Ortega llama “injerencista” a la OEA y asegura que ”no son bienvenidos en Nicaragua”

Presidente Ortega llama “injerencista” a la OEA y niega que hayan presos políticos

Como “injerencistas” calificó este viernes el presidente Daniel Ortega a 14 de los 35 países de la Organización de Estados Americanos (OEA) que han demandado en este importante espacio político internacional una salida democrática al actual conflicto político que vive Nicaragua desde hace 6 meses.

Sus declaraciones fueron emitidas en la plaza de la Revolución durante el acto conmemorativo de la muerte del fundador del FSLN Carlos Fonseca Amador, quien este 8 de noviembre cumple 42 años de fallecido.

“Los que poseen el poderío militar siguen intentando reesclavizar a nuestros pueblos. Y hasta se han agrupado en 14 países, para buscar como destruir este proceso, bajo la dirección del gobierno de los Estados Unidos…Se autonombran delegados de toda nuestra América para intervenir en nuestros países y se sienten con el derecho de venir a nuestros países como fuerzas intervencionistas. Si Nicaragua ha logrado a través de su historia derrotar, en 1856 a los Yankees, si no se les dio la bienvenida, tampoco les damos la bienvenida a estos grupos intervencionistas que se han formado en la OEA. No son bienvenidos en Nicaragua”, manifestó Ortega.

“No hay un solo detenido”

Hasta septiembre de este año organismos de derechos humanos en Nicaragua así como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Comité Pro Liberación de Presos y Presas Políticas contabilizaban entre 400 y 560 presos políticos en Nicaragua, desde que inició el actual conflicto político, Ortega rechazó esta afirmación y justificó las detenciones y procesos judiciales contra estos cientos de ciudadanos que se han manifestado cívicamente.

“Hablan que están preocupados por los presos políticos en Venezuela y Nicaragua. Y no terminan de aceptar que los que están detenidos aquí es por delitos comunes. El que dice cualquier cosa en el campo político, aquí no hay un solo detenido. Los que están detenidos son los que torturaron, asesinaron y provocaron la muerte de centenares de nicaragüenses, entrenados por ONGS de EEUU y Europa, ellos son cómplices de estos crímenes y ellos también deberían de pagar por estos”,añadió.

Al acto, que fue transmitido en todas las televisoras locales en cadena nacional obligatoria, asistieron como invitados especiales Jorge Arreaza, Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Alexander Yánez, vicecanciller de ese país, Diego Pary Rodríguez, Canciller de Bolivia, el Primer Ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph E. Gonsalves, así como el secretario general del ALBA-TCP, David Choquehuanca, a quienes se les dio la palabra en el acto.

“Hoy hay buenas noticias para nuestra América. Además de denunciar las injusticias, les hemos propuesto a nuestros jefes de gobierno reactivar todos nuestros consejos del ALBA para ir más allá y construir el sueño de Bolívar: la verdad y la paz”,, anunció durante el acto el Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela.

“Sabemos que no pudieron, ni podrán”, destacó a la militancia sandinista y trabajadores del Estado la vicepresidente Rosario Murillo en la apertura del acto, en referencia a la resistencia cívica que se ha manifestado contra su gobierno en los últimos meses.

VOS TV


Policía utilizó armas militares para reprimir protestas, denunció Amnistía Internacional

Amnistía Internacional, (AI), a través del equipo de investigación para Situaciones de Crisis documentó que los grupos parapoliciales y Policía utilizaron armas de uso militar, para la “operación limpieza” – en tranques- y para reprimir las protestas en contra del gobierno de Daniel Ortega.

En un video divulgado por AI, relatan los diversos tipos de armas que fueron utilizados por los grupos sandinistas quienes estaban armados con fusiles tipo AK; fusiles de francotirador Dragunov, Remington M24 y FN SPR; ametralladoras RPK y PKM, e incluso lanzagranadas portátiles PG-7.

Amnistía manifestó que “el uso de estas armas de guerra está prohibido en labores de seguridad pública”.

El equipo de trabajo de AI visitó Nicaragua en el mes de mayo ante el incremento de muertos en protestas y graves violaciones a los derechos humanos como la tortura, la desaparición forzada o las ejecuciones extrajudiciales.

“Aunque algunas de las personas que protestaban usaron morteros de fabricación casera y, según informes, una minoría recurrió al uso de armas de fuego (…), esto no justifica que las autoridades usaran —de forma generalizada, desproporcionada y en su mayor parte indiscriminada— medios letales contra todas las personas que protestaban”, escribió AI en su informe.

Además, manifestaron que lo recomendable hubiera sido que “las autoridades debieron haber respondido con la mínima fuerza necesaria para restablecer la seguridad pública”.

La represión cometida por Daniel Ortega en contra de los manifestantes que exigían su salida del poder dejó desde el mes de abril 528 muertos, según organismos de derechos humanos.

100 Noticias


VOLVER