Mujeres de la caravana migrante inician huelga de hambre por visas humanitarias

Mujeres de la caravana migrante, en huelga de hambre para exigir visas humanitarias

Una decena de mujeres centroamericanas, integrantes de la caravana migrante que salió de Honduras hace más de un mes, anunciaron este jueves una huelga de hambre para presionar a México y Estados Unidos a que agilicen sus trámites migratorios, constató la AFP.

“En vista de que poco se nos ha escuchado, hemos decidido, el movimiento de mujeres (…) que vamos a la huelga de hambre”, dijo la hondureña Claudia Miranda, durante una conferencia de prensa improvisada en plena calle en Tijuana, una ciudad del noroeste de México fronteriza con Estados Unidos a la que han llegado más de 6.000 migrantes centroamericanos.

Representando a una decena de mujeres que portaban banderas blancas, Miranda explicó que buscarán que otras centroamericanas se unan a la huelga, que pretendían comenzar con un plantón frente a oficinas migratorias. Sin embargo, un fuerte bloqueo policial les impidió el paso.

Las mujeres piden al Instituto Nacional de Migración de México “agilizar las visas humanitarias para que nosotros podamos ver cómo nos instalamos y poder trabajar”, dijo Miranda.

Los miles de migrantes, la mayoría familias hondureñas con niños, viven desde hace más de una semana a la intemperie en un albergue improvisado por las autoridades en un deportivo ubicado en un barrio marginal de Tijuana.

Este jueves amanecieron particularmente afectados por la fuerte lluvia que cae sobre la ciudad. Sus colchonetas y cobijas al ras del suelo terroso estaban encharcadas.

Muchos de estos migrantes están tramitando una visa humanitaria que les permita permanecer y trabajar en México legalmente, un proceso que puede llevar varias semanas.

“A Estados Unidos le pedimos con todo el corazón, de parte del movimiento de las mujeres de diferentes partes de Centroamérica, que por favor agilice el asilo político, (que los turnos sean) de 50 en 50 para que podamos entrar, trabajar y demostrarles que en realidad no somos delincuentes”, dijo Miranda.

La caravana recorrió más de 4.000 km con la esperanza de vivir en Estados Unidos, lejos de la pobreza y violencia en sus países.

Pero el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, los acusa de querer perpetrar una “invasión” a su país y les obliga a permanecer en México mientras solicitan el asilo en oficinas fronterizas.

Para este trámite existe una lista de espera de más de 5.000 personas.

Las mujeres centroamericanas también solicitaron a Andrés Manuel López Obrador, que asume la presidencia de México este sábado, que siga garantizando su seguridad.

“Le recordamos que está firmado ese convenio” con el gobierno saliente, subrayó Miranda.

El domingo pasado, las fuerzas estadounidenses dispararon balas de goma y gases lacrimógenos contra unos 500 migrantes que intentaron cruzar a la fuerza el muro fronterizo.


MIGRANTES DE LA CARAVANA SERÁN REUBICADOS POR MALAS CONDICIONES EN ALBERGUE

Los migrantes centroamericanos que se encuentran dentro de la unidad deportiva ‘Benito Juárez’ de Tijuana serán reubicados a 20 kilómetros de las garitas y la frontera con Estados Unidos, por saturación y malas condiciones del albergue.

Las autoridades locales informaron que las personas que se encuentran en el deportivo, los migrantes centroamericanos, serán reubicados en un predio ubicado a kilómetros de las garitas, a 20 km de San Ysidro y 20 km de Mesa Otay.

En el deportivo ‘Benito Juárez’ hay personas que se encuentran a la intemperie y ante las lluvias que se han registrado en la entidad solo se han podido cubrir con plásticos y algunas casas de campaña.

Sin embargo, los migrantes sin posibilidad de conseguir plásticos o tiendas, permanecen en la calle, una de las razones por las que serán reubicados.

Además, los centroamericanos estarán más alejados de las garitas y a una distancia mucho más considerable de la línea fronteriza.

Debido a la lluvia de la mañana de este jueves las personas que no tienen con qué cubrirse duermen debajo de las unidades de la Secretaría de Marina (Semar).

El titular de la Secretaría de Salud estatal, Guillermo Trejo Dozal, informó que han 40 mujeres embarazadas registradas en Tijuana y dos en Mexicali, integrantes de las caravanas migrantes, y aseguró que todas ellas reciben la atención médica que necesitan previo al alumbramiento.

Este miércoles se registró el nacimiento de un bebé de madre centroamericana. Al respecto, el director del Registro Civil estatal, Javier Mayoral Murillo informó que, en los siguientes tres días, y una vez que la mujer que dio a luz sea dada de alta, procederán a su registro.

Recordó que casos similares se dieron hace algunos meses con los migrantes procedentes de Haití, cuando varias mujeres embarazadas dieron a luz en tierras bajacalifornianas y sus bebés fueron registrados como mexicanos.

Señaló que desde que inició el arribo de migrantes haitianos, hace casi dos años, suman 40 registros de bebés con raíces haitianas que han nacido en México y por lo tanto tienen derechos como mexicanos.

En entrevista para Despierta con Loret, el canciller mexicano Luis Videgaray rechazó que la situación migratoria en Tijuana esté fuera de control y enfatizó que el Gobierno federal sí ha enviado ayuda para los centroamericanos, como materiales y víveres.mo mexicanos.

Hondudiario


Senado pide a México y EU medidas para caravana migrante

Los senadores aprobaron un exhorto a la Secretaría de Gobernación y al Instituto Nacional de Migración para garantizar los derechos humanos reconocidos en la Constitución.
Comparte esta noticia

El incidente del domingo ocurrió después de que un grupo de migrantes en Tijuana se apresurara a la cerca de la frontera. Reuters

Senadores exhortaron a diversas autoridades nacionales y de Estados Unidos a establecer medidas para evitar cualquier uso político de la caravana migrante, se respeten sus derechos humanos, y a asumir una posición humanitaria y no reestrictiva; así como que se utilice la deportación como el último recurso.
Durante la sesión de este jueves, los legisladores aprobaron por unanimidad 10 exhortos, principalmente a las secretarías de Gobernación y al Instituto Nacional de Migración (INM).
También al al Gobierno de los Estados Unidos para que en las acciones de la Patrulla Fronteriza se respeten los derechos humanos de las y los migrantes, y de manera preferente de quienes estén en situación de vulnerabilidad, como son las mujeres, niñas y niños.
Asimismo, se acordó hacer un llamado a los gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador, para que desarrollen políticas y mecanismos de coordinación que atiendan las causas de los problemas que obligan a que miles de personas abandonen sus lugares de origen y para se le brinde orientación e información a la ciudadanía, sobre los riesgos que conlleva la migración irregular y desordenada.
Además, se pidió a la Cámara de Diputados se consideren partidas extraordinarias en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el año 2019, con la finalidad de que Baja California pueda atender la crisis causada por las caravanas migrantes.
Los senadores aprobaron un exhorto a la Secretaría de Gobernación y al Instituto Nacional de Migración para garantizar los derechos humanos reconocidos en la Constitución federal y en los tratados internacionales de las y los migrantes que fueron retenidos el pasado domingo 25 de noviembre, luego del altercado suscitado entre éstos y las autoridades norteamericanas, así como el resto de migrantes que se encuentran en territorio nacional sin hacer una distinción por su situación migratoria o nacionalidad .
Además, se solicitó a la Secretaría de Gobernación y al Instituto Nacional de Migración a asumir una posición humanitaria y no reestrictiva procurando que los casos de los migrantes que se encuentren sujetos a un procedimiento de deportación, luego del incidente ocurrido el pasado 25 de noviembre sean revisados exhaustivamente de manera casúistica antes de cometer una violación al derecho humanitario como principio elemental de justicia.
También que dichas autoridades que utilicen concebir la deportación como el último recurso sin recurrir en generalizaciones que tengan como fundamento presuncioso, xenofóbicos, y no seder a las presiones provenientes del gobierno norteamericano al presionar a nuestro país al expulsar al mayor número de migrantes posibles.
El Senado de la República exhorta a la Secretaría de Gobernación, al Instituto Nacional de Migración en el ámbito de sus respectivas competencias a combatir el discurso discriminatorio y xenofóbico contra los inmigrantes que ha venido tomando fuerza de diversos sectores de opinión pública y el cual se debe en buena medida a la desinformación sobre este fenómeno y las obligaciones que en materia de migración tiene México en derecho internacional.
A abordar el fenómeno de migración como la consecuencia de un modelo económico global que a agravado la desigualdad entre los países subdesarrollados y las potencias mundiales y cuál sólo resolver si se combate la pobreza, la desigualdad y la falta de oportunidades de los países de América Latina.
Al Gobierno federal se le exhortó para que a través de la Secretaría de Gobernación y el INM cree a la brevedad un fideicomiso de alerta humanitaria destinado a los estados fronterizos a los que ha llegado la caravana migrante, con el objetivo de financiar el acondicionamiento de inmuebles y albergues que guarden condiciones óptimas para las y los migrantes en espera de resolver su situación migratoria se les trate bajo los estándares internacionales de refugiados y tengan un lugar donde alojarse.
El Senado exhorta a la Secretaría de Gobernación, al Instituto Nacional de Migración y a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, para que otorguen el mayor apoyo posible a los integrantes de las caravanas migrantes, con el fin de que reciban atención puntual e información para evitar cualquier uso político que se pueda hacer de un problema humanitario, y establecer la medidas y controles necesarios para hacer frente a la problemática derivada de las caravanas migrantes, priorizando en todo momento el respecto a las leyes mexicanas.