera pero que “lo principal en seguridad fronteriza es ayudar a abordar (…) las causas por las que las personas abandonan Guatemala y Honduras” y huyen a Estados Unidos.

El Senado y la Cámara de Representantes, bajo control republicano en los últimos años, han reducido considerablemente el gasto de Estados Unidos en programas para combatir la violencia y promover las economías de El Salvador, Nicaragua, Guatemala y Honduras.

Al mismo tiempo, y pese a los esfuerzos de Trump para hacer más difícil la inmigración, el número de cruces ilegales ha aumentado.

Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, en el año fiscal que terminó el 30 de septiembre, las detenciones en la frontera suroeste de niños no acompañados aumentaron un 21% frente al año anterior a 50 mil, mientras que las detenciones de familias crecieron un 42% a más de 107 mil.

El Universal


Aproximadamente 500 integrantes de la segunda caravana migrante llegan a albergue en la frontera México-EU

Unos 500 centroamericanos, integrantes de la segunda caravana migrante que ingresó a México con el objetivo de llegar a Estados Unidos, llegaron este martes a un albergue en la fronteriza ciudad de Tijuana, donde otros 5,200 migrantes ya viven en condiciones de hacinamiento, constató la AFP.

Cansados y hambrientos tras un viaje de 180 km desde Mexicali, los centroamericanos -en su mayoría familias hondureñas con niños- descendieron de autobuses e hicieron una larga fila para registrarse en el albergue, improvisado por las autoridades locales en un barrio marginal de Tijuana, a unos metros del muro fronterizo.

“Vamos a ver cómo hacemos con los alimentos, está bien difícil. Hay bastante gente y de repente hay quien se queda sin comer”, dijo a la AFP Carlos Enrique Cárcamo, un hondureño que viajaba con sus primos y una niña de un año.

Esta segunda caravana se une así a la primera, que salió de San Pedro Sula, Honduras, el 13 de octubre y recorrió 4.000 km a pie y en autostop hasta llegar a Tijuana.

En la ciudad se ha formado un cuello de botella de migrantes centroamericanos, ante la negativa de Estados Unidos para acogerlos sin antes realizar un largo y complicado proceso de petición de asilo.

“Traemos niños, está un poco difícil (pasar a Estados Unidos) pero ya estamos aquí. Como dicen en mi pueblo, en el camino se arreglan las maletas”, comenta Cárcamo, mientras espera en la fila para registrarse en el albergue.

Hasta el lunes, unos 5.200 migrantes residían en el albergue, la inmensa mayoría a la intemperie. Las duchas y sanitarios son escasos y pululan epidemias de tuberculosis, influenza, infecciones respiratorias y piojos.

La segunda caravana llegó al albergue cuando la Marina repartía la segunda ración de comida diaria. En total, se entregan 8.000 platos de comida al día, según un mando militar que pidió el anonimato.

El alcalde de Tijuana, Juan Manuel Gastélum, ha pedido la intervención de la ONU, alegando que no recibe apoyo del gobierno federal.

Según él, el costo diario para mantener el albergue es de más de medio millón de pesos (unos 25.000 dólares).

Unos 740 funcionarios cubren guardias para gestionar el refugio, que produce cinco toneladas de basuras diariamente.

El Economista


Honduras pide “comportamiento adecuado” a migrantes, mientras albergues rebasan

El embajador de Honduras ante el Pueblo y Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos, Alden Rivera, realizó este martes un llamado de “comportamiento adecuado” a los connacionales que se encuentran en la frontera entre México y Estados Unidos, mientras los albergues en Tijuana ya sobrepasan sus límites.

“Es importante que los hondureños tengan un comportamiento adecuado, independientemente de la decisión que tomen”,expresó el diplomático en una entrevista con la capitalina HRN.

Entre tanto, los migrantes centroamericanos que han llegado a la fronteriza ciudad mexicana de Tijuana enfrentan condiciones cada vez más duras en el albergue provisional dispuesto por las autoridades locales en la unidad deportiva “Benito Juárez”.

En el refugio ya no cabe un alma. Los últimos grupos de migrantes que llegaron a Tijuana duermen en el exterior. Hacinados entre las banquetas, juntos, tratan de darse calor corporal porque el frío cala duro en la madrugada.

Daniel, uno de los más de 5 mil 600 migrantes que se encuentran en el albergue, tiene apenas 11 años de edad. Ya recorrió varios miles de kilómetros y estuvo cerca de llegar a los Estados Unidos. “Dany”, como le llaman, ya se dio por vencido.

Huyó de su poblado natal harto de la pobreza extrema. Alguien le contó de la “caravana migrante” y se sumó a solas al contingente.

El lunes, acompañado por oficiales de los Grupos Beta -unidad del Instituto Nacional de Migración especializada en brindar orientación y asistencia a migrantes-, pidió a los encargados del módulo de atención de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) que lo pongan en la lista de traslados voluntarios.

Ya está cansado, desnutrido y enfermo. Quiere volver a Honduras.

Cabe señalar que el domingo un grupo de migrantes de la caravana de centroamericanos radicada en Tijuana desafió las autoridades al trepar el muro fronterizo con Estados Unidos en suafán por cruzar y pedir asilo, siendo recibidos con gases lacrimógenos por parte de la policía fronteriza estadounidense.

Durante varias horas, grupos de migrantes permanecieron en distintos puntos de la línea entre Tijuana, también en el municipio Mexicali, con Estados Unidos, mientras que la Casa Blanca ordenó cerrar el puerto fronterizo de San Ysidro, entre San Diego y Tijuana (México), uno de los más transitados del mundo.

Horas después del inicio del altercado, la mayoría de migrantes regresaron a los distintos puntos donde están siendo acogidos desde que llegaron a Tijuana, al menos unos 4 mil 700, la mayoría de nacionalidad hondureña.

En ese orden, el embajador Rivera afirmó que como autoridades acompañarán a los migrantes en cualquier decisión que tomen ya sea solicitar refugio en México o en Estados Unidos.

Según datos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos, unos 7 mil migrantes aguardan en estos momentos al otro lado de la frontera, principalmente en Tijuana y Mexicali, a poder presentar su solicitud de asilo.

Es oportuno mencionar que los disturbios han sido protagonizados por pequeños grupos de migrantes, la mayoría han intentado apaciguar la situación con la esperanza de evitar que los hechos afecten negativamente a su objetivo de poder tramitar su solicitud de asilo en EE.UU.

Departamento 19

Más notas sobre el tema