Ya son 4 las caravanas migrantes que recorren México para llegar a Estados Unidos

Caravana de migrantes avanza hacia el estado de Veracruz

A pie o a bordo de tráilers que abordaban en plena Carretera Transístmica, la primera caravana de migrantes centroamericanos reanudó hoy su marcha desde el sureño estado de Oaxaca hacia el oriental Veracruz, tercera etapa de su odisea por territorio mexicano iniciada el 19 de octubre.

Partieron desde Matías Romero hacia Donají, comunidad de apenas 2.300 habitantes a menos de 20 kilómetros de los límites con Veracruz.

Los migrantes, la mayoría hondureños, pasaron en Matías Romero una de las peores noches desde que entraron a territorio oaxaqueño, pues el campo de fútbol que destinaron como albergue a las afueras de la ciudad no tenía área techada, sanitarios, duchas o iluminación.

“El presidente (municipal) sabía que iba a llover y dijo: ‘Que se mojen'”, sostuvo un miembro de protección civil, y agregó que en esta localidad “no se respetaron los mínimos elementos que se deben observar en un refugio, como atención médica, seguridad, apoyo psicológico, actividades recreativas y fumigación”.

Con todo, el Gobierno oaxaqueño mantiene un comité que coordina acciones de apoyo a la caravana que colocó lonas para protegerlos del sol y la lluvia, y colocó energía eléctrica para iluminar por la noche el campo de fútbol donde se alojaron los migrantes.

Al arreciar la lluvia el albergue fue abandonado por la noche y los migrantes llegaron hasta el centro de la población.

Dependiendo de las condiciones que encuentren en Donají pueden pernoctar allí o continuar su caminata hasta Acayucan, ya en Veracruz, dejando atrás la hospitalidad que en general han encontrado en Chiapas y Oaxaca, las dos primeras etapas de su travesía mexicana.

Este jueves, los migrantes Olga Suyapa Pérez y Adrián Vásquez, de origen guatemalteco, acudieron a la oficina del Registro Civil de Oaxaca en Juchitán para inscribir a su hija, nacida en suelo mexicano en el contexto de la caravana.

De esta forma, la institución realizó el registro y expidió gratuitamente el acta de nacimiento de Alisson Guadalupe Vásquez Pérez -nombre de la bebé-, nacida en Juchitán.

El Registro Civil precisó que la menor tiene el derecho constitucional a la nacionalidad mexicana por nacimiento, independientemente de la nacionalidad de sus progenitores.

Aunque no han revelado cuáles son las siguientes etapas de su viaje, se espera que a partir de Acayucan los migrantes emprendan la marcha con dirección noroeste en una ruta que los llevaría a varias localidades de Veracruz para después pasar a los estados de Puebla y México y, al cabo de más de una semana, a Ciudad de México.

Les siguen los pasos otros 2.000 migrantes, también mayoritariamente hondureños, que ingresaron al país el 29 de octubre y que aún están en el fronterizo estado de Chiapas.

En tanto, unos 500 salvadoreños que salieron el pasado domingo rumbo a Estados Unidos ya solicitaron esta semana asilo en México, según informó el miércoles la viceministra para Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín.

Otra caravana salió el mismo miércoles de la capital salvadoreña rumbo a Estados Unidos, pasando por Guatemala y México. El Gobierno de El Salvador contabilizó el jueves un total de 1.778 migrantes en esta nueva caravana, de los cuales 268 desistieron de seguir el trayecto y 1.510 siguieron la ruta y se encuentran ya en Guatemala a la espera de la oportunidad de cruzar a México.

En tanto, el Gobierno de México informó el jueves que hasta ahora los migrantes que han solicitado la condición de refugio suman 2.934.

A su vez, el número de personas que han desistido de su solicitud de refugio y que, al mismo tiempo, han solicitado voluntariamente el retorno asistido a su país de origen mantiene una tendencia a la alza, sumando un total de 927.

“Estas personas han recibido el apoyo de la Policía Federal y del Instituto Nacional de Migración para su traslado vía terrestre y aéreo”, indicaron en un comunicado conjunto las secretarías de Gobernación y de Relaciones Exteriores.

Añadieron que “el Gobierno de México continuará trabajando de manera coordinada con la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados para promover acciones de atención a los solicitantes de refugio, tales como proveer de alternativas de alojamiento a los migrantes”.

La Prensa


Gobierno de Veracruz apoya a Caravana Migrante

El Gobierno del Estado dará apoyo con alimento y albergue a la caravana de migrantes de atravesar territorio veracruzano aseveró el director de Atención a Migrantes, Arián Gabriel Hernández.

“Debemos considerar los puntos donde van a pernoctar si es que lo van a hacer o si solamente van a cruzar, pero sí tendremos que estar preparados” añadió.

Aclaró que así como se les ha brindado apoyo en otras zonas del país se les ofrecería en la entidad, aunque quienes dan acompañamiento es el Instituto Nacional de Migración.

Explicó que ya han tenido reuniones con autoridades del gobierno federal para establecer la estrategia a seguir.

Detalló que la ruta tradicional de los migrantes es por la vía, llegar a Ixcatepec hacia Jesús Carranza, Acayucan, Tierra Blanca, Orizaba y Lechería, aunque en esta caravana no se tiene claridad de cuál ruta seguirían.

La Prensa


Sin enfrentamiento, entra la cuarta caravana migrante a México

Al menos dos mil salvadoreños que conforman la cuarta caravana migrante comenzaron a entrar a territorio mexicano desde la frontera con Guatemala.

Aunque hubo presencia de una docena de patrullas de la policía federal y 10 camionetas de migración, cuatro autobuses para trasladar personas, la caravana pasó libremente sin que hubiera enfrentamientos.

Esta mañana la caravana migrante intentó pasar por el puente Rodolfo Robles, pero las autoridades mexicanas ofrecieron llevarlos a albergues y arreglar el permiso de refugio temporal.

Ante esta acción que los salvadoreños tomaron como una negativa al libre acceso, la caravana decidió cruzar por el río Suchiate.

El Sol de México


Grupos antiinmigrantes vigilan frontera de EUA ante arribo de caravanas

Grupos de voluntarios antiinmigrantes de Estados Unidos se reactivaron y retomaron sus operativos de vigilancia en la frontera sur, luego que caravanas de inmigrantes centroamericanos avanzan por México hacia territorio estadunidense.

Tras años de relativa falta de acción, el grupo antiinmigrante Texas Minutemen, convocó esta semana a voluntarios para un operativo de vigilancia en la frontera de Texas con México, con el fin de sumarse a los esfuerzos de autoridades y fuerzas armadas para frenar a los centroamericanos.

Shannon McGauley, un investigador privado que encabeza a los Texas Minutemen, dijo a Notimex que se tiene programado concentrar en los próximos dias a decenas de voluntarios para vigilar en al menos tres puntos de la frontera sur de Estados Unidos.

“Tenemos acuerdos con rancheros para ir y operar en su propiedad”, indicó McGauley, tras afirmar que los voluntarios, que estarán armados, no detendrán a ningún inmigrante, pero si se asegurarán de que sean detenidos por agentes de la Patrulla Fronteriza.

McGauley aseveró que entre los miles de inmigrantes centroamericanos que avanzan hacia territorio estadunidense, “vienen decenas de criminales”.

“Queremos proteger a nuestras familias (…) no deseamos que alguien pueda cruzar la frontera y pueda venir a lesionarlas”, dijo.

McGauley desechó los argumentos de quienes se oponen a su grupo y lo califican de racista.
Aseguró que los voluntarios de Minutemen sólo buscan ayudar a reforzar la seguridad y colaborar con la ubicación y detención de personas que pudieran ser un peligro en Estados Unidos.

Texas Minutemen, fue uno de los varios grupos que surgieron hace poco más de una década como parte de una ola de activismo ciudadano para colaborar con los agentes de la Patrulla Fronteriza a frenar la inmigración indocumentada.

La mayoría de los grupos han desaparecido desde entonces, otros habían permanecido prácticamente inactivos, pero en las últimas semanas se han vuelto a reorganizar a raíz de las caravanas de inmigrantes centroamericanos que se han organizado para viajar hacia Estados Unidos.

Antes de las caravanas, los Texas Minutemen tenían planeado un operativo de vigilancia para principios de 2019 en el área de Presidio, Texas, pero ante el eventual arribo de miles de centroamericanos, modificó sus planes y fueron adelantados, explicó McGauley.

La Patrulla Fronteriza advirtió esta semana a los propietarios de tierras en el sur de Texas que se espera que “posibles civiles armados” lleguen a sus propiedades debido a la caravana.

Notimex


Trump se retracta de su amenaza de disparar a los migrantes

El presidente Donald Trump se retractó el viernes de sus afirmaciones de que soldados estadounidenses debían disparar a migrantes en la frontera con México si éstos les arrojaban piedras en su intento de ingresar a Estados Unidos.

“No dije disparar”, dijo. “No tendrán que disparar. Lo que no quiero es que esta gente tire piedras”.

Trump dijo a periodistas en la Casa Blanca que los migrantes que tiren piedras o que soliciten el estatus de refugiado en la frontera sur “serán detenidos por mucho tiempo”.

Tras un discurso el jueves sobre su lucha contra la inmigración ilegal, Trump fue consultado sobre cómo reaccionarían los miles de efectivos que ordenó desplegar en la frontera sur si los migrantes les arrojaran piedras.

El mandatario respondió que lanzar piedras sería visto como una amenaza letal.

“No vamos a soportar eso. Si ellos quieren tirar piedras a nuestros militares, nuestros militares van a responder”, dijo, afirmando que una piedra debe ser considerada como “un rifle”.

“Si ellos lanzan piedras como lo hicieron con los militares mexicanos y con la policía, yo digo que lo consideren como un rifle”, agregó.

A pesar de la severa advertencia de Trump de contener la masiva migración hasta con el ejército, tres caravanas de centroamericanos avanzan actualmente hacia el norte en busca del “sueño americano”.

La primera caravana, que desató la oleada migratoria, partió el 13 de octubre de Honduras y sus cerca de 7.000 integrantes se encuentran en el sureño estado mexicano de Oaxaca. Una segunda, de unas 2.000 personas, le sigue a la distancia tras cruzar de Guatemala a México el lunes. Ambas están compuestas en su mayoría por hondureños.

Un tercer grupo, formado por unos 1.500 salvadoreños, sorteó este viernes el río Suchiate, en la frontera guatemalteca y sigue los pasos de las otras dos caravanas que transitan por territorio mexicano.

La marcha de los migrantes centroamericanos ha tenido una gran repercusión mediática y captó la atención de Trump, que en las últimas semanas se ha referido al tema casi a diario, acusando al opositor partido Demócrata de querer abrir las fronteras estadounidense inundando el país de “criminales”, “violadores” y otras amenazas a la seguridad nacional.

El País


VOLVER