Perú: expresidente Alan García continua en la casa del embajador de Uruguay luego del pedido de asilo

Alan García permanece en la casa del embajador de Uruguay tras pedir asilo

Alan García permanece en la residencia del embajador de Uruguay mientras se resuelve su solicitud de asilo político. El exmandatario acudió a dicho lugar el último domingo por la madrugada luego que el Poder Judicial ordenara 18 meses de impedimento de salida del país en su contra.

La República


Alan García: cancillería entregó información de su situación legal a Uruguay

La cancillería entregó esta tarde al Embajador de Uruguay, Carlos Barros, un informe que detalla la posición del Perú ante el pedido de asilo diplomático que presentó el ex presidente Alan García.

La documentación puntualiza, mediante una nota diplomática, que en el Perú no existe persecución política, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

La nota diplomática agrega que en nuestro país “impera la democracia, el estado de derecho y la separación de poderes, así como la plena vigencia de los derechos humanos y libertades fundamentales”.

Además recuerda el Compromiso de Lima “Gobernabilidad Democrática frente a la Corrupción”, adoptado en abril pasado, durante la Octava Cumbre de las Américas. Este recoge el compromiso de Uruguay, Perú y otros países de cooperar en la lucha contra la corrupción.

El viceministro de Relaciones Exteriores, Hugo de Zela, entregó la documentación al embajador Barros en la sede principal de la Cancillería.

“La documentación será enviada de inmediato al gobierno de Uruguay”, dijo Barros tras abandonar la cancillería.

“Yo no considero nada”, agregó el embajador al ser consultado si piensa que García es un perseguido político.

Barros precisó que la documentación se revisará “todo el tiempo que sea necesario”.

El gobierno de Uruguay había indicado que estaba a la espera de que el Perú le suministre información sobre el caso del líder aprista para determinar si hay persecución política y, por lo tanto, si concede o no el asilo a Alan García.

El ex mandatario permanece desde el sábado en la residencia del embajador de Uruguay en Lima, a cuyo país solicitó un asilo alegando una persecución política en su contra.

El Ministerio Público investiga al líder aprista por los presuntos delitos de lavado de activos y colusión.

El Comercio


Transparencia: “Asilo no puede ser herramienta para generar generar impunidad”

El pedido de asilo diplomático de Alan García a la Embajada de Uruguay generó el debate acerca de la posibilidad de que este país pueda otorgárselo o no, además de que no existe un plazo definido para ello. No obstante, organizaciones como Transparencia Internacional se pronunciaron al respecto.

En este sentido, Delia Ferreira, la presidenta de dicha asociación, publicó a través de Twitter que el asilo político “no puede ser una herramienta para generar impunidad en los casos de gran corrupción”.

De esta forma, Ferreira destacó este mensaje en respuesta a otro del director regional de IDEA Internacional para América Latina y el Caribe, Daniel Zovatto. Asimismo, este rechazo a la acción del investigado exmandatario se hizo desde Berlín, en Alemania.

Como se recuerda, según reveló también el congresista Mauricio Mulder a un diario de Uruguay, las coordinaciones para optar por esta medida se realizaron desde el sábado por la tarde a través de Whatsapp y se hicieron llamadas telefónicas hasta que decidieron partir hacia la residencia del embajador Carlos Barros.

Por otra parte, Asociación Civil Transparencia, del Perú y liderado por Allan Wagner, también se pronunció negando esta medida por parte del expresidente García, quien continúa alegando como otros imputados que existe una “persecución política” cuando en realidad hay un Estado de Derecho.

Cabe precisar que a Alan García se le imputan la presunta comisión de los delitos comunes de lavado de activos y colusión agravada. Además, durante la lectura de la resolución que le impedía salir del país por 18 meses, se reveló también que habría recibido 100 mil dólares provenientes de la ‘Caja 2’, de Odebrecht.

La República


Expresidente de Uruguay: “Vizcarra no está obligado a otorgar salvoconducto si se da el asilo”

El expresidente de Uruguay Julio María Sanguinetti señaló que el presidente Martín Vizcarra no está obligado a otorgar el salvoconducto correspondiente al exmandatario Alan García en caso el gobierno uruguayo le conceda asilo político.

“Obligado no, pero tiene el derecho de (darle el salvoconducto). Eso es lo que ha ocurrido siempre. Uruguay además ha tenido muchísimos asilos”, señaló en diálogo con RPP Noticias.

Sanguinetti precisó que la calificación del asilo la hace el país que lo otorga. Luego de esto, indicó, se podrá o no dar un salvoconducto para la salida al país. “Ese es otro debate”, dijo.

El expresidente evitó responder si él lo hubiera otorgado el pedido hecho por García Pérez; sin embargo, recodó que “Uruguay siempre ha sido favorable” a este pedido. “La duda siempre ha sido a favor de quien pide el asilo. Hay que ver si existe o no una duda razonable”, señaló.

Asimismo, opinó que García, al solicitar el asilo político, tendrá que demostrar que existe una persecución política en su contra, mientras que el gobierno peruano podrá, si así lo considera, dar sus argumentos en contra.

“Es un tema complejo. No se trata de un encausamiento por un tema político, sino un eventual delito común, lo cual no está cubierto con la figura del asilo; es decir, lo que se tiene que demostrar es que hay una persecución”, opinó.

Sanguinetti explicó que al presentarse una solicitud como esta de parte de alguien que alega una persecución, el procedimiento regular establece ofrecerle “instantáneamente” el amparo para luego evaluar los elementos y tomar una decisión al pedido.

“En cualquier caso, conceder o no el asilo no significa desconocer la naturaleza democrática del régimen, puede significar otra cosa. En un régimen democrático puede haber episodios más allá de la legalidad. Hay que ir con mucha parsimonia”, señaló.

RPP


LA CNDDHH ANTE LA SOLICITUD DE ASILO POLÍTICO DEL EX-PRESIDENTE ALAN GARCÍA PÉREZ PRESENTADO AL GOBIERNO DE LA REPÚBLICA DEL URUGUAY

Ante la información aparecida en diversos medios periodísticos sobre la solicitud de asilo político presentada por el ex-Presidente Alan García Pérez al Gobierno de la República del Uruguay, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) señala a la opinión pública lo siguiente:

1. En el Perú, el sistema de justicia, especialmente a través de jueces y fiscales valientes y probos, ha emprendido una lucha frontal contra la corrupción, que en el caso LavaJato compromete la participación de ex-mandatarios y altos funcionarios, entre otros.

2. Los ex-mandatarios, ex-funcionarios y los partidos políticos implicados en las investigaciones del Ministerio Público vienen desplegado una sistemática labor de obstrucción a la justicia, especialmente a través de su representación en el Congreso de la República y también, a través de operadores que actúan al interior del sistema de justicia.

3. En el caso del ex-presidente Alan García Pérez, y el partido aprista, la obstrucción ha llegado al límite de señalar que en el Perú se ha producido un “golpe de estado”, y ahora, que se ha emprendido una campaña de persecución política en contra del ex-mandatario, razón por la cual solicita asilo político a la República del Uruguay.

4. Respecto del asilo diplomático, la Convención Interamericana sobre Asilo Diplomático, en su art. III, señala que “no es lícito conceder asilo a personas que al tiempo de solicitarlo se encuentren inculpadas o procesadas en forma ante tribunales ordinarios competentes y por delitos comunes, o estén condenadas por tales delitos y por dichos tribunales […]”, como ocurre con el ex-manadatario actualmente investigado por el Ministerio Público.

5. El ex-presidente García al ingresar a la residencia del embajador solicitando asilo incumple con la orden judicial de impedimento de salida del país, e incurre en el supuesto de peligro de fuga con el propósito de impedir la labor de la justicia. Este hecho amerita que la fiscalía solicite prisión preventiva por peligro de fuga para el ex-presidente García.

En este sentido alertamos a la opinión pública nacional e internacional que en el Perú no hay persecución política, ni se ha producido una ruptura del estado de derecho, como alega el ex-presidente García. Por el contrario, se ha emprendido una lucha frontal contra la corrupción, emprendida por mujeres y hombres que -desde el sistema de justicia- vienen actuando con diligencia, probidad y total respeto al debido proceso.

Consideramos que la lucha frontal contra la corrupción y la impunidad no solo se debe dar internamente en los países de la región sino a nivel internacional. Por esta razón exhortamos a la República de Uruguay no otorgue el asilo solicitado por el ex-presidente García, por carecer de todo sustento jurídico y político.

Del mismo modo, convocamos a la ciudadanía, sus organizaciones y colectivos, y a las fuerzas democráticas del país a mantenerse firme y vigilante en apoyo a la justicia, especialmente a las mujeres y hombres, que desde su posición como jueces y fiscales, enfrentan a los grupos de poder y redes de corrupción implicados en el caso LavaJato

Coordinadora Nacional de Derechos Humanos


VOLVER